¿Eres vegetariano? Los mejores tips para festejar las fiestas patrias
Recomendaciones de Cocina

¿Eres vegetariano? Los mejores tips para festejar las fiestas patrias

Por Kiwilimón - September 2018
Seguir una dieta vegetariana puede ser una tarea complicada, sobre todo en ciertas fechas, como las fiestas patrias. Mucha de la comida típica que se sirve en estas ocasiones parece no estar hecha a la medida de los vegetarianos, por lo que las noches mexicanas no son siempre igual de divertidas para todos los invitados. Si eres vegetariano y ya estás inventando excusas para no celebrar las fiestas patrias, te tenemos una noticia: ¡puedes disfrutar los festejos sin sacrificar tu dieta! Con estos tips podrás festejar durante todo el mes de septiembre, ya sea como invitado o anfitrión:

¿Qué hacer cuando te invitan a una fiesta?

1. Sé precavido A la fecha un porcentaje muy bajo de la población sigue una dieta vegetariana, por lo que es muy poco probable que sirvan platillos vegetarianos en una fiesta mexicana. Si te invitan a una reunión, come antes de ir. Así no estarás muriendo de hambre toda la noche. 2. Ofrece a llevar algo Un gesto muy amable (y además inteligente) es preparar algo tú mismo para llevarlo a la fiesta. Elige algo que a ti te guste, pero que también vaya ad hoc con la reunión. No se te ocurra llevar hummus a una carne asada. Mejor prepara una escalivada que va bien con la carne y es 100% vegetariana. 3. Aprende a improvisar Es cierto que muchos platillos mexicanos incluyen carne, pero también puedes prepararlos a tu gusto. Los sopes, por ejemplo, pueden disfrutarse sin pollo o carne. Haz tu propia versión vegetariana con solo verdura y salsa.

¿Qué hacer si tú organizas la fiesta?

1. Piensa en todos El hecho de que tú no comas carne no significa que a tus invitados no les guste. Si decides no incluir ningún platillo con carne, avísales a tus invitados. Así les das la opción de traer la comida de su preferencia. 2. Busca recetas alternativas Existen muchos platillos mexicanos que pueden prepararse de una manera vegetariana. Por ejemplo, el chile poblano relleno de quinoa puede ser una alternativa a los famosos chiles en nogada. 3. Haz un menú divertido A lo mejor tú eres fan del tofú y todas sus variantes, pero considera que muchas personas encuentran este ingrediente un poco aburrido. Prepara platillos atrevidos y llenos de sabor que puedan disfrutar todos en tu reunión. Recuerda que, a final de cuentas, lo más importante es que todos se la pasen bien en los festejos. Celebra las fiestas patrias con platillos típicos de México sin carne.

Aquí te compartimos algunas ideas:

Califica este artículo
Calificaciones (0)
Sé el primero en dar una calificación
PUBLICIDAD
Lo mas leído
Conforme crecemos, muchas veces dejamos de tomar leche, pero si aún disfrutamos de un café o cualquier otra bebida con leche, quizá después de los veintes, no nos caiga tan bien al estómago. Por fortuna, existen muchas opciones vegetales, pero ¿sabes cuál es la leche vegetal?Una leche vegetal es toda aquella que se elabora a partir de ingredientes vegetales disueltos en agua, las cuales lucen similares a la leche animal pero no contienen lácteos. Así, tenemos leche de soya, leche de arroz, leche de coco, leche de almendras o leche de avena, por ejemplo.Beneficios de tomar leches vegetalesExisten muchas buenas razones para tomar leches vegetales, pero la principal suele ser la intolerancia a la lactosa que, de acuerdo con la Academia Nacional de Medicina Mexicana, afecta a 30 por ciento de los adultos en el país.Otras razones para tomar leches vegetales es que son adecuadas para las personas que eligen comer vegetariano o vegano, además del gran sabor y las bajas cantidades de grasa en la mayoría de las leches a base de plantas.Podemos resumir los beneficios de las leches vegetales así: Son ricas en vitaminas y minerales (generalmente les son añadidos)La mayoría son bajas en grasaNo contienen colesterolTienen una combinación saludable de grasas mono y poliinsaturadasSon perfectas para personas con un sistema digestivo lento¿Cuáles son las leches vegetales y cómo se usan?Las leches vegetales más populares son la de soya, la de almendras, la de coco o la de arroz, por ejemplo. A continuación, te damos algunos ejemplos de sus beneficios y sus usos.Leche de soya. La leche de soya generalmente puede ser un sustituto de la leche de vaca para cocinar u hornear, pues tiene la misma consistencia con respecto a las proteínas y las grasas que la de vaca. Para hacerla, necesitas 1 taza de frijol de soya, 2 tazas de agua para remojarlos, 2 litros de agua para hacerla, 1 raja de canela y 3 cucharaditas de néctar de agave. Primero tienes que remojar las semillas durante 8 horas, por lo menos; cuando los frijoles se vean hinchados, cuélalos y enjuágalos. Posteriormente licúalos con un litros¿ de agua limpios por 2 minutos. Pasa la mezcla a una olla y añade el otro litro de agua, cocina con la rajita de canela hasta que comience a hervir, entonces retira del fuego. Cuela el líquido con una manta de cielo. Agrega el endulzante, disuélvelo bien y listo.Leche de almendras. Funciona como un sustituto de la leche muy saludable, ya que contiene muchas vitaminas, magnesio, hierro, proteínas y fibras. Además, es naturalmente muy cremosa.Para hacer leche de almendras, da clic aquí y mira el paso a paso explicado con un video.Leche de coco. Esta leche posee varios beneficios para la salud, por ejemplo, se sabe que fortalece el sistema inmunitario. La leche de coco tiene un sabor naturalmente cremoso y sabroso.Haz leche de coco casera con esta receta.Leche de arroz. La leche de arroz es gustada por su sabor dulce. También es perfecta para hornear o para el desayuno. Sin embargo, no contiene tanto calcio o proteína como la leche de vaca.Mira cómo hacer leche de arroz casera aquí.Leche de avena. Este tipo de leche vegetal contiene fibra, la cual proporciona prebióticos, que ayudan a las bacterias amigables en tu sistema a sobrevivir y prosperar. Además de ir muy bien con bebidas, como smoothies o licuados, funciona en recetas veganas como mac and cheese, y para espesar sopas y guisados.Para la leche de avena, remoja 1 taza de avena en 5 tazas de agua por 30 minutos, cuela y licúa la avena con la esencia de vainilla, la azúcar morena y la sal con el agua del remojo. Cuela con ayuda de un colador o una manta de cielo 2 veces, o hasta que ya no se vean restos de avena.Sin importar la bebida vegetal que elijas, procura consumir aquellas que no tengan azúcar añadida, para aprovechar mejor sus beneficios.
En la actualidad, el horno de microondas es uno de los electrodomésticos que no puede faltar en todas las cocinas, aunque fue apenas en 1870 que comenzó a ser parte de ellas. Con un funcionamiento eléctrico, el horno tiene usos distintos y ciertas reglas para hacerlo.El proceso de calentamiento en uno de estos electrodomésticos es simple: cuando presionas iniciar, las microondas comienzan a rebotar alrededor de la cámara y así infiltran moléculas electromagnéticas excitadas en cualquier producto alimenticio que estés cocinando para calentarlo.El horno de microondas es una herramienta muy práctica, en la que sólo tienes que introducir tu comida, indicarle tiempo y pulsar un botón de inicio para calentar, pero también puedes cocinar por completo los alimentos.Además de precauciones que quizá ya hayas escuchado, como que no puedes meter ciertos materiales, por ejemplo, el papel de aluminio o los recipientes de plástico no aptos para microondas, cuando se trata de la comida en sí, ¿qué se puede cocinar con seguridad en el microondas?En general, puedes calentar en el microondas cualquiera de los grupos de alimentos, como pollo, huevos, verduras; sin embargo, al momento de cocer algo, el Servicio de Inspección y Seguridad Alimentaria del Departamento de Agricultura de los Estados Unidos (USDA) recomienda remover o voltear la comida a la mitad de su tiempo de cocción, cubrirla con un material apto para microondas y usar un termómetro de alimentos para asegurarse de que el calor se distribuya de manera uniforme.Estos consejos te aseguran que cualquier bacteria dañina sea completamente destruida y así estés protegido de las enfermedades transmitidas por los alimentos causadas por patógenos nocivos, como la salmonella. Revisa aquí algunos trucos con tu microondas.También debes tener en consideración que los diferentes grupos de alimentos tienen diferentes estándares de seguridad para cocinar y acá te decimos cuáles sí y cuáles no debes meter al horno de microondas.VegetalesLas verduras son uno de los mejores alimentos para cocinar en el microondas, porque generalmente están tiernos o tienen un alto contenido de humedad. Aunque la investigación es mixta, en su mayor parte se descubrió que el microondas conserva los nutrientes bastante bien, aparte de algunos casos en que se agrega agua. La recomendación es usar vidrio, recipientes de cerámica y todos los plásticos etiquetados para uso en hornos microondas y evitar meter uvas o zanahorias crudas, pues se ha encontrado que a veces han soltado chispas.Da clic aquí y pon en práctica estas recomendaciones con preparando brócoli en el microondas AvesPuedes cocinar pollo completamente en el microondas, aunque hay algunas cosas a tener en cuenta. Lo primero es asegurarse de que el calor está completamente distribuido volteando el pollo a la mitad del tiempo de cocción. La recomendación es cocinar todas las aves de corral sin relleno a una temperatura segura de 73 °C. Además, lo mejor es evitar cocinar este tipo de comida enteras y rellenas en el microondas, ya que el relleno puede no alcanzar una temperatura interna lo suficientemente alta como para destruir las bacterias.HuevoEs muy práctico y sí puedes cocinar huevos en el microondas con o sin la cáscara, pero una investigación publicada en el American Journal of Ophthalmology reveló que los huevos que se cocinan en el microondas en con cáscara pueden explotar e incluso han causado lesiones oculares como resultado.CarneAunque puede parecer extraño, puedes cocinar asados de carne y filetes a fondo en el microondas. Para cocinarla, el USDA recomienda hacerlo a potencia media o media-alta, y dejar que la carne se enfríe durante tres minutos antes de manipularla. Si tienes un asado, pre-cocínalo en una olla tapada antes de cocinar en el microondas.Ya sea que vayas a cocinar o simplemente a calentar tu comida en el microondas, no olvides las reglas básicas: usa recipientes adecuados y no olvides removerla o voltera tu comida a la mitad de la cocción.Recetas en microondas para ti:Papas al gratínFlan en microondasPastelito de nutella en taza
Puede que no seas una experta en repostería, pero aunque ya hayas horneado antes, a veces el resultado te deja preguntándote ¿¡que diablos estoy haciendo mal y por qué me quedan duras las galletas?!A pesar de tener una receta muy sencilla, las galletas suelen ser uno de los alimentos que más complicados nos resultan a la hora de hacerlos, porque en su paso a paso, necesitamos encontrar el equilibrio perfecto para que no queden demasiado gruesas, o demasiado pastelosas o muy duras.Para sabe qué salió mal con tus galletas, tienes que fijarte en varias cosas, por ejemplo, la consistencia de las galletas o de la masa antes de hornearlas. Así, entre los errores más comunes al hacer galletas se encuentra no agregar suficiente harina o usar demasiada; usar una cantidad mayor de huevos o incluso de azúcar… Y más que enlistamos a continuación:Usar polvo de hornear en lugar de bicarbonato de sodioMezclar todos los ingredientes al mismo tiempo en lugar de seguir las instrucciones paso a pasoAgregar huevos extraOlvidar los huevos por completoEmbutir la harina y usar demasiadaNo usar suficiente harinaBatir en exceso la masaUsando demasiada mantequillaNo usar suficiente mantequillaNo usar suficiente azúcar¿Por qué me quedan duras las galletas?Cuando horneas galletas y te quedan duras, lo más seguro es que hayas caído en dos de los errores más comunes: te faltó mantequilla o no usaste suficiente harina.Algunas galletas son crujientes y de consistencia más dura, pero otras, como las de chispas de chocolate o avena, pueden ser suaves o crujientes. El secreto para lograr una textura esponjosa en lugar de una textura delgada y crujiente está en la humedad.Por ejemplo, formar las galletas en montículos altos en lugar de aplanarlas con la palma de la mano y cocinarlas por un minuto o dos ayudará a retener densidad y las hará más suaves. Para agregar más humedad a la masa, puedes hacerlo en forma de mantequilla adicional, yemas de huevo o azúcar morena, esto hará queden aún más suaves.Para hacer las galletas más suaves, puedes agregar de 2 a 4 cucharadas de mantequilla ablandada, o 1/4 taza de azúcar a la masa.Cuando usas poca harina, las galletas salen planas, marrones, crujientes, frágiles y grasientas; además, se cocinan mucho más rápido.El resultado son galletas duras y frágiles, igual que cuando usas mantequilla demasiado suave o ligeramente derretida a la masa también puede dar como resultado galletas planas. La solución fácil es agregar más harina a la masa, poco a poco, hasta que la mezcla se pegue bien a la batidora.Prueba con estas pequeñas modificaciones en tus recetas de galletas, porque sólo a prueba y error encontrarás la forma perfecta de hacer galletas que no te queden duras.
El pollo rostizado es una comida popular de domingo, que en cualquier casa mexicana reúne a la familia y se complementa con arroz, frijoles, tortillas.Es muy probable que al menos una vez en la vida, tú también hayas comido pollo rostizado, porque no sólo es muy común en México, de hecho, en Estados Unidos, Costco vendió alrededor de 60 millones de pollos rostizados en 2018, de acuerdo con la revista Fortune.Siendo un alimento tan consumido, quizá es un buen momento para preguntarnos qué tan beneficioso es para nosotros.¿Será que no es la mejor forma de comer pollo? Para nuestra sorpresa, el pollo rostizado no es tan malo como podría parecer.De acuerdo con Abby Sauer, dietista especialista en nutrición adulta, el pollo rostizado es una buena fuente de proteína, el nutriente esencial que sirve para “construir células, tejidos, músculos, huesos y órganos, y es un factor clave cuando se trata de desarrollar hábitos alimenticios saludables”. Te puede interesar El truco más fácil para quitarle los tendones al polloY no sólo eso, entre los beneficios de comer pollo rostizado, también se encuentra el hecho de que posee hierro, calcio y vitamina A.Por ejemplo, un muslo SIN piel posee todos estos nutrientes:183 calorías10 g de grasas3 g de grasas saturadas0 g de carbohidratos0 g de azúcar23 g de proteína318 mg de sodioAhora, lo que debes cuidar cuando comas pollo rostizado es la forma en la que está sazonado, pues puede tener demasiado sodio. Este nutriente ayuda a llevar agua a las células, pero en exceso, como todo, no es saludable.El segundo tip para comer pollo rostizado y disfrutar de sus beneficios es quitarle la piel de vez en cuando. Sí, sabemos que esa es la parte más deliciosa y no tienes que dejar de comerla, pero la piel del pollo rostizado contiene grasas saturadas, las cuales pueden aumentar los niveles de colesterol, cuando son consumidas en exceso.¿Te sorprendió que el pollo rostizado contara con tantos beneficios? Recuerda disfrutar de tus comidas conscientemente, informarte de sus nutrientes y quizá incluso la próxima vez que tengas antojo de pollo rostizado puedas preparar tu propia versión casera.Aquí te dejamos algunas ideas.Pollo Rostizado al ChipotlePollo Rostizado al GuajilloPollo Rostizado al Limón
NEWSLETTER
Suscribirme al Newsletter
PUBLICIDAD
PUBLICIDAD