Historia del Helado
Recomendaciones de Cocina

Historia del Helado

Por Kiwilimón - Junio 2015
Favorito de grandes y chicos por su incontable variedad de sabores y frescura, el helado ha fascinado a la humanidad por milenios. Así es, este sencillo postre tiene una larga historia que va de emperadores a gente común y actualmente es una de las preparaciones más famosas y usadas en el mundo. Si a ti y a tu familia les gusta disfrutar de una paleta, una nieve e incluso de un cono, disfrutarán de nuestra nota de hoy: la historia del helado.

Historia.

Hay evidencia de que el helado, en una forma u otra, existe desde 200 años a.C., aunque nadie ha podido probar quién fue el inventor. Sí sabemos que Alejandro Magno disfrutaba de nieve y hielo saborizados con miel y néctar. Incluso hay referencias bíblicas que cuentan que el rey Salomón gustaba de bebidas congeladas en los meses calurosos de cosecha. Por su parte, durante el imperio romano, el emperador Nerón Claudio César ordenaba a sus súbditos subir a las montañas para recolectar nieve que después saborizaban con frutas y jugos. Casi mil años después Marco Polo regresó a Italia de sus viajes por Oriente con una receta de lo que hoy conocemos como el raspado, y los historiadores piensan que esta receta evolucionó en el siglo XVI hasta convertirse en el helado. No fue hasta 1660 que el helado se hizo disponible para el público en general cuando un mercader veneciano llegó con una preparación hecha a base de leche, mantequilla, crema y huevos para venderla en el primer café que existió en París: Café Procope.

Preparación.

Hay una infinidad de helados y variaciones del mismo como sorbetes y raspados, pero siempre que se hable de helado con base láctea se deben usar estos ingredientes:
  • Leche 20%
  • Saborizante 15%
  • Azúcar 10%
  • Agua 50%
  • Saborizantes o fruta seca 25%

¿Cómo se come alrededor del mundo?

Halo-halo

En las filipinas se prepara con hielo raspado mezclado con leche y saborizado con verduras hervidas.

Gelato

La famosa versión italiana contiene una cantidad mucho menor de leche y más crema, por lo que es más sedoso.

Ais Kacang

En Malasia se come esta variación del helado hecha a base de hielo raspado, jarabe, frijoles rojos hervidos y leche condensada.

Booza

En los países árabes se come este helado elástico y que no se derrite gracias a su ingrediente principal, salep, una preparación hecha a base de tubérculos.

Recetas

Si quieres preparar helado casero ahora que el verano se acerca, aquí te dejamos cinco recetas que le encantarán a toda la familia.

Helado de pistache

Ver receta completa: http://www.kiwilimon.com/receta/postres/postres-frios/helado/helado-de-pistache-hecho-en-casa

Helado de chocolate con chambord de frambuesa

Ver receta completa: http://www.kiwilimon.com/receta/postres/helado-de-chocolate-con-chambord-y-frambuesas

Helado de rompope

Ver receta completa: http://www.kiwilimon.com/receta/postres/postres-frios/helado/helado-de-rompope

Helado de fresas para verano

Ver receta completa: http://www.kiwilimon.com/receta/postres/helado-de-fresa-para-verano

Helado de chocomenta

Ver receta completa: http://www.kiwilimon.com/receta/postres/postres-frios/helado/helado-de-choco-menta      
Califica este artículo
Calificaciones (0)
Sé el primero en dar una calificación
PUBLICIDAD
Lo mas leído
Los postres árabes son un manjar lleno de especias, colores, olores y sabores exóticos a los que pocos se pueden resistir. Estas delicias son tan exquisitas, que te preparamos un breve listado con las más populares para que te animes a probarlas. ¡Deléitate con los postres más deliciosos de la gastronomía árabe! Baklava Quizás el postre más emblemático del Medio Oriente, el baklava es un dulce hecho con pasta de hojaldre o filo, nueces, frutos secos y miel. Normalmente se prepara una pieza grande que se corta y vende en pequeñas porciones individuales. Basbousa Este postre árabe es muy típico de en zonas como Turquía o Siria y también se conoce como hereessa o namoura. El basbousa se prepara con semolina y también va bañado con jarabe o miel, pero va decorado con almendras encima. Kunafe El kunafe es un postre utilizado para celebrar ocasiones importantes. Se trata de un pastel sumamente cremoso, elaborado con queso, miel, pistachos y pasta Katafi, un tipo de fideo seco largo y delgado de sabor neutro. Dedos de Zainab Esta golosina árabe está hecha de masa frita y va bañada con miel o azúcar. Los dedos de Zainab representan las partes de una hermosa joven con el mismo nombre. Tamr Este delicioso postre de la gastronomía árabe se trata de nada menos que de los irresistibles dátiles dulces, rellenos con queso de cabra y nueces. El tamr se come como una alabanza al profeta Mahoma. Briouats Los briouats son un clásico entre las delicias marroquíes, están hechos con pasta de hojaldre frita y se rellenan con almendras y crema de cacahuate. Al igual que otros postres, van bañados en miel templada y agua de flor de naranja. ¿Qué postres árabes se te antojan más?
La espirulina es un alga verde azulada, muy elogiada por sus múltiples beneficios, pues es una proteína completa, contiene todos los aminoácidos esenciales y ácidos grasos omega-3, además de que es rica en muchos nutrientes, incluidas las vitaminas B y el hierro.Gracias a estas cualidades, la espirulina no sólo es una gran adición en tus smoothies, sino también en tu rutina de cuidado de la piel y según estudios realizados sobre este poderoso ingrediente, la espirulina puede ayudar a promover la salud de la piel de varias maneras.Las investigaciones aún no son suficientes, pero algunas han demostrado posibles beneficios asociados con el uso de extractos de espirulina en fórmulas tópicas, por ejemplo, indican beneficios antioxidantes, un efecto de brillo y propiedades humectantes.Beneficios del extracto de espirulina en la pielLa espirulina posee efectos antibacterianos y antiinflamatorios, que potencialmente podrían ayudar con afecciones como el acné y el eccema; esto debe estudiarse más a fondo, pero también puede brindar los siguientes beneficios.Anti-envejecimientoLa espirulina puede proporcionar efectos anti-envejecimiento y antiinflamatorios, gracias a los muchos antioxidantes que contiene, con los cuales combate los radicales libres y, por lo tanto, puede prevenir el daño de la piel. La ficocianina es el principal ingrediente activo de la espirulina y le da a las algas su rico color azul verdoso, esta ayuda a activar la actividad antioxidante celular, lo que resulta en la eliminación de radicales libres.La espirulina también contiene muchos aminoácidos importantes, como glicina y prolina, que mantienen la piel firme y apoyan la producción de colágeno del cuerpo.Espirulina para la producción de colágeno y el estiramiento de la pielUn estudio de 2019sugiere que la espirulina puede aumentar los factores de crecimiento en las células de fibroblastos dérmicos, que son las células responsables de la creación de colágeno. Esto posiblemente podría contribuir a un efecto de estiramiento de la piel, pero esto debe estudiarse más a fondo aún.Puede prevenir la cándidaAlgunos estudios han indicado que la espirulina puede prevenir potencialmente la infección de la piel por cándida a través de la actividad antifúngica. Sin embargo, se necesita más investigación.Limpiador casero con espirulinaPara hacer un limpiador casero con espirulina, necesitas:- ½ cucharadita extracto de espirulina o 1 cda. polvo de espirulina- 1 cucharada de aceite portador de tu elección, como aceite de argán, aceite de jojoba o aceite de escualanoPara preparar tu limpiador, combina los ingredientes en un tazón pequeño y aplica sobre la piel limpia y seca con movimientos circulares. Enjuaga con un paño húmedo y agua, y seca.
La pasta es uno de los platillos favoritos de muchos porque es sencilla y tiene muchas combinaciones. Su preparación puede tomarte sólo 30 minutos, aunque si se trata de una pasta clásica, como de la que hoy te vamos a contar, tal vez necesites buscar cómo se hace el espagueti a la boloñesa.El espagueti a la boloñesa es en realidad un derivado del ragù, una salsa italiana a base de carne, y la característica del ragù a la boloñesa es que lleva tomate y se prepara con pastas gruesas, como tallarines, tortellini o ñoquis, y nunca con espaguetis, pues las pastas gruesas sostienen mejor la carne.El ragù alla bolognese, o salsa boloñesa, es solo una de las muchas formas en que se puede preparar una salsa de carne, llamada ragù, en Italia, es decir, este es un término general que se utiliza para indicar cualquier salsa de carne cocinada a fuego lento durante muchas horas. Cada ragù se compone de numerosos ingredientes, que varían según cada región, de ahí que “alla Bolognese” signifique que pertenece al estilo de la ciudad de Bolonia.Historia, ingredientes y receta italianaSegún Livio Cerini, uno de los más grandes escritores de libros de cocina italianos del siglo XX, la base de este apetitoso estilo de preparar salsas con carne se la debemos a los romanos, sin embargo, el término ragù viene de la palabra francesa ragôuter, un verbo que puede traducirse en como “agregar sabor a algo”. El ragú deriva del periodo de la invasión romana, pues los galos reelaboraron la receta romana, transformándola en el ragú, muy similar a las salsas que conocemos hoy.Inicialmente, las salsas ragú eran una especie de guiso que se comía como plato principal, pero luego comenzaron a comerse untadas sobre pan tostado, y todos estos primeros platos de ragú se hicieron sin tomates, ya que los tomates no llegaron a Europa hasta el siglo XVI, por supuesto, desde el Nuevo Mundo y gracias a Hernán Cortés y los conquistadores.Se cree que el nacimiento de la receta original de Ragù alla Bolognese se remonta a finales del siglo XVIII, cuando Alberto Alvisi, el chef del Cardial de Imola, cocinó la primera auténtica salsa de carne a base de tomate, que se sirvió con un plato de pasta de macarrones.A principios del siglo XIX, las recetas de ragú a base de tomate comienzan a aparecer en algunos libros de cocina de la región de Emilia-Romagna. En esta época era un plato que, por lo general, estaba reservado para fiestas u ocasiones especiales.Fue hasta 1982 que la receta oficial fue registrada por Academia Italiana de Cocina en la Cámara de Comercio de Bolonia. En ella se encuentran el tocino y la leche entre los ingredientes habituales. Pero ya sea que ahora le pongas leche a tu boloñesa o no, sin tomates, nos referiríamos a estas salsas simplemente como ragú. Así que los tomates son uno de los ingredientes característicos del espagueti a la boloñesa.En la actualidad, existen muchas formas de hacer espagueti a la boloñesa, por ejemplo, vegano o en presentación de lasaña, ¿cuál es tu favorito?
NEWSLETTER
Suscribirme al Newsletter
PUBLICIDAD
PUBLICIDAD