Mercados mexicanos indispensables para foodies
Recomendaciones de Cocina

Mercados mexicanos indispensables para foodies

Por Kiwilimón - Octubre 2015
Si de verdad te consideras una amante de la comida y la gastronomía entonces ya deberías conocer estos recintos, pero si no, aquí te platicamos de ellos. México está plagado de mercados con productos frescos, deliciosos y aromáticos pero hay algunos que destacan por su oferta única y sus ingredientes de primera. Esta es nuestra lista de cinco mercados mexicanos indispensables para amante de la cocina.

Mercado de San Juan

Entre las muy ruidosas calles del Centro Histórico de la Ciudad de México hay un cielo gastronómico que encanta igual a chefs que a amas de casa. El mercado de San Juan es considerado el más gourmet de la ciudad, pues ahí puedes encontrar todo tipo de verduras, frutas, carnes, embutidos y pescados. Hay un rincón griego con los mejores yogurts y quesos del Mediterráneo y hasta puedes encontrar algunas de las proteínas más únicas que has visto como carne de venado y de cocodrilo.  Ensalada griega

 Mercado de Medellín

Se encuentra justo en el centro de la colonia Roma Sur y aunque pudiera pasar desapercibido la realidad es que es una joya. Aquí puedes encontrar verduras de toda clase en un se versión más fresca, pero lo más destacable es que hay una oferta muy completa de productos latinoamericanos como papas peruanas y harinas colombianas para hacer todo un festín en honor a Sudamérica. Patacón de carne desmechada

Central de abastos

¿Es caótica? Sin duda, ¿Es ruidosa? Claro que sí, ¿Tienes que ir muy temprano? Por supuesto, pero todo esto vale la pena una vez que te das cuenta que los mejores ingredientes provenientes de toda la República Mexicana se encuentran bajo el mismo techo. Es aquí donde los mejores restaurantes de México hacen su súper y así mismo tú podrás encontrar infinidad de frutas, verduras y demás productos de temporada a un precio bajísimo. Flores de calabaza rellenas de queso

Mercado La Viga

Si lo que buscas son mariscos entonces no vayas más lejos. Camarones de Veracruz, callo de hacha de Ensenada, trucha de Toluca, lo tienen todo. Aquí encontrarás los mejores mariscos y pescados que hay en el DF sin duda, y aunque no es todo lo que venden, si protagoniza la escena marina. Huachinango al limón

Mercado de Coyoacán

Ok, hasta ahora hemos hablado de mercados dónde comprar, pero este último también es un mercado dónde comer. Lo que hace especial a este lugar son sus tostadas, donde te gritan para que te sientes ahí seguro estarán muy buenas. También debes confiar en sus pequeños restaurantes de comida corrida y en los rincones que venden especialidades dulces como hot cakes con formas para entretener a los niños. Tostadas de tinga    
Califica este artículo
Calificaciones (0)
Sé el primero en dar una calificación
PUBLICIDAD
Lo mas leído
El consumo diario de calorías debe estar en equilibrio con el gasto energético y, en promedio, una mujer moderadamente activa entre los 26 a 50 años necesita comer aproximadamente 2000 calorías por día para mantener su peso y unas 1500 al día para perder alrededor de medio kilo por semana.Sin embargo, el cuerpo y el metabolismo de todos es diferente y para poder saber exactamente cuántas calorías hay que consumir al día para perder peso, hay que considerar factores específicos, como la edad, la altura, el peso, si practicas actividad física e incluso el sexo y ya existen calculadoras que te ayudan a obtener un estimado de las calorías que necesitas para mantener tu peso, como la del Instituto Mexicano del Seguro Social.¿Cómo saber cuántas calorías consumir al día para perder peso?Tomando en consideración los factores que mencionamos antes, las mujeres que están activas y caminan alrededor de 5 kilómetros por día necesitarán consumir 2200 calorías o más diariamente para mantener su peso y al menos 1700 calorías para perder 0.45 kg de peso por semana.Pero si se trata de mujeres jóvenes, en sus 20, entonces las necesidades calóricas son mayores, mientras que las mujeres mayores de 50 años generalmente requieren menos calorías. Por último, este tipo de estimaciones no aplican a las mujeres embarazadas o en periodo de lactancia, pues ellas tienen necesidades calóricas significativamente más altas.Aunque la idea de que controlar las calorías es clave para perder peso es muy popular, en la actualidad los expertos en nutrición se inclinan más por comprender lo que estás consumiendo y a partir de eso, comer con responsabilidad. Claro que las calorías son importantes, pero contar calorías puede ser un lastre, en el mejor de los casos, o una práctica peligrosa, en el peor, pues hacerlo hace que te concentres en los números en lugar de disfrutar de la comida y puede ser peligroso prestar atención a los recuentos de calorías hasta obsesionarse con ellos. Esta es la razón principal por la que, para cualquier persona con antecedentes de trastornos alimentarios, el conteo de calorías puede ser algo que debe evitar.Recuerda que querer bajar de peso implica mucho más que contar calorías: abarca el ejercicio, cómo duermes, qué tan estresada estás y algunos problemas de salud que es posible que no pueda controlar, como los cambios hormonales. Por eso, si perder peso es tu objetivo, es importante que reconozcas que este es un proceso individual, en el cual tú debes descubrir cómo hacerlo de una manera saludable y adecuada para ti. Asegúrate de que tus objetivos sean realistas para tu cuerpo, así como la cantidad de tiempo y energía que tienes que dedicar al proceso.Más allá de que busques saber cuántas calorías debes consumir al día para perder peso, es posible que invertir mucho tiempo analizándolas no sea tan útil como lo esperas y a continuación te damos algunas razones:No sabes cuántas calorías necesitas. Para contar con precisión las calorías para perder peso, necesitarías conocer su tasa metabólica basal o cuántas calorías quema tu cuerpo cada día simplemente para mantenerse vivo y mantener todos sus sistemas en funcionamiento, este estudio requiere de una pieza de maquinaria muy cara y no tan accesible.No sabes cuántas calorías absorbe tu cuerpo de la comida. No todas las calorías son iguales. Todo, desde cómo se procesan los alimentos hasta la cantidad de fibra que contienen, determina cuántas calorías absorberás de ellos. Además, incluso las bacterias del intestino pueden influir en la forma en que digieres los alimentos y en la cantidad de calorías que obtienes de ellos.Puede que el recuento de calorías en los empaques no sea preciso. Las instituciones que se encargan de esto suelen permitir hasta 20 por ciento de margen de error en los números de las etiquetas nutricionales, en las que probablemente confías para contar muchas de tus calorías.Contar calorías hacer que ignores las señales de hambre. Centrarse en las calorías puede hacer que te olvides de cómo te sientes realmente antes de comer: hambrienta, aburrida, estresada, ansiosa y estas señales de hambre juegan un papel importante para llevar una dieta equilibrada.
El pan de muerto no puede faltar en nuestras ofrendas el 1 y 2 de noviembre, ya que tiene un significado muy importante, un origen antiguo y un sabor exquisito. Hoy en día existen muchas versiones de este esponjoso pan: con cenizas, con azúcar de colores, relleno y hasta glaseado. No importa cuál sea tu favorito, recuerda colocar un pan de muerto en tu altar de Día de Muertos y de disfrutar otro en compañía de tu familia. En kiwilimón te contamos todo lo que tienes que saber sobre este tradicional pan mexicano y además recuerda que tenemos las mejores recetas para preparar pan de muerto para la familia o para comenzar tu negocio.  El verdadero origen del pan de muerto De acuerdo con el Instituto Nacional de los Pueblos Indígenas, uno de los principales antecedentes de lo que hoy conocemos como pan de muerto es un pan llamado papalotlaxcalli, un pan en forma de mariposa que únicamente se consumía durante la ceremonia del mismo nombre. En aquellos años, este pan era parecido a una tortilla y se utilizaba un sello en forma de mariposa. Sin embargo, lo más cercano al actual pan era el huitlatamalli, un tipo de tamal. Otro posible antecedente del pan de muerto proviene de las ofrendas de muertos que organizaban las culturas prehispánicas, en donde se colocaban ofrendas para la diosa Cihuapipiltin. Las dádivas que se colocan en este altar consistían principalmente en panes en forma de mariposa o rayo, los cuales se preparaban a base de amaranto. Bernardino de Sahagún también describió un pan llamado yotlaxcalli, el cual se preparaba con maíz seco y sin cal.  Por otro lado, los expertos señalan que fray Diego de Durán también describió panes y otros dulces que nos recuerdan al actual pan de muerto. Según el misionero, cuando los pueblos prehispánicos hacían ofrendas para el dios Huitzilopochtli, la gente preparaba huesos a base de amaranto y miel para la ocasión. Por otro lado, también preparaban tortillas pequeñas para la celebración.  También puedes leer: 5 recetas de pan de muerto relleno¿Qué significa el pan de muerto? Según los expertos, el tradicional pan de muerto tiene la forma de un montículo de tierra, con el cual se cubre el féretro. En el caso de la bolita que pan que se coloca en el centro, este simboliza el cráneo del difunto, mientras que las tiritas de pan que se colocan a los lados representan los huesos de los brazos y piernas.  Adicionalmente, otras versiones apuntan a que la forma del pan simboliza el ciclo de la vida y la muerte, mientras que las cuatro tiras de pan representan los cuatro puntos cardinales o las lágrimas de las familias de los difuntos. Por otro lado, otras versiones sobre el origen de este icónico pan señalan que los huesos en realidad son adornos o pétalos de flores. Sin embargo, existen muchas otras versiones que adornan los tradicionales altares de Día de Muertos.  Cabe mencionar que el clásico pan de muerto suele espolvorearse con azúcar blanca, pero en el caso de los que se espolvorean con azúcar roja, esta recuerda a los antiguos entierros prehispánicos, pues los muertos se cubrían con un polvo rojo. También puedes leer: Michipan de MuertoTipos de pan de muerto Además del pan de muerto que se consume en la mayor parte del país, hay una gran variedad de pan para esta celebración. Aquí te contamos más sobre estos ricos panes.  Mixquic, Ciudad de México San Andrés Míxquic es uno de siete pueblos originarios ubicados en la alcaldía Tláhuac, el cual ha ganado fama mundial gracias a su celebración de Día de Muertos. En esta localidad, al pan de muerto se le llama "despeinadas". Estas son unas pequeñas roscas espolvoreadas con azúcar rosa, aunque también es común encontrar pan en forma de mariposa, ya que se creía que, al morir, las niñas se convertían en pequeñas mariposas.  Estado de México El Estado de México ofrece una amplia selección de pan de muerto. Aquí te contamos más sobre ellas.  En algunas partes del estado se hornean las llamadas “muertes”, un pan preparado con yema de huevo y con forma de conejo y borrego. Por otro lado, también están el pan sobado, el "triconio", las gorditas de maíz quebrados y los "tlaxcales".  En Texcoco se prepara el pan conejo, el cual se prepara con nuez, guayaba, canela y manteca. Mientras que también se venden calaveras de masa de galleta con decoraciones hechas con azúcar tosa.  Oaxaca Oaxaca, una de las capitales culinarias más importantes del país, ofrece las "regañadas", pan hecho con hojaldre, el cual se coloca en las ofrendas y simboliza las almas de los difuntos. Otra opción es el famoso pan de yema, el cual representa las caras de los difuntos. Guerrero Este estado también nos ofrece una gran variedad de pan de muerto. Según los expertos, en las ofrendas se colocan panes llamados camarones, amargosas y tortas, aunque también es común encontrar pan en forma de muñeco o figuras, el cual se espolvorea con azúcar rosa.  En otras poblaciones se ofrecen las almas, burros, conejos, patas de mula y el pan bordado, así como pan en forma de triángulo y otros en forma de pez, perro, mariposa, alacrán y conejo, entre otros.  También puedes leer: Galletas de Pan de MuertoMichoacán El estadio de Michoacán también es conocido mundialmente por su celebración de Día de Muertos, por lo que su pan de muerto no se queda atrás. Aquí puedes encontrar el pan de ofrenda y otros panes en forma de vírgenes, conejos, burros, campesinos, sombreros y campesinas, así como pan en forma de flor y calaveras, las cuales se adornan con el nombre del difunto.  Por otro lado, el pan “rosqueta” se prepara con hojas de plátano, anís y piloncillo, mientras también es común disfrutar de las clásicas corundas durante estas fechas. También es común el pan llamado “la rodilla de cristo”, un pan redondo decorado con azúcar rosa, el cual representa las heridas de Jesús.  Puebla En este estado podrás encontrar los “golletes”, unas rosquillas decoradas con azúcar de colores y los “sequillos”, un mamón de color amarillo.
Tener una buena alimentación influye directamente en la salud y en el correcto funcionamiento de todo nuestro organismo y durante el embarazo, la nutrición cobra más importancia que nunca no sólo porque se necesita una mayor cantidad de nutrientes para darle al bebé lo que necesita, sino porque influye directamente en la salud metabólica de tu hijo. Los alimentos deben proveer los nutrientes que tu bebé necesita para formarse y crecer, por ejemplo, el calcio ayuda a desarrollar y mantener los huesos y los dientes fuertes, así que necesitarás más calcio tanto para tu cuerpo como para el bebé en desarrollo. Un estudio publicado en The American Journal of Clinical Nutrition arrojó que la nutrición materna durante el embarazo puede tener un impacto a largo plazo en el peso de los niños y que hay periodos específicos de desarrollo en los que la nutrición influye en el crecimiento de los bebés.Una dieta saludable incluye proteínas, carbohidratos, grasas, vitaminas, minerales y una correcta hidratación.Proteínas. La proteína es uno de los factores más importantes de la alimentación del embarazo, ya que el bebé crece dentro del útero principalmente a base de proteínas, es decir, de los aminoácidos. Los alimentos ricos en proteínas son las carnes de res, aves, pescado, huevos, granos, nueces, por mencionar algunos.Grasas. Las grasas buenas constituyen uno de los nutrientes esenciales durante el embarazo para el desarrollo del bebé. Alimentos que contienen grasas: aguacate, aceite de oliva, aceite vegetal. Hierro. Una de cada tres embarazadas presenta anemia por falta de hierro durante el último trimestre, ya que es cuando el bebé necesita y absorbe este mineral de los depósitos maternos en mayor cantidad que lo habitual. Algunos de los síntomas que pueden detectarse en una embarazada con carencia de hierro son cansancio, sueño, calambres, y al bebé le llega menor cantidad de oxígeno, lo que puede generar trastornos de diversa gravedad.Calcio. Es necesario para el crecimiento y desarrollo de los huesos y dientes del bebé, para la coagulación de la sangre y para las transmisiones nerviosas. Los alimentos más ricos en calcio son quesos, leche, almendras, entre otros. Otro punto importante es estar bien hidratada. Durante el embarazo, tu cuerpo necesita más agua para ti y tu bebé, por lo que es importante tomar suficientes líquidos todos los días.Durante el periodo de gestación, lo que consumes es la fuente primordial de la nutrición y por lo tanto la formación de tu bebé, es por eso que el vínculo entre lo que tu comes y la salud de tu bebé es tan importante. ¡Cuídate con Santander!LikeU es la nueva tarjeta de crédito sin anualidad de Santander que ofrece beneficios personalizables de acuerdo con tu estilo de vida. Además, ofrece seguridad, apoya a causas y mucho más. Conócela.
NEWSLETTER
Suscribirme al Newsletter
PUBLICIDAD
PUBLICIDAD