Estas delicias cuestan menos de 100 pesos prepararlas
Recomendaciones de Cocina

Estas delicias cuestan menos de 100 pesos prepararlas

Por Kiwilimón - Mayo 2016
Comer delicioso no necesariamente significa comer caro. No creerás que por menos de $100.00 pesos podrás disfrutar de estos manjares. ¡No te pierdas aquí todas las recetas!

Deliciosas croquetas con relleno suave de atún

                   

Flautas crujientes rellenas de PAPA con CHORIZO

Deliciosas tortitas de papa con pollo

El infalible chicharrón en salsa verde

Los MEJORES chilaquiles que probarás en tu vida

Estas IRRESISTIBLES enchiladas de mole

Y estos GLORIOSOS nachos de chipotle gratinados... ¡MMMM!

   
Califica este artículo
Calificaciones (0)
Sé el primero en dar una calificación
PUBLICIDAD
Lo mas leído
No es ningún secreto que una buena salsa puede transformar una preparación común en una extraordinaria creación culinaria. Y es que la elección correcta de ingredientes puede integrar texturas e intensificar al máximo las mezclas de sabores. Lo bueno es que solo basta con saber preparar ocho tipos diferentes de salsas para poder cocinar todo tipo de platillos. Estas son las salsas que debes aprender a preparar: Bechamel: esta cremosa salsa es una de las protagonistas de platillos tan famosos como los macarrones con queso o la lasaña. Para cocinarla solo tienes que mezclar “roux” (básicamente algún tipo de grasa con harina) con leche o algún otro lácteo. Su sabor es muy neutro, por lo que suele ir acompañada de ingredientes más fuertes.Tomate: un buen plato de pasta siempre debe estar bañado con una deliciosa salsa de tomate casera. El secreto de esta tradicional salsa no está precisamente en sus ingredientes (los cuales son bastante básicos: tomates, cebollas, ajo y aceite de oliva), sino en el tiempo de cocción. Tienes que dejarla a fuego medio por un largo periodo para que se reduzca lentamente hasta tener una consistencia más espesa. Holandesa: si nunca has probado esta exquisita salsa, hay una manera muy simple de describirla. La salsa holandesa es la versión gourmet de la mayonesa que usas para preparar tus sándwiches. Para prepararla solo tienes que mezclar yema de huevo con mantequilla y jugo de limón. Debido a que los huevos no entran precisamente en un proceso de cocción es muy importante que tengas cuidado al momento de conservarla.Velouté: la salsa que te ayudará a sacarle provecho hasta al caldo de tus preparaciones se llama velouté (o terciopelo, en español). Aunque su nombre suene muy sofisticado, su preparación es muy sencilla. Lo único que debes hacer es combinar mantequilla, aceite o la grasa que tú elijas con un poco de harina y el caldo de la carne, pescado o pollo que hayas cocinado. Española: otra salsa clásica es la “espagnole”. Esta salsa es de un tono café tostado y se hace mezclando zanahorias, apio y cebolla  con caldo de carne. Algunas personas añaden especias, como hojas de laurel, e incluso una copita de jerez. Barbecue: la reina de las salsas en las carnes asadas es, sin duda, la barbecue. Usualmente se usa para bañar alitas o costillas, pero en realidad puede usarse en una gran variedad de platillos. Si no tienes ni idea de cómo prepararla, aquí te decimos paso a paso cómo puedes hacer una salsa barbecue casera.Agridulce: este tipo de salsa es típica de la cocina oriental. Por lo general se prepara con un ingrediente dulce, que puede ser miel o jugo de naranja, y otros elementos salados, e incluso picantes. El jengibre, el chile rojo y la salsa de soya también son elementos comunes en estas salsas. Picante: por supuesto que no podíamos terminar esta lista sin hablar de las salsas picantes. Aunque esta variedad de salsas requiere un artículo completo para explicar todas las opciones que hay, podemos englobarlas en verdes, rojas, crudas y cocidas. Si sabes preparar una salsa verde con tomatillo o una roja, ya estás del otro lado.
Todas las personas en algún momento hemos sufrido de la molesta inflamación en el vientre, la mayoría de las ocasiones es a causa de una mala alimentación y una dieta que no es adecuada, pero también existen otros factores. Es importante que acudas con un médico, ya que las causas pueden ser desde algo muy sencillo, como deglutir aire debido a un hábito nervioso, o intolerancia a los lácteos, hasta algo que requiera más atención, como miomas uterinos u ovarios poliquísticos.Uvas. Las uvas contienen resveratrol, el cual reduce la oxidación y eso ayuda a la desinflamación del vientre. Papaya. Contiene papaína, una enzima que en conjunto con el potasio y la vitamina A trabaja para darte un vientre sin inflamación. Guayaba. La guayaba es una fruta llena de nutrientes tanto en la piel como en la pulpa. Está llena de vitaminas, contiene flavonoides, carotenoides, triterpenoides y quercetina, que ayudan a desinflamar.Manzana. Rica fibra, zinc, hierro y vitamina B, antocianidinas, ácido clorogénico, quercetina y procianidinas, la manzana es la indicada para reparar el daño inflamatorio.Piña. La piña contiene una enzima digestiva llamada bromelina que ayuda con las proteínas en el estómago. Melón. El melón por su constitución mayormente de agua permite una desintoxicación más rápida de toxinas que puedan causar inflamación en el vientre.Ciruela. La ciruela contiene una gran cantidad de fibra que junto a sorbitol estimula el buen funcionamiento del colón, lo que favorece la evacuación y previene la inflamación. Higo. Sus cualidades satisfacen el hambre por lo que no se come de más y se evita la inflación.Aguacate. El aguacate contiene una enzima llamada lipasa que ayuda a descomponer las grasas y ayuda a tener un estómago desinflamada.Naranjas. Las naranjas como los otros cítricos están compuestas en su mayoría por agua, por lo que ayuda a una buena digestión.Además de estos alimentos, lo que te recomendamos es tener una dieta balanceada, tomar al menos dos litros de agua diaria y estar atenta a lo que consumes para revisar qué es lo que causa la inflamación y de esa forma evitarlo. Recuerda que cada cuerpo es diferente y debemos estar atentos a cómo reacciona a distintos alimentos.
Para nadie es un secreto que estamos viviendo una crisis ambiental muy fuerte. Las poblaciones de la vida silvestre alrededor del mundo han disminuido 60% en 40 años. La contaminación, deforestación, el cambio climático y otros factores provocados por el ser humano nos han llevado a las peores condiciones del medio ambiente. El reciclaje es una de las acciones que tenemos a nuestro alcance para poner nuestro granito de arena y ayudar a la salud del planeta. Es mucho más sencillo si lo adoptamos como un hábito para convertirlo en un estilo de vida, y si incluimos a los niños, podremos contribuir a reducir el impacto negativo del ser humano en la naturaleza.Para que un niño entienda la importancia del reciclaje, es necesario que sepa que todas las cosas que usa en la escuela, en sus juegos, para comer y en general en su vida diaria, provienen de materias primas que han sido transformadas para convertirse en los artículos que usan a diario. De esta manera aprenderán de dónde provienen el cartón, vidrio, metal y plástico y así, después, a que rueden reciclar, reusar y reducir. Para fomentar el reciclar, reusar y reducir en los niños debemos hacerlo divertido, por lo que aquí te proponemos opciones para hacerlo con tus pequeños:Enséñalos a separar residuos. Pinten contenedores de distintos colores y enséñale que dependiendo del material de la basura van en uno en específico: orgánico, cartón y papel, latas, plástico y vidrio (esto es mejor que lo haga un adulto) investiguen y llévenlo a un centro de reciclaje cerca de tu casa.Reutilicen residuos para construir a partir de desechos. Con esta actividad, además de ayudarles a reciclar, también fomentarás su creatividad y su capacidad motora.Un juego de boliche con botellas con un poco de piedritas o semillas dentro para hacer peso; la bola la puedes hacer con papel que ya no sirva.También con botellas o envases y piedritas pueden hacer unas maracas y decorarlas de una manera creativa.Usar el cartón de las cajas de cereal, de los pañuelos desechables y hasta el cartón de los huevos para hacer construcciones, desde castillos hasta aviones o lo que se te pueda ocurrir.Con el cartón de las servitoallas puedes hacer palos de lluvia si le pones semillas pequeñas dentro y tapas los dos extremos. También lo puedes decorar. Recuerda que un niño necesita comprender el porqué de las cosas, por eso te recomendamos que le expliques la importancia del medio ambiente y las repercusiones que tienen todas nuestras acciones para que tome conciencia ambiental.
Llevar una dieta con frutas y verduras puede ayudar a asegurar que nuestros cuerpos reciban los antioxidantes y las vitaminas necesarias para mantener nuestro peso, colesterol y presión arterial saludables. Una buena noticia es que hay una fruta fácil de encontrar que contiene la mayoría de los nutrientes necesarios para un estilo de vida saludable y cotidiano: los Aguacates de México. Conoce las razones por las cuales debes incluir aguacate en tu dieta todos los días: Los aguacates contienen 5 g de grasa monoinsaturada y 1 g de grasa poliinsaturada por cada 50 g de porción. Más del 75% de la grasa en un aguacate es insaturada, lo que lo convierte en un excelente sustituto de los alimentos altos en grasas saturadas. De acuerdo con las Recomendaciones alimenticias para los estadounidenses, reemplazar las grasas saturadas con grasas no saturadas puede reducir los niveles de colesterol malo en la sangre.  Comer verduras y frutas, como los Aguacates de México, se asocia con un riesgo reducido de muchas enfermedades crónicas, incluida la enfermedad cardiovascular, y puede proteger contra ciertos tipos de cáncer, de acuerdo con las Recomendaciones alimenticias para los estadounidenses.  Los aguacates son libres de sodio y colesterol.  A diferencia de la mayoría de las  frutas, los aguacates no contienen azúcar. Cuando se comen solos, los aguacates no inducen un aumento significativo de la glucosa en la sangre, por lo que no se incluyen en la tabla internacional de valores de índice glucémico y carga glucémica: 2002. Los aguacates son una buena fuente de fibra. La fibra dietética  puede ayudarte a sentirte lleno más rápido, lo que puede aumentar la saciedad y ayudar a controlar el peso. Los aguacates son la única fruta saludable con grasas monoinsaturadas y grasas poliinsaturadas o grasas buenas. Más del 75% de la grasa en los aguacates es "grasa buena". Las grasas buenas, como las que se encuentran en los aguacates, pueden ayudar a mejorar la ingesta de grasas en la dieta sin elevar los niveles de colesterol LDL ("malo"). Comer aguacates puede ayudar a reducir el riesgo de enfermedades cardíacas, obesidad y diabetes tipo 2. Los aguacates son una buena fuente de cobre, un mineral esencial que ayuda a mantener saludables los vasos sanguíneos, los nervios, el sistema inmunológico y los huesos. Una porción de aguacate proporciona el 10% del DV para el cobre.  Como puedes ver, los Aguacates de México son una fruta saludable y rica en nutrientes. ¡Aprovecha la versatilidad de este delicioso ingrediente e intenta incluirlo en tu dieta diaria! 
NEWSLETTER
Suscribirme al Newsletter
PUBLICIDAD
PUBLICIDAD