Ni flan, ni crème brûlée, es la jericalla jalisciense
Recomendaciones de Cocina

Ni flan, ni crème brûlée, es la jericalla jalisciense

Por Fernanda Balmaceda - Febrero 2021
La jericalla es un postre tapatío típico. Su origen se remonta al siglo XVIII, cuando las monjas del Hospicio Cabañas idearon un postre nutritivo y de sabor llamativo para los niños huérfanos que cuidaban. Elaboraron la receta con leche, canela, azúcar, huevo y vainilla, con un sabor similar al de la natilla española pero de consistencia ligera. 

Actualmente la jericalla es uno de los postres típicos favoritos de los hogares jaliscienses. Sin embargo, muchos podemos llegar a confundir la jericalla con el flan o el crème brûlée, pues comparten los mismos ingredientes y tienen muchas similitudes en su modo de preparación. Por eso te presentamos las diferencias entre estos postres para que puedas identificar la auténtica jericalla jalisciense. 

Flan y crème brûlée  
El flan es un postre muy popular en México y el mundo. Con una rica tradición histórica, el flan llegó a México tras la conquista con una receta que mezclaba leche, huevo, azúcar, vainilla y un baño de caramelo líquido, mientras que el crème brûlée es un clásico de la repostería francesa que consiste en una crema dulce suave, cuya superficie tiene una fina capa de caramelo crujiente. 

La jericalla 
Si bien los tres postres se elaboran con una base de huevo, vainilla, azúcar y leche, se diferencian por su preparación y algunos detalles en el uso de ingredientes. Por ejemplo, el flan usa las yemas y las claras de los huevos; mientras que la jericalla sólo utiliza las yemas de huevo; o bien, el crème brûlée tiene una consistencia de la crema parecida a la de la jericalla, pero su técnica es un poco más elaborada para conseguir la capa crujiente del azúcar quemada, que aporta un contraste de textura.

Para preparar la jericalla se hierve la leche con la canela y la vainilla. Por otro lado, se baten las yemas con el azúcar y al final se combina con la leche infusionada, para luego colar y hornear a baño María. Al final, en la superficie casi siempre queda una costra dorada y un poco quemada. La textura se parece al flan, pero es mucho más ligera y untuosa. La jericalla se presenta en el mismo recipiente en el que se hornea, para respetar y mostrar su costra, que tiene una consistencia más sólida y añade profundidad al sabor con ese toque de leche quemada.

¡Ya sabes qué postre tienes que probar en tu siguiente parada por la Perla Tapatía! 

Fotografías: Antonio Flores 
Califica este artículo
Calificaciones (5)
Maria Leticia Flores Cervantes
05/04/2021 20:32:55
Grax por sus excelentes recetas
Judith Perea Mary Kay
05/04/2021 12:38:52
Buen comentario.
Yadira Tellez
25/02/2021 08:06:27
Excelente y muy rico postre,yo lo eh hecho solo que no me queda quemadito de arriba, algún consejo q me puedan dar, x favor y de antemano muchas gracias
Rihana Colon
25/02/2021 00:20:31
Excelente
Acilegna Seram
23/02/2021 11:54:04
Son las mejores recetas para repostería he cocinado algunas de ellas y me han sacado de apuros
PUBLICIDAD
Lo mas leído
El pay de queso, también conocido como cheesecake, es uno de esos postres que nunca nos fallan, pues son fáciles de preparar y son ideales para una comida, una reunión en familia o alguna celebración especial. Este postre se caracteriza por tener una consistencia muy cremosa, la cual contrasta con una base crujiente hecha a base de galletas trituradas. Aunque el cheesecake estilo New York lleva una cubierta de fresas, hoy en día puedes jugar con todo tipo de sabores para darle el toque final a tu pay de queso. Si bien kiwilimón tiene las mejores recetas de cheesecake, las cuales se explican paso a paso, aquí te damos aún más consejos para preparar el mejor pay de queso, ¡no te arrepentirás! Recuerda, aprender cómo se hace el pay de queso es muy sencillo, pero convertirte en todo un maestro en el arte de la repostería requiere de un poco más de consejos de los expertos y práctica. También puedes leer: 7 recetas de pastel de queso para cualquier ocasión10 consejos para hacer el mejor cheesecakeNo te pierdas estos consejos que kiwilimón tiene para ti, pues te ayudarán a preparar un cheesecake cremoso, delicioso y perfecto para la hora del postre o para iniciar tu propio negocio de repostería. 1. Emplea ingredientes de buena calidadRecuerda que si usas queso crema, crema ácida y vainilla de buena calidad, así como huevos frescos, tu pay de queso tendrá una increíble textura y el sabor más delicioso. 2. Ingredientes a temperatura ambienteEs importante que los ingredientes del pay de queso estén a temperatura ambiente, ya que de este modo tendrá una consistencia homogénea y sin grumos. 3. No olvides la crema ácidaAunque hay una infinidad de recetas de pay de queso, la versión original se prepara con un poco de crema ácida, pues de esta manera el cheesecake quedará muy cremoso. 4. Dale un toque extra de sabor a la baseAunque sabemos que el relleno de queso crema es el protagonista de este postre, siempre puedes agregar mucho más sabor si experimentas un poco con la base. Añade nueces, almendras, un toque de canela o emplea galletas de chocolate, ¡sin duda harán la diferencia! 5. El baño maría es tu mejor opciónNo importa la receta de cheesecake que estés siguiendo, siempre es recomendable preparar este postre a baño maría, ya que el vapor generado por el agua caliente te ayudará a obtener un pay de queso perfecto.También puedes leer: 10 cheesecakes sin horno con sabores increíbles6. Cuida el tiempo de cocciónUna vez que metas tu cheesecake al horno, es importante no alargar el tiempo de cocción, pues este podría tener una consistencia seca y podrían formarse grietas en la superficie. 7. ¡No abras el horno!Si decides echar un vistazo y abres el horno durante la cocción del pay de queso, dejar que el aire caliente salga, lo que causará un cambio de temperatura muy brusco, lo que podría causar que el cheesecake no se cocine bien o se hunda en el medio. 8. Utiliza tu batidoraA la hora de preparar el pay de queso con zarzamora que más te gusta, lo más recomendable es emplear tu batidora para que los ingredientes se mezclen a la perfección. 9. Refrigera tu cheesecakeUna vez que saques tu pay de queso del horno, seguramente querrás probarlo, pero debes resistir la tentación y dejarlo enfriar por completo, para luego refrigerarlo por alrededor de 12 horas, pues te esta manera tendrá la consistencia perfecta. 10. Añade tu topping favoritoUna vez que hayas dejado el cheesecake en el refrigerador toda la noche, añade mermelada de fresa o zarzamora, ganache de chocolate, cajeta, trozos de nuez, pequeños merengues o el ingrediente de tu elección. Pon manos a la obra y prepara el mejor cheesecake con estos 10 consejos que kiwilimón tiene para ti.
Leer en españolWhether it is in quesadillas, tamales, enchiladas, or chilaquiles, Mexican cheese is the perfect topping for a wide variety of recipes in Mexican gastronomy. Besides being the perfect complement or the main ingredient in several recipes, Mexican cheese is also eaten as a snack and is present in most cuisines of the different Mexican states.If you are a cheese lover, there are Mexican cheeses you must definitely try. Up next is a guide so you can proudly enjoy Mexican cheese.Queso de HebraKnown as Oaxaca cheese or quesillo. It is mainly produced in Oaxaca and Chiapas but is now available throughout Mexico. It is a soft Mexican cheese. It is a string cheese prepared with cow’s milk. It is fresh, creamy, and has a moist texture that is easy to handle. This Mexican cheese is great for melting and broiling. That’s what makes it the king of quesadillas!Cotija CheeseIt is one of the most famous Mexican cheeses. It is named after the place where it is produced: Cotija, Michoacán, where nearby producers from Jalisco and Michoacán sell it. Authentic Cotija cheese has the collective mark granted by the Regional Association of Cotija Cheese Producers and is made in the rainy season, from July to September. It is a hard cheese made with cow’s milk and its ripening process takes from 4 weeks to 6 months. Its well-known mineral flavor, due to Colima salt, makes it perfect for pasta.Panela CheeseIt is one of the most widely consumed queso fresco in the country and is produced all over Mexico. It is made with cow’s milk, although it is made with low-fat milk in some places. In that case, it has a lower fat content, which makes it ideal for some meal plans. In some regions of Mexico, there is a kind of cheese called queso botanero that is made with semi-skimmed milk. It is perfect for snacking or for sandwiches and tortas!RequesónExperts think the story of this cheese goes back to the Spanish colonization. It is produced with the leftover cheese whey. It is often made with cow’s milk although there is also requesón made with goat’s and sheep’s milk. It is a queso fresco that can be prepared at home with cheese, lime juice, or white vinegar. It is a staple in Mexican antojitos like tlacoyos. Queso de Bola OcosingoIt is a one-of-a-kind Mexican cheese that is a mix of two cheese families: string cheese on the outside and queso fresco on the inside, so its outer core is hard and the inner is semi-hard and ripe. It comes from Ocosingo, Chiapas and there is a collective mark that convenes those who produce this cheese that is highly valued in Mexican cuisine.Source: Yescas, Carlos, et al. Quesos Mexicanos. Larousse, 2013.Translated by Miranda Perea
En kiwilimón sabemos que siempre estás buscando formas de cuidar el medio ambiente y de mantener tu hogar y cocina limpios. En el caso de la cocina, el lugar en donde la magia sucede, es muy importante mantener todo muy limpio y ordenado, pues cocinar será muy fácil de esta manera. Sin embargo, además de limpiar todo muy bien, también es fundamental desechar los ingredientes de la manera adecuada, pues de lo contrario, podemos contaminar el medio ambiente y dañar nuestra casa. Este es el caso del aceite de cocina, el cual debe desecharse de una manera adecuada, pues de acuerdo con información publicada por las autoridades de la Ciudad de México, tirar este ingrediente al drenaje es un delito que se castiga con multas y tiene las siguientes consecuencias:1 litro de aceite contamina 1,000 litros de aguaObstruye tuberías y drenajesCausa inundacionesProvoca malos oloresTambién puedes leer: Usos del aceite de oliva para la limpieza y el hogar¿Por qué no se debe tirar el aceite al drenaje?Además de estar tipificado como un delito por las autoridades de la CDMX, tirar el aceite al drenaje puede terminar en un desastre en tu cocina, pues una vez que se vuelva sólido, podría tapar la tubería y tendrías que llamar a un plomero. Por si fuera poco, tirar el aceite quemado al drenaje no solo daña la tubería de tu hogar, sino que se acumula en el drenaje de toda la ciudad, se solidifica y cause inundaciones y mal olor. Es por esto que es crucial deshacerte del aceite de cocina de una manera responsable, ¡es muy fácil!Cómo deshacerse del aceite de manera correctaAhora que ya sabes que no debes tirar el aceite al drenaje, aquí te decimos cómo puedes tirarlo de una manera adecuada.Usa una botella de plásticoSi cocinaste unas ricas papas fritas o unos crujientes churros y ahora tienes que tirar el aceite, lo único que necesitas es una botella de plástico con taparrosca. Una vez que el aceite este frío, viértelo dentro de la botella, ciérrala muy bien y tírala a la basura. También puedes leer: Conoce las propiedades del aceite de coco dentro y fuera de la cocinaCongela el aceiteSi cocinaste algo con mucha grasa, también puedes congelar este residuo y luego ponerlo dentro de un contenedor y sellarlo muy bien antes de tirarlo a la basura.Añade harinaPara que el aceite sea aún más fácil de tirar a la basura, añade un poco de harina, pues de esta manera se solidificará.Mézclalo con otros desechosSi únicamente vas a tirar una o dos cucharadas de aceite de cocina, puedes esperar a que se solidifique y después tirarlo en la bolsa de basura orgánica, para que los demás desechos lo absorban.No olvides tus sartenesAunque no cocines con grandes cantidades de aceite, recuerda que es importante que limpies tus sartenes después de cocinar, pues así evitas que se vaya acumulando la grasa en la tubería poco a poco. También puedes leer: 4 aceites que puedes usar en la cocina y en tu pelo
La diabetes es una enfermedad en la que el azúcar (o glucosa) en la sangre se encuentra en un nivel elevado, porque el cuerpo no produce o no utiliza adecuadamente la hormona que ayuda a que las células transformen la glucosa en energía, esta hormona se llama insulina.En México, la diabetes mellitus es una de las principales causas de muerte y aunque no hay una dieta específica más allá de la que recomiende el médico, los alimentos que elijas pueden tener un papel importante en la prevención y el control de la diabetes.La comida que consumas no sólo marcará la diferencia en la forma en que manejas la diabetes, sino también en qué tan bien te sientes y cuánta energía tienes. Además, un plan alimenticio adecuado te ayudará a lograr un peso más saludable, a mantener los niveles de azúcar en la sangre en un rango objetivo y puede reducir los riesgos de complicaciones, como daño a los nervios, enfermedades cardíacas y accidentes cerebrovasculares.Una dieta saludable tiene que ver con la variedad y la elección de diferentes alimentos de cada uno de los principales grupos de alimentos todos los días y cuando se padece de diabetes, es importante elegir una dieta que incluya alimentos ricos en nutrientes, los cuales ayudan a proporcionar la fibra, las vitaminas y los minerales que el cuerpo necesita.Incluir una variedad de grasas saludables para el corazón, como los ácidos grasos monoinsaturados y poliinsaturados, también puede ayudar a reducir los niveles de colesterol con el fin de reforzar la salud del corazón, mientras que comer muchos alimentos con alto contenido de fibra puede mejorar el control del azúcar en la sangre, además de ayudar con la sensación de saciedad por más tiempo para ayudar a evitar comer cuando no tiene hambre.Lo más importante de llevar una dieta para diabéticos es que debe ser sostenible y fácil de seguir, pues los planes de dieta que son demasiado restrictivos o que no se ajustan al estilo de vida propio pueden ser mucho más difíciles de cumplir a largo plazo.Entre los alimentos nutritivos que una dieta para diabéticos debe incluir, podemos mencionar:frutas como manzanas, naranjas, bayas, melones, peras y melocotonesverduras como brócoli, coliflor, espinacas, pepinos, calabacitaslegumbres como frijoles, lentejas y garbanzosfrutos secos como almendras, nueces, pistaches, nueces de macadamia, nuez de la indiasemillas como chía, de calabaza, de linaza o de cáñamoalimentos ricos en proteínas, como aves sin piel, mariscos, cortes magros de carne roja o tofugrasas saludables para el corazón como aceite de oliva, aguacate, aceite de canola o aceite de sésamobebidas como agua, café negro, té sin azúcar o jugo de vegetalesPor otro lado, se recomienda evitar o limitar el consumo de alimentos con alto contenido de grasas saturadas, grasas trans y azúcar agregada, con el fin de ayudar a controlar mejor el azúcar en la sangre y prevenir complicaciones de salud relacionadas con la diabetes.Para la nutrióloga clínica Jennifer Asencio, lo primero que se tiene que quitar en una dieta para diabéticos son los alimentos de alto índice glucémico.“El índice glucémico es la rapidez con la que un alimento sube la glucosa después de consumirlo, hay cosas que saben dulces, pero no son de alto índice glucémico, mientras que hay otras, como el arroz, que no saben dulce, pero que es de altísimo índice glucémico, también pasa esto con la sopa de pasta, la granola, la avena y la papa”, señala la nutrióloga que es lo primero que se debería quitar.“Todo lo que lleve trigo y frutas como los arándanos secos, dátiles, la ciruela pasa, la papaya, todos los tipos de plátano, las pasitas, hay que retirarlos de la dieta”, en cuanto a bebidas, Jennifer Asencio recomienda quitar todo lo que tenga azúcar, desde jugos, jugos naturales o aguas de sabor que sí tengan azúcar.Por último, la nutrióloga especialista en diabetes y en pacientes con enfermedades renales destaca que las dietas siempre deben ser personalizadas, “es decir, saber si es que el paciente se inyecta insulina, qué tipo de medicamentos toma, si es hombre o mujer; si es niño o adulto; la estatura; si hace ejercicio o si no hace ejercicio. Dependiendo de cuánto sobrepeso tiene, la dieta se va adecuando conforme a cada persona, a sus hábitos, a su trabajo”.
NEWSLETTER
Suscribirme al Newsletter
PUBLICIDAD
PUBLICIDAD