Factores que influyen (inconscientemente) en lo que ordenas en un restaurante

Por Kiwilimón - Mayo 2016
Ir a comer a un restaurante es una verdadera delicia: nos podemos dar el placer de disfrutar una rica comida sin tener que preocuparnos por cocinar, pero muchas veces lo que decidimos ordenar no está definido exclusivamente por nuestro antojo. Es claro que la experiencia de comer en un restaurante es muy diferente a la que podemos tener en casa: la compañía, el ambiente, la variedad de alimentos, etc. Gracias a un grupo de científicos de la Universidad de Cornell que investigaron los comportamientos de consumo en los restaurantes se descubrió que son justamente estos factores los que determinan nuestra orden (y no tanto lo que creemos que nos apetece comer). Conoce cuáles son los detalles de los restaurantes que están influyendo en tu decisión: 1. El índice de masa corporal de quien atiende tu mesa Aunque pueda parecer completamente irrelevante, los investigadores descubrieron que el peso del mesero pueden influir en lo que consumes. De acuerdo con un estudio llevado a cabo recientemente, un comensal es 4 veces más proclive a pedir un postre si la persona que lo está atendiendo tiene un alto IMC. Incluso se descubrió que esto también tiene impacto en el consumo de bebidas, ya que las personas tomaron 17% más alcohol cuando sus meseros tenían mayor masa corporal.
Esta bebida natural de pepino y menta te ayudará a mantenerte fresca e hidratada durante los días de verano. 2. El peso de la persona con quien estás comiendo Según los resultados de un estudio publicado en 2014, el comer en compañía de alguien con sobrepeso aumenta las probabilidades de consumir comida poco sana.
Disfruta este exquisito postre sin culpas. (Cada porción tiene apenas 180 calorías). 3. El nombre de los platillos El menú de un restaurante impacta directamente en nuestra decisión de qué comer, de acuerdo con un estudio del International Journal of Hospitality Management. Entre más descriptivo sea el nombre de un platillo, es más probable que la gente lo ordene y lo perciba como más apetitoso.

Fare ma non toccare 🍊 #orangecake #sweettemptations #details #f3photos

Una foto publicada por Francesca Radicula (@ffradi) el

El nombre de este pastel de naranja lo dice todo. ¡Tienes que probarlo! 4. El ambiente Los restaurantes con ambientes relajados nos hacen sentir más tranquilos, por lo que nos resulta más sencillo disfrutar plenamente de la experiencia gastronómica. Toma como ejemplo los restaurantes de comida rápida: por lo general, las personas llegan, ordenan de manera práctica y sencilla sus alimentos, comen y se retiran. Este tipo de ambientes no se presta para la sobremesa o para disfrutar detenidamente de los alimentos.
Easy and YUM #caprese #capresesalad #food #foodandwine #foodanddrink Una foto publicada por Grace Robinson (@gracetrobinson) el
Con esta ensalada caprese, tu concepto de la comida rápida cambiará completamente. 5. El acomodo del bufet Se ha descubierto que las personas suelen comer más los platillos que se presentan al inicio de la barra del bufet. Así de sencillo. Sin importar si es comida sana o más calórica, los comensales consumen los primeros alimentos que encuentran en el buffet.

Afternoon tea buffet #simpley_perfection #pastrychef #pastry #hotel #afternoontea #buffet #london #luxury #stpancras @stpancrasren

Una foto publicada por Daniele Tasso (@daniele_pastrychef) el

Arma tu propio buffet en casa con estos sencillos consejos. Ahora que ya conoces los factores que influyen en tu decisión, ¿crees que ordenarás la misma comida la próxima vez que vayas a un restaurante?
Califica este artículo
Calificaciones (0)
Sé el primero en dar una calificación
PUBLICIDAD
Lo mas leído
Uno de los grandes aliados de la cocina, sin duda alguna es el horno de la estufa. Sin embargo, a veces preferimos no usarlo y existen dos grandes motivos por los cuales no lo aprovechamos al máximo: el principal es que no tienes tiempo para cocinar, y el segundo es porque desconoces cómo usarlo correctamente o qué alimentos puedes preparar sin ocasionar un desastre total. Ante esta situación, te mostraremos cómo usar el horno de forma fácil y sencilla.1.- Al abrir la puerta del horno te darás cuenta que tiene dos rejillas, las cuales sirven para colocar los refractarios, sin embargo, debes saber que su función principal es distanciar los recipientes con los alimentos del calor, por lo que si quieres gratinar algo deberás colocarlo en la parte más alta, pues es donde se más concentra el calor.2.-Poner tu platillo a la mitad de las rejillas te dará una cocción pareja, pues el calor inundará tu platillo por todas partes, así que es la distancia perfecta para cocinar; y si tan solo deseas recalentar tus alimentos deberás ubicarlos en la parte más baja, ya que la temperatura en menor.CÓMO COCINAR PAPAS AL HORNO CON TOCINO3.-Los hornos modernos ya cuentan con distintas funciones, por lo que girando una perilla puedes escoger la forma de cocinar tu platillo, ya sea grill (asar cortes de carne o gratinar), cocción lenta (cocer piezas de carne en un recipiente abierto), función pizza o simplemente descongelar. Además, si tu horno no es tan moderno y aún no cuenta con la tecnología, puedes calcular la cocción con un termómetro que puedes encontrar en cualquier supermercado. 4.-Para deshidratar alimentos, lo ideal es colocarlos a una temperatura de 80 grados centígrados para que de esa forma conserven sus propiedades. Además, para que la temperatura no se eleve demasiado y afecte el resultado final de tus platillos,  te recomendamos no cerrar por completo el horno, es decir, dejar una rendija para que circule el aire, pues de esa forma se mantendrá nivelada la temperatura. El tiempo de deshidratación será variable dependiendo del grosor de los alimentos, pero entre siete y ocho horas estarán listos.5.- En caso de que desees ponerte creativa y hacer postres como unas galletas, recuerda que la temperatura ideal para hornearlas deberá ser de 130 grados centígrados y aún así, te recomendamos tomar en cuenta que todo horno tiene una potencia variable. Además, puede verse afectado por el grosor de la harina, pero entre 30 a 35 minutos estarán listas.6.- Para preparar guisados, tu horno deberá estar a 150 grados centígrados. Por ejemplo: una lasaña, la cual está compuesta por pasta, quesos y crema, estará lista en 30 minutos. En caso de realizar lomo de cerdo deberás  dejarlo en el horno aproximadamente 25 minutos para que de esa forma la carne absorba los sabores de los ingredientes con los que lo cocinas; mientras que un pollo relleno deberá estar cocinándose por 30 minutos. Recuerda que estos tiempos pueden variar dependiendo la potencia de cada horno. RECETA DE LASAÑA BOLOÑESA7.-Para los postres, panques, pasteles, cupcakes, etc, tu horno deberá estar a una temperatura de 180 grados centígrados, esto sin importar si es de chocolate, vainilla, fresa, etc. El refractario con la harina deberá estar dentro del horno por aproximadamente 40 minutos, una vez que esté cocido y ligeramente dorado, podrás sacarlo y antes de retirarlo, dejarlo enfriar por 15 minutos para desmoldar con éxito.  Una vez que esté a temperatura ambiente, podrás decorarlo.8.-Si vas a cocinar carne o pescado en el horno, este deberá estar a 200 grados centígrados. En caso de que tu carne lleve hueso este deberá quedar abajo. Si se trata de un corte con bastante grasa, esa parte deberá estar arriba, para que así pueda escurrir y darle mejor sabor al corte. La a carne y el pescado se sellarán (dorar por fuera y mantiene su jugo) de 5 a 10 minutos. Una vez que se cumpla este tiempo baja la temperatura a 180 grados y déjala unos 10 minutos más para que no pierda su sabor.RECETAS DE PIERNAS AL HORNO9.- Cuando cocines con niños, te recomendamos elegir una receta como pizza, ya que es divertida, pero al mismo tiempo servirá para que los niños conozcan la dificultad de amasar, crear la salsa y colocar los ingredientes (queso, peperoni, jamón, piña, etc). Antes de meterla al horno, este deberá estar precalentado a 250 grados, posteriormente tendrás que bajar la temperatura a 220 grados e introduce la pizza, la cual estará lista entre 5 y 10 minutos.10.- La clave de oro para que muchos platillos logren una coción perfecta es: nunca abrir el horno mientras se esté cocinando algo o al menos no durante los primeros 20 minutos. Y es que recuerda que la temperatura en el interior se transforma y los golpes de aire dañarán tus platillos; la carne se desangra, los pastelillos se achatan, etc. Esta maniobra (abrir la puerta) únicamente es válida cuando estás gratinando algún alimento.En caso de que tu horno no tenga un termómetro integrado deberás adquirir uno, el cual podrás colgar o poner de pie dentro de tu horno para así estar observando la temperatura.Una vez que le pierdas el miedo y aprendas cómo usar el horno, verás todas las ventajas, beneficios y platillos que puedes preparar ahí y se volverá tu aliado para preparar comida deliciosa.
¡Pavo relleno, bacalao, romeritos y regalos! Si esto te suena al kit perfecto navideño pero desconoces la razón del porqué se cocinan estos platillos y el real símbolo de dar regalos, te contamos todo a detalle. A pesar de que en cada país se celebra la Navidad con diferentes platillos, en todos los lugares se comparte el mismo significado: amor, alegría y felicidad.1. La cena de NavidadEntre los platillos típicos para la celebración de Nochebuena se encuentran el bacalao, los romeritos, el pavo relleno, la pierna de cerdo, el lomo adobado, la ensalada de manzana, el pozole, los tamales e infinidad de postres como el arroz con leche. También algunas familias preparan ponche, champurrado o atole de diferentes sabores. La tradición dicta que lo más importante no es la comida sino la convivencia con los seres queridos. Se cocinan diferentes alimentos dependiendo el país, por ejemplo, en Estados Unidos, como platillo principal no puede faltar el pavo; en Argentina se hacen ensaladas y vital toné. Sobre postres, en España los buñuelos, y en Colombia e Italia, el turrón.Te contamos de dónde provienen algunos de los platillos que más se cocinan en México:Bacalao. Además de prepararse en Navidad, este platillo originario de Veracruz también se sirve en Semana Santa, debido a la vigilia. Pavo relleno. A pesar de que no es un platillo tradicionalmente mexicano, es verdad que nos hemos encargado de darle un toque nacional agregando carne molida de res, verduras, pasas y almendras. Romeritos. Este platillo es originario de la Ciudad de México, se dice que era el preferido se los aztecas por la alta cantidad de nutrientes que contienen los quelites, el mole y los nopales. Además de prepararse en Navidad también es tradicional en Semana Santa. Atole. Una bebida de origen azteca, el atole se consume especialmente en épocas de invierno ya que su textura y temperatura es ideal para acompañar con otros platillos tradicionales como los tamales. Champurrado. La bebida ideal para acompañar el postre. El champurrado es un atole de maíz al que se le agrega piloncillo, chocolate oscuro, agua y un toque de vainilla. Debe hervir para adquirir la textura adecuada. Esta bebida proviene de los aztecas y es deliciosa.Sidra. Esta bebida se obtiene gracias a la fermentación del jugo de manzana. Existen pruebas de que la sidra era consumida por griegos, egipcios y hebreos. México heredó la tradición de los españoles y hasta la fecha ésta se produce en Huejotzingo y Zacatlán de las Manzanas en Puebla. 2. El árbol de Navidad y otros detalles La decoración y simbolismo no puede faltar en esta época del año. Es un momento perfecto también para que nosotras nos pongamos a hacer alguna manualidad junto a nuestros seres queridos. Uno de los elementos más importantes es el árbol de Navidad, el cual se decora con diferentes ornamentos y esferas de color rojo, blanco y oro. Otro básico navideño es la corona de Adviento, la cual tiene 4 velas para simbolizar las cuatro semanas previas al 25 de diciembre. 3. El pesebreAlgunas fuentes aseguran que el primer pesebre se hizo en el año 345, en un sepulcro de Letrán en la Era Cristiana, pero la costumbre de hacer nacimientos fue una iniciativa de San Francisco de Asís en Italia, en 1223, quien insistió que esta actividad fuera parte de las tradiciones navideñas. Los frailes dieron a conocer esta costumbre en México y a partir del siglo XV se generalizó la actividad en el resto del mundo.4. Los regalosLa costumbre de dar regalos en Navidad representa el acto de dar y de recibir. Es el momento más esperado y más especial para muchos durante la festividad. ¿También es el tuyo?Para esta Navidad, acomoda tu mesa con esta guía rápida:
La pasta es uno de los alimentos más ricos, versátiles y variados: espagueti, macarrones, tallarines, fusilli y otras formas de pasta son parte de la dieta cotidiana de muchos hogares alrededor del mundo. Este producto básico de la dieta mediterránea se puede combinar con una gran cantidad de salsas, así como también suele ser gran acompañante de ensaladas y carnes. Se trata de un alimento que se ha incorporado a la dieta de la mayoría de países del mundo.Debido a sus numerosas variables, existen varios trucos, así como también varios mitos para prepararla, y aunque no existe una manera incorrecta de cocinar la pasta, aquí te vamos a dar unos excelentes tips para que te quede perfecta. Cantidad de aguaLa pasta se debe cocer en abundante agua, la relación debe ser el peso de la pasta multiplicado por 10. Por ejemplo: si vas a cocer 100 g de pasta, entonces lo ideal será usar un litro de agua como mínimo. El agua es primordil porque durante su cocción, la pasta pierde almidón y el que esté bien hidratada evitará que se se pegue. Aceite, ¿sí o no?Uno de los errores más comunes es echarle aceite o mantequilla, sin embargo hacerlo es algo que debes evitar, pues no añade sabor y el aceite provocará que la pasta adquiera una capa que la hará escurridiza. Si no quieres que se pegue, lo único que hay que hacer es calcular bien la cantidad de agua a utilizar para la cocción.Sal, ¿en qué momento se le añade?La sal la debes echar después que el agua haya empezado a hervir, porque si lo haces antes retrasarías la ebullición. Para saber cuánta sal es la correcta, ten en cuenta esta regla: la proporción de sal y agua debe ser de aproximadamente una cucharada sopera de sal por litro de agua, puede sonar demasiado pero la mayoría de la sal se quedará en el agua cuando la escurras. Otro de los consejos que te podemos dar es que uses sal de grano en lugar de sal fina, ya que la sal de grano es más fácil de dosificar. PastaLa pasta se debe agregar al agua una vez que haya hervido y después de la sal; manten el fuego lo suficientemente alto como para garantizar que el agua no deje de hervir en ningún momento. No es necesario tapar la olla ni tampoco remover más de una vez la pasta, pues si pusiste agua abundante, el movimiento de las burbujas será suficiente para mantener la pasta en movimiento sin necesidad de remover.Tiempo de cocciónEl tiempo de cocción depende del tipo de pasta, la temperatura del agua, el tipo de pasta, pero de manera general se recomienda de 5 a 7 minutos. Si vas a mezclarla con salsa y cocinarla un poco más, basta con 5 minutos. Si en el paquete de la pasta se recomienda cocer por 10 minutos, de 5 a 7 ya estará al dente. En caso de usar la pasta para una ensalada, lo recomendable es cocerla de 6 a 7 minutos y enfriarla para cortar la cocción. SalsaUn par de minutos antes que finalice la cocción, calienta la salsa en una olla o sartén. Si tú preparaste la salsa, puede ser en el mismo recipiente de la preparación, en caso de salsas calientes.Pasos finalesEscurre la pasta en un colador y viértela en la sartén o la olla con la salsa previamente calentada. Saltea la pasta a fuego vivo durante unos 30 segundos, removiendo continuamente para garantizar una distribución uniforme de salsa. Si notas que la pasta está un poco seca, puedes agregar unas cucharadas de agua. Quita del fuego la sartén pasados los 30 segundos para evitar que la pasta se pase.Si sigues estos consejos, te garantizamos que tendrás una pasta perfecta, aunque a la hora de cocinar en gustos se rompen géneros y la creatividad será tu mejor aliada.
NEWSLETTER
Suscribirme al Newsletter
PUBLICIDAD
PUBLICIDAD