Los 5 peores errores cocinando
Recomendaciones de Cocina

Los 5 peores errores cocinando

Por Kiwilimón - Abril 2014
Puede ser que cocinar sea un terreno abierto donde se aprecia la creatividad y el sentimiento de aventura, pero por otra parte, hay reglas que nada más no pueden romperse. Ya sea para salvar el sabor, la textura o el platillo en su complitud te dejamos los cinco errores cocinando más comunes.

1. No leer la receta completa

Saber bien la preparación antes de comenzar es como fijarte en un mapa antes de salir de viaje en carretera. Si ya te sabes la receta de memoria, no hay problema, pero hacer un nuevo platillo adelantándote a cada paso puede acabar muy mal. Y no sólo se trata de conocer todos los ingredientes, sino de saber sus características y tiempos: poner mantequilla fría en vez de tibia en un pastel lo secaría, añadir los jitomates a la preparación de salsa antes de que la cebolla se ablande termina en un resultado nada placentero.

2. Llenar la sartén hasta el borde

Ya sea que cocines carne, pollo o cualquier guisado lo recomendable es siempre dejar un poco de espacio en la sartén y no saturarla de ingredientes. Cuando se satura empieza la condensación y esto ablanda los ingredientes y no les permite dorarse para resguardar el sabor que llevan dentro. Es mejor cocinar con dos sartenes o en varias tandas.  

3. Hierbas secas en vez de frescas

Podría parecer que reemplazar comino u orégano fresco con su versión deshidratada no causaría problema, pero la realidad es que, dependiendo de la especia, puede cambiar de potencia dependiendo de su estado. La albahaca, por ejemplo, pierde mucho de su sabor cuando se deshidrata, el orégano por otro lado aumenta su perfil de sabor múltiples veces por lo que añadirlo en una cantidad errónea puede arruinar el platillo.  

4. Freír en aceite no caliente

Este es un problema universal, muchas personas meten a freír sus diferentes ingredientes al aceite cuando este todavía no está a la temperatura adecuada y esto sólo lleva al resguardo de grasa innecesaria en el platillo y a la falta de textura en el mismo.  Todo lo que debes hacer es una pequeña prueba con lo que sea que vayas a freír, al momento que toca el aceite debe empezar a burbujear al instante del contacto, menos temperatura que esa hará tu preparación pesada y poco saludable.  

5. Usar la misma tabla de cortar para todo

La carne sin cocinar puede dejar bacterias en cualquier superficie, el pollo es extremadamente contagioso en cuanto a su aroma y el pescado lo es también. Se recomienda tener varias tablas, que una le pertenezca a frutas y verduras, otra a carnes rojas y una más para carnes blancas (tal vez una adicional para el pan). Cuando muchos cocineros se preguntan por qué sus platillos saben un poco raros o por que las notas de sabor que querían obtener son sumisas la respuesta, la mayoría de las veces, está en haber mezclado ingredientes y utensilios antes de tiempo.    

Súper Secretos de Cocina

 

Como separar la yema de la clara de un huevo

     

!Encuentra los mejores tips y consejos de cocina en kiwilimón.com!

Califica este artículo
Calificaciones (0)
Sé el primero en dar una calificación
PUBLICIDAD
Lo mas leído
¿Cuántas veces no hemos escuchado hablar del metabolismo, de sus maravillas para bajar de peso y de cómo a medida que crecemos, se va alentando y por eso subimos de peso?Sin embargo, realmente sabemos poco de este proceso y si es en verdad el responsable de que sea más difícil o fácil mantenernos en un peso.¿Qué es el metabolismo?Llamamos metabolismo al conjunto de reacciones químicas que se dan dentro de las células del cuerpo. Estas reacciones son las responsables de transformar todos los alimentos en el combustible para realizar actividades que van desde respirar y moverse, hasta regular la temperatura cuando hace frío o calor, además de que hacen lo posible para que las células estén sanas y funcionando correctamente. Cuando hablamos de tener el metabolismo “lento” o “rápido”, nos referimos a la velocidad con la que nuestro cuerpo realiza todas estas funciones. Y esto sí es importante en lo que respecta a nuestra tendencia a ganar o perder peso. Cuando nuestro metabolismo es más rápido, el cuerpo quema más calorías, incluso cuando no está realizando ninguna actividad física: a esto se le conoce como metabolismo basal, o sea, la energía que nuestro cuerpo consume diariamente para funcionar sin ningún tipo de actividad adicional más allá de las funciones esenciales.Aunque contar con un metabolismo rápido o no depende en gran medida de la genética de cada uno y de otras cuestiones difícilmente alterables como el sexo o la edad, a partir de los 40 años, éste se ralentiza.Sin embargo, es posible acelerarlo con determinados hábitos sobre los que sí podemos incidir.Come cada tres horasCuando pasas mucho tiempo sin comer entre comidas, el nivel de azúcar en la sangre disminuye, lo que provoca que te sientas cansado y fatigado, además de que se ralentice tu metabolismo. Si comes un snack entre comidas no pasarás hambre, consumirás menos cantidad en la siguiente comida y mantendrás acelerado tu metabolismo.Come proteínasNuestro cuerpo tarda más tiempo y necesita más energía para descomponer y digerir la proteína que para procesar otro tipo de alimentos, por lo que gasta aproximadamente 20 o 30% de las calorías que aportan las proteínas en digerirlas estas, en comparación al 5 o 15% que necesita para procesar la grasa o los carbohidratos.Toma caféPese a que hay mucha información contradictoria sobre este tema, el café es una de las pocas sustancias que aceleran el metabolismo y ayuda a la quema de grasas. La bebida es, además, un gran aliado si practicas ejercicio, ya que la cafeína aumenta los niveles de adrenalina y prepara al cuerpo para un esfuerzo físico increíble: hace que las células grasas descompongan la grasa corporal, liberándola como ácidos grasos libres, que usamos como combustible cuando hacemos ejercicio.No sólo con ejercicio se pierde peso. Si sigues estos pequeños consejos en tu dieta y en tu rutina diaria, conseguirás activar el metabolismo para quemar más calorías.
Si hay algo que todos anhelamos y queremos alcanzar es la felicidad y pese a que es un concepto ambiguo, todos tenemos nuestra idea de lo que significa.Hoy en día vivimos en un estrés constante, las preocupaciones, la carga de trabajo, deudas, cansancio y demás, que nos pueden consumir y evitar que disfrutemos de los pequeños momentos de la vida.Para que los momentos negativos no abarquen una parte importante de tu día a día, es importante celebrar todas las conquistas que hacemos y todos los retos que conseguimos. Festejar los logros, por más pequeños que sean, mejora la capacidad de crear buenos hábitos, te ayudará a mejorar tus relaciones, a aumentar tu seguridad y autoestima, y te impulsará a alcanzar tus objetivos personales. Conocer la importancia de celebrar los logros es lo que diferencia a las personas que disfrutan la vida, que son aventureras, de las personas que se sienten estancadas en la rutina o en resentimientos por decisiones que tomaron en el pasado.Celebrar implica tomarnos un momento, ponerle una pausa a la rutina y realizar actividades en festejo por algo que sucedió. Es dejar a un lado lo que estamos haciendo para organizar algunas actividades especiales para recordar o aplaudir algo que pasó.Además, hacerlo no tiene por qué implicar un gasto, pues se trata de darte un momento para reflexionar en lo que has logrado. Por ejemplo, puedes celebrar simple y sencillamente preparándote tu comida favorita, leyendo un buen libro, escribiéndote una carta, o hasta arreglándote sin motivo particular.La importancia de celebrar los logros es que nos recuerda que tenemos la capacidad de superarnos, y de que si trabajamos duro por nuestros objetivos llegan cosas buenas. A partir de ahora, festeja todos los logros y explota tu felicidad.
Uno de los productos naturales más utilizado por la humanidad es la miel, ya que contiene un sinnúmero de propiedades nutricionales por sus alto contenido en minerales, hierro, calcio, fosfato, potasio, cloruro de sodio y magnesio, las cuales la convierten en uno de los remedios medicinales más eficaces, que además también es utilizado como afrodisiaco. Sin embargo, también puede ser uno de los alimentos que con mayor frecuencia olvidamos dentro de la alacena.Seguramente al limpiar tu alacena has sacado del fondo un tarro de miel, el cual tiene algunos meses o incluso años refundado ahí y parece que sigue igual que el primer día, con la misma consistencia. ¿Cómo puede ser esto posible?Esto se debe a que la miel nunca caduca, gracias a su alta concentración de azúcar, la cual elimina las bacterias, además de que gracias a lo bajo de su humedad, las levaduras no prosperan.La miel bien conservada puede durar hasta 14 años, pero de preferencia, debes consumirla en dos, pues después de este tiempo comenzará a perder poco a poco sus propiedades.¿Para qué sirve la miel fuera de la cocina?Además de ser un ingrediente perfecto en la cocina, la miel puede ayudar a aliviar la tos y disminuir la inflamación de la garganta, además de otros malestares.Por ejemplo, si sufriste una herida o quemadura leve, untarte una cucharada de miel te ayudará a cicatrizar, pues entre sus beneficios se encuentra que ayuda a la regeneración de la dermis, así que también podrías utilizarla como mascarilla o para suavizar las zonas ásperas del cuerpo como codos, rodillas y pies.En caso de que por la noche des vueltas en la cama porque no logras conciliar el sueño, la miel es un gran remedio casero para el insomnio, pues contiene propiedades relajantes que disminuyen el estrés y la ansiedad.Por otra parte, una cucharada de miel cuando te sientes muy fatigado le dará vitalidad a tu organismo, gracias al azúcar que contiene.La miel también podría ayudarte con el estreñimiento, la artritis, el ciclo menstrual,  la memoria, los niveles de azúcar en la sangre, así como a bajar de peso, gracias a su efecto diurético.Ahora sólo nos queda darle las gracias a las abejas por regalarnos un alimento ‘eterno’ y un remedio que nos ayuda aliviar algunos de nuestros achaques.
NEWSLETTER
Suscribirme al Newsletter
PUBLICIDAD
PUBLICIDAD