La mejor comida para llevar al trabajo
Recomendaciones de Cocina

La mejor comida para llevar al trabajo

Por Kiwilimón - Septiembre 2018
Correr contra el reloj checador, encontrar el gafete, tener a tiempo el reporte, contestar amablemente todos tus correos… Un godín tiene muchas cosas por qué preocuparse, la comida no debería ser una más. El día de hoy queremos dedicar esta entrada a todos los miembros de la comunidad Godínez que cuidan su tuper hermético con divisiones como su mayor tesoro. ¿Tu menú semanal incluye pizza congelada, tacos de la esquina o sopas instantáneas? Olvídate de estas comidas poco saludables. Aquí te decimos cómo puedes elegir la mejor comida para llevar al trabajo.

Fácil de transportar

Seguramente el pozole de tu mamá es el mejor, pero no te recomendamos llevarlo al trabajo. A menos que quieras que tu bolsa huela a chile rojo por tres semanas o que tu saco se quede con una mancha indeleble de caldo, lo mejor es elegir platillos fáciles de transportar, como esta deliciosa pasta con ejotes.

Práctica

No lo vamos a discutir: los sopes son definitivamente ricos, pero comerlos como se debe implica tiempo, preparación, varios tupers y muchas servilletas. Si vas a comer en tu escritorio, lo último que quieres es manchar tus papeles con salsa verde, ¿no es así?  Con este rico pastel de pasta y queso no tendrás que preocuparte por andar ensuciando tu lugar de trabajo.

Al tiempo

La hora de calentar el tuper en la oficina puede convertirse en una pelea de turnos y tiempos. Ahórrate esos valiosos minutos llevando comida que no necesite calentarse. Disfruta una comida saludable, fresca y con mucho sabor con esta original ensalada de kale, quinoa y durzanos.

Sencilla

¿Cuántas veces no te ha pasado que planeas cocinar un platillo súper elaborado, pero terminas posponiéndolo por falta de tiempo o flojera? Si no quieres sucumbir al sabor y facilidad de la comida callejera, busca recetas sencillas que no te quiten mucho tiempo. El tradicional picadillo a la mexicana siempre te sacará de un apuro, y puede servirte para preparar otros platillos.

Ligera

Solo un godín sabe lo difícil que es mantenerse despierto durante una reunión de trabajo a las 4 de la tarde después de haber comido una guajolota. Échate una mano llevando a tu oficina comida ligera y fácil de digerir. Prueba estos rollos vietnamitas. Te garantizamos que no te quedarás con hambre, y tampoco te atacará el mal del puerco a mitad del día.

Discreta

Finalmente, ¿qué debes considerar antes de elegir tu comida para el trabajo? En nombre de todos los Godínez te pedimos que lleves solo platillos discretos. En verdad, no es agradable llegar a una oficina que huele a cebolla o a pescadería. Algo rico, sin olores fuertes como este risotto de quinoa es siempre una buena opción.

Ahora que ya sabes cuál es la mejor comida para llevar al trabajo, ¿con qué vas a llenar tu tuper?

Califica este artículo
Calificaciones (0)
Sé el primero en dar una calificación
PUBLICIDAD
Lo mas leído
¿Sabías que una parte importante del funcionamiento de nuestro cuerpo lo determina el tipo de alimentación que tenemos? Una buena alimentación, adaptada a nuestras necesidades cotidianas nos dará salud, energía y bienestar. Los nutrientes que obtiene de los alimentos que ingieres le permiten funcionar y hacer frente a las actividades diarias. Pero el papel de alimentación va mucho más allá. Ahora conocemos la importancia de una correcta alimentación a la hora de promover la salud física y mental, prevenir las enfermedades y, en general, mejorar nuestra calidad de vida, y si se trata de la alimentación de un niño, que está en pleno crecimiento y desarrollo, la entonces cobra una importancia mayor. Durante la infancia, además de que todo el organismo de los niños está en constante desarrollo, ellos están formando hábitos que determinarán su estilo de vida, ahí radica la importancia de una buena alimentación.Como parte de una correcta alimentación, saber distinguir los alimentos que nutren de los que debemos evitar o al menos restringir su consumo es vital, así que te dejamos una lista de alimentos que debes pensar más de una vez antes de dárselos a tus hijos. -Dulces. Los dulces tienen una carga muy fuerte de azúcar que no le hacen bien a los niños y fomentan la hiperactividad, además de tener ingredientes como la goma, y colorantes que son sumamente dañinos a la salud.-Refrescos. Al igual que los dulces, los refrescos contienen un exceso de azúcar que puede provocar en los niños problemas como caries, hiperactividad y obesidad infantil. -Bebidas energéticas. Las bebidad energéticas son perjudiciales hasta para un adulto ¿Te imaginas lo que puede causar en un niño? Este tipo de bebidas tiene ingredientes como cafeína, taurina, mate, cacao, guaraná, todos estos son excitantes que pueden provocar daños hepáticos, cardiovasculares y alteraciones del sueño. Los niños no deben consumir nunca este líquido. -Pan. El pan por lo general contiene grasas trans, carbohidratos y azúcares que fomentan la obesidad y todos los problemas que esto conlleva. -Barritas energéticas. Las barritas suelen ser muy prácticas como snack, sin embargo contienen demasiada fructuosa, colorantes y muy poco valor nutritivo. Cámbialo por una pieza de fruta. -Comida light. Consumir productos light puede ser contraproducente para la salud de los niños ya que sus ingredientes pueden propiciar resistencia a la insulina, además de ser contraproducente y causar sobrepeso. -Frutos secos. Los frutos secos no se deben consumir antes de los 5 años, pues además de tener una cantidad importante de agente alérgenos, puede causar atragantamiento infantil que puede derivar en asfixia. -Embutidos. Los embutidos como las salchichas contienen carne procesada y muy grasosa, además de un alto contenido en sodio que provoca retención de líquidos, obesidad y al igual que los frutos secos pueden derivar en asfixia. Ahora que sabes lo importante de la nutrición infantil y lo que no deben consumir nuestros pequeños, también debes saber que la clave para que tengan buenos hábitos es que tanto tú como ellos conozcan sobre una alimentación saludable.
Presta atención a la manera en que haces el mandado. Antes de que vayas a comprar la comida de la semana, fíjate en estas 5 cosas. Te aseguramos que no volverás a hacer la compra de la misma manera.Variedad. No te compliques comprando productos de origen animal en diferentes lugares. Por cuestiones de practicidad lo mejor que puedes hacer es elegir una tienda que ofrezca todo lo que necesitas: desde un corte de carne o piezas de pollo, hasta pescados, mariscos y platillos listos. En lugar de visitar la carnicería y la pescadería por separado, compra en tiendas que tengan los productos que necesitas, tanto para tus parrilladas y ocasiones especiales, como para la comida del día a día. Calidad.Esto es esencial al momento de hacer la compra. Si no te aseguras de la calidad de los productos que adquieres, de nada sirve que cuides los métodos de cocción en la cocina. Para garantizar el buen estado de los ingredientes, elige productos que estén bien empacados, pero que no tengan conservadores. Por ejemplo, en las tiendas meatme puedes encontrar carne conservada mediante congelado rápido, el cual mantiene las propiedades de la proteína animal sin necesidad de añadirle ningún aditivo.Control y regulación.Cuando se trata de comida no debes arriesgarte comprando ingredientes en lugares insalubres o sin las condiciones higiénicas necesarias para conservar los alimentos adecuadamente. La manera más sencilla de garantizar la calidad y el buen estado de tus ingredientes es adquirirlos únicamente en comercios debidamente establecidas. Cuando compras en las tiendas meatme, las cuales cuentan con el respaldo de una marca seria, puedes tener la tranquilidad de que tu comida estará siempre en óptimas condiciones.Comodidad.Si siempre andas con el tiempo encima, busca una tienda que te ofrezca comodidad y que se ajuste a tus necesidades. Asegúrate de elegir un establecimiento que tenga servicio a domicilio para que te sea más sencillo hacer el mandado sin tener que perder tiempo en el tráfico. En las tiendas meatme ® también puedes pedir tu mandado y recibirlo directamente en tu casa para tu mayor comodidad.Experiencia.Por supuesto que muchas veces hacemos el mandado corriendo porque tenemos otros 50 pendientes en nuestra lista de cosas por hacer. Pero, ¿qué pasaría si pudieras comprar tu comida en un lugar agradable, diseñado para elegir fácilmente tus alimentos? Seguramente, la experiencia de la compra sería mucho más placentera.  En el caso de las tiendas meatme ® esto es posible. Cada una de sus sucursales está diseñada para que disfrutes la experiencia de la compra mientras recorres sus espacios amables y modernos.Saber comer es saber elegir y saber disfrutar. Fíjate en estas 5 cosas cuando vayas a comprar tu comida para que puedas elegir la mejor opción. Si estás buscando una tienda que incluya todo esto, te recomendamos visitar alguna de las sucursales de meatme ®. En estas encontrarás una gran variedad de productos de calidad, desde carne de res, cerdo, pollo y pescados, hasta platillos listos. Date una vuelta por las tiendas meatme ® o visita Meatme y aprende sobre nuevas opciones y recetas a través de sus especialistas en carne, mientras haces el mandado en un espacio novedoso y moderno meatme ® - Mercado de Carnes.
A veces, las sopas pueden quedar un poco más ligeras de lo que nos gusta. Pero aquí tenemos la solución. Después de todo, no hay como una sopa espesita para satisfacer el apetito y llenar el corazón.Déjala hervirMuchas veces, lo único que hace falta para que tu sopa tenga más consistencia es un poco de paciencia. Déjala hervir y así se evaporará el exceso de líquido. Muévela de vez en cuando para cuidar que no se pegue, checa que no se concentre demasiado y que no se pase de sal.Un poco de puréSi la sopa tiene como base caldo con verduras picadas, como la sopa minestrone, añade puré de jitomate, o licúa un poco de las mismas verduras con el mismo caldo.Te recomendamos esat rica Sopa de Pasta con VerdurasOtro gran espesante es el arroz cocido, que puedes licuar con una tercera parte de la sopa; de igual manera sirve el puré de papas o las hojuelas de puré de papa. El arroz cocido licuado con un poco del líquido es una buena forma de espesar sopas de mariscos o de verduras como coliflor o brócoli. No añade sabores adicionales, deja una textura y brillo muy diferentes y si no te gusta añadir lácteos, es una buena solución.Si se trata de sopa de tortilla, licúa algunas tortillas con tu base de jitomate para que tenga más cuerpo, también le añadirás sabor.Crema o yogurUn poquito de crema o yogur estilo griego sin endulzar no sólo aportará textura, sino que dará un sabor delicioso. Prueba primero la marca de crema que usas, hay algunas que al hervirlas, en lugar de espesar, diluyen. Si es una sopa de lentejas con curry o sopa de pollo o mariscos con sabores orientales, la crema o leche de coco es una gran opción.Harina o féculasUna solución muy rápida es un poco de maicena o fécula de maíz. Recuerda combinarla con agua fría en un recipiente pequeño e incorporarla después a la sopa. Déjala hervir varios minutos antes de agregar más. Se espesa muy rápido.Prueba con esta Sopa de Pasta con PolloDe la misma manera, puedes agregar harina disuelta con agua, pero ésta necesita hervir más tiempo para que no tenga sabor a crudo, al menos diez minutos. Una manera de evitarlo es cocinar la harina con la misma cantidad de mantequilla en un sartén pequeño hasta que esté pálida y huela como a galleta horneada. Esto se llama un roux. Incorpora el roux usando un batidor de globo, así te asegurarás de que no se formen grumos. Déjalo hervir unos cinco minutos para asegurarte de que esté cocido a fondo.Si es una sopa rústica, especialmente a base de jitomate, puedes agregar también un poco de pan molido.Y si no tienes mucho tiempo, los croutones siempre absorberán el exceso de líquido y a todo mundo le gustan. Prueba tostarlos con aceite y hierbas de olor para agregar otra capa de sabor.
Si estás embarazada por primera vez, seguramente te has de preguntar qué comer durante tu embarazo. Quédate tranquila, saber cuál es la dieta ideal según el trimestre de tu embarazo, qué alimentos puedes consumir, cuáles es mejor evitar, de qué manera tus hábitos pueden afectar o beneficiar a tu bebé, no es complicado y aquí te contamos lo que necesitas saber. Qué comer en el primer trimestre (semana 1-12) En muchos aspectos, este es el trimestre más importante. Aunque el bebé aún es muy pequeñito, su esqueleto y órganos comienzan a formarse. Por esta razón, es necesario que ingieras suficientes nutrientes. Sin embargo, esto puede complicarse si experimentas las odiosas nauseas matutinas. Para aminorar las molestias y asegurarte de que consumes las vitaminas y minerales que tu bebé necesita para crecer sanamente, te recomendamos comer frutas, verduras, lácteos y cereales. Las frutas y las verduras son alimentos ricos en nutrientes, pero tienen la gran ventaja de ser muy ligeras, por lo que no te provocarán mayores problemas estomacales. Por otra parte, los lácteos aportan calcio y proteína, necesarios para que el bebé desarrolle su sistema óseo y muscular. Finalmente, los cereales enteros ayudan a evitar el estreñimiento (tan común en el embarazo) gracias a sus altos niveles de fibra. Qué comer en el segundo trimestre (semana 13-26) Esta segunda etapa suele ser más sencilla para la mayoría de las embarazadas. De hecho, algunos doctores la llaman “la luna de miel del embarazo”. Las molestias típicas de las primeras semanas (nauseas, malestar general, cansancio y mareos) suelen desaparecer y, debido a que el bebé aún no pesa mucho, las mujeres pueden reanudar muchas de sus actividades. En el segundo trimestre puedes aprovechar para ampliar tu dieta e incluir alimentos más variados. Recuerda que en estos meses los minerales como el calcio, el hierro, el magnesio, así como la vitamina D y los ácidos omega 3, ayudan a que el bebé se desarrolle sin problemas. Algunos alimentos que debes ingerir en esta etapa son aguacate, brócoli, yogur (de preferencia del tipo griego), frutos secos, zanahorias, leguminosas, vegetales de hoja verde, entre otros. Qué comer en el tercer trimestre (semana 27-finalización) Las últimas semanas del embarazo pueden ser muy pesadas. Entre el tamaño del bebé, la hinchazón, las agruras y los problemas de circulación (entre ellos, las hemorroides), las futuras mamás pueden estar agotadas y hasta un poco fastidiadas. Otra cosa que también puede afectar el estado de ánimo de las mamás es el peso. Mientras que en el primer trimestre sólo se aumenta entre uno o dos kilogramos, a partir del tercer trimestre se gana aproximadamente medio kilo por semana. Algo que pueden hacer las mamás para aligerar las molestias durante la última etapa del embarazo es consumir alimentos con altos niveles de vitamina C, K, B1 y fibra. Estos ayudarán a controlar los malestares de la acidez estomacal y evitarán que surjan episodios de estreñimiento, los cuales pueden llevar a la aparición de hemorroides. Lo más importante es que siempre recuerdes seguir los consejos de tu doctor. Recetas que puedes preparar durante tu embarazo: [url=https://www.kiwilimon.com/receta/saludables/tacos-de-jicama-con-ensalada-de-jamon-y-queso]Tacos de jícama con ensalada de jamón y queso[/url] [url=https://www.kiwilimon.com/receta/saludables/enchiladas-de-nopales-bajas-en-carbohidratos]Enchiladas de nopales bajas en carbohidratos[/url] [url=https://www.kiwilimon.com/receta/postres/rosca-de-frutos-secos-sin-gluten]Rosca de frutos secos sin gluten[/url] [url=https://www.kiwilimon.com/receta/desayunos/coliflor-rostizada-con-huevo-y-aguacate]Coliflor rostizada con huevo y aguacate[/url]
NEWSLETTER
Suscribirme al Newsletter
PUBLICIDAD
PUBLICIDAD