Este MENÚ DE TEMPORADA sólo puedes disfrutarlo en MARZO
Recomendaciones de Cocina

Este MENÚ DE TEMPORADA sólo puedes disfrutarlo en MARZO

Por Kiwilimón - Marzo 2017
Cocinar con las frutas y verduras de la temporada es una de las mejores opciones, tanto para tu salud como para tu bolsillo. Por un lado, te beneficias al consumir ingredientes frescos y, por otro, te resulta más económico comprar los ingredientes de la temporada. Disfruta una comida con gran sabor y calidad a un bajo costo con este menú de 4 tiempos:

Aperitivo

Receta: Palitos de apio estilo Buffalo El apio está lleno de vitaminas (A, B1, B2, B6, B9, C, E y K) y es un excelente antioxidante, cardioprotector y diurético. Los altos niveles de fibra del apio ayudan a reducir el colesterol presente en el intestino.

Ensalada o sopa

Receta: Ensalada tibia de chayote El chayote es bajo en calorías (tan solo 22 por cada 100 g) y ayuda a combatir la retención de líquidos. Controla algunos síntomas de la hipertensión y tienes efectos analgésicos y antiinflamatorios. Receta: Crema de espinacas fácil y ligera Además de tener vitaminas C, E y K, las espinacas son ricas en flavonoides, un tipo de antioxidantes que protegen al cuerpo de los radicales libres. Algunos estudios consideran que estos pueden ayudar a prevenir ciertos tipos de cáncer. Platillo principal Receta: Risotto de col La col tiene más vitamina C que la naranja y más calcio que algunos lácteos. Sus altos niveles de Omega 3 la hacen un alimento ideal en la dieta de las personas con problemas cardiovasculares.

Postre

Receta: Helado de mamey El mamey aporta mucha energía y es rico en potasio, fósforo, hierro y calcio. Si quieres añadirle una dosis extra de vitamina B1 (nutriente que ayuda a controlar el estado de ánimo de las personas) a tu postre, agrégale otra fruta de marzo: fresa.
Califica este artículo
Calificaciones (0)
Sé el primero en dar una calificación
PUBLICIDAD
Lo mas leído
Adquirir un buen sartén antiadherente no solo significa que tendrás una herramienta duradera para preparar tus alimentos, sino que al elegir el correcto también te permitirá sacarle mucho provecho a la hora de cocinar.Porque con un buen sartén antiadherente puedes hacer mucho más que simplemente freír o saltear alimentos. Por ejemplo, con los sartenes Flavorstone puedes hasta rostizar alimentos. Aquí te contamos las mejores formas de sacarles provecho y te damos algunas ideas para que explotes todos sus usos.Hornear Existen algunos modelos de los sartenes Flavorstone que cuentan con un mango removible, característica que los hace perfectos para hornear un cheesecake, un pan o un pastel. Además, son compatibles con cocinas eléctricas, de gas, de inducción y de cerámica, así que no tendrás problema en usarlos en casa.Rostiza y asaSi eres fan del pollo rostizado, entonces prepárate para asar y rostizar todo en un mismo sartén. Gracias a que estos sartenes cuentan con núcleo de aluminio, un excelente conductor térmico y de distribución de calor, la cocción lenta que requieren los alimentos para rostizarse se logra sin problema.Saltea a la perfección Este es el método de cocción más común para un sartén, pero con uno Flavorstone no será necesario el uso de aceite y aún así conseguirás el salteado perfecto de vegetales y carnes, por ejemplo. Lo mejor de todo es que estos sartenes solo requieren de un fuego medio o bajo, por lo que al usarlos también podrás ahorrar energía o gas. Controla la temperatura de cocciónHay ciertas recetas que requieren de mucha atención a la temperatura, así que tener una tapa con termómetro seguro te hará el proceso mucho más sencillo. Las tapas de vidrio templado de Flavorstone cuentan con un termómetro que te indicará la temperatura ideal de cocción para tus alimentos.Flavorstone se ha convertido en el sartén más querido de México, invadiendo el corazón de todas las cocinas mexicanas. Sus productos buscan unir a las familias, dándoles ese acompañamiento al vivir la mejor experiencia que es COCINAR CON AMOR. Llévalos al horno, directamente de la estufa a la mesa, usa menos grasa y prepara todos los platillos que puedas imaginar, con la ayuda de los sartenes Flavorstone, la inversión perfecta que te permitirá ahorrar energía y tiempo en la cocina. Encuéntralos disponibles en liverpool.com.mx. 
La pasta es uno de los platillos favoritos de muchos porque es sencilla y tiene muchas combinaciones. Su preparación puede tomarte sólo 30 minutos, aunque si se trata de una pasta clásica, como de la que hoy te vamos a contar, tal vez necesites buscar cómo se hace el espagueti a la boloñesa.El espagueti a la boloñesa es en realidad un derivado del ragù, una salsa italiana a base de carne, y la característica del ragù a la boloñesa es que lleva tomate y se prepara con pastas gruesas, como tallarines, tortellini o ñoquis, y nunca con espaguetis, pues las pastas gruesas sostienen mejor la carne.El ragù alla bolognese, o salsa boloñesa, es solo una de las muchas formas en que se puede preparar una salsa de carne, llamada ragù, en Italia, es decir, este es un término general que se utiliza para indicar cualquier salsa de carne cocinada a fuego lento durante muchas horas. Cada ragù se compone de numerosos ingredientes, que varían según cada región, de ahí que “alla Bolognese” signifique que pertenece al estilo de la ciudad de Bolonia.Historia, ingredientes y receta italianaSegún Livio Cerini, uno de los más grandes escritores de libros de cocina italianos del siglo XX, la base de este apetitoso estilo de preparar salsas con carne se la debemos a los romanos, sin embargo, el término ragù viene de la palabra francesa ragôuter, un verbo que puede traducirse en como “agregar sabor a algo”. El ragú deriva del periodo de la invasión romana, pues los galos reelaboraron la receta romana, transformándola en el ragú, muy similar a las salsas que conocemos hoy.Inicialmente, las salsas ragú eran una especie de guiso que se comía como plato principal, pero luego comenzaron a comerse untadas sobre pan tostado, y todos estos primeros platos de ragú se hicieron sin tomates, ya que los tomates no llegaron a Europa hasta el siglo XVI, por supuesto, desde el Nuevo Mundo y gracias a Hernán Cortés y los conquistadores.Se cree que el nacimiento de la receta original de Ragù alla Bolognese se remonta a finales del siglo XVIII, cuando Alberto Alvisi, el chef del Cardial de Imola, cocinó la primera auténtica salsa de carne a base de tomate, que se sirvió con un plato de pasta de macarrones.A principios del siglo XIX, las recetas de ragú a base de tomate comienzan a aparecer en algunos libros de cocina de la región de Emilia-Romagna. En esta época era un plato que, por lo general, estaba reservado para fiestas u ocasiones especiales.Fue hasta 1982 que la receta oficial fue registrada por Academia Italiana de Cocina en la Cámara de Comercio de Bolonia. En ella se encuentran el tocino y la leche entre los ingredientes habituales. Pero ya sea que ahora le pongas leche a tu boloñesa o no, sin tomates, nos referiríamos a estas salsas simplemente como ragú. Así que los tomates son uno de los ingredientes característicos del espagueti a la boloñesa.En la actualidad, existen muchas formas de hacer espagueti a la boloñesa, por ejemplo, vegano o en presentación de lasaña, ¿cuál es tu favorito?
NEWSLETTER
Suscribirme al Newsletter
PUBLICIDAD
PUBLICIDAD