El chile en nogada
Recomendaciones de Cocina

El chile en nogada

Por Kiwilimón - Septiembre 2013
El chile en nogada es uno de los platillos más tradicionales y representativos no sólo del mes patrio, sino de toda la nación. Aquí te decimos todo lo que hay que saber sobre los deliciosos chiles en nogada. Empecemos por la historia. Este platillo fue creado por las monjas Agustinas del convento de Santa Mónica en Puebla en honor a Agustín de Iturbide, quien regresaba de Córdoba, Veracruz tras firmar la independencia de México. El platillo en sí existía como un chile relleno bañado en salsa de nuez, el cambio fue agregarle la granada y el perejil como ingredientes extras y decoración para así conmemorar los colores de la bandera de Iturbide y los insurgentes. Fue así que nació el chile en nogada que hoy tanto buscamos y amamos. Un punto más que le agrega a la mística de este platillo es que no es por capricho que sólo se come en la época de las fiestas patrias, sino que es en estos meses cuando la nogada puede realizarse en su punto gracias a que los ingredientes usados están en su estación. Por supuesto, hay pocos restaurantes que los sirven todo el año, pero recomendamos buscar el mejor chile en nogada de agosto a septiembre de cada año pues en esas fechas sabrán mejor que nunca. ¿Y qué es lo que contiene? Bueno, hay algunos que se toman sus libertades creativas en cuanto a la receta, y eso está muy bien, pero sin duda hay una preparación tradicional si uno busca emular aquel platillo mágico que inventaron las monjas. Si empezamos de adentro hacia fuera entonces primero debemos hablar del relleno, este se crea de una mezcla de carne de res y cerdo para después agregar pasitas, duraznos, manzanas de zacatlán, pera, acitrón, cebolla y ajo, algunas personas le agregan plátano macho para darle textura, así como especias como la canela, clavos de olor y comino. Este relleno se mete dentro de un chile poblano, que tradicionalmente se llama mihuateco que previamente fue desvenado, tatemado y pelado. Algunos prefieren el chile en frío y otros lo calientan antes de agregar la nogada, es cuestión de gustos, aunque generalmente se sirve a temperatura ambiente. Por último se baña el chile con una crema de nuez de castilla y se espolvorean pequeños granos de granada y algunas hojitas de perejil enteras o picadas.  

Comparte esta imagen en su sitio

  Este platillo tiene casi 200 años de existir, su sabor fascinó al exigente Iturbide y su grandeza reside en que no es un platillo de alcurnia, aunque empezó siéndolo. Hoy en día es un platillo para todos, un gusto de las masas y un protagonista de nuestra cocina que hoy es patrimonio inmaterial de la humanidad por encima de cocinas como la italiana y la francesa. Todo un orgullo.  

Receta de Tradicional Chile en Nogada

Ingredientes: - 8 chiles poblanos - 2 granadas rojas desgranadas - 80 gramos de perejil picado - 100 gramos de cebolla finamente picada - 2 dientes de ajo - 400 gramos de carne de res molida - 400 gramos de carne de cerdo molida - 120 gramos de acitrón picado - 50 gramos de pasita hidratadas - 100 gramos de almendra peladas, tostadas y picadas - 200 gramos de durazno picado - 200 gramos de pera pelada y picada - 200 gramos de manzana golden pelada y cortada en cubitos - 50 gramos de azúcar - 5 gramos de canela molida - sal al gusto - pimienta al gusto - 80 gramos de manteca de cerdo - 1/2 kilo de nuez de castilla pelada, para la nogada - 100 gramos de almendra pelada, para la nogada - 220 gramos de queso crema para la nogada - 80 gramos de azúcar para la nogada - 400 mililitros de vino blanco para la nogada - nuez moscada al gusto, para la nogada - leche (si e necesario), para la nogada Haz click aquí y encuentra el procedimiento completo para preparar estos deliciosos chiles en nogada.  

"¿Ya preparaste chiles en nogada este año?"

   
Califica este artículo
Calificaciones (0)
Sé el primero en dar una calificación
PUBLICIDAD
Lo mas leído
Como medida de prevención y para contener el contagio del coronavirus en México (COVID-19), muchos hemos tenido el privilegio de trabajar desde casa. Por supuesto, esto conlleva a ser muy responsables, por lo que lo mejor es evitar salir de casa lo más que se pueda. Así que es momento de aprovechar todas esas latas de comida que tienes en la despensa.La mayoría de los alimentos enlatados (o empaquetados en cajas o tetrapaks) son baratos y convenientes, y proporcionan una gran variedad de ingredientes si eres de esas personas que siempre tienen algunos en sus reservas. Con los productos enlatados y un poco de creatividad, puedes producir recetas deliciosas e incluso sorprendentes.Ya sean frijoles, verduras, atún, sardinas, salmón o sopas, aquí te dejamos muchas ideas para que las uses esta cuarentena y postergues lo más que puedas una salida al súper.Sopa minestroneUna abundante sopa minestrone incluye frijoles cannellini enlatados, así como tocino, zanahorias, cebolla, col rizada y pasta. Hacerla sólo toma 30 minutos y si le quitas el tocino, puede adaptarse para vegetarianos. También puedes comprarla ya hecha y en lata.Bowl de atún spicySimula un platillo de restaurante de sushi en casa con una versión rápida de este popular plato, sólo necesitas atún en agua y verduras, y hacer una salsa a base de mayonesa y sriracha.Brochetas de spam con piñaEl spam es carne de cerdo horneada y para hacer unas brochetas, sólo tendrás que sacar tu lata de spam y tu lata de piña, añadirle un poco de pimientos, jamón en trozos grande, cebolla y listo.BrowniesMuchas mezclas para hacer brownies sólo requieren de agua, aceite y huevo. Pero ya que tienes tiempo, ponte creativo y dale un toque extra: añádele trozos de tu chocolate favorito, bombones o nueces a la mezcla. Mac & CheeseIgual que los brownies, esta pasta de coditos con queso puede ascender de categoría si le añades brócoli, tocino, salchichas, carne molida…Duraznos salteados Un postre fácil y delicioso, sólo tienes que calentar los duraznos enlatados con un poco de almíbar y nuez moscada. Añade un poco de yogurt y listo.Pay de durazno en vasoEste es un postre fácil de preparar con los niños, en el que sólo tienes que triturar galletas, licuar yoghurt con queso crema, leche condensada y jugo de limón y añadir duraznos en lata que están listos para usar, no hay necesidad de pelarlos y picarlos. Arroz con lecheEl arroz con leche se puede preparar de manera muy fácil con 5 ingredientes: agua, leche condensada, leche evaporada, arroz y una rajita de canela.Huevo con chilorioEl chilorio es un plato originario del estado de Sinaloa y para fortuna de muchos de nosotros, se puede comprar enlatado. Prúebalo con huevito a la hora del almuerzo y no olvides acompañarlo con tortillas de harina.Abulón con chipotleEl abulón es un molusco perfecto para hacer botanas frescas en estos días de calor. Si estabas reservando una lata de abulón, ahora es el mejor momento para mezclarlo con cebolla picada, jugo de limón, aceite de oliva, cilantro, salsa inglesa y chile chipotle.
Pensar en cómo evitar que salgan arrugas o cómo escapar de las líneas de expresión es casi como creer que el tiempo se puede detener o que existe alguna solución mágica que ayudará a que siempre te veas joven. Y claro, aunque nada es magia, una realidad es que con buena alimentación, mejores hábitos y algunos secretos de belleza, podrías aplazar esos innegables signos de la edad. Aunque mucho se sabe sobre los múltiples beneficios de comer antioxidantes, vitaminas e incluir Omegas en la dieta diaria, una increíble fuente de nutrientes para tratar de evitar que salgan las tan temidas líneas de expresión a determinada edad puede ser comer un puño de almendras todos los días como parte de tus colaciones. Sí, suena demasiado bueno para ser verdad, pero en investigaciones recientes, Raja Sivamani, MD MS AP, dermatólogo integral e investigador principal de un estudio realizado por el Almond Board of California, señala: “las almendras son un alimento prometedor que puede incluirse como parte de una dieta sana para el envejecimiento, especialmente para las mujeres posmenopáusicas.”Dicho estudio fue una prueba corta y sencilla, pero tuvo resultados bastante positivos, ya que se puso especial atención en distintos tipos de piel, edades e incluso de factores alimenticios de cada participante. Las arrugas fáciles se evaluaron con imagenología facial de alta resolución y se validaron con medición y modelado facial 3D al inicio y final del estudio. Así que, después de un lapso de aproximadamente 16 semanas con cambios en alimentación y consumo de almendras como colación, se demostró que la piel de las participantes tuvo una disminución significativa en la gravedad y en el ancho de las arrugas de 9 % y 10 %, respectivamente.Y no era para menos, pues entre la gran variedad de beneficios de comer almendras también podemos destacar que gracias a la cantidad de vitamina E que contienen, pueden ayudar a que la piel no sufra tantos daños por la exposición solar. Por lo tanto, posiblemente no necesites hacer grandes cambios en tu alimentación para evitar que salgan líneas de expresión a temprana edad, simplemente trata de modificar tus colaciones y recuerda que entre todos los nutrientes que tienen las almendras, podemos mencionar que son una gran fuente de fibra y proteína; tienen vitamina E, selenio, zinc, calcio, magnesio y vitamina B, especialmente folato y biotina (vitamina B7).
Sabemos que la situación del medio ambiente es crítica, sin embargo, cada vez son más las personas que quieren tomar acciones responsables y hábitos más respetuosos que si bien están redefiniendo nuestra manera de vivir, también están contribuyendo con el mundo. Una de las tendencias más fuertes de este año, de acuerdo con Pinterest, es la del consumo responsable, pero para poder aplicarla y hacer un consumo mucho más consciente, te vamos a explicar de qué se trata. Consumo sustentable se refiere a usar cosas materiales y servicios de manera responsable para optimizar los recursos naturales, reducir las emisiones de contaminación. Es decir que compremos y usemos solo lo que verdaderamente necesitamos para evitar los desechos y el uso de materias y así frenar el deterioro del planeta. Desde hace varios años el término de consumo sustentable ha tomado mayor importancia, tanto así que forma parte de las políticas públicas hacer énfasis en la necesidad de controlar la producción y consumo para evitar en lo posible el deterioro del planeta Tierra y la vida de los seres vivos.Desde hace un tiempo se ha ido cambiando hacia un consumo más consciente. Para muchas personas, eso significa utilizar menos cosas, ser más sustentables y ser responsable con los residuos. Y pese a que se espera que tanto las grandes empresas y corporaciones y los gobiernos hagan políticas basadas en el consumo responsable, es preciso saber que podemos empezar desde nuestro hogar y enseñarle a los miembros más pequeños de la familia, pues las acciones individuales pueden impactar de gran manera y ayudar a dirigir el mundo hacia un futuro más sustentable.De manera habitual, adquirimos más cosas de las que en realidad necesitamos. El consumo responsable incide en la necesidad de adecuar nuestras compras a los recursos existentes en el planeta de manera que favorezcan tanto su disponibilidad como la igualdad social.Estos son consejos para aplicar el consumo responsable en nuestras casas:1.- Planifica tus comprasAntes de ir al súper o al mercado, haz una lista de lo que vas a necesitar. Con una lista no solo ahorrarás dinero, además evitarás comprar productos de más o que no vas a utilizar.2.- Aprende a leer etiquetasNo todos los productos contaminan lo mismo, ni en su producción ni en su uso. Fíjate en la etiqueta para que aprendas a identificar qué productos son los que causan un menor daño ambiental. 3.- Apoya el comercio justoProcura realizar tus compras en empresas que tengan una política de cuidado al medio ambiente y a un trato humano. 4.- Compra productos localesEs muy importante que tomes en cuenta que todo producto, sea comida o cualquier otro tipo de objeto, tiene una huella ecológica calculable según parámetros como su proceso de producción, su transporte y distribución, o los residuos que genera tras su uso. Por eso es importante que le des prioridad a los productos locales y a comprar en mercados tradicionales.5.- Organízate con tu comunidadHoy en día es muy fácil encontrar grupos por medio de redes sociales para apoyarse en temas de consumo responsable. También te puedes organizar con tu familia, amigos y vecinos para comprar directamente a productores que tienen mejores precios y materias primas más naturales. 6.- Reutiliza y reciclaEs mejor que compres productos que no estén empaquetados para no generar residuos pero si no es posible trata de que sean envases que puedas volver a usar, como frascos de vidrio u otros recipientes que puedas volver a usar. De ser posible compra productos a granel y lleva tus propios envases para que no generes basura.7.- Rechaza las bolsas de plásticoDe acuerdo con Greenpeace, ocho millones de toneladas de plásticos acaban en los mares y océanos anualmente, además tardan más de 50 años en descomponerse. Procura pensar en ello antes de aceptar una bolsa de plástico o productos que vengan en este material, y mejor siempre lleva contigo las tuyas reutilizables desde casa.8.-Limita el uso del automóvilEn la medida de lo posible, usa otras alternativas como caminar, usar la bicicleta o el transporte público y colectivo. Recuerda que cuidar al planeta es tarea de todos, y que con estas pequeñas acciones estaremos haciendo grandes cambios, para el medio ambiente, pero también para nuestro bolsillo.
¿Alguna vez te has puesto a pensar por qué comemos? ¿Cómo es el mecanismo de nuestro cuerpo que nos avisa cuando necesita comer? ¿Conoces la diferencia entre hambre y apetito? Para saber por qué comemos, es importante que tengas claro qué son el hambre y el apetito, dos conceptos diferentes y que muchas veces no sabemos diferenciar, incluso pensamos que son sinónimo y no lo son.El hambre es el instinto de supervivencia que impulsa a alimentarnos cuando el organismo lo requiere. El apetito es la sensación de comer, influenciada por aspectos psicológicos de la persona como el deseo de comer por placer, felicidad, aburrimiento, tristeza, ansiedad.Como todo en nuestro organismo, el apetito va cambiando conforme vamos creciendo y es preciso conocer sus etapas, para así aprender a comer mejor. Primer decenio, de los 0 a los 10 añosEn esta etapa es cuando se experimenta un mayor y rápido crecimiento. Es cuando los niños pueden adquirir los hábitos que, posiblemente, los acompañen toda su vida, es por eso que es muy importante que los pequeños aprendan a distinguir la comida que verdaderamente los nutre, pues lo que aprendan durante los primeros años de su vida determinará qué tan saludable será de adulto. Segundo decenio, de los 10 a los 20 añosYa en la adolescencia, con los cambios fisiológicos viene un aumento de apetito. Durante esta etapa, la relación con la comida suele ser más vulnerable, pues es cuando llega la pubertad, los jóvenes suelen estar más influenciados y son propensos a caer con comida que pueda provocar desnutrición u obesidad. Durante esta edad del apetito, las mujeres son más propensas a padecer deficiencias nutricionales por su biología reproductiva. Tercer decenio, de los 20 a los 30 añosEn la edad adulta joven, se producen cambios importantes que pueden causar un aumento de peso, por ejemplo, la vida universitaria, vivir en pareja o tener hijos; es cuando nos relajamos y no somos tan estrictos en la alimentación. También es la edad en la que podemos caer en excesos. Cuarto decenio, de los 30 a los 40 añosLa vida laboral en la edad adulta trae consigo los efectos del estrés, que según se ha demostrado, ocasiona cambios en el apetito y los hábitos alimentarios en 80% de la población. Esos efectos pueden consistir tanto en despertar un apetito voraz, como en ocasionar una pérdida de este. Quinto decenio, de los 40 a los 50 añosLa Organización Mundial de la Salud destaca que el tabaquismo, la dieta poco saludable, la falta de actividad física y el problema de la bebida son los factores del estilo de vida que más repercuten en la salud y la mortalidad. Es en estos años cuando los adultos deben cambiar su comportamiento en función de las necesidades de salud, pero con frecuencia los síntomas de la enfermedad son invisibles.Sexto decenio, de los 50 a los 60 añosEn este periodo comienza la pérdida progresiva de masa muscular y continúa de manera constante a medida que avanzamos en edad. Este fenómeno se denomina sarcopenia.Mantener una dieta saludable y variada, y practicar actividad física es fundamental para reducir los efectos del envejecimiento.Séptimo decenio, de los 60 a los 70 años y másLa vejez conlleva la falta de apetito y de hambre, lo que da lugar a una pérdida de peso involuntaria y una mayor fragilidad. La disminución del apetito también puede ser consecuencia de una afección concreta, como, por ejemplo, la enfermedad de Alzheimer.La alimentación es una experiencia social, por lo que factores como la pobreza, la pérdida de la pareja o un familiar, y el hecho de comer sin compañía, afectan la sensación de placer que se obtiene al comer.Otros efectos de la vejez, como las dificultades para tragar, los problemas dentales y la pérdida de gusto y olfato también interfieren en el deseo de comer y en los beneficios que obtenemos de esa práctica.Se dice que lo que no se conoce, no se puede mejorar, así que una vez que conoces las etapas del apetito y cómo van cambiando las situaciones y requerimientos de cada edad, puedes saber cómo llevar una vida más saludable y comer mejor.
NEWSLETTER
Suscribirme al Newsletter
PUBLICIDAD
PUBLICIDAD