Cuando comes pizza estás conectando con personas de todo el mundo

Por Kiwilimón - Junio 2016
Resulta que la pizza es mucho más que sólo “comfort food” y es que podría ser uno de los platillos más multiculturales de la historia. Su mezcla única de ingredientes le hacen una especialidad cosmopolita y extremadamente diversa. Cada uno de sus componentes proviene de un lugar del mundo distinto y así, cuando te comes una rebanada, estás siendo parte de un grupo de millones que disfrutan esta compleja delicia. Hoy te platicamos de los diversos ingredientes que existen en una pizza y cómo cada uno tiene un origen completamente diferente:

Trigo

El componente principal para crear la masa es el cultivo más antiguo de la humanidad pues el hombre lo ha cosechado desde hace más de 10,000 años. Los mayores productores de este ingrediente son China, India, Estados Unidos, Rusia y Francia.

Tomates

Es difícil imaginar una pizza sin la salsa dulce y acidita cuyo mayor componente es el tomate. Supuestamente provienen de los Andes originalmente, pero es interesante saber que Hernán Cortés encontró cultivos de este ingrediente cuando llegó a México para luego llevarlo a España, así tomó fama en todo el continente.

Albahaca

Si quieres la pizza tradicional napolitana la albahaca es esencial, pero no sólo crece en Italia, se esparce por todo el Mediterráneo e incluso alcanza a la India donde es fundamental en la creación de platillos tradicionales como el curry.

Orégano

Cuando uno se sienta a comer pizza siempre hay orégano seco a un lado para agregárselo al gusto. Pues este rico condimento que también crece en el Mediterráneo es en realidad aún más importante para la industria de Turquía, ya que ese país es el mayor exportador en el mundo.

Queso

Cuando levantas tu rebanada de pizza debe colgar un hilo de queso, delicioso y calientito, es casi una regla. No se sabe bien cómo se creo el mozzarella, se dice que pudo haber sido cuando un poco de queso cuajado cayó en agua hirviendo, pero más allá de su creación, su lugar de concepción parece ser Asia Occidental.

Ajo

Así como la salsa necesita tomate y albahaca, también precisa de ese toque inconfundible del ajo. A algunos les gusta más y a otros menos pero la realidad es que se usa en todas las cocinas del mundo y debe saber que se originó en la parte central de África de dónde fue exportado al resto del mundo hace cientos de años.

Aceitunas

Aunque no vienen en todas las pizzas, son un toque lujoso y saladito que le puedes agregar para obtener el verdadero sabor italiano. Este antiguo ingrediente fue incluso recomendado por el mismo Mahoma, que invitaba sus seguidores comerlo para conservar la salud. No tenemos duda que a estas alturas ya se te abrió el apetito y la buena noticia es que no tienes que salir ni ordenar una pizza, puedes crear una deliciosa versión casera con las recetas que aquí te dejamos:
Califica este artículo
Calificaciones (0)
Sé el primero en dar una calificación
PUBLICIDAD
Lo mas leído
Ahora que parece que todos le perdimos el miedo al horno y estamos probando con diferentes tipos de panes y recetas. Así, todos los neófitos en este terreno nos hemos encontrado con una gran duda: ¿el polvo para hornear es lo mismo que la levadura?Y todavía más preguntas, ¿podemos usarlos e intercambiarlos?, ¿cuál es el uso de cada uno? Para alguien nuevo en la horneada, es necesario saber esto y tener a la levadura y al polvo para hornear bien diferenciados.La levadura es el ingrediente que al hacer pan, realiza la fermentación. Se trata de un hongo, es decir que la levadura está compuesta por microorganismos vivos, que descomponen la materia orgánica al tiempo que generan nuevos elementos, como dióxido de carbono o alcoholes. Esto es el proceso de la fermentación y por eso, al hacer una masa para pan, cuando se indica dejarlo fermentar, se trata de ese tiempo de reposo en el que se permite a la levadura llevar a cabo este procedimiento y como resultado, la masa incrementa su volumen, pues ya hubo una transformación de materia en dióxido de carbono.Este uso de la levadura es uno de los más antiguos y se usan muchos tipos de levadura para hacer alimentos además de pan, por ejemplo, para hacer cerveza o vino.Por su parte, el polvo para hornear es una levadura química, hecha con bicarbonato de sodio, cremor tártaro (bitartrato de potasio) y un absorbente de humedad, por lo que la principal diferencia entre la levadura y el polvo para hornear es que la primera es orgánica, es decir, está viva, mientras que la segunda no.Aunque tanto el polvo para hornear como la levadura sirven para un mismo fin, no son lo mismo. Los dos productos ayudan a los alimentos horneados a aumentar su tamaño, pero el proceso por el cual lo hacen es diferente.Cuando se usa en una receta para hacer bisquets, por ejemplo, el polvo para hornear libera gas de dióxido de carbono a través de la masa, lo que hace que la comida se hinche.El proceso de la levadura es que se alimenta de los azúcares en la harina y entonces así libera dióxido de carbono, lo que hace que la comida se eleve. Ambos procesos liberan dióxido de carbono para aligerar la masa, pero la levadura es mucho más lenta y deja un sabor y olor distintos.Los dos ingredientes no sólo funcionan de manera diferente, sino que también se usan en diferentes tipos de recetas. Por ejemplo, el polvo para hornear se usa en la mayoría de los productos de repostería, como las galletas, pasteles o muffins.La levadura se usa principalmente para panes, incluidos pan blanco, trigo integral, brioche y centeno.Lo más seguro, es que la receta que estés consultando te dicte el uso de uno u otro, pero si vas a hacer un pastel y tienes levadura pero no polvo para hornear, quizá lo mejor será no intentar intercambiar los ingredientes. Ahora que ya sabes que la levadura y el polvo para hornear no son lo mismo, podrás continuar con tu dominio del delicioso y desestresante arte de hacer pan casero.
En la actualidad, el horno de microondas es uno de los electrodomésticos que no puede faltar en todas las cocinas, aunque fue apenas en 1870 que comenzó a ser parte de ellas. Con un funcionamiento eléctrico, el horno tiene usos distintos y ciertas reglas para hacerlo.El proceso de calentamiento en uno de estos electrodomésticos es simple: cuando presionas iniciar, las microondas comienzan a rebotar alrededor de la cámara y así infiltran moléculas electromagnéticas excitadas en cualquier producto alimenticio que estés cocinando para calentarlo.El horno de microondas es una herramienta muy práctica, en la que sólo tienes que introducir tu comida, indicarle tiempo y pulsar un botón de inicio para calentar, pero también puedes cocinar por completo los alimentos.Además de precauciones que quizá ya hayas escuchado, como que no puedes meter ciertos materiales, por ejemplo, el papel de aluminio o los recipientes de plástico no aptos para microondas, cuando se trata de la comida en sí, ¿qué se puede cocinar con seguridad en el microondas?En general, puedes calentar en el microondas cualquiera de los grupos de alimentos, como pollo, huevos, verduras; sin embargo, al momento de cocer algo, el Servicio de Inspección y Seguridad Alimentaria del Departamento de Agricultura de los Estados Unidos (USDA) recomienda remover o voltear la comida a la mitad de su tiempo de cocción, cubrirla con un material apto para microondas y usar un termómetro de alimentos para asegurarse de que el calor se distribuya de manera uniforme.Estos consejos te aseguran que cualquier bacteria dañina sea completamente destruida y así estés protegido de las enfermedades transmitidas por los alimentos causadas por patógenos nocivos, como la salmonella. Revisa aquí algunos trucos con tu microondas.También debes tener en consideración que los diferentes grupos de alimentos tienen diferentes estándares de seguridad para cocinar y acá te decimos cuáles sí y cuáles no debes meter al horno de microondas.VegetalesLas verduras son uno de los mejores alimentos para cocinar en el microondas, porque generalmente están tiernos o tienen un alto contenido de humedad. Aunque la investigación es mixta, en su mayor parte se descubrió que el microondas conserva los nutrientes bastante bien, aparte de algunos casos en que se agrega agua. La recomendación es usar vidrio, recipientes de cerámica y todos los plásticos etiquetados para uso en hornos microondas y evitar meter uvas o zanahorias crudas, pues se ha encontrado que a veces han soltado chispas.Da clic aquí y pon en práctica estas recomendaciones con preparando brócoli en el microondas AvesPuedes cocinar pollo completamente en el microondas, aunque hay algunas cosas a tener en cuenta. Lo primero es asegurarse de que el calor está completamente distribuido volteando el pollo a la mitad del tiempo de cocción. La recomendación es cocinar todas las aves de corral sin relleno a una temperatura segura de 73 °C. Además, lo mejor es evitar cocinar este tipo de comida enteras y rellenas en el microondas, ya que el relleno puede no alcanzar una temperatura interna lo suficientemente alta como para destruir las bacterias.HuevoEs muy práctico y sí puedes cocinar huevos en el microondas con o sin la cáscara, pero una investigación publicada en el American Journal of Ophthalmology reveló que los huevos que se cocinan en el microondas en con cáscara pueden explotar e incluso han causado lesiones oculares como resultado.CarneAunque puede parecer extraño, puedes cocinar asados de carne y filetes a fondo en el microondas. Para cocinarla, el USDA recomienda hacerlo a potencia media o media-alta, y dejar que la carne se enfríe durante tres minutos antes de manipularla. Si tienes un asado, pre-cocínalo en una olla tapada antes de cocinar en el microondas.Ya sea que vayas a cocinar o simplemente a calentar tu comida en el microondas, no olvides las reglas básicas: usa recipientes adecuados y no olvides removerla o voltera tu comida a la mitad de la cocción.Recetas en microondas para ti:Papas al gratínFlan en microondasPastelito de nutella en taza
Las almendras no sólo son un fruto seco perfecto para comerse como colación, sino que también será un aliado perfecto para cuando busques hornear, pues puedes hacer harina de almendras en casa.La harina de almendras es una gran alternativa para la harina de trigo tradicional, porque es baja en carbohidratos, tiene muchos nutrientes y un sabor ligeramente más dulce.También puede proporcionar más beneficios para la salud que la harina de trigo tradicional, pues ayuda en la reducción del colesterol LDL, o “malo” y la resistencia a la insulina, no contiene gluten, es baja en carbohidratos, y contiene fibra y magnesio.A pesar de sus muchos beneficios, la harina de almendras no es tan popular en las cocinas quizá porque es un producto más caro; sin embargo, puedes intentar hacer tu propia harina de almendras en casa.Cómo hacer harina de almendrasLa harina de almendras se hace con almendras molidas. El proceso consiste en blanquear las almendras en agua hirviendo para eliminar la piel, luego se muelen y se cierne en una harina fina.Algunas veces se hace una distinción entre harina de almendras y polvo de almendras. La diferencia es que el polvo se hace moliendo almendras con la piel, lo que da como resultado una harina más gruesa. Esto es importante en recetas con harina de almendras donde la textura hace una gran diferencia.Para hacer harina de almendras casera, necesitas molerlas, así que puedes usar un procesador de alimentos o un molino para café. Tú decides si las mueles con o sin la piel. Una vez molidas, cierne la harina con un colador y guárdala en el refrigerador.Las mejores recetas con harina de almendrasSi no sabes qué se puede preparar con este tipo de harina, sólo tienes que pensar en que puedes reemplazar cualquier otra harina con harina de almendras la mayoría de las veces.Sin embargo, existen algunas recetas en las que deberás tener en cuenta la consistencia del producto con el que trabajes. Por ejemplo, los macarons requieren de una harina de almendras fina, generalmente blanqueada, (es decir, molida sin piel) para obtener los terminados más lisos. Por otra parte, si usas harina de almendras para empanizar, quizá prefieras una consistencia más gruesa para un poco más de textura.No te pierdas los beneficios de la harina de almendras y úsala en tus recetas para hacer panqués, galletas, o prueba con alguna de estas recetas con harina de almendras que tenemos para ti:Cheesecake de zebra sabor fresaPan de almendraBolitas de nuezMacarrones napolitanosMacarrones rellenos de chocolate
NEWSLETTER
Suscribirme al Newsletter
PUBLICIDAD
PUBLICIDAD