Mini postres con gran sabor
Recomendaciones de Cocina

Mini postres con gran sabor

Por Kiwilimón - Agosto 2016
¿Se te antoja un postrecito después de comer, pero te sientes culpable por las calorías? Con estas deliciosas miniaturas podrás disfrutar la hora del postre sin remordimientos. Las cake pops son una excelente opción para las reuniones informales. Coordina los colores de la cubierta de las paletas con la decoración de tu fiesta y haz que todo luzca súper chic.
Puedes agregar también unos vasitos con leche con chocolate o fresa para disfrutar aún más este delicioso postre.
Prueba estas cake pops de nutella y date un antojo sin gastar tanto. Si buscas una opción un poco más gourmet, estos mini eclairs son exquisitos y su bellísima presentación hará que toda tu mesa se vea sensacional.
¿Ya sabes preparar eclairs? ¡Es muy sencillo! Conoce la receta aquí. Dale un nuevo uso a tus vasos tequileros y sirve tus postres en ellos. ¿Qué tal si en lugar de dar shots de alcohol, sirves dulces en capas?
Si se trata de pequeñas dosis llenas de mucho sabor, las trufas son las consentidas. Te retamos a probar solo una de estas delicias.
Con solo 4 ingredientes puedes hacer unas exquisitas trufas. ¿Te animas a prepararlas? Ya que, si estás buscando servir algo delicioso, pequeño y hermoso, los mini cupcakes son tu mejor opción. No te compliques; forma una flor con la duya y tendrás un increíble postre.
¿Qué sería de una comida sin un cheesecake de postre? Agrega un fruto rojo y un poco de azúcar glas para emplatar esta delicia.
¿Se te antojaron? Con esta receta puedes preparar unos riquísimos mini cheesecakes. Anímate a preparar una versión petite del clásico macarrón francés. Definitivamente, este será un pequeño bocado lleno de sabor.
My attempt at bubblegum macs from a few weeks ago 😀 yeyyy they have feet 😂 x Una foto publicada por Vickie Liu 🙊 (@vickiee_yo) el
 
Califica este artículo
Calificaciones (0)
Sé el primero en dar una calificación
PUBLICIDAD
Lo mas leído
Los superfoods son alimentos totalmente naturales (frutas, algas, semillas, raíces y hierbas) que poseen un gran porcentaje de nutrientes y antioxidantes. Estos complementan lo que el cuerpo produce, además de ayudarles a tener más energía en el día a día y promover el funcionamiento del sistema inmunológico. Por eso se han convertido en elementos indispensables para mejorar y mantener una buena salud.Aunque piensen que son costosos o difíciles de conseguir, en realidad muchos de estos superalimentos les resultarán familiares e incorporarlos a su dieta será muy sencillo. Por ejemplo, inicien la mañana con mucha energía preparando un licuado de plátano con hojuelas de cacao y amaranto.El snack de medio día puede ser un yogurt con arándanos y semillas de chía; a la hora de la comida, pueden preparar una ensalada con quinoa, kale y atún o unos espárragos asados con salmón.Para la colación de la tarde, una buena opción es un smoothie de té matcha con miel de abe¬ja y por último, para cenar ligero, una tostada con aguacate, queso fresco y nopales. Les comparto algunos de los superfoods más fáciles de conseguir:Para ganar energía: Avena, pasas, plátano.Para aliviar dolor: Gengibre, cerezas, turmérico.Para ganar masa muscular: Huevo, salmón, atún.Para agilizar el metabolismo: Pistaches, betabel, edamamesGourmetip: Para mejores resultados consulta a un nutriólogo que sepa indicar las porciones que tu cuerpo necesita.Para recetas hechas con superfoods los invito a mi sitio.
De acuerdo con diversas fuentes, la grenetina hidrolizada tiene una serie de cualidades para la salud, pues ayuda a mejorar la apariencia de la piel, mejorar la digestión y además fortalece las articulaciones y tendones. Hoy en día, la grenetina hidrolizada se puede adquirir en grandes farmacias o a través de páginas de internet, pues se ha convertido en un suplemento alimenticio muy popular. En Kiwilimón te explicamos cuáles son los beneficios de incluir este ingrediente en tu dieta. ¿Qué es la grenetina hidrolizada?Esta sustancia es una fuente de colágeno y se obtiene de fuentes animales, para luego transformarse en un polvo que puedes disolver en agua, té o jugo. Sus principales componentes son los aminoácidos, que de acuerdo con la Biblioteca Nacional de Medicina de EE. UU., sirven para realizar las siguientes funciones: *Descomponer los alimentos *Crecer *Reparar tejidos corporales *Llevar a cabo muchas otras funciones corporales Por otro lado, debido a que la grenetina hidrolizada favorece la producción de colágeno, cabe mencionar que esta sustancia es muy importante para la piel, los huesos, las articulaciones y los músculos. Sin embargo, la producción de colágeno comienza a disminuir a partir de los 25 años, por lo que es recomendable incluir ciertos suplementos alimenticios, así como incluir alimentos ricos en esta sustancia en nuestra dieta. Articulaciones, tendones y tejidosLa grenetina hidrolizada parece tener efectos muy positivos en las articulaciones, pues ayuda a que funcionen correctamente y a disminuir el dolor presente en algunas personas. Por si fuera poco, también es muy útil a la hora de fortalecer los tendones y tejidos. También es ideal para fortalecer los huesos y el cartílago. Apariencia más jovenEste tipo de grenetina tiene propiedades que mejoran la apariencia de la piel y además fortalece el cabello y las uñas. En general, la grenetina hidrolizada incrementa la producción de colágeno, lo que la hace ideal para retrasar la aparición de arrugas y líneas de expresión. Si deseas lucir una piel radiante y una cabellera llena de brillo, es recomendable que incluyas esta sustancia en tu dieta, sin embargo, recuerda que primero debes consultarlo con un especialista. Efectiva contra la gastritisLa grenetina hidrolizada es excelente para tratar la gastritis, pues ayuda a disminuir la producción de los ácidos gástricos. También es eficaz en el tratamiento de trastornos del colón y el estreñimiento.
El imponente bosque de coníferas coquetea con robarme la atención, sin embargo, mis sentidos se concentran en algo más: ahí, subiendo los escalones de las calles empedradas de Tlalpujahua, están los puestos de comida del mercado. Hay ollas exhalando el humo de sus tamales y corundas, conservas y ates acorralados por las abejas, pan apilado en bolsas. Ay, con el pan de pulque. Ay, con el pan de pucha. En Michoacán, la naturaleza es la que llama pero es la comida la que obsesiona a regresar. Quien no ha ido a comer a este estado se ha perdido de una de las tres mejores gastronomías regionales del país. Más claro, imposible. Michoacán es un conglomerado de michoacanes. La zona lacustre, el mar, la milpa, el bosque albergan una tradición, una colección de sabores enmarcados por las técnicas ancestrales y los ingredientes endémicos. A esa suma cultural, a esas coordenadas geográficas, les debemos más que éxtasis culinarios. Gracias a ellas aparecemos en la única lista que importa: la del Patrimonio Cultural de la Humanidad por la UNESCO. “La gastronomía michoacana es única por la alineación de un paisaje fértil con muchos tipos de terreno y lagos ricos en pesca, así como una cultura prehispánica que ha pasado sus tradiciones a través de generaciones”, asegura el arquitectico Fernando Vela, presidente del Festival gastronómico Morelia en Boca. Desde sus heterogéneos rincones, collage de imágenes y climas, salen productos excepcionales como los charales, el pescado blanco, la trucha. En la meseta purépecha se dan productos como el amado aguacate; en Zamora del Valle, las fresas; en Valle de Apatzingán, los limones, las moras; en la milpa, esos maíces rojos, negros, azules, amarillos con la mineralidad en las entrañas; de Cotija, su queso. Aunque de quesos no son los únicos, pero sí los más prestigiosos. Otros menos conocidos son los quesos de la Ruana, de Tierra Caliente, frescos u oreados.Las manos detrás de la cocina complementan esta suerte de sortilegio. Lucero Soto, una de las chefs más representativas de la región, cree que el verdadero tesoro está en las cocineras tradicionales. Nombres como Esperanza Galván resuenan en embajadas del mundo haciendo lo que mejor saben hacer: ser guardianas de recetas y técnicas, exportadoras de cultura; ella, particularmente, de la purépecha. También está Blanca Villagómez, en Tzintzuntzan, quien según el arquitecto Fernando prepara una hueva de pescado en salsa de guajillo como ninguna otra. Lucero Soto, por su parte, no es cocinera tradicional pero acerca el folklor michoacano de las calles a los manteles emblemáticos del país desde el Restaurante Lu Cocina Michoacana. No se puede dejar de mencionar a Mariana Valencia de Cocina M, en Uruapan.En Morelia hay que emprender un peregrinaje por carnitas Don Raúl, o encaminarse de filón hasta Quiroga para probarlas confitadas en cazo de cobre. Ante una señora con una cubeta de charales hay detenerse por un taquito de tortilla de maíz, un puñito de charales fritos y unas gotitas de limón –poquita, porque no queremos críticas–. De mañana hay que estar por la catedral o el mercado y sentarse en uno de esos locales con nombres de mujeres para ser provistos de platos de plástico rojo y unos uchepos con los sabores del elote, unas corundas con la trinidad mexicana de la garnacha –crema, salsa y queso– y un atolito dulce.Yo no me pierdo la sopa tarasca para el medio día o las atapakuas purépechas, parecidas al mole; se preparan semillas como el cacahuate o la pepita de calabaza y van acompañados de verduras y carne. En Lu me gusta probar las enchiladas morelianas de pato que inhabilitan cualquier tipo de insatisfacción. El arquitecto Fernando prefiere la xanducata (una especie de pipián elaborado también con pepita), las jahuácatas (una corunda preparada en capas y que lleva frijoles) y por supuesto, el aporreadillo de Tierra Caliente. Como gran conocedor de la gastronomía de aquel estado habla del churipo purépecha (un plato de cuchara), del mole de queso y el conejo estirado, tradicional de Corpus Christi.A la hora del postre la gastronomía michoacana ofrece variedad. Los chongos zamoranos, la fruta en conserva y los ates pueden conseguirse en las tiendas que resguardan mujeres ataviadas con vestidos virreinales. Lucero Soto dice que cuando el antojo llama a mitad de calles hay que recurrir al gazpacho moreliano.Yo no dejo el estado sin comerme unas morelianas de cajeta, nuez y papel estrella o sin buscar por cielo, mar y tierra la mejor heladería, esa que venda una buena nieve de pasta de gusto avainillado, tradicional de Pátzcuaro. Cuando llega la hora pido uno doble. Y es que Michoacán, nada de sencillo. Eso nunca.
NEWSLETTER
Suscribirme al Newsletter
PUBLICIDAD
PUBLICIDAD