El chile largo: datos curiosos y otras maneras de cocinarlo

Por Kiwilimón - Diciembre 2016
También conocido como chile güero, este alimento muy mexicano es tan versátil que puedes incluirlo, no solo en tus salsas, también en otras recetas que querrás probar para las fiestas patrias. ¿Sabías qué…? Se les llama chiles largos a los que son de un color amarillento y por lo general son largos. En Oaxaca se le conoce como ‘chile de agua’ y en Yucatán, ‘chile cristal’. Y en otros países, como Estados Unidos, los denominan ‘chiles bananas’, por su color y forma. En Nayarit, por ejemplo, se cultiva el chile Caribe y el Húngaro, mismos que normalmente se cocinan toreados o en guisados. El chile largo no suele ser tan picante, pues en promedio se calcula que su escala de picor es de 700 unidades, mucho menos que el chile habanero que tiene entre 100,000 y 350,000. Esta cualidad, de no ser tan picoso, le da la ventaja de que podemos usarlo para preparar diferentes platillos. Te contamos de algunos que quizás no conocías.

Ensalada Picante de Pasta y Atún

ImagenReceta Necesitas:
  •  Chiles Largos San Marcos® al gusto, finamente picados
  • 225 gramos de pasta tipo fusilli
  • 2 cucharadas de aceite de oliva
  • 1 pieza de cebolla finamente picada
  • 1 diente de ajo finamente picado
  • 2 piezas de calabaza italiana, en rodajas delgadas
  • 2 cucharaditas de azúcar
  • 2 cucharadas de pesto
  • 1 cucharada de vinagre blanco de alcohol de Caña San Marcos®
  • 1 cucharada de alcaparras
  • 6 piezas de tomate rojo en mitades y en rajas delgadas
  • 1 lata de atún en agua escurrido y desmenuzado
  • 6 piezas de aceituna negras sin hueso y en mitad
Cuece la pasta por 12 minutos y déjela enfriar. Calienta el aceite en una cacerola, saltea la cebolla, los Chiles Largos en Escabeche San Marcos® picados y el ajo por 3 minutos, moviendo con frecuencia. Agrega las calabacitas y cocina por otros 3 minutos. Añade el azúcar, el pesto, el vinagre y las alcaparras. Deja calentar unos segundos moviendo hasta formar un aderezo. Agrega los tomates y mezcla, luego pase la mezcla a un tazón grande y deja enfriar. Agrega la pasta escurrida, luego incorpore con cuidado el atún y las aceitunas. Divide en 4 platos o pásela a un tazón para servir. Macum de Pescado Platillo tradicional de Yucatán ImagenReceta Necesitas:
  • 2 kilos de pescado (mero) en postas
  • 3 Chiles Largos San Marcos® o ixcatic
  • 4 jitomates en rodajas
  • 1 cebolla rebanada en aros
  • 1/2 barra de pasta de achiote
  • 4 naranjas sacarles el jugo
  • 2 dientes de ajo picado
  • 1/2 cucharadita de orégano molido
  • 1/2 cucharada de pimienta molida
  • 2 chiles habaneros
  • Aceite de oliva
  • 2 tazas de agua
  • Sal al gusto
Se disuelve el achiote con el jugo de naranja se agrega, sal, pimienta, orégano y ajo. Con la mezcla anterior se pone a marinar el pescado por media hora. En una cacerola se acomodan las postas de pescado y se agrega toda la mezcla con la que de marino, encima se acomodan las rodajas de jitomate, cebolla y los chiles se tapa y se pone a cocer a fuego lento entre 15 a 25 minutos. Estofado de Cordero con Verduras y Chiles Largos ImagenReceta Necesitas:
  • 2 cucharadas de aceite de oliva
  • 1 pieza de cebolla picada
  • 1 diente de ajo finamente picado
  • 1/2 kilo de pierna de cordero magra,sin hueso, y en cubos
  • 1/2 taza de vino blanco seco
  • 2 tazas de caldo de pollo desgrasado y con poca sal
  • 1 hoja de laurel
  • 1 ramita de tomillo fresco
  • 1 kilo de papita cambray lavadas
  • 225 gramos de zanahoria baby
  • 1 taza de cebollita cambray peladas
  • 1 pieza de nabo picado
  • 1 taza de chícharo pelado
  • 2 cucharadas de perejil picado
  • 2 pizcas de pimienta
  • 2 pizcas de sal
  • 1 lata de Chiles Largos San Marcos®
Precalienta el horno a 175° C. Calienta el aceite en una cacerola grande que puedas meter al horno y acitrona la cebolla y el ajo por unos 5 minutos. Agrega los trozos de cordero y dóralos de manera uniforme durante 5 minutos. Añade el vino, el caldo, la hoja de laurel, el tomillo, las papas, las zanahorias y las cebollitas. Sazona ligeramente con sal y pimienta. Espera a que suelte el hervor, luego tapa la cacerola con una tapa hermética y métela en el horno. Hornea por 1 hora. Agrega el nabo y mueve para incorporarlo. Tapa de nuevo y hornea por 30 ó 40 min o hasta que la carne y las verduras estén cocinadas. Añade los chícharos 10 minutos antes del final del tiempo de cocción. Retira del horno, agrega el perejil y el Chile Largo San Marcos®. Revuelve bien, prueba y añade más sal y pimienta si es necesario. Coloca el Chiles Largos San Marcos® entero encima o a un lado del estofado.  

San marcos

Califica este artículo
Calificaciones (0)
Sé el primero en dar una calificación
PUBLICIDAD
Lo mas leído
Una alimentación adecuada a tus necesidades te dará como resultado un cuerpo sano y eso significa que tu piel también se verá beneficiada, en especial si incluyes alimentos ricos en ácidos grasos Omega-3, grasas saludables o nutrientes que aporten vitaminas.Como una buena y sorpresiva noticia, al investigar sobre los alimentos que promueven la salud de la piel encontramos varios elementos deliciosos que seguro no te costará incluir en tus comidas, como el aguacate o el chocolate amargo.Sin más, aquí te contamos qué alimentos benefician tu piel y qué propiedades tienen.Pescado azulEl pescado azul, también conocido como pescado graso, como el salmón o las sardinas son alimentos excelentes para una piel sana, pues son fuentes ricas en ácidos grasos omega-3, necesarios para ayudar a mantenerla gruesa, flexible e hidratada. De hecho, una deficiencia de ácidos grasos omega-3 puede causar piel seca.Además, el pescado graso también es una fuente de vitamina E, uno de los antioxidantes más importantes para la piel, los cuales ayudan a proteger la piel contra el daño de los radicales libres y la inflamación. Por otra parte, son una fuente de proteína de alta calidad, necesaria para mantener la fuerza y la integridad de la piel.AguacateLos aguacates son ricos en grasas saludables, importantes para ayudar a mantener la piel flexible e hidratada. Aunado a esto, un estudio encontró que los aguacates contienen compuestos que pueden ayudar a proteger la piel del daño solar, y así aminorar los signos de envejecimiento.Semillas de girasolEn general, las nueces y las semillas son buenas fuentes de nutrientes que estimulan la piel, pero en especial las semillas de girasol son un gran ejemplo, pues 28 gramos de semillas de girasol contienen 49% del valor diario para la vitamina E, 41% del selenio, 14% del zinc y 5.5 gramos de proteína.Pimiento morrón rojo o amarilloLos pimientos morrones son una excelente fuente de betacaroteno, el cual el cuerpo convierte en vitamina A.También son una de las mejores fuentes de vitamina C, necesaria para crear la proteína colágeno, que mantiene la piel firme y fuerte.BrócoliEl brócoli contiene luteína, un carotenoide que actúa como el betacaroteno y ayuda a proteger la piel del daño oxidativo, que puede hacer que la piel se seque y se arrugue.Pero los ramilletes de brócoli también contienen un compuesto especial llamado sulforafano, que cuenta con algunos beneficios potenciales impresionantes, pues es un poderoso agente protector contra el daño solar. Funciona de dos maneras: neutralizando los radicales libres dañinos y activando otros sistemas de protección en su cuerpo.Chocolate amargoSi necesitabas una razón más para comer chocolate, aquí está: los efectos del cacao en la piel son increíbles. Después de 6 a 12 semanas de consumir cacao en polvo con alto contenido de antioxidantes todos los días, los participantes de un estudio experimentaron una piel más gruesa e hidratada, además de menos áspera y escamosa, menos sensible a las quemaduras solares y tenía un mejor flujo sanguíneo, lo que aporta más nutrientes a la piel.Pero es importante que te asegures de elegir chocolate amargo con al menos 70% de cacao para maximizar los beneficios y mantener el azúcar agregado al mínimo.
Agradecer nos conecta de forma única con la realidad: nos aleja 180° del drama y nos invita a ser observadores activos frente a lo que sucede en nuestras narices. Con un ‘gracias’ materializamos lo que somos, lo que tenemos, lo que es y no es de gratis. Y si algo hemos aprendido este año es que no todo está dado. Hay que agradecer por ocupar un lugar en el espacio; estar, aún estar.La celebración de Thanksgiving es quizá lo más envidiable de la cultura norteamericana. El tercer jueves de cada noviembre se festeja la primera cosecha de los colonos ingleses en tierras estadounidenses. El agradecer se convierte en una fiesta, en un símbolo, en una intención universal. Para los que profesan la fe presbiteriana es probablemente más importante que la Navidad. Los que profesemos cualquier otra cosa lo hacemos para elevar vibraciones, para amistarnos con el universo o hasta solo por comer rico. (Comer rico siempre de los siempre es una fiesta.)Además de sacar la vajilla heredada de la abuela, los mantelitos de bordado fino y las copas de vidrio cortado, hay que planear el menú. Sin importar que seas un iniciado en el Thanksgiving o no, que en tu mesa no falte un pavo delicadamente rostizado, un gravy sedoso hecho con los jugos del pavo, ingredientes de temporada como la calabaza de Castilla –en puré, en pay, en lo que sea–, una buena ensalada con betabel y arándanos y, claro, los vinos para acompañar todo. No te preocupes. Te dejo aquí una guía general de maridajes para el Thanksgiving. Te aseguro que si la sigues no te faltará armonización entre comida y bebida, ni la armonía. Los básicos: - Al Thanksgiving no lleves la botella más vieja de la cava ni la más tánica. Yo te recomiendo enfriar tus vinos de cepas con buena acidez y estructura media. - Si quieres hacer un brindis, lo mejor es sacar tus copas tipo flauta y rellenarlas con burbujas. El vino chileno espumoso Montes Sparkling Angel está elaborado bajo el método de champenoise, por lo que será ideal para chocar las copas y si guardas un poquito, maridará con la tarta de calabaza del postre. - En blancos, dile sí a uvas como la chardonnay con barrica o la gewurztraminer de Alsacia o Alemania. Si te inclinas por algo californiano vete por un Wente Riva Ranch Chardonnay, cuyas notas avainilladas van bien con el puré de camote o de papa. - Si prefieres los vinos tintos te recomiendo uno recién salido de la bodega como el Beaujolais Nouveau –apenas unos días antes del Thanksgiving hace su salida triunfal al mercado–. La frutalidad y acidez de la uva gamay que da origen a este vino francés le va bien a un pavo mantequilloso y jugoso.- Otro vino que hay que destapar en Thanksgiving es un pinot noir californiano. Mis favoritos para esta celebración son los de Anderson Valley, pero si no los consigues fácilmente, un Louis Jadot Bourgogne Tinto le irá perfecto a la noche. Disfrútalo especialmente junto al relleno del pavo.
La comida de la temporada decembrina nunca decepciona, ni la local, ni la extranjera, pues así como aquí se nos antoja el ponche, los atoles o el chocolatito caliente, de Europa podemos adoptar el delicioso vino caliente, conocido como vino especiado o mulled wine.Su origen su puede rastrear hasta Roma, durante el siglo II, cuando los romanos viajaban por el continente mientras conquistaban gran parte de él y comerciaban con el resto de Europa. Es así como las legiones trajeron vino y viticultura, junto con sus recetas.En la actualidad, el vino especiado se vende en los mercados europeos durante la temporada invernal, y puedes encontrarlo en Francia, Alemania o incluso en España, y ahora cada vez más se prepara en otras partes del mundo, como Estados Unidos, pues tiene una receta sencilla muy fácil de hacer.Sin importar en dónde estés, te aseguramos que hacer esta receta de vino caliente será un éxito y será perfecto para compartirlo con familia y amigos. Prueba esta receta y no dudes en hacer tus propias mezclas, para lograr el equilibrio perfecto de especias, dulzura y calidez.Mulled wine o vino caliente especiadoLa receta tradicional del vino caliente consiste en vino (generalmente tinto) que se calienta con una mezcla de especias, además de ingredientes opcionales como sidra de manzana y cítricos, y adiciones opcionales (y especiales) como brandy.El mejor vino para hacer mulled wine o vino caliente es uno seco y con cuerpo como un cabernet sauvignon o shiraz, pues estos tipos de vino resistirán los otros sabores y asegurarán que el vino especiado no sea demasiado dulce. Por otro lado, ya que añadiremos varios sabores, lo mejor será usar una botella económica.Para hacerlo necesitarás:Vino tintoSidra MielNaranjaEspecias como canela, anís estrella, clavos de olor y cardamomoBrandyPara hacerlo, primero vierte el vino en una olla grande y calienta a fuego lento. Añade las especias enteras y evita en lo posible usar especias molidas o en polvo, pues si lo haces así, flotarán en el vino. Agrega la sidra de manzana, la naranja en rodajas y mantén la cocción a fuego lento para permitir que las especias infusionen el vino y que los otros ingredientes se unan en una bebida única y deliciosa, hasta que hierva. El brandy, que es opcional, se integra hasta el final, si lo deseas.Al momento de servirlo, puedes decorarlo con una rajita de canela y rodajas de manzana o de naranja y listo.
NEWSLETTER
Suscribirme al Newsletter
PUBLICIDAD
PUBLICIDAD
Warning: Illegal string offset 'placementId' in /home/sites/kiwi4.kiwilimon.com/application/pages/bloques/bb-banner/bb-banner.lib on line 116 Notice: Uninitialized string offset: 0 in /home/sites/kiwi4.kiwilimon.com/application/pages/bloques/bb-banner/bb-banner.lib on line 116