Menos proteína animal, más salud
Recomendaciones de Cocina

Menos proteína animal, más salud

Por Kiwilimón - Noviembre 2016
No lo vamos a negar: comer carne es delicioso. Sin embargo, el consumo excesivo de productos animales puede provocar problemas en la salud. Si eres fan de las hamburguesas y los cortes, sigue leyendo para descubrir cómo puedes bajarle a las proteínas animales para mejorar tu salud. Como todos los componentes alimenticios, las proteínas cumplen una función en nuestros organismos. El crecimiento muscular y el desarrollo de nuevas fibras dependen de las proteínas. Aunque es evidentemente importante consumirlas, esto no significa que debemos comer grandes cantidades de alimentos ricos en proteínas, sobre todo porque la mayoría de estos – principalmente los de origen animal – también tienen altos niveles de grasas. Cuando se llega a abusar en el consumo de proteína animal se presentan algunos problemas de circulación, colesterol y obesidad. Por si fuera poco, los niveles excesivos de proteínas pueden afectar los riñones y el hígado. Si decides disminuir tu consumo de proteínas animales, tu cuerpo experimentará cambios importantes, entre ellos:
  • Pérdida de grasa y líquidos retenidos
  • Disminución de riesgo de contraer enfermedades cardiovasculares
  • Aumento de energía
  • Reducción de la apariencia de la celulitis
  • Prevención de estreñimiento
  • Disminución de químicos y antibióticos derivados de los animales
  Existe el mito en torno a las proteínas que dice que solo a través de los productos animales se pueden obtener estas. La realidad es que existen muchas opciones que pueden servirte como fuente natural de proteínas y ayudarte a conseguir los niveles necesarios sin necesidad de consumir carne.   Te Recomendamos estas fuentes de proteína vegetal para que comiences a limpiar tu cuerpo: Frijoles: https://www.instagram.com/p/BNPrUBfATZ0/   Insectos: Los insectos son una fuente de proteína muy nutritiva. Seguramente haz probado los escamoles, chapulines o escargots. Si no es así, ¡siempre hay una primera vez! Además también puedes encontrar polvos y barras de energía  saludables hechas a base de insectos. https://www.instagram.com/p/BNPmCAyByu_/ https://www.instagram.com/p/BM1RA2AAZWH/ Garbanzo: Ya sea en hummus o tu presentación favorita. ¡Come más garbanzo y menos queso! https://www.instagram.com/p/BNP2yGHjq6P/ Lenteja: ¡Son ricas en hierro y por supuesto en SABOR! https://www.instagram.com/p/BNPGsrWBdAk/ Quinoa: Esta es genial y ya la conoces. Pruébala dulce o salada. https://www.instagram.com/p/BNLYD8SDZiq/ ¡CUIDADO! Si estás empezando a preferir proteínas vegetales, no te dejes engañar. Todo mundo cree que la SOYA es un gran sustituto de la carne, pero la soya es muy poco saludable ya que es de los alimentos MÁS PROCESADOS y con muchos químicos y sal. Si te fijas, la gran mayoría de los alimentos procesados empaquetados contienen soya en su lista de ingredientes. Evítala y mejor opta por las opciones que te acabamos de dar.

Con estas recetas te sentirás mucho mejor y satisfecha sin sacrificar el sabor de la comida:

Califica este Artículo.
Calificaciones (0)
Sé el primero en dar una calificación
PUBLICIDAD
Lo mas leído
Aparte de ser la festividad más esperada del año (claro, después de Navidad), el Día de Muertos es una fecha llena de historia y muy especial para los mexicanos. Si tú también esperas con ansias que llegue noviembre solo para comer pan de muerto y poder decorar con cempasúchil, entonces seguramente te gustará conocer estos 5 datos curiosos del Día de Muertos: Es Patrimonio de la Humanidad. Desde hace 15 años la fiesta del Día de Muertos fue proclamada Patrimonio Cultural Inmaterial de la Humanidad por la Unesco. De esta manera, el organismo internacional reconoce el valor de la tradición indígena y la riqueza cultural de esta celebración. (Por si tenías la duda: Halloween no es considerado patrimonio cultural). Es una celebración muy antigua. Algunos historiadores consideran que la tradición del Día de Muertos se originó hace más de 3 mil años entre las culturas azteca y tolteca. En aquella época las sociedades precolombinas veían como una falta de respeto llorar a los muertos, y en su lugar preferían celebrar su memoria. Fue así como surgieron las festividades (que antes duraban un mes) para honrar a los muertos. Las fechas no han sido siempre las mismas. Las culturas prehispánicas llevaban a cabo estas celebraciones en el noveno mes del calendario solar mexica. Con la Conquista, se mezclaron las costumbres indígenas con las tradiciones católicas, por lo que los festejos españoles del Día de Todos los Santos y del Día de los Fieles Difuntos se fusionaron con las fiestas indígenas para honrar a los muertos. Los festejos varían de un lugar a otro. Aunque es una fiesta de carácter nacional, la manera de celebrar no es la misma en todos los estados. Por ejemplo, en Campeche algunas personas tienen la costumbre de extraer los huesos de sus difuntos para limpiarlos, mientras que en Michoacán tienen la tradición de pasar la noche en el cementerio junto a las tumbas de sus seres queridos. La migración de la mariposa monarca está relacionada. Curiosamente alrededor de estas fechas se da la migración de la mariposa monarca desde Canadá hasta México. De acuerdo con la tradición azteca, los antepasados podían regresar en forma de mariposas o colibríes, así que este fenómeno natural resulta muy oportuno para las fiestas. ¿Conoces algún otro dato curioso del Día de Muertos? Compártelo en los comentarios. Prepárate para celebrar el 2 de noviembre con platillos típicos mexicanos: Tortas ahogadas de Jalisco Sopa azteca con chile pasilla Sopa de lima tradicional Birria de res casera   Fuentes: Ich.unesco.org Vanguardia.com.mx Nationalgeographic.com Vix.com Efe.com
Si crees que necesitas cientos de aditamentos y herramientas en la cocina para preparar postres increíbles, estás en un gran error. Con estas recetas te demostramos que lo único que necesitas para cocinar platillos dulces es una licuadora. Pastel de chocolate y nuez Con esta receta no necesitas cernir ingredientes o batir claras de huevo a mano. Basta con que tengas una licuadora para disfrutar de este delicioso pastel de chocolate y nuez.   Fresas con crema fácil Cuando tengas antojo de algo dulce recuerda que con solo 3 ingredientes y tu licuadora puedes preparar un exquisito postre de fresas con crema en menos de media hora.   Cupcakes de 3 leches Consiente a tu familia con unos esponjosos cupcakes. Agrega la mezcla de 3 leches cuando los cupcakes aún estén tibios. Así absorberán más el sabor.   Flan de queso crema Nunca había sido tan sencillo preparar el clásico flan de queso. Saca tu licuadora, flanera y olla express para hacer un flan de queso sin horno.   Smoothie de frambuesa y yogurt No todos los postres tienen forma de pastel o pay. Este smoothie puede ser el cierre dulce que le hace falta a tu comida. Recuerda triturar un poco los hielos antes de licuarlos.   Pay helado de limón y galleta La sencillez no está peleada con el sabor. Prepara este delicioso pay helado con pocos ingredientes y tan solo usando tu licuadora.   Gelatina de queso con duraznos La fruta que se usa en esta receta está en almíbar, así que puedes elegir la de tu preferencia: duraznos, mangos, piña, etc. Sirve cada rebanada con un chorrito de rompope.   Crepas con cajeta No te compliques con recetas súper elaboradas. Para preparar estas ricas crepas con cajeta solo hace falta una licuadora y algunos ingredientes que seguramente ya tienes en tu cocina.   Mermelada de piña casera Si lo tuyo es más de acompañar un trocito de panqué con un poco de tu mermelada favorita, te recomendamos esta receta. Elige tu fruta preferida y disfruta una rica mermelada casera.   ¿Cuál de todos estos postres es tu favorito? Déjanos tus comentarios.
¿A tu quincena le sobran muchos días? ¡No te preocupes! Con estas recetas podrás consentir a tu familia sin tener que invertir mucho dinero. Échale un vistazo a estos postres que puedes hacer con bajo presupuesto. Galletas de jengibre con especiasEstas galletas están hechas básicamente con harina, huevo, mantequilla y azúcar, ingredientes muy económicos que seguramente ya tienes en tu cocina. Para darles el sabor característico solo necesitas unos gramos de unas cuantas especias, así que tampoco tienes que invertir mucho en eso tampoco. Turrón de chocolateEl postre perfecto para regalar es este delicioso turrón de chocolate. Puedes hacer las combinaciones que quieras con diferentes tipos de chocolates y sustituir el pistache, la nuez y la almendra por cacahuates o semillas de girasol para preparar una versión más económica. PolvoronesSolo necesitas cinco ingredientes para hacer estos exquisitos polvorones. Y para decorarlos puedes usar la misma azúcar. Solo revuélcalos y espolvoréalos cuando aún estén calientes para que se fije mejor el azúcar. Helado fácil de cocoTu bolsillo y tu paladar amarán esta receta. Combina leche condensada, crema para batir y leche de coco para preparar un delicioso helado de coco. Ojo: NO necesitas máquina para preparar helados. Con tu refrigerador y plástico antiadherente es más que suficiente. Pastel de zanahoria sin hornoPara esos días en los que no quieres ni prender el horno para no gastar gas esta receta es perfecta. Sin necesidad de hornear nada puedes preparar un pastel con el sabor característico de la zanahoria y la nuez moscada. Decóralo haciendo un betún con queso crema, jugo de limón y azúcar glas. Ahora sí: la falta de presupuesto nunca volverá a ser una razón para quedarte sin postre. Conoce más recetas para preparar postres económicos AQUÍ
Mejorar tus hábitos alimenticios es una tarea mucho más sencilla de lo que algunas personas piensan. Sigue estos seis pasos y verás lo fácil que es cambiar poco a poco tu manera de comer.Lleva un diario de tus comidas. Comienza por anotar todo lo que comes: desde el desayuno, los entremeses y las bebidas hasta la cena. Pero no solo eso. También escribe la emoción o la sensación que tenías al comer algo. Por ejemplo: por la mañana podrías decir que tenías mucha prisa mientras tomabas tu taza de café, o que sentías algo de ansiedad al comer una bolsa de frituras antes de la hora de la comida.Identifica los principales problemas en tu alimentación. Cuando ya hayas registrado tu actividad alimenticia por varios días puedes comenzar a estudiar tu comportamiento. Esta es una manera muy sencilla de reconocer patrones negativos en tu alimentación. Tal vez no eres consciente de que tu trabajo te está estresando y que por eso estás comiendo en exceso, o que hay una situación particular en tu vida personal que te está generando ansiedad y te hace comer más de la cuenta.Establece metas que sean realistas. Para poder cambiar algo en tu vida tienes que sentir motivación. Y esta se adquiere cuando los objetivos son retadores, pero alcanzables. En otras palabras: no intentes hacer cambios tan pequeños que puedan considerarse  insignificantes, ni trates de revolucionar toda tu manera de vivir al cabo de unos días. Busca puntos intermedios para que puedas mejorar efectivamente tus hábitos alimenticios.Sigue al pie de la letra tu plan. Al tratar de hacer ajustes en tu estilo de vida, sobre todo en tu alimentación, es necesario que no pienses en excepciones, principalmente al inicio del proceso. Esto significa que, si has decidido desayunar todos los días, esta regla aplica de lunes a domingo, incluyendo el día de la semana más ocupado que tengas. Además de la disciplina, necesitarás mucho orden para poder cambiar tus hábitos.No te mates de hambre, ni de sed. Muchas personas creen que lo mejor que pueden hacer para bajar de peso es someterse a largos periodos de ayuno, pero ¿qué crees? Esto puede ser contraproducente. Otra cosa que también puede afectar tu proceso de cambio de hábitos alimenticios es la falta de líquidos. Como recomendación, procura comer cada cuatro horas y toma por lo menos dos litros de agua natural al día.Aprende a comer de todo. Para llevar una alimentación balanceada es necesario que comas de todo. Esto incluye verduras, frutas, carne, lácteos, pescados, etc. A menos que por cuestiones de salud u otras razones no puedas comer algunas cosas, te  recomendamos ampliar el abanico de ingredientes en tu cocina.No tienes que hacer grandes sacrificios para cambiar tus hábitos alimenticios. Solo necesitas mucha disciplina y orden. Organiza tu menú semanal con estas recetas:Caldo Tlalpeño Chilaquiles en salsa verde Tinga de Pollo Ensalada de manzana verde y lechuga 
PUBLICIDAD
NEWSLETTER
Suscribirme al Newsletter
PUBLICIDAD