Los do's y don'ts en las ensaladas

Por Kiwilimón - January 2016
Para que este platillo de verdad sea saludable, te decimos cuáles ingredientes sí podrías agregar para volverla más nutritiva, ¡y por supuesto más rica! Mucho color verde No te limites a la lechuga romana, agrega también otras hojas como la espinaca o la col rizada que tienen vitamina B, la cual podría disminuir los riesgos de tener cáncer. Proteínas Para que obtengas una comida completa, lo ideal es que agregues alimentos de origen animal como tiras de pechuga asada, atún, salmón o jamón de pavo. Los vegetarianos pueden comer tofu, en lugar de carne. Tip: Encuentra aquí ensaladas para todos los gustos Verduras diversas Aprovecha que muchas no son tan caras, como la zanahoria, jícama y el pepino. Además, éstas tienen mucha agua y pocas calorías. Granos Como los garbanzos que ayudarán a que te sientas llena por más tiempo. Añade media taza a tu ensalada. Incluso hay a quienes les gusta ponerle frijoles sin caldo a las ensaladas. Tip: Prepara esta rica ensalada de kale con zanahoria Necesitas grasas Pero grasas saludables, como las que tiene el aguacate que también se ha visto que ayuda a que el cuerpo absorba los carotenoides, mismos que combaten el cáncer. Añade un poco de fruta Te sugerimos elegir frutas frescas como rodajas de manzana para mejorar el sabor de las ensaladas y un toque crujiente. Tip: Prueba esta dulce ensalada con fresas Menos croutons Dado que su tamaño es muy pequeño, creemos que comer más de cinco no hace daño, pero en realidad su alto índice glucémico puede hacer que tus niveles de azúcar se eleven. No te excedas en el aderezo Lo mejor es que evites los aderezos cremosos industrializados y optes por algo más saludable como el aceite de oliva (1 o 2 cucharadas). O también puedes preparar tus propias vinagretas. Tip: Vierte esta vinagreta de limón hecha en casa  
Califica este artículo
Calificaciones (0)
Sé el primero en dar una calificación
PUBLICIDAD
Lo mas leído
Sabemos que vivímos en un mundo cada días más vertiginoso: la casa, el trabajo, la vida social, hacer ejercicio, crecer laboralmente, resolver asuntos, acudir a eventos, mantener a la familia unida y feliz, todas esas cosas nos agotan no sólo físicamente sino mentalmente y es normal sentir una fatiga crónica, sobre todo si no se tiene una alimentación sana y balanceada. Si tu cuerpo pide a gritos energía, no tomes bebidas energetizantes llenas de químicos, para eso existen alimentos que por sus beneficios y propiedades, pueden darnos ese empujón que necesitamos para terminar el día cumpliendo nuestras metas. Si te sientes un poco baja de energía y necesitas reactivarte, consume estos alimentos. y ¡Notarás los resultados!Frutos secosLos frutos secos son uno de los alimentos más energéticos que podemos encontrar en nuestra cocina y lo mejor es que son 100% naturales. Aportan un alto contenido en ácidos grasos esenciales, y son una fuente de proteínas que nos dan fuerzas. Además, ¡son antioxidantes! Puedes consumirlos como snack a media mañana y notarás sus efectos de inmediato.PlátanoEl plátano aporta una enorme cantidad de potasio, que ayuda a normalizar el balance de agua en el organismo y a fortalecer los músculos. El potasio es fundamental para que el cuerpo tenga energía durante el día. De hecho, casi siempre la fatiga y el cansancio se asocian a un déficit de este compuesto. Puedes incorporar un plátano a tu avena en el desayuno o a un smoothie para comenzar tu día lleno de energía.HuevosLos huevos son una gran fuente de proteínas y las proteínas son las responsables del funcionamiento de la musculatura y las que transportan los nutrientes por la sangre, así que resultan fundamentales para que el cuerpo se reponga tras un esfuerzo. Un par de huevos de desayuno te ayudarán en un día pesado. SemillasLas semilla contienen ácidos grasos omega-6 y ácidos grasos omega-9. También proporcionan vitaminas del grupo B, hierro, ácido fólico y otros nutrientes, que se transforman en energía rápidamente. Tomar un puñito de semillas cuando te sientas fatigada ayudará a reponerte. EspinacasSon ricas en hierro, magnesio y potasio.Las espinacas contienen carotenoides y betacarotenos, antioxidantes, vitamina K y vitaminas del complejo B, y favorecen la digestión y el funcionamiento muscular, lo que las hace un alimento muy energético. Puedes poner unas hojas en tus jugos y licuados o puedes ponerselas a los huevos para hacer un delicioso omelette o hacer con ellas una fresa ensalada.AjoEl ajo contiene inulina que ayuda a sentirse satisfecho por más tiempo. La inulina también ayuda a absorber el hierro, por lo que juega un papel importante en la prevención de la fatiga. Además, el ajo mejora la circulación sanguínea y reduce el colesterol. Eso sí, la mejor forma de aprovechar todas sus propiedades medicinales es cruda, ya que cocido pierde más del 90% de su efectividad. AvenaLa avena contiene fósforo, hierro, calcio y lecitina y es un hidrato de carbono complejo, lo que significa que su digestión es mas lenta y que proporciona energía durante más tiempo. Por eso es ideal tomarla en el desayuno, ya sea fría o caliente, la puedes acompañar de frutas o semillas para hacerla más completa. AguaDe nada sirve consumir alimentos energizantes si no se bebe la suficiente agua, ya que es ésta la que permite la absorción de los nutrientes esenciales y el aporte de energía. Al mismo tiempo, el agua es utilizada por el cuerpo para ayudar a eliminar las toxinas. Como ya sabrás, lo recomendable es ingerir unos dos litros al día. Si además comienzas a hacer ejercicio de manera regular, te sentirás más activa y notarás cómo tienes más energía durante todo el día. Como ves, no sólamente el café te puede ayudar a comenzar el día con todo, existen otros alimentos que te ayudarán a cumplir con todo lo que necesitas hacer en el día.
Los caldos son un platillo muy común en las cocinas mexicanas, no importa si hace frío o calor, un caldito no sólo nos alimenta y nos apapacha el alma, también le brinda beneficios increíbles a nuestro organismo.A pesar de su popularidad, los pros de comer caldos no son muy conocidos, por eso te los vamos a explicar:No es casualidad que nuestras abuelas y mamás nos preparaban un caldito cuando teníamos un mal día o estábamos enfermas, ya que tomarlo caliente proporciona bienestar y confort, le dará calor a nuestro cuerpo y también a nuestra mente, proporcionándonos una inmensa sensación reparadora.Los caldos, por lo general tienen muy pocas calorías y son ricos en proteínas, además por tener una base de agua, mantiene la hidratación en el cuerpo para el correcto funcionamiento de todos tus órganos. Además, dependiendo de los ingredientes que se hagan para prepararlos, otorgan diferentes nutrientes. Estos son algunos de los caldos más populares:Verduras: Este caldo además de saludable y delicioso, es una manera muy práctica de aprovechar los restos de los vegetales que usas normalmente en tu cocina y así no desperdiciar nada. El caldo de verduras lo puedes preparar con cualquier cáscara y restos de vegetales que tengas, usualmente se usan cáscaras de zanahorias, de papa, de chayote, los extremos de la calabaza, los tallos del brócoli y hasta las capas externas de la cebolla. Los que no son tan recomendables son los que puedan cambiar cambiar el color del caldo como el betabel o los que lo puedan fermentarlo como el jitomate o los tomates. Los ingredientes del caldo de verduras son ricos en fibra y agua; aportan vitamina A , en el caso de la zanahoria y, de acuerdo con la Fundación Española de la Nutrición, carotenoides que ayudan a la visión y al cuidado de la piel. Si le pones papa y brócoli del caldo, se puede fortalecer el sistema nervioso y el muscular; ya que aporta al cuerpo potasio.Pollo: Este tipo de caldo es uno de los más comunes y más deliciosos. Puedes servirlo solo con la pieza de pollo o también le puedes agregar verduras, arroz o hasta garbanzos.Con el pollo, el caldo adquiere vitamina B que ayuda al sistema nervioso. Además de aportar fósforo que ayuda a la formación de huesos y dientes.Res: Las carnes rojas son una rica fuente de proteínas, vitaminas y minerales. Comer carne aporta hierro, zinc y selenio, así como vitaminas del grupo B, que en combinación con otras verduras aumentará el valor nutrimental del caldo, pues se le añadirá fibra que ayude a mejorar la digestión.Pescado: El pescado es uno de los alimentos que más nutrientes aportan, de acuerdo con la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación FAO este alimento contiene proteínas, vitaminas y minerales. Algunas de las vitaminas que contiene son la A y la D; además de minerales como fósforo magnesio, selenio y yodo.Algunas regiones de México tienen sus propios caldos característicos.Caldo de papa y queso: Este platillo es una receta tradicional hecha con Queso Chiapas, que le da un toque ácido y el sabor picante del chile chilaca.Caldo de haba: Su textura espesa y su particular sabor lo hacen un plato delicioso y lleno de nutrientes. Caldo de hongos con epazote: muy tradicional mexicana de hongos y setas, aromatizada con epazote fresco. Es ideal para empezar una buena comida, servida con queso panela y cubitos de aguacateOtros usos del caldoNo sólo como platillo los caldos son nuestra salvación, también son un gran auxiliar en la cocina. Puedes usarlos como base de arroz para que quede con más sabor, también puedes usarlo para poner a cocer carne o diluir una salsa que ha quedado muy espesa.Como ves, los caldos son todo menos básicos, están llenos de beneficios, son prácticos, siempre caen bien y son tus aliados en la cocina. Prepara el que mejor se adapte a lo que necesitas y disfruta.
NEWSLETTER
Suscribirme al Newsletter
PUBLICIDAD
PUBLICIDAD