¿De dónde viene la tradición de las posadas?
Recomendaciones de Cocina

¿De dónde viene la tradición de las posadas?

Por Kiwilimón - December 2018
Todos los años esperamos con ansias las posadas, pero ¿sabemos en realidad por qué las celebramos? Esta es la historia del origen de las posadas. Como la gran mayoría de las tradiciones mexicanas, la historia de las posadas se remonta a la época prehispánica. Antes de la Conquista española, los indígenas celebraban en diciembre fiestas en honor a su dios Huitzilopochtli. Las festividades, que duraban varias semanas, cerraban con reuniones simultáneas por todas las casas en las que se daban alimentos a los invitados. Casualmente estas fiestas coincidían con las celebraciones católicas de los españoles, por lo que estos las aprovecharon para evangelizar a los pueblos indígenas. Después de varios años de la Conquista, en 1587, el fray Diego de Soria obtuvo un permiso del papa para comenzar a celebrar las misas de aguinaldo. Con esto lo que buscaba el sacerdote era sustituir las fiestas en honor a Huitzilopochtli para que los indígenas comenzaran a celebrar la Navidad. Las misas de aguinaldo se llevaban a cabo del 16 al 24 de diciembre y eran una mezcla de misas con representaciones de los pasajes de la biblia. La intención de esto era evangelizar a los indígenas y mostrarles todo lo que habían tenido que pasar María y José antes del nacimiento de Jesús. En un principio las misas se organizaban dentro de la iglesia. Aprovechando la amplitud de los espacios del templo, los agustinos – quienes fueron los primeros en organizarlas – celebraron las primeras misas de aguinaldo dentro del convento de Acolman. Tanto españoles y criollos como indios asistían a estos eventos en los que al finalizar el rito religioso se repartían regalos y comida. Con los años se fueron incorporando más elementos a las fiestas (piñatas, cánticos, velas, dulces) y estas lograron mayor popularidad. Las personas comenzaron a celebrar lo que se conocía originalmente como las misas de aguinaldo en sus casas y barrios, hasta convertirse en lo que hoy conocemos como posadas. El significado de las posadas podría haber cambiado, pero no hay duda de que siguen siendo una de las fiestas más esperadas en México. ¿Tú ya organizaste tu posada? Estas recetas son perfectas para una posada: Pastel de tamal con carne adobada Tamales oaxaqueños de mole Chocolate caliente mexicano Sidra de manzana y canela   Fuentes: http://www.milenio.com/opinion/dr-sergio-antonio-corona-paez/cronica-de-torreon/origen-de-las-posadas-navidenas https://www.ngenespanol.com/travel/origen-de-las-posadas-en-mexico/  
Califica este artículo
Calificaciones (0)
Sé el primero en dar una calificación
PUBLICIDAD
Lo mas leído
En Perú me enamoré dos veces. La primera fue con las montañas, en el camino de seis meses que tracé de Cusco a Chiclayo. La segunda, más reciente, en una visita de diez días a Lima y Nazca. El motivo era casi contrario: en esta ocasión quería comerme la capital a mordidas. A la par extrañaba el acento, los huaynos, la cerveza Cusqueña, los chifles de la calle; en fin, extrañaba mi Perú. Pasadas las primeras veinticuatro horas de mi llegada no había duda: la cocina peruana me había reconquistado. En ese entonces su gastronomía ya había explotado como bomba ante la crítica mundial: por todos lados era reconocida como una de las más complejas y, claro, como una de las mejores. Después de recorrer prácticamente todo el país entre mi primera y segunda visita, lo que más añoro de la cocina peruana son los sabores del humo de la serranía. La pachamanca (manjar de carnes y verduras cocinadas bajo la tierra) me sabe a los Andes cuando sus picos inasequibles eran la cobija de mis noches. Lo relaciono con el recuerdo de las edificaciones monumentales incas, con su energía mística y abrumadora. Ahí, a más de 2400 m de altura, la cultura podía disfrutarse en un potaje denso donde no faltaba la papa, el ají, el huacatay. Jamás me he comido una palta (aguacate) más grande o una piña más dulce que las que probé allá en las alturas.Pero las regiones en Perú dividen los hallazgos. La accidentada geografía, los asentamientos y las migraciones terminaron por agrupar sus preparaciones: las hay marinas, las hay fusión –chifa y nikkei– andinas, criollas, africanas, amazónicas... Rico por donde se le vea. La más laureada quizá sea la cocina marina:es una ceremonia rendida al inmejorable producto de las corrientes frías de Humboldt en el Pacífico y adicionada casi siempre con toques orientales. Como en todos los países lo esencial se concentra en la capital. Hay que esquivar puestos y personas en las banquetas para llegar al ceviche o la leche de tigre más fresca en el Mercado no. 1 de Surquillo. Para un buen comilón de cocina china se toma camino al centro y se llega a San Joy Lao –imperdible el arroz chaufa de charqui y chanchito–. En barrios como Miraflores y San Isidro están las joyas intelectualizadas de los grandes chefs locales como Virgilio Martínez de Central, Pía León de Kjolle o mi gran favorito, Mitsuharu Tsumura de Maido, que lleva a la cumbre los sabores nikkei (mitad peruanos, mitad japoneses). Imposible dejar de mencionar a Astrid y Gastón de Gastón Acurio, el gran caudillo de la gastronomía peruana por el mundo; los sitios relativamente nuevos como Osso o los de siempre como Fiesta.Atrás nunca se quedan los guisos de las picanterías, los picarones que se consiguen en las tiendas cuando es temporada, y los anticuchos de las esquinas que lo encuentran a uno cuando lleva puesta la madrugada. Su olor a carne especiada hecha al carbón llama lo mismo que un anuncio gigante de neones. En las picanterías convergen los saberes de la cocina popular. Me da nostalgia pensar en sus chicharrones, sus chupes (caldos)– y sus patitas de chancho. En estos pequeños locales generalmente resguardados por una matriarca se recoge el génesis de la gran gastronomía peruana y las técnicas transmitidas por generaciones. Son de tanto valor las picanterías que varios distritos las han declarado Patrimonio Cultural de la Nación. La cocina peruana no se salva de lo exótico, lo intrincado. ¿Alguna vez han probado carne de llama, alpaca o cuy? En algunas zonas de Perú son un manjar. Y es que la textura de la alpaca es inigualable, se deshace a penas se le hinca el tenedor. Para mí era todo lo que pedía –y uno o dos pisco sours– tan pronto volvía al Cusco cada viernes, después de una semana internada en las montañas. A la cuenta faltan mil guisos, decenas de bebidas, postres que hacen suspirar y las preparaciones de regiones como Chiclayo o Arequipa. Trataré de hablar de todo en otras cartas editoriales. Tal vez con palabras pueda expresar todo el amor que siento por esta cultura y su comida. Mientras tanto, les comparto con todo cariño y respeto, una receta originaria de la ciudad de Huancayo y un imperdible de los restaurantes de Lima: la papa a la huancaína. La preparación original lleva obviamente ají amarillo, aunque aquí la hicimos con pimiento amarillo para que las cocineras de casa pudieran encontrarlo fácilmente. ¿Les digo algo? ¡Quedó buenaza!
Sí, tomar mucha agua ayuda a bajar de peso, pero esto no es tan sencillo como parece, porque sólo por tomar unos vasos más de agua al día no despertarás con kilos menos. Sin embargo, la evidencia científica sí apunta a que hacerlo parte de tu día a día puede tener muchos beneficios.A grandes rasgos, esto funciona porque 60% del cuerpo está compuesto de agua, así que este líquido transparente y sin calorías está implicado en casi todas las funciones corporales, y lo que sugiere la investigación es que cuanto más hidratado estés, más eficientemente trabajará tu cuerpo en sus tareas diarias, y eso incluye quemar grasa corporal. Beneficios de agua tomar cuando quieres bajar de pesoLa ciencia ha mostrado que el agua puede ayudar con la pérdida de peso de diversas formas. Puede suprimir el apetito, estimular el metabolismo y hacer que el ejercicio sea más fácil y eficiente, lo cual podría traducirse en resultados en la báscula.Estos son algunos de los beneficios de tomar agua para bajar de peso:1. El agua puede ayudarte a disminuir de forma natural el apetitoSentir hambre no siempre tiene que ver con que tu cuerpo esté pidiendo comida, de hecho, muchas veces confundimos tener sed con tener hambre. Por esta razón si tomas agua en lugar de comer, podrías disminuir tu apetito.Por otra parte, beber agua puede promover la saciedad porque atraviesa el sistema rápidamente y estira el estómago, lo cual envía un mensaje de plenitud al cerebro. También se ha demostrado que, aunque los resultados son temporales, consumir agua poco antes de comer puede ayudar a disminuir la ingesta de alimentos.2. Beber agua podría ayudar a reducir la ingesta total de calorías líquidasDebido a que el agua no contiene calorías, preferirla en lugar de alternativas con más calorías como jugo, refrescos, té o café endulzados puede reducir tu ingesta total de calorías líquidas. Si eliges agua en lugar del refresco estándar y beberás 250 calorías menos.3. El agua ayuda con el ejercicioEl agua es esencial para el cuerpo durante el ejercicio porque disuelve los minerales que incluyen sodio, potasio y magnesio, llamados electrolitos y los distribuye en el cuerpo, con el fin de que su energía eléctrica desencadene las contracciones musculares necesarias para el movimiento.Además, estar adecuadamente hidratado puede mejorar tus entrenamientos al disminuir la fatiga, lo que puede permitirle hacer ejercicio por más tiempo y quemar más calorías.4. El agua ayuda a eliminar los desechos del cuerpoEl agua facilita la producción de orina, que está compuesta en gran parte por agua, y el movimiento de las heces, ya que el agua mantiene las heces blandas. En otras palabras, cuanto más hidratado estés, más fácil será para tu sistema mover las cosas y es menos probable que sufras de estreñimiento e hinchazón.Finalmente, una de las consultas más constantes de internet es cuántos litros de agua debemos tomar al día, para lo cual ya existe una Jarra del Buen Beber, en la que se indica que debemos tomar de 6 a 8 vasos de agua al día; no obstante, el agua también se encuentra en las frutas y verduras, por ejemplo, así que a menos que seas un deportista, un bebé o una persona con algún padecimiento, tu ingesta de agua debería dictarse por tu sed.En cuanto a bajar de peso, recuerda que en esto hay muchos otros factores implicados, como comportamientos y predisposiciones fisiológicas, pero si tu objetivo es una pérdida de peso moderada a largo plazo, estar hidratado puede ser un buen inicio.
El té de manzanilla no falta en las casas para cuando alguien se siente mal del estómago, mientras que un té jengibre nunca falla para cuando estamos resfriados. No hay duda de que los tés herbales son excelentes remedios caseros.Pero además de estos que son muy comunes, existen otros tés herbales con muchos beneficios que puedes considerar tener en casa, pues pueden ayudarte con síntomas como las náuseas, dolores menstruales, o incluso aliviar la ansiedad, descúbrelos a continuación.Té de mentaEl té de menta es uno de los más utilizados en el mundo y estudios científicos han confirmado los efectos beneficiosos de la menta en el tracto digestivo. En específico, puede ayudar a aliviar la indigestión, las náuseas y el dolor de estómago, por lo tanto, el té de menta es un excelente remedio natural para estos síntomas.Té de equináceaLa equinácea es una planta medicinal cuyo té funciona como un remedio extremadamente popular para prevenir y acortar el resfriado común. La razón que da la evidencia científica es que la equinácea puede ayudar a estimular el sistema inmunológico y por eso podría ayudar al cuerpo a combatir virus o infecciones, además de disminuir la gravedad de los síntomas o incluso prevenirlo. También esta bebida herbal tibia puede ayudar a calmar el dolor de garganta o aclarar la congestión nasal cuando sientes que se acerca un resfriado.Té de rooibos o té rojoEl de rooibos es un té de hierbas que proviene de Sudáfrica, está hecho de las hojas del rooibos o arbusto rojo, por lo que también se conoce como té rojo. Los sudafricanos lo han utilizado históricamente con fines medicinales, pero hay muy poca investigación científica sobre el tema.Sin embargo, un estudio ha demostrado que el té de rooibos puede beneficiar la salud ósea, el cual sugiere que, junto con el té verde y negro, podría estimular las células involucradas en el crecimiento y la densidad ósea, pues reducen los marcadores de inflamación y toxicidad celular. Té de salviaEl té de salvia es bien conocido por sus propiedades medicinales y la investigación científica ha comenzado a respaldar varios de sus beneficios para la salud, especialmente el que está enfocado a la salud del cerebro, pues la salvia es beneficiosa para la función cognitiva, así como potencialmente eficaz contra los efectos de las placas implicadas en la enfermedad de Alzheimer.Además, la salvia también parece proporcionar beneficios cognitivos para adultos sanos, pues varios estudios encontraron mejoras en el estado de ánimo, la función mental y la memoria.Té de pasifloraLas hojas, tallos y flores de la pasiflora se utilizan para hacer té de pasiflora, el cual se usa tradicionalmente para aliviar la ansiedad y mejorar el sueño. Lo mejor de todo es que varios estudios han comenzado a respaldar estos usos. Por ejemplo, un estudio encontró que beber té de pasiflora durante una semana mejoró significativamente los puntajes de calidad del sueño, mientras que dos estudios en humanos encontraron que la pasiflora fue efectiva para reducir la ansiedad. Sin duda, tener estas hierbas en casa será una gran opción para hacer tés medicinales, como remedios caseros para diversas afecciones.
¡Todos amamos el norte de México! Por eso, en esta entrega de joyas de esquina, viajaremos y compartiremos los favoritos de Chihuahua, Monterrey y Guadalajara. Descubre cuál es la mejor barbacoa, los tacos de bistec y cabrito obligados y las tortas ahogadas que nunca olvidarás de estos tres estados. Tienes una cita en estas paradas llenas de sabor y tradición. Barbacoa Estilo Parral, Chihuahua En esta recomendación semanal, viajaremos de la mano de Oscar Cortazar, chef de La Cocinería, en Chihuahua. Su favorito es la Barbacoa Estilo Parral. Elaborada con cabeza de res, puedes probarla en lonche (en telera), en tacos, en burrito y, por supuesto, en consomé. Cualquiera que elijas va acompañada de cilantro, cebollita, limón y dos salsas especiales para levantar a cualquier crudo: la roja, de chile de árbol, y la de jalapeño martajada. Oscar recomienda probarla con ambas. ¡Es la barbacoa legendaria de Chihuahua! Dirección: Hda. de los Morales 2008, Chihuahua.Tacos Primo, MonterreyLa filosofía de Monterrey es que la carnita asada siempre se hace en fin de semana, casi religiosamente. Es uno de los estados del país con mayor pasión por la carne y el asado. Para recomendar los mejores tacos callejeros, Sebastián de Alba Lozano, el fire master más joven del país, recomienda los Tacos Primo, ubicados en el centro de Monterrey. Aquí encontrarás uno de los mejores tacos de bistec, de machito y de cabrito de la región, que podrás acompañar con una variedad de salsas increíbles: la verde cremosita de jalapeño, una naranjita de chile de árbol con cacahuate y una más molcajeteada. “Me encantan por su sabor y tradición, yo desde niño he ido a estos tacos”, comenta Sebas. Dirección: Martin de Zavala 107, Colonia Centro, Monterrey.Tortas José el de la Bicicleta, las ahogadas de Guadalajara Clausuramos esta entrega de joyas de esquina con la recomendación de la editora gastronómica Wendy Pérez, fundadora del mezcal Aguas Mansas, quien asegura que cuando se trata de tortas ahogadas, todo tapatío no tiene una, sino al menos tres opciones como indispensables de esta preparación que se cuenta surgió en los años 40 gracias al ingenio de Ignacio Saldaña "El Güerito”. Esta torta con birote (obligatoriamente jalisciense), carne de cerdo, una untadita de frijol, salsa de jitomate y otra más picante, generalmente de chile Yahualica, más unos trozos de cebolla desflemada y col, es imperdible. “Aquí te va mi recomendación: Tortas José el de la Bicicleta (Mexicaltzingo 27), que desde 1960 sirve esta especialidad donde, además, debes pedir sus tacos dorados con carne. Agrego aquí mis otras dos básicas: Las del Príncipe Heredero (conocidas como las Sears en Epigmenio González y Manzano), y Las Enrique (Camarena 76). Ojo te preguntarán: ¿media o pura salsita?”. Encuéntralas en: @Tortas José el de la bicicleta Dirección: Calle Mexicaltzingo 27, Mexicaltzingo, 44180 Guadalajara, Jal.
NEWSLETTER
Suscribirme al Newsletter
PUBLICIDAD
PUBLICIDAD