Mercados mexicanos indispensables para foodies
Recomendaciones de Cocina

Mercados mexicanos indispensables para foodies

Por Kiwilimón - Octubre 2015
Si de verdad te consideras una amante de la comida y la gastronomía entonces ya deberías conocer estos recintos, pero si no, aquí te platicamos de ellos. México está plagado de mercados con productos frescos, deliciosos y aromáticos pero hay algunos que destacan por su oferta única y sus ingredientes de primera. Esta es nuestra lista de cinco mercados mexicanos indispensables para amante de la cocina.

Mercado de San Juan

Entre las muy ruidosas calles del Centro Histórico de la Ciudad de México hay un cielo gastronómico que encanta igual a chefs que a amas de casa. El mercado de San Juan es considerado el más gourmet de la ciudad, pues ahí puedes encontrar todo tipo de verduras, frutas, carnes, embutidos y pescados. Hay un rincón griego con los mejores yogurts y quesos del Mediterráneo y hasta puedes encontrar algunas de las proteínas más únicas que has visto como carne de venado y de cocodrilo.  Ensalada griega

 Mercado de Medellín

Se encuentra justo en el centro de la colonia Roma Sur y aunque pudiera pasar desapercibido la realidad es que es una joya. Aquí puedes encontrar verduras de toda clase en un se versión más fresca, pero lo más destacable es que hay una oferta muy completa de productos latinoamericanos como papas peruanas y harinas colombianas para hacer todo un festín en honor a Sudamérica. Patacón de carne desmechada

Central de abastos

¿Es caótica? Sin duda, ¿Es ruidosa? Claro que sí, ¿Tienes que ir muy temprano? Por supuesto, pero todo esto vale la pena una vez que te das cuenta que los mejores ingredientes provenientes de toda la República Mexicana se encuentran bajo el mismo techo. Es aquí donde los mejores restaurantes de México hacen su súper y así mismo tú podrás encontrar infinidad de frutas, verduras y demás productos de temporada a un precio bajísimo. Flores de calabaza rellenas de queso

Mercado La Viga

Si lo que buscas son mariscos entonces no vayas más lejos. Camarones de Veracruz, callo de hacha de Ensenada, trucha de Toluca, lo tienen todo. Aquí encontrarás los mejores mariscos y pescados que hay en el DF sin duda, y aunque no es todo lo que venden, si protagoniza la escena marina. Huachinango al limón

Mercado de Coyoacán

Ok, hasta ahora hemos hablado de mercados dónde comprar, pero este último también es un mercado dónde comer. Lo que hace especial a este lugar son sus tostadas, donde te gritan para que te sientes ahí seguro estarán muy buenas. También debes confiar en sus pequeños restaurantes de comida corrida y en los rincones que venden especialidades dulces como hot cakes con formas para entretener a los niños. Tostadas de tinga    
Califica este artículo
Calificaciones (0)
Sé el primero en dar una calificación
PUBLICIDAD
Lo mas leído
Que me perdonen los oaxaqueños y los yucatecos pero la CDMX es el caldero de la comida popular del país. Nadie puede negar que los chilaquiles, las quesadillas con y sin queso, los tlacoyos y las tortas tienen su templo sagrado en Chilangolandia. Y aún así, a diferencia de otros estados con comida típica de alta estima, la capital no brilla por su cocina regional tanto como por la popular. O si no, ¿cuántas veces se han cruzado con unas míticas enchiladas defeñas, un tradicional mole tepitense o un adobo cuauhtemense? De ahí que el caldo tlalpeño sea de esos estandartes a los cuales haya que aferrarse como niño héroe. El caldo tlalpeño –de Tlalpan– es insignia estatal. En ese entonces, cuando se originó el caldo, Tlalpan no era parte del DF; formaba parte de los pueblos aledaños que orbitaban la gran capital como planetas heliocéntricos. Los fines de semana era común visitar aquellos rumbos para echarse una o dos copitas en una cantina o, si ya se venía de la fiesta y lo que se quería era salir de ella, había de todo para curarla. Una de las teorías del origen de este caldo tiene como nombre propio a Doña Pachita. Ella tenía su puesto de comida junto al tranvía que llegaba hasta el poblado. De entre los platillos que vendía para los usuarios del tren, ninguno como su caldo. Cucharada a cucharada el caldo de Tlalpan se fue haciendo famoso por su sabor y por sus efectos revigorizantes. El resto es historia. Esa infusión picosita y abundante resulta mejor que cualquier entramado de electrolitos: es un elixir para recuperar las fuerzas del alma y las del cuerpo deshidratado. De recetas de caldos tlalpeños no paramos. Ya saben: todo mundo le mete su cuchara y sus reglas. Titita, la queridísima chef detrás del restaurante El Bajío, recomienda prepararlo sin atajos para que quede mejor: “Hay que hacerlo todo el tiempo con el pollo, abundante agua, buenas verduras y mucha paciencia”. Zahie Téllez, la chef experta en los platos de cuchara mexicanos, revela que “el secreto es licuarle las hojas de hierbabuena y de cilantro una vez que rompe el hervor para aportarle una nota herbal al caldo”. Para Pepe Salinas, el chef a cargo del Balcón del Zócalo, “el caldo debe quedar con una claridad súper rica, potente en sabor y en picante, pero siempre claro. Para lograrlo hay que hidratar bien los chiles en vinagre y pasarlos por un ligero tostado”. Él los muele con suficiente agua; fríe en manteca esa base de chiles con especias, ajo y cebolla y los retira de la lumbre hasta que haga ojitos la grasa. Al final lo cuela todo. Al lado de él mi consejo carece de gran ciencia. Me gusta saltear la verdura cortada en trozos medianos en suficiente mantequilla infusionada con laurel –o ghee–. Sólo hasta que el pollo está casi listo las incorporo al caldo. Esto hace que las verduras no se sobrecuezan, se vean bonitas en el emplatado y conserven todas sus propiedades. Si les quedaron dudas, la chef Zahie Téllez nos comparte su receta de caldo tlalpeño. No sé ustedes, pero estos días de suéteres tejidos y calcetines de lana se antoja atravesarlos con un tazón de barro en la mano. Caldo Tlalpeño de Zahie2 pechugas de pollo cocidas y deshebradas1½ litros de caldo de pollo en el que se cocieron las pechugas1 taza de garbanzos cocidos250 g de zanahorias en cubos pequeños y cocidos½ cebolla picada para freír ½ cebolla picada para servir encima del caldo350 g de jitomate asado2 dientes de ajoAceite para freír1 rama de epazote¼ de taza de hojas de cilantro¼ de taza de hojas de hierbabuena2 chiles chipotles adobadosaguacate al gustoSal y pimientaEn una olla calienta un poquito del aceite e incorpora el ajo, la cebolla y el jitomate. Déjalo ahí unos 5 minutos. Cuando queden sofritos, licúalos con un poco del caldo y reserva. El caldo restante agrégalo a una olla y calienta a fuego medio. Una vez que rompa el hervor, agrega la rama de epazote. Toma un poquito de este caldo y licúa en él la hierbabuena y el cilantro y vuelve a agregarlo al caldo. Incorpora los garbanzos cocidos para que se empiecen a sazonar, y también los chiles chipotles. Incorpora las verduras ya cocidas, sólo unos minutos, para tomen el saborcito del chile. Para servir agrega el pollo deshebrado, la cebollita picada y el aguacate al gusto –que siempre nos gusta mucho–.
La fecha del buen fin 2020 fue extraordinaria, como todo este año lo ha sido, por lo que este año, las ofertas han estado presentes del 9 al 20 de noviembre, con dos semanas de mucha tentación para comprar aquellas cosas que nos parecen grandes oportunidades, sin embargo, en el contexto de este año, quizá lo mejor sea considerar el bienestar de tu economía.Con el fin de tener una guía para saber si es buena idea comprar en este Buen Fin o qué ofertas valen la pena y se deben aprovechar, consultamos a Viviana Mondragón, especialista en Finanzas Personales, quien nos dio claridad sobre lo que el Buen Fin ofrece, además de que nos dio varios consejos para nuestras finanzas en tiempos de coronavirus, ofertas y temporada decembrina.Lo primero que nos aclaró fue que el Buen Fin se caracteriza por facilidades en los pagos y las promociones que las tarjetas de crédito ofrecen, como los meses sin intereses, poder pagar meses después, o puntos al doble, por lo que tienes que pensar bien en qué aprovechar este tipo de promociones.Lo más importante es considerar antes qué sí debemos comprar a meses sin intereses. De acuerdo con la experta en finanzas personales, esto es todo aquello que no pierda valor rápidamente. Viviana Mondragón señala que gastar comprar el súper, zapatos o ropa a meses sin intereses no tiene mucho sentido, pues esto pierde valor con el tiempo, pero no así muebles duraderos, como una cama, una sala o un comedor, o incluso un viaje.“Un punto muy importante es que las deudas que adquirirá la gente no deben sumar más del 25-30% de sus ingresos”, es decir, si tu ingreso mensual es de 10 mil pesos, entonces la deuda que adquieras usando tu tarjeta de crédito no debe rebasar 3 mil pesos, tomando en cuenta cualquier pago a meses que ya tengas.Así que, si aún estás considerando sacar algo a meses en el Buen Fin, toma esto en cuenta. Ahora, si lo que quieres es aprovechar a comprar regalos navideños, Viviana Mondragón, Finanzas personales con conciencia, recomienda primero hacer una lista de personas importantes con quienes quieres tener un detalle, en la cual puedes incluir o considerar no sólo a familia y amigos, sino también a clientes.Una vez que depures a quienes realmente vale la pena hacerles un regalo, ella tiene dos sugerencias para ti: aprovecha ofertas en las que puedas comprar regalos evergreen, como velas aromáticas, o hazlo tu mismo, con tus manos. Sí, muchas veces hacer galletas, regalar un frasco con tu café favorito o un pay hecho en tu horno es mejor opción que gastar en cualquier cosa.Finalmente, para este año tan complicado que hemos vivido Mondragón nos invita a no tener más de dos tarjetas de crédito, pero sobre todo, a comenzar a formar un “fondo de emergencias”, el cual no sólo te vendrá bien este 2020, sino que te permitirá estar listo para afrontar cualquier desventaja que la vida traiga.Para comenzar este fondo, debes discernir cuáles son tus gastos fijos (renta, hipoteca, crédito automovilístico, comida…) para a partir de ellos, sumar 6 meses. De esta manera, si algo llegara a suceder, como una pandemia que no te permita salir a trabajar, tendrás el dinero para pagar estos gastos fijos durante 6 meses sin problema.Un truco que Viviana nos da para ir abonando a este fondo es ahorrar el 8% de tus ingresos mensuales, así al cabo de un año, tendrás los 6 meses de gastos fijos que necesites. Si quieres ver más consejos de finanzas personales con conciencia, puedes encontrarlos en sus redes sociales, como Facebook o Instagram, donde la encuentras como Viviana Mondragón Finanzas personales con conciencia.
Agradecer nos conecta de forma única con la realidad: nos aleja 180° del drama y nos invita a ser observadores activos frente a lo que sucede en nuestras narices. Con un ‘gracias’ materializamos lo que somos, lo que tenemos, lo que es y no es de gratis. Y si algo hemos aprendido este año es que no todo está dado. Hay que agradecer por ocupar un lugar en el espacio; estar, aún estar.La celebración de Thanksgiving es quizá lo más envidiable de la cultura norteamericana. El tercer jueves de cada noviembre se festeja la primera cosecha de los colonos ingleses en tierras estadounidenses. El agradecer se convierte en una fiesta, en un símbolo, en una intención universal. Para los que profesan la fe presbiteriana es probablemente más importante que la Navidad. Los que profesemos cualquier otra cosa lo hacemos para elevar vibraciones, para amistarnos con el universo o hasta solo por comer rico. (Comer rico siempre de los siempre es una fiesta.)Además de sacar la vajilla heredada de la abuela, los mantelitos de bordado fino y las copas de vidrio cortado, hay que planear el menú. Sin importar que seas un iniciado en el Thanksgiving o no, que en tu mesa no falte un pavo delicadamente rostizado, un gravy sedoso hecho con los jugos del pavo, ingredientes de temporada como la calabaza de Castilla –en puré, en pay, en lo que sea–, una buena ensalada con betabel y arándanos y, claro, los vinos para acompañar todo. No te preocupes. Te dejo aquí una guía general de maridajes para el Thanksgiving. Te aseguro que si la sigues no te faltará armonización entre comida y bebida, ni la armonía. Los básicos: - Al Thanksgiving no lleves la botella más vieja de la cava ni la más tánica. Yo te recomiendo enfriar tus vinos de cepas con buena acidez y estructura media. - Si quieres hacer un brindis, lo mejor es sacar tus copas tipo flauta y rellenarlas con burbujas. El vino chileno espumoso Montes Sparkling Angel está elaborado bajo el método de champenoise, por lo que será ideal para chocar las copas y si guardas un poquito, maridará con la tarta de calabaza del postre. - En blancos, dile sí a uvas como la chardonnay con barrica o la gewurztraminer de Alsacia o Alemania. Si te inclinas por algo californiano vete por un Wente Riva Ranch Chardonnay, cuyas notas avainilladas van bien con el puré de camote o de papa. - Si prefieres los vinos tintos te recomiendo uno recién salido de la bodega como el Beaujolais Nouveau –apenas unos días antes del Thanksgiving hace su salida triunfal al mercado–. La frutalidad y acidez de la uva gamay que da origen a este vino francés le va bien a un pavo mantequilloso y jugoso.- Otro vino que hay que destapar en Thanksgiving es un pinot noir californiano. Mis favoritos para esta celebración son los de Anderson Valley, pero si no los consigues fácilmente, un Louis Jadot Bourgogne Tinto le irá perfecto a la noche. Disfrútalo especialmente junto al relleno del pavo.
La comida de la temporada decembrina nunca decepciona, ni la local, ni la extranjera, pues así como aquí se nos antoja el ponche, los atoles o el chocolatito caliente, de Europa podemos adoptar el delicioso vino caliente, conocido como vino especiado o mulled wine.Su origen su puede rastrear hasta Roma, durante el siglo II, cuando los romanos viajaban por el continente mientras conquistaban gran parte de él y comerciaban con el resto de Europa. Es así como las legiones trajeron vino y viticultura, junto con sus recetas.En la actualidad, el vino especiado se vende en los mercados europeos durante la temporada invernal, y puedes encontrarlo en Francia, Alemania o incluso en España, y ahora cada vez más se prepara en otras partes del mundo, como Estados Unidos, pues tiene una receta sencilla muy fácil de hacer.Sin importar en dónde estés, te aseguramos que hacer esta receta de vino caliente será un éxito y será perfecto para compartirlo con familia y amigos. Prueba esta receta y no dudes en hacer tus propias mezclas, para lograr el equilibrio perfecto de especias, dulzura y calidez.Mulled wine o vino caliente especiadoLa receta tradicional del vino caliente consiste en vino (generalmente tinto) que se calienta con una mezcla de especias, además de ingredientes opcionales como sidra de manzana y cítricos, y adiciones opcionales (y especiales) como brandy.El mejor vino para hacer mulled wine o vino caliente es uno seco y con cuerpo como un cabernet sauvignon o shiraz, pues estos tipos de vino resistirán los otros sabores y asegurarán que el vino especiado no sea demasiado dulce. Por otro lado, ya que añadiremos varios sabores, lo mejor será usar una botella económica.Para hacerlo necesitarás:Vino tintoSidra MielNaranjaEspecias como canela, anís estrella, clavos de olor y cardamomoBrandyPara hacerlo, primero vierte el vino en una olla grande y calienta a fuego lento. Añade las especias enteras y evita en lo posible usar especias molidas o en polvo, pues si lo haces así, flotarán en el vino. Agrega la sidra de manzana, la naranja en rodajas y mantén la cocción a fuego lento para permitir que las especias infusionen el vino y que los otros ingredientes se unan en una bebida única y deliciosa, hasta que hierva. El brandy, que es opcional, se integra hasta el final, si lo deseas.Al momento de servirlo, puedes decorarlo con una rajita de canela y rodajas de manzana o de naranja y listo.
NEWSLETTER
Suscribirme al Newsletter
PUBLICIDAD
PUBLICIDAD
Warning: Illegal string offset 'placementId' in /home/sites/kiwi4.kiwilimon.com/application/pages/bloques/bb-banner/bb-banner.lib on line 116 Notice: Uninitialized string offset: 0 in /home/sites/kiwi4.kiwilimon.com/application/pages/bloques/bb-banner/bb-banner.lib on line 116