Deliciosas recetas dulces y saladas para disfrutar la piña
Recomendaciones de Cocina

Deliciosas recetas dulces y saladas para disfrutar la piña

Por Kiwilimón - August 2017
Aprovecha que aún es temporada de piña y prepara exquisitos platillos con esta rica fruta. Desde una deliciosa entrada hasta un buenísimo postre, la piña puede ser el ingrediente principal de tus comidas. Descubre todo lo que puedes hacer con la piña y anímate a probar nuevas recetas:

Ensalada de manzana con piña 

Aunque esta receta se prepara usualmente en la época navideña, puedes aprovechar la temporada de la piña para preparar la ensalada con ingredientes frescos.

Brochetas glaseadas en maple con pico de gallo de piña 

Los platillos con pollo no tienen por qué ser aburridos. Esta receta tiene combinaciones de ingredientes muy originales que provocan una explosión de sabores en el paladar.

Pollo a la piña

La combinación de pollo con piña no puede fallar. Sustituye la piña en almíbar por piña fresca para que las notas agridulces sean aún más intensas.  

Galletas de piña colada

La tradicional bebida de piña con coco hecha galletas. En este caso, se sugiere usar piña deshidratada para potenciar el dulzor de la fruta.

Agua de piña con jengibre 

La combinación de piña con jengibre resulta en una bebida muy fresca. Un tip: no cueles la preparación. Así, tendrás muchísima más fibra en cada vaso.

Piña colada light 

Esta receta es muy sencilla y baja en calorías. Si no encuentras jugo de piña, puedes sustituirlo por trozos de fruta fresca y licuarlos con el resto de los ingredientes.

Atole de piña 

Tal vez nunca se te había ocurrido usar piña para una bebida caliente como lo es el atole, pero te aseguramos que después de probarlo no podrás parar. ¿Cuál de todas las recetas se te antoja? La piña es tan versátil como tú quieras. Puedes prepararla en platillos dulces o salados. Descubre nuevas maneras de cocinar los ingredientes de siempre con las recetas de Kiwilimón.
Califica esta Receta.
Calificaciones (0)
Sé el primero en dar una calificación
PUBLICIDAD
Lo mas leído
Existen muchos tipos de dietas, pero cuando se trata de perder peso en poco tiempo la dieta de los 13 días es definitivamente la más conocida. ¿Has oído hablar de este famoso régimen? Aquí te contamos más. La dieta de los 13 días se creó originalmente en los años sesenta para preparar a los astronautas antes de sus misiones espaciales. Sin embargo, sus resultados fueron tan impactantes que, poco a poco, empezó a adquirir popularidad entre la población. Como su nombre lo indica, este régimen está basado en un plan de dos semanas bastante estricto. Para seguir esta dieta debes cumplir al pie de la letra las indicaciones: respetar las cantidades, no sustituir alimentos y tomar por lo menos dos litros de agua al día. Menú para una semana (al terminarlo se repite durante la segunda semana) Día uno: Desayuno: café negro Comida: 3 huevos duros con tomates y verduras Cena: 200 g de carne a la plancha y lechuga   Día dos: Desayuno: café negro Comida: 200 g de carne a la plancha y lechuga Cena: 150 g de jamón cocido sin grasa y un yogurt descremado   Día tres: Desayuno: café negro y pan tostado Comida: ensalada de tomate y apio y una mandarina o naranja Cena: 2 huevos duros, 100 g de jamón cocido sin grasa y lechuga   Día cuatro: Desayuno: café negro y pan tostado Comida: un huevo duro, 3 zanahorias y 150 g de jamón cocido sin grasa Cena: macedonia de frutas y un yogurt descremado   Día cinco: Desayuno: café negro y pan tostado Comida:200 g de pescado al vapor y un tomate Cena: 250 g de carne a la plancha   Día seis: Desayuno: café negro y pan tostado Comida: ¼ de pollo y lechuga Cena: 2 huevos duros y un bol de zanahorias ralladas   Día siete: Desayuno: café negro Comida: 250 g de carne a la plancha y una naranja Cena: a elegir entre las cenas anteriores   Como puedes ver, la dieta de los 13 días es bastante repetitiva y restrictiva. Esta es la razón por la cual muchas personas no logran completarla. Entre la monotonía de los alimentos y las pocas cantidades resulta complicado cumplir los 13 días de la dieta. Aunque durante muchos años la dieta de la NASA (como también se le conoce) fue una de las más populares porque prometía la pérdida de 10 kilos en dos semanas, con el tiempo ha perdido seguidores debido al impacto que puede tener en la salud. Al ser una dieta hipocalórica genera una descompensación en el organismo, y además puede provocar el temido efecto rebote. Si estás pensando en iniciar una dieta para bajar de peso, te recomendamos visitar a un especialista para que evalúe tu estado de salud y te indique el mejor régimen de acuerdo a tus necesidades. Recuerda que no hay nada mejor que la alimentación balanceada y el ejercicio regular. ¿Quieres comer más saludablemente para cuidar tu figura? Estas recetas te pueden servir: Ensalada de fresa y kiwi Omelette de claras con espinacas Caldo tlalpeño fácil Hummus de aguacate y garbanzo   Fuentes: Wapa.pe Guioteca.com Fitnesskit.com Onlinepersonaltrainer.es
Aparte de ser la festividad más esperada del año (claro, después de Navidad), el Día de Muertos es una fecha llena de historia y muy especial para los mexicanos. Si tú también esperas con ansias que llegue noviembre solo para comer pan de muerto y poder decorar con cempasúchil, entonces seguramente te gustará conocer estos 5 datos curiosos del Día de Muertos: Es Patrimonio de la Humanidad. Desde hace 15 años la fiesta del Día de Muertos fue proclamada Patrimonio Cultural Inmaterial de la Humanidad por la Unesco. De esta manera, el organismo internacional reconoce el valor de la tradición indígena y la riqueza cultural de esta celebración. (Por si tenías la duda: Halloween no es considerado patrimonio cultural). Es una celebración muy antigua. Algunos historiadores consideran que la tradición del Día de Muertos se originó hace más de 3 mil años entre las culturas azteca y tolteca. En aquella época las sociedades precolombinas veían como una falta de respeto llorar a los muertos, y en su lugar preferían celebrar su memoria. Fue así como surgieron las festividades (que antes duraban un mes) para honrar a los muertos. Las fechas no han sido siempre las mismas. Las culturas prehispánicas llevaban a cabo estas celebraciones en el noveno mes del calendario solar mexica. Con la Conquista, se mezclaron las costumbres indígenas con las tradiciones católicas, por lo que los festejos españoles del Día de Todos los Santos y del Día de los Fieles Difuntos se fusionaron con las fiestas indígenas para honrar a los muertos. Los festejos varían de un lugar a otro. Aunque es una fiesta de carácter nacional, la manera de celebrar no es la misma en todos los estados. Por ejemplo, en Campeche algunas personas tienen la costumbre de extraer los huesos de sus difuntos para limpiarlos, mientras que en Michoacán tienen la tradición de pasar la noche en el cementerio junto a las tumbas de sus seres queridos. La migración de la mariposa monarca está relacionada. Curiosamente alrededor de estas fechas se da la migración de la mariposa monarca desde Canadá hasta México. De acuerdo con la tradición azteca, los antepasados podían regresar en forma de mariposas o colibríes, así que este fenómeno natural resulta muy oportuno para las fiestas. ¿Conoces algún otro dato curioso del Día de Muertos? Compártelo en los comentarios. Prepárate para celebrar el 2 de noviembre con platillos típicos mexicanos: Tortas ahogadas de Jalisco Sopa azteca con chile pasilla Sopa de lima tradicional Birria de res casera   Fuentes: Ich.unesco.org Vanguardia.com.mx Nationalgeographic.com Vix.com Efe.com
No todo en esta vida es pavo o lomo. Disfruta la cena de Navidad con estas recetas vegetarianas. Coliflor agridulce Este es un platillo muy rico, fácil de preparar y no lleva ni un gramo de proteína animal. Te recomendamos preparar la receta con tiempo, ya que este es uno de los platillos que saben mejor cuando los ingredientes reposan un rato. Tacos veganos de zanahoria El relleno de estos tacos es muy sencillo de hacer, pero tiene un sabor increíble. El secreto está en la combinación del jitomate, el chile ancho y el ajo. Si quieres dar una textura diferente al relleno, agrega unas flores de jamaica mientras cocinas la zanahoria. Tostadas de chorizo vegano Esta versión del tradicional antojito mexicano es perfecta para las personas que decidido bajar su consumo de carne o eliminarlo por completo. Para darle una textura más similar a la del chorizo, asegúrate de no mezclar demasiado los ingredientes en el procesador. Champiñones rellenos veganos Estos champiñones rellenos son una gran opción para botanear en la cena navideña. Realmente es muy sencillo prepararlos. Para ganar tiempo y servirlos justo después de cocinarlos, deja todos los ingredientes listos previamente. Tostada de tinga de nopales Además de ser una receta deliciosa, es muy nutritiva. Los nopales hacen que sea una opción más saludable sin perder sabor. Cocina los nopales con bicarbonato para disminuir su textura típica. Tostadas de ceviche de jícama Si tu Navidad no está llena de nieve ni bajas temperaturas, tal vez un platillo más fresco sea una buena opción. Por ejemplo, unas tostadas de ceviche (sin pescado ni mariscos) puede ser el platillo estrella de tu cena navideña. Tacos de coliflor al pastor Disfruta todo el sabor de los famosos tacos al pastor sin tener que comer carne. Antes de licuar el achiote dilúyelo en un poco de vinagre. Así será más sencillo que todos los ingredientes se incorporen.   Mixiote de verduras Un paso muy importante en esta receta es el asado de las especias, ya que esto hace que su sabor sea más intenso. Pon los ingredientes en un comal o un sartén y ásalos a fuego bajo para evitar que se quemen. ¿Cuál de estas recetas se te antoja más? Déjanos tus comentarios.
Las galletas de jengibre están tan relacionadas con estas fechas que saborear uno de estos bizcochos es como darle una mordida a la Navidad.  Su sabor inconfundible, especial textura y decoración característica hacen que las galletas de jengibre sean un elemento imprescindible en todas las casas durante la época navideña. Pero no siempre ha sido así. Conoce el origen de las galletas de jengibre. Para empezar, hay que saber de dónde viene el jengibre. Esta raíz es originaria de China y llegó a Europa a través de la ruta de la seda hace ya varios siglos. Durante la Edad Media se usaba como especie por su habilidad de ocultar el sabor de las carnes preservadas. Se cree que las primeras galletas de jengibre en Europa se elaboraron a finales de la Edad Media. En aquella época las galletas se decoraban con hojas de oro y tenían varias formas. Debido a que el jengibre todavía era un ingrediente difícil de conseguir en esos tiempos, las galletas de jengibre eran consideradas un lujo que solo los reyes y los más adinerados podían darse. Después de ser un producto típico de las ferias medievales, las galletas de jengibre adquirieron todo un nuevo sentido gracias a la reina Isabel I de Inglaterra. En el siglo XVI la reina pidió que sus galletas tuvieran la forma de algunos personajes, especialmente de los miembros de su corte y pretendientes. Las galletas eran decoradas con atuendos comestibles y se ofrecían a sus invitados. Unos años después los hermanos Grimm crearon un cuento tomando como inspiración las galletas de jengibre. Hansel y Gretel cuenta la historia de dos hermanos que se encuentran en medio del bosque una casa hecha enteramente de galleta de jengibre. Muchas personas atribuyen la popularidad de las casas y los muñecos de jengibre a este cuento. La costumbre de construir las casas de galleta pronto se relacionó con las fiestas navideñas, tal vez por ser una actividad divertida en la que pueden participar chicos y grandes. La tradición, que comenzó en Alemania, comenzó a esparcirse por Europa hasta llegar a América. Y así es como el día de hoy relacionamos las galletas de jengibre con la Navidad. Recetas de galletas de jengibre: Galletas de jengibre con nutella Galletas de jengibre con chocolate blanco
PUBLICIDAD
NEWSLETTER
Suscribirme al Newsletter
PUBLICIDAD