La mejor forma de hacer el pastel imposible
Recomendaciones de Cocina

La mejor forma de hacer el pastel imposible

Por Kiwilimón - Octubre 2013
Este postre puede parecer de expertos pero cualquiera puede hacerlo si se usa el método adecuado.   Personalmente, la primera vez que vi el pastel imposible me quedé pasmado. No sólo eran dos de mis postres favoritos a la vez (pastel de chocolate y flan), sino que no podía comprender cómo se creaba. Al principio simplemente pensé que debía haber alguna forma mágica, después usé la lógica y pensé que los ingredientes debían tener diferentes densidades y era por eso que el pastel quedaba completamente dividido. Hasta llegué a pensar que se hacían por separado, se cortaban y unían a la perfección posteriormente, pero me equivocaba. La realidad es que resulta bastante fácil hacer este postre tan típico mexicano. Investigué y me di cuenta de que mis pensamientos lógicos tenían un poco de razón, la mejor manera de hacer un imposible o chocoflan, como se le conoce en algunos lado, es crear por separado tanto el flan como el pastel, después verter primero el pastel, después el flan dentro del mismo recipiente y finalmente hornearlos a baño María. El calor del horno a través del agua hace que la mezcla más densa, es decir, la del flan se vaya hacia abajo del recipiente y por el contrario, el pastel de chocolate que por naturaleza es más poroso emerge hacia la superficie. Cuando sacas tu preparación obtienes como resultado algo exactamente opuesto a lo que vertiste, el chocolate por arriba y el flan por debajo. Si deseas decorar y aumentar sabor lo típico es untar con dulce de leche y un poco de crema batida y espolvorear con nueces o macadamias. Este no es sólo un postre delicioso sino que también uno con el que pueden ayudar los niños y aprender de cocina y química, todo al mismo tiempo. Resulta ser una preparación interesante, rica y casi mágica a los ojos de algunos infantes, que como yo, se fascinarán con la creación de este postre.  

Receta de Pastel Imposible con Cajeta

Ingredientes: - 1 taza de cajeta comprada - 3/4 de taza de azúcar - 1/3 de taza de polvo de cocoa - 1/2 cucharadita de bicarbonato - 1/4 de cucharadita de polvo para hornear - 1 pizca de sal - 3 cucharadas de aceite vegetal - 1/2 taza de leche para hacer el buttermilk - 1 huevo a temperatura ambiente - 1/2 cucharada de extracto de vainilla - 1 lata de leche evaporada de 340 gramos (para el flan) - 1 lata de leche condensada de 400 gramos (para el flan) - 4 huevos para el flan - 1/2 cucharadita de esencia de vainilla para el flan - 1/2 cucharadita de sal para el flan - 3/4 de taza de nuez picadas y tostadas para decorar - 3/4 de taza de harina - jugo de limón gota Encuentra el procedimiento y el video para preparar esta receta haciendo click aquí.  

"¿Sabías lo sencillo que es preparar el pastel imposible?"

 
Califica este Artículo.
Calificaciones (0)
Sé el primero en dar una calificación
PUBLICIDAD
Lo mas leído
Admítelo: algunos de tus utensilios de cocina ya pasaron por su mejor momento y es la hora de buscar un reemplazo. Piensa que ahora que comienza un nuevo año es la oportunidad de hacer renovaciones en todos los aspectos, incluyendo tu cocina.Aunque algunos utensilios de cocina están destinados a durar para siempre (como los de acero inoxidable) hay otros que necesitan ser cambiados regularmente, pero ¿cómo saber si es el momento de cambiar tus utensilios? Fácil, nosotros te decimos cómo.Las toallas para la cocina. Cuando por más lavadas que les hayas dado siguen teniendo un olor desagradable, o ahora la textura no es tan suave y se ha vuelto un poco acartonada, es el momento de remplazarlas. Sobre todo, si las toallas ya están deshilachadas, rasgadas o muy maltratadas. Recuerda que los trapos y toallas de cocina guardan una cantidad considerable de gérmenes, sin importar cómo las laves o cuántas horas las dejes expuestas al sol. Las esponjas. Mientras sigan lavando, las seguimos usando, pero ojo, las esponjas son el utensilio que se tiene que cambiar con más frecuencia y sin necesidad de que se parta en dos o le falte un cachito. Cuando huele mal o ya está rota piensa en todas las bacterias que puede guardar. Además, toma en cuenta que estar casi todo el tiempo mojada, ocasiona que garde gran cantidad de gérmenes y bacterias que estarás pasando a tus trastes "limpios" o recién lavados.Las cucharas de madera. ¿Cómo saber cuándo debes cambiar tu cuchara? Muy fácil: porque ya es casi imposible servir la comida de lo roto que está. Una cuchara de madera cuida mucho tus sartenes antiadherentes, pero si está rota deberás desecharla. Una de las razones principales es que podría desprender algún residuo de madera y quedarse en la comida o en el sartén. El pelador de papas. Los mejores son los de acero, pero son lo que se oxidan más rápido. Si pierdes más tiempo peleando con tu pelador que con un cuchillo es hora de cambiarlo. Por lo general hay que cambiarlos porque se rompen, se doblan o simplemente están muy oxidados.Los contenedores de plástico. Los famosos tuppers son otros de los utensilios que deberás cambiar en algún punto. Cuando tengan manchas imposibles de quitar, estén rallados o tengan un olor penetrante, es hora de mandarlos al bote de basura. De preferencia, es mejor que utilices recipientes de vidrio para conservar mejor la comida y para que cuando la guardes, no se contaminen por el plástico. Aprovecha esta temporada para hacer un cambio en los utensilios de tu cocina y estrénalos con estas recetas:Volovanes de champiñones cremososCheesecake de elote con rompopeTrufas de leche condensadaRollo de tamal relleno de cochinita
Una taza de café siempre es rica, ¿o no? ¿Realmente hay una diferencia entre el café de grano y el café soluble? Conoce más acerca de los tipos de café y sus diferencias. TiempoEvidentemente, la diferencia más notable entre tomar café de grano y café soluble es el tiempo que se tiene que invertir en su preparación. Para preparar una taza de café instantáneo no necesitas más que agua caliente, café y unos segundos. En cambio, la preparación del café de grano implica una elaboración un poco más compleja que requiere varios minutos. PracticidadEsto va de la mano del tiempo. Mientras que el café soluble puede prepararse con la ayuda de una sola cuchara, para el café de grano se necesitan varios instrumentos. Puede ser una cafetera, una prensa francesa, un filtro, etc. El punto es que el café de grano requiere más tiempo y elaboración. De hecho, para algunas personas su preparación es casi como un ritual. SaborLos amantes del café dirán que el café de grano tiene un mejor sabor, pero esto depende mucho del gusto de cada persona. Por un lado, el café soluble suele tener un sabor un poco más amargo y fuerte; mientras que el café de grano tiene una variedad de sabores más amplia. La razón de esta diferencia está en los aceites naturales, que solo se conservan en el café de grano.BeneficiosBeber café ofrece grandes ventajas para la salud. Afortunadamente estos beneficios varían muy poco entre la versión en grano y la soluble. Se calcula que la aportación de antioxidantes es muy similar entre uno y otro. Tal vez la única diferencia es el nivel de cafeína, ya que los cafés solubles solo contienen la mitad respecto al café recién hecho. CostoSiendo la opción más práctica, lógicamente el café soluble es más económico que el de grano. Al no necesitar equipo o herramientas especiales, el café instantáneo es una opción más barata en comparación con la bebida hecha a partir del grano. No importa cuál tipo de café elijas. Inicia tu día con una deliciosa taza y disfruta el aroma y el sabor del café.
Todos los años esperamos con ansias las posadas, pero ¿sabemos en realidad por qué las celebramos? Esta es la historia del origen de las posadas. Como la gran mayoría de las tradiciones mexicanas, la historia de las posadas se remonta a la época prehispánica. Antes de la Conquista española, los indígenas celebraban en diciembre fiestas en honor a su dios Huitzilopochtli. Las festividades, que duraban varias semanas, cerraban con reuniones simultáneas por todas las casas en las que se daban alimentos a los invitados. Casualmente estas fiestas coincidían con las celebraciones católicas de los españoles, por lo que estos las aprovecharon para evangelizar a los pueblos indígenas. Después de varios años de la Conquista, en 1587, el fray Diego de Soria obtuvo un permiso del papa para comenzar a celebrar las misas de aguinaldo. Con esto lo que buscaba el sacerdote era sustituir las fiestas en honor a Huitzilopochtli para que los indígenas comenzaran a celebrar la Navidad. Las misas de aguinaldo se llevaban a cabo del 16 al 24 de diciembre y eran una mezcla de misas con representaciones de los pasajes de la biblia. La intención de esto era evangelizar a los indígenas y mostrarles todo lo que habían tenido que pasar María y José antes del nacimiento de Jesús. En un principio las misas se organizaban dentro de la iglesia. Aprovechando la amplitud de los espacios del templo, los agustinos – quienes fueron los primeros en organizarlas – celebraron las primeras misas de aguinaldo dentro del convento de Acolman. Tanto españoles y criollos como indios asistían a estos eventos en los que al finalizar el rito religioso se repartían regalos y comida. Con los años se fueron incorporando más elementos a las fiestas (piñatas, cánticos, velas, dulces) y estas lograron mayor popularidad. Las personas comenzaron a celebrar lo que se conocía originalmente como las misas de aguinaldo en sus casas y barrios, hasta convertirse en lo que hoy conocemos como posadas. El significado de las posadas podría haber cambiado, pero no hay duda de que siguen siendo una de las fiestas más esperadas en México. ¿Tú ya organizaste tu posada? Estas recetas son perfectas para una posada: Pastel de tamal con carne adobada Tamales oaxaqueños de mole Chocolate caliente mexicano Sidra de manzana y canela   Fuentes: http://www.milenio.com/opinion/dr-sergio-antonio-corona-paez/cronica-de-torreon/origen-de-las-posadas-navidenas https://www.ngenespanol.com/travel/origen-de-las-posadas-en-mexico/  
PUBLICIDAD
NEWSLETTER
Suscribirme al Newsletter
PUBLICIDAD