Esta es la GUÍA OFICIAL del mole mexicano ¡que no te engañen!

Por Kiwilimón - Diciembre 2016
¡Ah, el mole! Esa deliciosa salsa hecha a base de chocolate y chile es un clásico de la gastronomía mexicana y, por supuesto, un básico de toda cocina mexicana. Aunque por lo general, los ingredientes principales son los mismos, existen algunas otras variedades, ¿lo sabías? Si aún crees que las variedades de mole son las diferentes marcas de los enlatados que te puedes encontrar en el súper mercado, te urge leer esta guía del mole mexicano:

Mole negro

Este es tal vez uno de los más conocidos. Lleva más de 30 ingredientes (chiles, especias, semillas y hierbas). El sabor característico de este tipo de mole se debe a la combinación del chocolate con la canela y el plátano macho. Para que un mole negro sea verdaderamente tradicional, este debe freírse en manteca de cerdo.

Empieza el día con el pie derecho. Rancheros con #MoleNegro 👌🏻

A post shared by Guzina Oaxaca (@guzinaoaxaca) on

Como su nombre lo dice, esta variedad es originaria del estado de Puebla. El mole poblano es el que comúnmente se sirve en los restaurantes. Su color es un poco más rojizo, ya que lleva menos chocolate, y es más picante. Así como el mole negro, puede servirse con pollo o pavo.
El colorado es una versión entre el negro y el poblano. Puedes distinguirlo por su color ladrillo y su textura. Para elaborar el mole colorado se usan ciertas hierbas, las cuales ayudan a darle mayor cuerpo a la salsa. Se puede servir con puerco, res o pollo.
Este es uno de los rebeldes de la familia de los moles, ya que se brinca uno de los principales ingredientes de esta famosa salsa: el chocolate. Hecho con cilantro, chile verde y tomatillo, se parece más a una salsa verde. Acompaña el mole verde con carne de pollo o puerco y chayotes.
Aquí otro transgresor de los moles que tampoco lleva chocolate. Este mole tiene un vibrante color amarillo por los chiles chilhuacles amarillos que lleva. Para espesar la salsa se agrega un poco de masa de maíz. El característico sabor del mole amarillo se debe a la hoja santa, que le da un toque anisado.
A diferencia de los otros moles, el mole chichilo tiene una consistencia líquida. Aunque tampoco lleva chocolate, tiene un aroma muy especial por los chiles y las cenizas de las tortillas y semillas que se ponen a tostar. Este tipo de mole se suele servir con carne de res.

#molechichilo #food #foodporn #foodisfuel #foodphotography #sancristóbal #chiapas #tierraycielorestaurante #tastingmenu

A post shared by 🍴🍸Abby🍸🍴🇲🇽 (@abby_ramos) on

Este mole es espeso y rico en sabores por la piña y el plátano macho que se agregan a la salsa. De hecho, es común que se sirva el platillo acompañado de grandes rodajas de plátano frito. Dependiendo del estado donde lo pruebas, puede ir acompañado de pollo, gallina, cerdo o pavo.

#manchamanteles

A post shared by yN (@ynmasqueunamujer) on

Verde, poblano, chichilo, ¡no importa! El mole es delicioso en todas sus versiones. Y tú, ¿ya has probado todos los tipos de mole? Te invitamos a prepararlo con estas deliciosas recetas:

Califica este artículo
Calificaciones (0)
Sé el primero en dar una calificación
PUBLICIDAD
Lo mas leído
Seguramente entre tu colección de sartenes y ollas que tienes en la cocina, se encuentran varios refractarios de vidrio, los cuales utilizas muy de vez en cuando única y exclusivamente para hacer postres o hacer uno que otro platillo que se introduzca en el horno.Sin embargo, existen algunos que soportan el fuego directo de la estufa y con ellos podrías cocinar tus alimentos y darles un mejor sabor.Las ventajas que ofrece cocinar en un refractario de vidrio es que este material no contiene metales pesados como el níquel, cromo o teflón, que a la larga perjudican nuestra salud; además ahorra tiempo y dinero, pues los alimentos se cuecen con mayor rapidez y no gastas tanta energía (eléctrica o gas), asimismo, no se rayan y se limpian muy fácil, no absorben olores ni sabores.Gratín de berenjenas en refractarioLas desventajas que nosotros encontramos al cocinar con este tipo de refractarios es que el calor con el que se cuecen los alimentos se pierde muy rápido, por lo que la comida se enfría antes de servirla. De igual forma, hay comestibles que no quedan igual, como el arroz o alimentos para freír.Con esta información te dejamos algunos tips para que saques tus refractarios de vidrio y te aventures a cocinar de una forma más rápida, económica y saludable.En caso de cocinar verduras, deberás añadirle agua o algún caldo al refractario, para que cuando se estén cociendo no se peguen en el fondo del recipiente. El líquido deberás agregarlo antes de ponerlo al fuego, pues si lo añades una vez que está caliente podría romperse debido al choque de temperaturas.Para cocinar carne, pollo, pescado o mariscos, añade una capa de mantequilla en todos los rincones de la base del refractario, esto le dará un gran sabor a tus alimentos; además servirá para que no se peguen a la hora de cocerse.Muchos de los refractarios vienen con tapas de plástico, los cuales no utilizarás mientras se cocina, pues el calor las derretiría. Estas tapas únicamente se utilizan para guardar alimentos o cuando calientes un platillo en el horno de microondas.Para cocinar a fuego directo o en el horno con la necesidad de cubrir los alimentos deberás usar papel aluminio.Espagueti tricolor en refractarioPara manipular el refractario mientras cocinas, deberás hacerlo con mucho cuidado utilizando guantes para evitar una quemadura, pues estos utensilios alcanzan una temperatura muy alta de forma rápida.Al momento de quitarlo del fuego pon tu refractario sobre una superficie de una toalla, de prioridad húmeda, pues el contacto con otro material podría hacer que se rompa. No olvides verificar que pueden usarse dentro del horno o en la estufa, y pon en práctica estos consejos para darle otro sabor a tus comidas.
Puede que una ensalada sea la definición de comida saludable, pero no por ello tiene que ser aburrida ni mucho menos. Hay formas en las que puedes convertir una simple ensalada en una comida deliciosa y muy completa.Además de ser una comida saludable, puede resultar en un platillo económico, muy práctico y accesible, pues basta con mezclar algunos ingredientes y listo, ¡tienes una comida completa!Para hacer una buena ensalada necesitaras algunas ingredientes básicos:Un vegetal verde como base: lechuga, espinacas, kale.Una proteína, ya sea carne o pescado: pavo, pollo, salmón ahumado, huevo cocido, atún.Un carbohidrato: pasta integral, avena, quinoa, arroz.Además, se le pueden agregar otros complementos para hacerla más completa y deliciosa.Legumbres. El garbanzo, la lenteja y los frijoles son reconocidos como fuentes de proteínas, almidón, fibra, vitaminas y minerales. Eso significa que añadirlos a nuestra ensalada nos dará un aporte extra. Frutas. Si te gustan los contrastes puedes agregarle algún tipo de fruta para darle un toque dulce. Piña, durazno, mango, fresa, manzana, o aguacate son las que mejor quedan en las ensaladas. Frutos secos. Añade a tus ensaladas un puñito de nueces, almendras, pistaches o piñones que le darán el toque crujiente y delicioso. La ensalada ya está prácticamente preparada y sólo nos queda el toque final: el aderezo. Ten mucho cuidado ,porque lo nutritivo de una ensalada puede estropearse con el abuso de aderezos.Lo que te recomendamos es preparar un aderezo casero para que puedas controlar los ingredientes y las porciones. Por ejemplo, el aceite de oliva virgen extra con un toque de vinagre blanco o rojo y una pizca de sal será un buen aporte de grasas saludables.La mostaza Dijon, una salsa de yogur natural con cilantro o hierbabuena, jugo de limón o de otras frutas o con una cucharadita de miel, combinará perfectamente con un puñado de frutos secos.Como ves, lo saludable no es sinónimo ni de aburrido ni de insípido y las posibilidad para hacer una ensalada deliciosa y nutritiva son infinitas, lo que necesitas sólo son algunos ingredientes y mucha creatividad.
Desde diciembre de 2019, un nuevo virus conocido como coronavirus COVID19 se propagó desde la ciudad de Wuhan, China, hacia el resto del mundo contagiando a más de 115,000 personas y cobrando la vida de 4,000 víctimas en 114 países. Es por esta razón que en diversos países como España, Estados Unidos, Argentina y recientemente en México, se han implementado medidas de seguridad como la cuarentena, para evitar que los contagios continúen incrementando. De hecho, en marzo del 2020 se dieron indicaciones para que las escuelas y universidades suspendan clases hasta finales de abril y también algunas empresas se han sumado a la estrategia, implementado el home office (trabajo desde casa) para salvaguardar la salud de sus trabajadores, instando a todas las personas a mantener el aislamiento social en la mayor medida de lo posible. Ahora, tomando en cuenta que los cambios radicales dentro de la rutina y la falta de actividad física pueden tener graves repercusiones para nuestro sistema digestivo, es necesario cuidar nuestra alimentación para equilibrar la flora intestinal. La mejor manera para cuidar de nuestra digestión y evitar problemas como la inflamación, el estreñimiento y la pesadez en el estómago, es reducir el consumo de alimentos procesados, con altos niveles de azúcar, hidratarse constantemente y consumir frutas y verduras pero, ¿cuáles son los mejores alimentos para una buena digestión? De acuerdo a la Organización Mundial de Gastroenterología (WGO), la ingesta constante de agua y alimentos altos en fibra favorecen la flora intestinal, por ello, a continuación te presentamos algunas frutas y verduras que no pueden faltar en tu dieta. Plátanos Los plátanos son frutas altas en fibra, que además contienen fructooligosacáridos, un componente que permite mejorar la flora intestinal y propicia la buena digestión. Procura comer uno al día y notarás como tu sistema comienza a funcionar mejor. Frutos rojos Los frutos rojos como las fresas, frambuesas y arándanos, además de ser excelentes antioxidantes, contienen sustancias que ayudan a prevenir el estreñimiento. Estos se pueden combinar con diferentes cereales como la avena y el amaranto, que mezclados hacen una excelente combinación para cuidar del sistema digestivo. Papaya Esta fruta es rica en antioxidantes, vitaminas, minerales y enzimas digestivas para la salud, por lo que cuida tanto de tu estómago como de tus intestinos. La puedes comer al natural, en jugos, licuados y hasta en ensalada y siempre tendrá grandes beneficios para tu digestión. Verduras crucíferas Las verduras como la col rizada, la coliflor y las coles de Bruselas poseen altos contenidos de fibra dietética y folato, por lo que ofrecen propiedades antiinflamatorias y depurativas que ayudan a tener una mejor digestión. Lo ideal es cocerlas al vapor o saltearlas para facilitar el proceso digestivo. Agua Es imperante comprender que no importa la cantidad de fibra que se consuma, si no se toma agua suficiente, la digestión, la absorción y la circulación de nutrientes en el cuerpo, no se logrará de manera correcta. Existen algunos alimentos como pepinos, melones y jitomates que también pueden ayudarte a mantenerte hidratado. Recuerda que en esta época de cuarentena no solo debes protegerte de las enfermedades respiratorias, sino cuidar de tu salud en general, balanceando tu dieta y manteniendo una higiene impecable en tu hogar.
Una de las mayores preocupaciones que tiene la gente de todo el mundo es la seguir una dieta que les permita llegar a su peso ideal. Ya sea motivados por cuestiones de salud o por querer lucir mejor estéticamente, adelgazar es una de las constantes en la población de todo el mundo desde hace ya muchísimos años. Así, cada determinado tiempo surge una nueva dieta que se pone de moda, mientras que algunas son muy efectivas, otras tantas son incluso riesgosas pero, ¿realmente conocemos sus fundamentos y su manera de actuar? Es muy importante que antes de decidirte a hacer una dieta, investigues cuál es la adecuada para ti tomando en cuenta tu edad, tu peso, estilo de vida y demás factores clave. Por eso te recomendamos que te acerques con un especialista en salud y nutrición, para que así puedas escoger la dieta más adecuada para ti. Estas son las dietas más populares actualmente.PALEO¿Qué es?Esta dieta surgió en los años 70 y plantea una alimentación al estilo de nuestros antepasados del Paleolítico, que eran cazadores y recolectores. La dieta paleo consiste en suspender el consumo no sólo de alimentos procesados, sino también de cereales o legumbres, así como priorizar el consumo de productos frescos, como carne, pescado, verduras y fruta.¿Es efectiva?Algunas de las propuestas de la dieta paleo están respaldadas por la evidencia científica actual, como es el consumo abundante de frutas, verduras y frutos secos o la restricción de los alimentos procesados. Sin embargo, otras premisas como evitar cereales, legumbres no tienen un fundamento real. Si buscas seguir esta dieta, nuestro reto paleo te funcionará como guía con los alimentos que puedes comer.KETO¿Qué es?La dieta keto plantea eliminar o reducir al máximo todos los carbohidratos y apostar por las grasas y las proteínas; actualmente, es una de las que más se siguen para adelgazar.¿Es efectiva?De acuerdo con la clínica Mayo, la cetosis es efectiva en pacientes con epilepsia, pues hasta la mitad de las personas que la padecían presentaron menos convulsiones después de seguir la dieta. Además, las investigaciones indican que podría ser beneficiosa para el control del azúcar en sangre en las personas con diabetes y para el mantenimiento del peso.¿Buscas recetas keto o cetogénicas? Mira el reto keto y disfuta de comidas deliciosas, ideales para cada día de tu dieta keto.DETOX¿Qué es?Existen muchísimas variedades de una dieta detox. Una de las más populares consiste en llevar una alimentación basada en en jugos de frutas y verduras que fomentan la eliminación de toxinas de nuestro organismo y conseguir bajar de peso.¿Es efectiva?La Escuela Médica de Harvard aseguró que esta dieta al no contar con proteínas, ácidos grasos y otros nutrientes esenciales, puede causar deshidratación y deteriorar la función intestinal normal. ATKINS¿En qué consiste?Esta dieta que creó el médico cardiólogo Robert Atkins en los años 70 plantea una restricción de carbohidratos y otros alimentos. La fórmula consiste en una dieta compuesta de 75% de grasas, 20% de proteínas y sólo 5% de carbohidratos.¿Es efectiva?Este tipo de dietas pueden provocan un exceso de proteínas y de sal, y una ingesta insuficiente de fibra, hierro, magnesio y vitamina D, lo que provoca una pérdida de la masa muscular y ósea o peligros cardiovasculares.Como sabes, las dietas no deben ser tomadas a la ligera, pues la alimentación es una parte fundamental del funcionamiento del organismo. Si quieres mejorar tu salud y aparicencia física, es mejor que te asesores con un profesional que pueda diseñar o recomendarte la dieta ideal para ti y para lograr tus objetivos.
NEWSLETTER
Suscribirme al Newsletter
PUBLICIDAD
PUBLICIDAD