Los 5 mejores platillos de México

Por Kiwilimón - Julio 2014
  Vivir en un país o en un ciudad, es recorrer sus calles, conocer a su gente y también, disfrutar su comida. En Japón la sobriedad de los ingredientes con el arroz como base son la esencia; en Argentina los protagonistas son los cortes, embutidos y empanadas; en Italia la pasta, el vino y el tomate llevan la batuta; y en Rusia el betabel, la crema y las papas dicen “presente”. Sin embargo, pocos países pueden jactarse de tener una amplia gama de cocinas regionales, con múltiples diferencias entre sí. México es una de estas naciones, lo cual se refleja en la decisión de la UNESCO de nombrar a las cocinas mexicana y francesa como Patrimonio Cultural de la Humanidad. Lamudi, el portal inmobiliario líder en México, te presenta 5 platillos de estas regiones. 1. Pescado a la Veracruzana (Veracruz) La primera ciudad en territorio mexicano fundada por españoles fue el puerto de Veracruz, a partir de la cual comenzó el mestizaje cultural, lo cual se refleja en la cocina. Una gran variedad de platillos engalana la cocina veracruzana, como son las memelas, picaditas y garnachas, consentidas de los mexicanos, o el “Casamiento,” que combina el arroz con frijoles refritos. Pero el ícono de la tradición culinaria veracruzana, y fiel muestra de este mestizaje cultural, es el “Pescado a la Veracruzana.” Generalmente preparado con huachinango con un caldillo de jitomate, cebolla, aceitunas y alcaparras. Parecido al famoso “Pescado a la Vizcaína” de la cocina vasca, pero cambiando el pimiento morrón por un chile largo, también llamado güero. 2. Cochinita Pibil (Yucatán) En el sureste del país se encuentra el estado de Yucatán, con una personalidad tan marcada como la de su cocina, producto del aislamiento geográfico y las condiciones climáticas y culturales de la zona. La herencia maya se refleja en el nombre de sus platillos, como el “Poc-chuc,” una especie de cecina de cerdo; o el “Zic de venado,” marinado en jugo de naranja. Sin embargo, también hay una fuerte influencia de la cocina española, produciendo una interesante unión gastronómica. La “Cochinita Pibil,” hecho con carne de puerco deshebrada, aderezado con achiote, naranja agria y vinagre es quizá el platillo más popular del estado; usualmente se compaña de chile habanero en pasta, cebolla morada y cilantro. Receta cochinita pibil Receta de Cochinita Pibil Yucateca Cómo desflemar cebolla morada desflemar cebolla morada 3. Mole rojo (Oaxaca) Una de las tradiciones culinarias más representativas del país es la del estado de Oaxaca. En su territorio se dan cita el “Manchamanteles,” el “Chileatole,” la “Lengua Alcaparrada,” o los “Tamales oaxaqueños.” También están las famosas “Tlayudas,” y los chapulines, ideales para hacer quesadillas con queso Oaxaca. Pero lo mejor de las mesas oaxaqueñas es la gran cantidad de moles. Este platillo quizá sea la culminación de la sofisticación de la cocina mexicana, debido a su complicada preparación, en la cual se mezclan una gran cantidad de ingredientes como el chile y el chocolate, herederos de la tradición prehispánica, o la pimienta y la canela, traídas desde Oriente durante la Colonia. De todas las variedades de mole, escogemos el mole rojo como el más representativo. 4. Carnitas (Michoacán) Con un perfil gastronómico aparentemente bajo, Michoacán se ha posicionado como el referente nacional para declarar a la cocina mexicana como Patrimonio Cultural Inmaterial de la Humanidad por parte de la UNESCO. Aquí han nacido platillos como los “Uchepos,” tamales dulces de maíz; o las deliciosas “Corundas,” pan de maíz sazonado con cenizas. Pero nada se compara con las famosas “Carnitas.” A base de maciza, vísceras y la piel del cerdo, sazonadas con especias, sal y tequesquite, con un toque de jugo de naranja o cerveza para darle su peculiar brillo, preparado en las características ollas de cobre. Todo acompañado de tortillas, cilantro, cebolla picada, limón y sal. 5. Chiles en Nogada (Puebla) ¡Qué chula es Puebla! Con sus edificaciones coloniales, sus artesanías de talavera y sobre todo, su exquisita comida. En tierras poblanas nacieron muchos de los dulces consentidos de los mexicanos, como los jamoncillos, los borrachitos y los camotes. También de aquí son las “Cemitas rellenas,” los “Pambazos” y el exquisito “Mole de Caderas,” Sin embargo, los “Chiles en Nogada” son la joya de la corona de la gastronomía poblana, y quizá de la mexicana. Un chile relleno de picadillo dulce, capeado y bañado en la famosa nogada, una salsa hecha con nuez de Castilla, todo adornado con granada y cilantro. Si el cielo tuviera un restaurante, seguro que el platillo principal serían “Chiles en Nogada.”     Artículo cortesía de  LogoLamudi  
Receta de Chilaquiles de Mole

Chilaquiles con Mole

Receta de Sencillos Chiles en Nogada

Chiles en Nogada

Receta de Tostadas de Cochinita con Yoghurt Estilo Griego

Tostadas de Cochinita

Califica este artículo
Calificaciones (0)
Sé el primero en dar una calificación
PUBLICIDAD
Lo mas leído
El té de jazmín va perfumado con el aroma de las flores de la planta de jazmín y aunque a veces se usa té blanco o té negro, la base de esta bebida suele ser té verde, es por eso que el té de jazmín brinda muchos de los mismos beneficios de esta infusión.Por ejemplo, entre los beneficios del té de jazmín tenemos que está lleno de antioxidantes, puede ayudarte si estás en un régimen alimenticio para perder peso, es bueno para el corazón y como remedio casero, puede usarse como enjuague bucal para mantener la salud de tus dientes.Té de jazmín: ¿para qué sirve tomarlo?Como muchos tés, el té de jazmín no tiene valor nutrimental a menos que le agregues leche, azúcar u otra sustancia con valor alimenticio, pero sí contiene algunas vitaminas y minerales en pequeñas cantidades que provienen de las hojas de té verde, como hierro, zinc, potasio y cobre. Puedes tomar hasta 8 tazas de té de jazmín al día, que pueden brindarte los increíbles beneficios de sus antioxidantes, pero no olvides que este té sí contiene cafeína y podría causarte insomnio y nerviosismo si te excedes en su consumo.El té de jazmín está cargado de poderosos compuestos vegetales conocidos como polifenoles llamados catequinas, los cuales actúan como antioxidantes en el cuerpo y protegen a las células contra el daño de los radicales libres. Una catequina particularmente poderosa en el té verde es el galato de epigalocatequina (EGCG), de la cual se ha demostrado que tiene efectos antiinflamatorios y reductores de lípidos en sangre y se ha relacionado con beneficios como la pérdida de peso, un mejor control del azúcar en la sangre, así como la salud cardíaca y oral.Té de jazmín como enjuague bucalYa que el té de jazmín se basa en el té verde, que está lleno de catequinas, puede ayudarte a proteger los dientes contra la caries dental al matar las bacterias formadoras de placa como Streptococcus mutans.Varios estudios han mostrado evidencia de esto y por ejemplo, uno realizado con 15 personas demostró que una solución que contenía catequinas del té verde impidió que Streptococcus mutans produjera ácido cuando se aplicaba a los dientes, el exceso de este ácido puede erosionar el esmalte de los dientes.Otro reveló que el uso de un enjuague bucal a base de catequina de té verde durante 1 semana es tan efectivo para reducir la placa dental como un enjuague bucal antiséptico, mientras que algunos estudios sugieren que el té de jazmín puede combatir el mal aliento al reducir las bacterias que causan el mal olor.
Pasillo de Humo es un pequeño rincón de Oaxaca en la Ciudad de México, además, es el lugar perfecto para adentrarse en la gastronomía oaxaqueña con sus deliciosas tlayudas, moles y cócteles. La legendaria Celia Florián, una de las cocineras tradicionales más importantes y galardonas de nuestro país y la mente maestra detrás del restaurante Las Quince Letras en Oaxaca, junto con su hijo Alam Méndez, quien llevó la comida oaxaqueña a Washington, fueron los encargados de traernos la auténtica cocina oaxaqueña a la Ciudad de México. Los platillos que podrás encontrar en Pasillo de Humo son una versión contemporánea de la comida oaxaqueña, pero siempre con el sabor que caracteriza esta tradición culinaria. A través de sus recetas, Celia y Alam se han dado a la tarea de demostrarle al mundo que la comida tradicional oaxaqueña es tan compleja y esplendorosa como cualquier otra. Para comenzar tu viaje a través de la tradición culinaria de Oaxaca, te recomiendo los molotes istmeños de plátano macho con mole rojo, son el balance perfecto entre dulce y picoso, un digno representante de la comida oaxaqueña. Para el plato fuerte, puedes probar la crujiente y deliciosa tlayuda de chorizo y chapulines, el aromático mole rojo, la decadente panceta de cerdo con mole manchamanteles o el mole amarillo de res. Cada uno de estos postres te enamorarán de la gastronomía oaxaqueña bocado a bocado. Pasillo de Humo también ofrece una increíble selección de cócteles y los mejores mezcales. Te recomiendo el cóctel con chepiche, mezcal, pepino y limón. Aunque también puedes pedir el tradicional chocolate oaxaqueño. Para el postre, te sugiero probar el clásico tamal de chocolate. Si visitas este pedacito de Oaxaca a la hora de desayuno, no te puedes perder el pan dulce y el chocolate caliente. Luego puedes pedir la cazuela con huevo estrellado, hoja santa, quesillo y chapulines.
Para la limpieza en el hogar, compramos en aerosoles, polvos y muchos otros líquidos comerciales para mantener todo en orden y eliminar la suciedad y las manchas. Sin embargo, la naturaleza y los artículos domésticos comunes tienen poderes de limpieza igualmente asombrosos cuando sabes cómo usarlos.Aquí te dejamos algunos trucos de limpieza con filtros de café, los ucales por lo general solemos tener en casa y te permitirán ahorrar un viaje a la tienda y ahorrar dinero en productos especiales. Además, tu hogar y tus pertenencias se verán renovados y relucientes.Cómo limpiar los vidrios con filtros de caféLo más común que usamos para limpiar espejos y vidrio son las toallas de papel y un limpiador de vidrios, pero esto podría dejar rayas y manchas, así que la próxima vez que necesites lustrar algunas ventanas, intenta mejor usar filtros de café limpios en lugar de las toallas de papel y quedarán sin manchas.Otros usos caseros para los filtros de caféLos filtros de café de papel desechables son excelentes para realizar múltiples tareas en la casa, y se utilizan para todo, desde la limpieza y el pulido, hasta proyectos de manualidades. Además, son económicos y están fácilmente disponibles. Aquí hay algunos otros usos que puedes darles.Como coladorLos filtros de café son excelentes coladores y puedes usarlo para atrapar las semillas al exprimir limones, limas o naranjas, pero también puedes colar trozos de corcho roto de una botella de vino colocando un filtro de café sobre la parte superior de la botella de vino y asegurándolo con una banda elástica, para después servirlo. Por último, puedes usar filtros de café para desgrasar caldos o sopas.Para plantar semillasUsa filtros para germinar semillas y simplemente después trasplanta con todo y filtro a una maceta. También puedes colocar uno o dos filtros de café en el fondo de las macetas para mantener la tierra adentro que se sale por el orificio de drenaje y aun así dejar salir el agua para evitar que las raíces se pudran.Para absorber el exceso de humedadColoca una capa de filtros de café en el fondo de una sartén de hierro fundido para absorber el exceso de humedad y evitar la oxidación. También se pueden utilizar en el taller para clasificar tornillos, clavos, tuercas y pernos perdidos y mantenerlos organizados y libres de óxido envolviéndolos en los filtros y guardándolas en una caja o recipiente de plástico.Para proteger tus vajillasColoca filtros de café entre platos y tazones de porcelana apilados para agregar una capa protectora y evitar rayones. También puedes utilizar filtros de café arrugados como material de embalaje en mudanzas o para el almacenamiento de los platos.Para lustrar zapatosLos filtros de café pueden funcionar como aplicador desechable para lustrar zapatos de cuero, carteras o incluso muebles. Simplemente aplica un poco del color correcto de esmalte en el filtro y pule con un movimiento circular hasta que se absorba en todo el material. También puedes quitar el mal olor de los zapatos colocando unas cucharadas de bicarbonato de sodio en el centro de un filtro, atándolo con una cuerda o liga y dejando el sobre dentro de los zapatos toda la noche.
NEWSLETTER
Suscribirme al Newsletter
PUBLICIDAD
PUBLICIDAD