Historia del Helado
Recomendaciones de Cocina

Historia del Helado

Por Kiwilimón - Junio 2015
Favorito de grandes y chicos por su incontable variedad de sabores y frescura, el helado ha fascinado a la humanidad por milenios. Así es, este sencillo postre tiene una larga historia que va de emperadores a gente común y actualmente es una de las preparaciones más famosas y usadas en el mundo. Si a ti y a tu familia les gusta disfrutar de una paleta, una nieve e incluso de un cono, disfrutarán de nuestra nota de hoy: la historia del helado.

Historia.

Hay evidencia de que el helado, en una forma u otra, existe desde 200 años a.C., aunque nadie ha podido probar quién fue el inventor. Sí sabemos que Alejandro Magno disfrutaba de nieve y hielo saborizados con miel y néctar. Incluso hay referencias bíblicas que cuentan que el rey Salomón gustaba de bebidas congeladas en los meses calurosos de cosecha. Por su parte, durante el imperio romano, el emperador Nerón Claudio César ordenaba a sus súbditos subir a las montañas para recolectar nieve que después saborizaban con frutas y jugos. Casi mil años después Marco Polo regresó a Italia de sus viajes por Oriente con una receta de lo que hoy conocemos como el raspado, y los historiadores piensan que esta receta evolucionó en el siglo XVI hasta convertirse en el helado. No fue hasta 1660 que el helado se hizo disponible para el público en general cuando un mercader veneciano llegó con una preparación hecha a base de leche, mantequilla, crema y huevos para venderla en el primer café que existió en París: Café Procope.

Preparación.

Hay una infinidad de helados y variaciones del mismo como sorbetes y raspados, pero siempre que se hable de helado con base láctea se deben usar estos ingredientes:
  • Leche 20%
  • Saborizante 15%
  • Azúcar 10%
  • Agua 50%
  • Saborizantes o fruta seca 25%

¿Cómo se come alrededor del mundo?

Halo-halo

En las filipinas se prepara con hielo raspado mezclado con leche y saborizado con verduras hervidas.

Gelato

La famosa versión italiana contiene una cantidad mucho menor de leche y más crema, por lo que es más sedoso.

Ais Kacang

En Malasia se come esta variación del helado hecha a base de hielo raspado, jarabe, frijoles rojos hervidos y leche condensada.

Booza

En los países árabes se come este helado elástico y que no se derrite gracias a su ingrediente principal, salep, una preparación hecha a base de tubérculos.

Recetas

Si quieres preparar helado casero ahora que el verano se acerca, aquí te dejamos cinco recetas que le encantarán a toda la familia.

Helado de pistache

Ver receta completa: http://www.kiwilimon.com/receta/postres/postres-frios/helado/helado-de-pistache-hecho-en-casa

Helado de chocolate con chambord de frambuesa

Ver receta completa: http://www.kiwilimon.com/receta/postres/helado-de-chocolate-con-chambord-y-frambuesas

Helado de rompope

Ver receta completa: http://www.kiwilimon.com/receta/postres/postres-frios/helado/helado-de-rompope

Helado de fresas para verano

Ver receta completa: http://www.kiwilimon.com/receta/postres/helado-de-fresa-para-verano

Helado de chocomenta

Ver receta completa: http://www.kiwilimon.com/receta/postres/postres-frios/helado/helado-de-choco-menta      
Califica este artículo
Calificaciones (0)
Sé el primero en dar una calificación
PUBLICIDAD
Lo mas leído
Uno de los productos naturales más utilizado por la humanidad es la miel, ya que contiene un sinnúmero de propiedades nutricionales por sus alto contenido en minerales, hierro, calcio, fosfato, potasio, cloruro de sodio y magnesio, las cuales la convierten en uno de los remedios medicinales más eficaces, que además también es utilizado como afrodisiaco. Sin embargo, también puede ser uno de los alimentos que con mayor frecuencia olvidamos dentro de la alacena.Seguramente al limpiar tu alacena has sacado del fondo un tarro de miel, el cual tiene algunos meses o incluso años refundado ahí y parece que sigue igual que el primer día, con la misma consistencia. ¿Cómo puede ser esto posible?Esto se debe a que la miel nunca caduca, gracias a su alta concentración de azúcar, la cual elimina las bacterias, además de que gracias a lo bajo de su humedad, las levaduras no prosperan.La miel bien conservada puede durar hasta 14 años, pero de preferencia, debes consumirla en dos, pues después de este tiempo comenzará a perder poco a poco sus propiedades.¿Para qué sirve la miel fuera de la cocina?Además de ser un ingrediente perfecto en la cocina, la miel puede ayudar a aliviar la tos y disminuir la inflamación de la garganta, además de otros malestares.Por ejemplo, si sufriste una herida o quemadura leve, untarte una cucharada de miel te ayudará a cicatrizar, pues entre sus beneficios se encuentra que ayuda a la regeneración de la dermis, así que también podrías utilizarla como mascarilla o para suavizar las zonas ásperas del cuerpo como codos, rodillas y pies.En caso de que por la noche des vueltas en la cama porque no logras conciliar el sueño, la miel es un gran remedio casero para el insomnio, pues contiene propiedades relajantes que disminuyen el estrés y la ansiedad.Por otra parte, una cucharada de miel cuando te sientes muy fatigado le dará vitalidad a tu organismo, gracias al azúcar que contiene.La miel también podría ayudarte con el estreñimiento, la artritis, el ciclo menstrual,  la memoria, los niveles de azúcar en la sangre, así como a bajar de peso, gracias a su efecto diurético.Ahora sólo nos queda darle las gracias a las abejas por regalarnos un alimento ‘eterno’ y un remedio que nos ayuda aliviar algunos de nuestros achaques.
Según la Organización Mundial de la Salud, comer sanamente y realizar algún tipo de ejercicio contribuyen a alejar las enfermedades y aunque comida sana hay muchísima, existe un tipo de alimento que no sólo te alimenta sino que además tiene un beneficio real en tu memoria.Los hongos no sólo son uno de los alimentos más saludables en el mundo debido a su alto contenido en fibras, vitaminas, minerales, proteínas y antioxidantes. Este alimento también podría convertirse en milagroso, ya que al incluirlo por más de dos días en tu dieta diaria, podría reducir el riesgo en la pérdida de memoria y aumentaría la inteligencia, de acuerdo con un estudio de la Universidad Nacional de Singapur.Este estudio, el cual tuvo una duración de seis años (2001 al 2017) y en el que participaron 663 adultos mayores de 60 años, los investigadores comprobaron que las personas que ingerían más hongos presentaban un mejor desempeño en las pruebas de pensamiento, pues disminuía las posibilidades de un deterioro cognitivo leve; además, se descubrió que tenían una velocidad de procesamiento más rápida.Los hongos que los participantes estuvieron ingiriendo durante los años que duró el estudio fueron cola de pavo, ostras, shiitake, botón blanco, secos, dorados, así como estañados, con porciones de alrededor de 350 gramos dos veces por semana.Los investigadores confían en que la ergotioneina, antioxidante y antiinflamatorio que contienen los hongos y que el ser humano no genera por sí mismo, podría dar un mejor resultado combinándolo con nueces y algunos pescados, así como con verduras de hoja verde y té.Por otra parte, además recomendaron una dieta baja en azúcar y sal; asimismo, realizar ejercicio, beber con moderación y evitar el cigarro.Al parecer, de ahora en adelante los hongos podrían ser considerados un superalimento, ya que pueden inhibir la producción de toxinas, las cuales al acumularse en el cerebro pueden desarrollar enfermedades como el Alzheimer y algunas otras formas de demencia.Por último, otro de susbenfeicios es que preparar hongos es muy fácil y versátil, ya que puedes mezclarlos en ensaladas, en sándwiches, a la parrilla, en quesadillas, salteados, en caldo, cremas, a la mexicana o con pasta; incluso podrías sustituir la carne por setas.¿Necesitas ideas para comer más hongos?Caldo de Hongos con EpazoteQuesadillas Fritas de HongosLasaña Cremosa de Hongos y Espinaca
Además de ser una bebida rica, el té aporta muchas propiedades positivas para el buen funcionamiento de nuestro organismo. Por ejemplo, el té rojo cuenta con beneficios que pueden ayudarte a prevenir enfermedades.Tomar té aporta una gran cantidad de nutrientes y antioxidantes, vitaminas, minerales que nos ayudan a fortalecer las defensas del cuerpo y a evitar el daño celular. También ayuda a algunas personas que tienen un déficit de hierro, contribuye a una correcta hidratación y por sus propiedades diuréticas, ayuda a eliminar toxinas del cuerpo.Estas son propiedades que todos los tés tienen, sin embargo, un té que ha cobrado popularidad de un tiempo a la fecha por ser auxiliar en la pérdida de peso es el té rojo. El té rojo, también conocido como Pu Erh, es originario de China y en la antigüedad era utilizado como medicina, pues ayudaba a prevenir enfermedades y puede ser un gran aliado para controlar el peso. Gracias a sus propiedades diuréticas y digestivas, el té rojo se convierte en un buen amigo para conseguir adelgazar, acelerar el metabolismo y su acción diurética impide la retención de líquidos. De hecho, se ha demostrado que el té rojo mejora los niveles celulares de la lipasa, cuya función es bloquear la acumulación de grasa en las vísceras.En cuanto a la digestión, tomar una taza de té rojo tras una comida pesada te ayudará a que los ácidos gástricos se muevan mejor, por lo que mejorará la metabolización de los alimentos. Si decides tomar una taza de té rojo media hora después de comer, comenzarás a notar rápidamente sus beneficios. Con ello, tu cuerpo absorberá mucho mejor los nutrientes y eliminará con mayor facilidad las toxinas.Además de ser buenísimo para el aparato digestivo y los riñones, el té rojo también cuida de tu hígado y ayuda a prevenir la gota, lucha contra los altos niveles de ácido úrico, elimina toxinas y es un buen remedio contra las “crudas”.Conocer todos los beneficios de este té tradicional implica también tomar en cuenta que al igual que otros tés, contiene cafeína, teína y teobromuna, que son sustancias estimulantes, por lo que no debes exceder las 5 tazas de esta maravillosa bebida.
NEWSLETTER
Suscribirme al Newsletter
PUBLICIDAD
PUBLICIDAD