Despídete del verano con una parrillada americana
Recomendaciones de Cocina

Despídete del verano con una parrillada americana

Por Kiwilimón - Septiembre 2015
Cada vez se acerca más el fin del verano. Llegará el otoño con sus vientos fríos y salir de picnic dejará de ser tan placentero. Por eso te invitamos a que aproveches las últimas semanas de calorcito de verdad y salgas con tu familia de parrillad, y sabemos que pocos saben cómo hacer una buena parrillada como los norteamericanos. Hoy te dejamos cinco recetas deliciosas de platos fuertes y acompañantes para que uses la parrilla.   Costillas de cerdo barbecue No se puede tener una parrillada americana sin costillitas, es un hecho. El secreto está en cocinarlas a fuego lento y por mucho tiempo para que el resultado sea carne que se deshace y cae del hueso al más mínimo toque. El glaseado dulce del bbq también es esencial para contrastar el sabor de la carne. Recuerda que aquí hay que olvidar la etiqueta, ¡se comen con las manos!   Hamburguesas La hamburguesa que te recomendamos no es cualquier hamburguesa, sino una envuelta en tocino y rellena de queso amarillo. Nada dice parrillada americana como esto. Tendrás lo crujiente del tocino envolviendo la jugosa carne y después el queso derretido en el interior, es un platillo ganador para toda la familia y en especial para los más pequeños.   Elote a la parrilla Si puedes encontrar maíz dulce, del que es muy amarillo, entonces te lo recomendamos mucho pues su sabor va muy bien con la carne. Esta receta es ligera y va muy bien con las hamburguesas y costillas, puedes desgranar los elotes y servirlos tipo ensalada, pero lo clásico es simplemente comer el maíz a mordidas directo y natural.   Té helado Esta bebida es clásica de las comidas familiares de Estados Unidos. Es ligera, refrescante y a todo el mundo le gusta. Claro, la receta que te damos es para la versión Long Island que tiene alcohol, pero puedes quitarle el tequila a la preparación para los niños y listo.   Pay de manzana No debe ser un debate que el pay de manzana es el postre clásico norteamericano, y así es como hay que acabar esta comida tributo a las parrilladas estadounidenses. Recuerda que siempre va muy bien con un rico helado de vainilla o canela y que debe servirse calientito para hacer contraste con el helado.  
Califica este Artículo.
Calificaciones (0)
Sé el primero en dar una calificación
PUBLICIDAD
Lo mas leído
Sin duda, este 2018 el pan dulce mexicano pasó por muchos cambios. Y es que la comida tradicional que originalmente las abuelitas preparaban siguiendo cada paso al pie de la letra, pasó a ser parte de algunas otras combinaciones que para muchos, resultan deliciosas. Por eso hicimos un recuento de 10 platillos que evolucionaron este 2018. En esta lista veremos cómo cambiaron platillos tan típicos como los tamales y el pan dulce. MANTECONCHAS. En primer lugar, tenemos al famoso invento originario de Querétaro. La fusión de las mantecadas y las conchas nació en la panadería El Manantial y poco a poco invadió a todo el país. DONCHAS. Se los dijimos, el tradicional pan mexicano vivió ciertos cambios que posiblemente ni las abuelitas hubiesen permitido. ¿Se imaginaron alguna vez que comerían una dona con cubierta estilo concha y sabor a concha? Sí es posible y la receta está AQUÍROSCA DE CONCHAS. Claro, quedó confirmado que el pan con el que más experimentos hicieron los panaderos fue con las conchas y todo lo que pudiera llevar su sabor y sí, hasta la forma. La receta la encuentran AQUÍMANTEMUERTO.Por supuesto que el pan de muerto no podía quedarse atrás. Este año tuvimos la gran suerte de conocer la fusión entre las mantecadas y el pan de muerto. Si no las probaste, lamentamos decirte que tendrás que esperar varios meses. SUSHI CON DORITOS. A los mexicanos nos encanta adaptar los platillos extranjeros agregando algunos ingredientes propios de nuestra alimentación. Y aunque las frituras de maíz no son exclusivas de México, sí que le dan un toque muy mexa al sushi. CONCHAS CON CHILAQUILES. Cuando creímos que habíamos alcanzado el paraíso culinario con las deliciosas tecolotas, nuestras amadas tortas de chilaquil, llegaron las novedosas conchas con chilaquiles. Ámalas u ódialas, pero pruébalas. CUPCAKES DE ROSCA. Una versión  mucho más práctica de la tradicional Rosca de Reyes viene en forma de pequeños cupcakes. Lo mejor de esta innovación es que te ahorras el tener que andar partiendo y sirviendo la rosca entre tus invitados. La receta está AQUÍAVOCADO LATTÉ. Por más raro que parezca, tomar café en un aguacate se ha convertido en una tendencia, sobre todo entre los millennials. Aunque algunas personas dicen que el sabor no es el mejor, tenemos que reconocer la originalidad de este invento. HAMBURONCHA. Si te gustan las hamburguesas, ¿por qué no combinarlas con las conchas? Tenemos que admitir que este fue uno de los inventos que más opiniones dividió entre los foodies. Nuestro veredicto: tienes que probarla para decidirlo. CONCHURRAS. Una conchacon base de churro no puede ser jamás una mala idea. El 2018 nos llenó de descubrimientos culinarios, sin embargo, los amantes de la panadería fueron los más beneficiados definitivamente. Mención especial: Tamales con cátsup. El cierre del año no podía dejarnos sin sorpresas. Y es que apenas hace unos días nos enteramos de que hay gente que le pone cátsup a los tamales. Aunque no representa propiamente una evolución en el platillo, sí que es una manera diferente de comerlo. ¿Te atreverías a probar tu tamal favorito con salsa de tomate? Esperemos que el año que entra nos traiga más innovaciones gastronómicas para seguir disfrutando nuevos platillos.¡Feliz  Año Nuevo!
El comienzo del Año siempre es una oportunidad para hacer borrón y cuenta nueva. Si en el último año sentiste que no estabas cuidando bien tu cuerpo o que tu salud comenzaba a sufrir los estragos de tu estilo de vida, aprovecha el Año Nuevo para construir nuevos hábitos alimenticios.¿No tienes ni idea de por dónde comenzar? Estos son los hábitos que mejorarán considerablemente tu salud.Bebe más agua natural. Cuando no tomas suficiente agua, el cuerpo se deshidrata. Esto puede provocar problemas de salud, hacerte sentir débil y comerás de más. Este año hazte el propósito de beber dos litros de agua natural todos los días.Come cinco veces al día. Los periodos de ayuno prolongados hacen que los niveles de azúcar se desestabilicen, haciendo que tengas más antojos de comida chatarra. Mantén tu metabolismo a buen ritmo con cinco comidas al día.Desayuna bien todos los días. Jamás comiences tu jornada sin haber desayunado. El brincarte esta comida no solo hace que sea más difícil arrancar motores, sino que además está relacionado con el aumento de peso. Inicia todos los días con una comida balanceada.Busca siempre frutas y verduras frescas. Parte de una buena alimentación, es comer menos comida con conservadores. Sí, es muy sencillo tener todo en reserva como enlatado, pero para absorver verdaderamente bien los nutrientes, tu cuerpo necesita comida fresca. Cocina más. Este año lucha contra la flojera y las prisas, y métete más a la cocina. El tiempo que inviertas en la preparación de tus comidas te ayudará a hacerte más consciente de tu alimentación y de tus hábitos alimenticios.Mejora tu relación con la comida. La ansiedad, el temor y la frustración son algunas emociones que pueden llevarnos a comer sin tener hambre necesariamente. Analiza las razones por las cuales comes y descubre si hay algún patrón que desencadene algún comportamiento negativo hacia la comida.Prueba nuevos alimentos. Date la oportunidad de descubrir nuevos sabores. Prueba nuevos ingredientes y estilos diferentes de comida. Es bueno tener platillos favoritos, pero no limites tu experiencia gastronómica a un par de recetas ya conocidas.Y sobre todo recuerda: Haz ejercicio tres veces por semana, aunque suene a cliché, en verdad tu cuerpo necesita que hagas más ejercicio. Y no se trata solo de una cuestión de perder peso, la actividad física tiene la capacidad de hacerte sentir mejor y con más energía.¿Tú ya tienes tus propósitos para el Año Nuevo? Si lo que quieres es comenzar a cocinar más, estas recetas son perfectas para ti:Ensalada de Camote con Frutos SecosCroquetas de Camarón con Salsa de HabaneroEnsalada de Espinacas con Fresas
¡Ya se acerca el maratón que esperamos todo el año! A partir del 12 de diciembre hasta el 6 de enero los tamales y el ponche se convertirán en el elemento imprescindible de todas las reuniones. Aunque para muchos el reto más grande es aguantar el ritmo de las fiestas, a otros lo que nos preocupa es cómo disfrutar del Guadalupe-Reyes sin subir de peso. Si tú también quieres divertirte en este Lupe-Reyes sin que la báscula te pase factura en enero, sigue estas sencillas recomendaciones: No te castigues. Jamás vayas a una reunión pensando en que no puedes comer absolutamente nada. Esto solo hará que aumente la tentación y termines comiendo aún más. Lo mejor que puedes hacer es comer un poco de todo y aprender a moderarte. Toma un tentempié antes de salir. Si ya sabes que en las posadas solo sirven tamales, tacos y atole, toma un té y algo de fruta antes de ir a la fiesta. El punto es que no llegues con el estómago vacío para que no termines comiendo cinco tamales. Elige la opción menos calórica. Incluso en las posadas puedes encontrarte alternativas más ligeras. En lugar de tomar dos vasos de atole, elige ponche de frutas. Dilúyelo con un poco de agua para que no quede tan dulce. Aléjate de las frituras de maíz, y mejor botanea con totopos, frijoles y guacamole. Lleva tu propia comida. En las posadas que son un poco más casuales los invitados pueden llevar el platillo de su preferencia. Si este es el caso, prepara una receta que sea mucho más ligera y que sirva como alternativa a los tamales o los tacos. Mídete en el alcohol. Los cócteles esconden muchas calorías. Si vas a tomar, procura mezclar tus bebidas con agua mineral, pero sobre todo, no tomes cócteles dulces. Estas bebidas alcohólicas son las que tienen más calorías. No vayas a la cama después de cenar. El gran problema de la mayoría de estas fiestas es que se organizan por la noche, así que terminamos haciendo digestión cuando estamos acostados. Lo ideal es que dejes de comer varias horas antes de que vayas a dormir para evitar problemas de indigestión. Prepara estas deliciosas recetas y disfruta del Maratón Guadalupe-Reyes sin remordimientos: Taquitos de nopal rellenos de requesón Chile poblano relleno de quinoa Taquitos de portobello con puré de lechuga Caldo de hongos con epazote
Mejorar tus hábitos alimenticios es una tarea mucho más sencilla de lo que algunas personas piensan. Sigue estos seis pasos y verás lo fácil que es cambiar poco a poco tu manera de comer.Lleva un diario de tus comidas. Comienza por anotar todo lo que comes: desde el desayuno, los entremeses y las bebidas hasta la cena. Pero no solo eso. También escribe la emoción o la sensación que tenías al comer algo. Por ejemplo: por la mañana podrías decir que tenías mucha prisa mientras tomabas tu taza de café, o que sentías algo de ansiedad al comer una bolsa de frituras antes de la hora de la comida.Identifica los principales problemas en tu alimentación. Cuando ya hayas registrado tu actividad alimenticia por varios días puedes comenzar a estudiar tu comportamiento. Esta es una manera muy sencilla de reconocer patrones negativos en tu alimentación. Tal vez no eres consciente de que tu trabajo te está estresando y que por eso estás comiendo en exceso, o que hay una situación particular en tu vida personal que te está generando ansiedad y te hace comer más de la cuenta.Establece metas que sean realistas. Para poder cambiar algo en tu vida tienes que sentir motivación. Y esta se adquiere cuando los objetivos son retadores, pero alcanzables. En otras palabras: no intentes hacer cambios tan pequeños que puedan considerarse  insignificantes, ni trates de revolucionar toda tu manera de vivir al cabo de unos días. Busca puntos intermedios para que puedas mejorar efectivamente tus hábitos alimenticios.Sigue al pie de la letra tu plan. Al tratar de hacer ajustes en tu estilo de vida, sobre todo en tu alimentación, es necesario que no pienses en excepciones, principalmente al inicio del proceso. Esto significa que, si has decidido desayunar todos los días, esta regla aplica de lunes a domingo, incluyendo el día de la semana más ocupado que tengas. Además de la disciplina, necesitarás mucho orden para poder cambiar tus hábitos.No te mates de hambre, ni de sed. Muchas personas creen que lo mejor que pueden hacer para bajar de peso es someterse a largos periodos de ayuno, pero ¿qué crees? Esto puede ser contraproducente. Otra cosa que también puede afectar tu proceso de cambio de hábitos alimenticios es la falta de líquidos. Como recomendación, procura comer cada cuatro horas y toma por lo menos dos litros de agua natural al día.Aprende a comer de todo. Para llevar una alimentación balanceada es necesario que comas de todo. Esto incluye verduras, frutas, carne, lácteos, pescados, etc. A menos que por cuestiones de salud u otras razones no puedas comer algunas cosas, te  recomendamos ampliar el abanico de ingredientes en tu cocina.No tienes que hacer grandes sacrificios para cambiar tus hábitos alimenticios. Solo necesitas mucha disciplina y orden. Organiza tu menú semanal con estas recetas:Caldo Tlalpeño Chilaquiles en salsa verde Tinga de Pollo Ensalada de manzana verde y lechuga 
PUBLICIDAD
NEWSLETTER
Suscribirme al Newsletter
PUBLICIDAD