¿Parrillada en casa? Te decimos cómo armarla
Recomendaciones de Cocina

¿Parrillada en casa? Te decimos cómo armarla

Por Kiwilimón - Agosto 2018
  Que no se te vaya el verano sin disfrutar una deliciosa carne asada hecha en casa. Aprovecha los días soleados para organizar una rica parrillada con tu familia y amigos. Para que no te falte nada, sigue los tips de nuestros expertos en parrilladas.

Calcula el consumo por persona

Si no quieres que tus invitados se queden con hambre (o tener que comer recalentado durante dos semanas), lo mejor es que cuentes cuántas personas asistirán y calcular el consumo de carne total. Así podrás comprar la cantidad justa para que todos queden satisfechos. Calcula 450 g por hombre, 300 g por mujer y 150 g por niño. Recuerda que además de los cortes de carne, puedes servir chorizos, costillas, salchichas…

Diseña un menú atractivo

Las parrilladas se centran en la carne, es cierto, pero eso no significa que tenga que ser una experiencia gastronómica monótona. Piensa en todos los demás alimentos que pueden complementar un buen corte de carne: cebollas, papas, nopales, chilacas con queso, pimientos morrones, etc. Si te atreves a darle un toque más original a tu parrillada, prueba asando complementos dulces, como piña y duraznos.

Elige bien los alimentos

No arruines tu parrillada usando productos medio verdes o pasados y, de preferencia, compra carne fresca. (Si solo consigues carne congelada, asegúrate de descongelarla con anticipación). Puedes cortar previamente las cebollas y las papas, y almacenarlas en el refrigerador envueltas en aluminio de manera individual. Si decides incluir frutas en el menú, recuerda que las frutas frescas saben mucho mejor que las enlatadas.

Simplifica los procesos

Una parrillada no tiene por qué convertirse en una odisea culinaria. Si batallas mucho para usar el asador tradicional, mejor opta por las parrillas portátiles. Además de que requieren poco carbón, se encienden fácilmente. (¡Con Foggo Grill solo tienes que esperar 5 minutos para comenzar a asar la carne!). Y, si de pura casualidad te agarra la lluvia, no hay problema. Puedes cambiarla de sitio, aunque esté prendida.

Lleva orden ante todo

Para que una parrillada salga bien el orden es esencial. Organiza los alimentos antes de comenzar: los que deben cortarse, los que requieren algún tipo de preparación, los que van directo al asador, etc. Esto es importante porque solo así podrás llevar un buen ritmo al momento de servir. Aunque no hay nada escrito, lo más común es que primero se sirva la botana (guacamole con totopos, por ejemplo), después las piezas más pequeñas de carne (chorizos, costillas), para continuar con los cortes de carne y los vegetales asados. Organízate para hacer varias cosas a la vez y consigue los ingredientes más frescos. Así podrás disfrutar de una buena parrillada sin tener que pasar horas frente al asador. ¿Te gustaría probar versiones diferentes de la parrillada? Aquí te compartimos algunas recetas muy originales para preparar una deliciosa parrillada:  
Califica este Artículo.
Calificaciones (0)
Sé el primero en dar una calificación
PUBLICIDAD
Lo mas leído
¿Si te dijéramos que ahora puedes aprovechar las propiedades de las bebidas de semillas, lo harías? El coco, la almendra y la soya han dado un giro de 360 grados, revolucionando la forma en la que estamos acostumbrados a consumirlos. Las bebidas de semillas ofrecen una gran variedad de sabores, aptos para cualquier gusto. A demás de contar con varios beneficios nutrimentales, como ser 100% vegetales, deslactosadas, estar fortificados con calcio, vitaminas B12, B 6 y E y no tener colesterol; por ello y mucho más estas bebidas se convertirán en tu mejor opción. A demás de los aportes nutricionales, las bebidas de semillas son: Prácticas: las bebidas de semillas vienen en prácticas botellas que son fáciles de transportar y muy ligeras. Accesibles: las puedes encontrar en cualquier tienda de autoservicio o súper mercado, sin importar la temporalidad. Ricas: jamás vuelvas a sacrificar el gusto por la salud. Las bebidas de semillas son una opción de origen vegetal muy saludable, bebidas de soya, almendra o coco se caracterizan por ofrecer no sólo sus sabores tradicionales, sino muchas alternativas Nutritivas: no importa si se te hizo tarde o tienes un día muy ajetreado en el trabajo, solo necesitas 5 minutos para llenarte de energía y proporcionar a tu cuerpo muchos de los nutrientes que necesita. La proteína de la bebida de soya, el calcio y las vitaminas B6, B12 y E de las bebidas de coco y almendra te ayudarán a mantener en buen estado tu salud. Con esta opción ya no tienes pretexto para no llevar una buena alimentación. Aprovecha los nutrientes de tus bebidas de semillas favoritas, llénate de energía y experimenta lo mejor que te ofrecen. ¿Se te antoja probar un platillo hecho con bebidas de semillas? Prueba estas sencillas recetas: Quinoa con leche de almendras y vainillas Amaranto con leche de coco Smoothie de plátano con leche de almendras Leche de soya con mango y durazno  
Cuando empieza a bajar la temperatura y ni el suéter más grueso logra quitarte el frío, solo hay una manera de solucionarlo: sopas cremosas. Disfruta cualquiera de estas ricas recetas y mantén el frío a raya durante todo el invierno. Crema de brócoli Aprovecha el caldo del pollo que hayas cocinado para preparar una rica crema de brócoli. Sírvela calientita y acompáñala con crotones, una cucharada de crema ácida, un poco de cebolla caramelizada o pedacitos de tortilla tostada.   Crema de espárragos sin lácteos Te aseguramos que esta receta te sorprenderá. A pesar de no llevar ni un gramo de leche o crema, el resultado es una sopa con una consistencia súper cremosita y con un sabor delicioso. Si en tu casa hay alguien intolerante a la lactosa, tienes que prepararle esta crema.   Crema de elote Sin duda, esta es la receta ideal para los días más fríos del invierno. Si estás pensando en organizar una reunión en tu casa, puedes preparar con anticipación esta crema de elote y solo recalentarla antes de servirla.   Crema 3 quesos ¿Eres súper fan del queso? Entonces esta receta es para ti. Para usarla tienes dos opciones: seguir las sugerencias de la receta (servirla dentro de un pan campesino, como tipo fondue) o utilizarla en platillos hechos a base de pasta. De cualquiera manera te fascinará.   Crema de nuez Si ya estás pensando en el menú para las cenas navideñas o de Fin de Año, aquí tienes una excelente opción. Además de tener un sabor muy sofisticado, la preparación de esta crema no te tomará más de media hora. Y para emplatarla solo necesitas trocitos de nuez.   Crema de queso y zanahoria El delicioso sabor cremoso de esta receta te hará olvidar el frío este invierno. Un tip: para que tu crema aporte aún más nutrientes no peles las zanahorias, ya que mucha de su fibra se encuentra en la piel. Esto no afectará la consistencia. ¿Te quedaste con ganas de más recetas de cremas? Visita nuestro sitio web para descubrir más ideas de sopas cremosas para el frío.
¡Ya se acerca el maratón que esperamos todo el año! A partir del 12 de diciembre hasta el 6 de enero los tamales y el ponche se convertirán en el elemento imprescindible de todas las reuniones. Aunque para muchos el reto más grande es aguantar el ritmo de las fiestas, a otros lo que nos preocupa es cómo disfrutar del Guadalupe-Reyes sin subir de peso. Si tú también quieres divertirte en este Lupe-Reyes sin que la báscula te pase factura en enero, sigue estas sencillas recomendaciones: No te castigues. Jamás vayas a una reunión pensando en que no puedes comer absolutamente nada. Esto solo hará que aumente la tentación y termines comiendo aún más. Lo mejor que puedes hacer es comer un poco de todo y aprender a moderarte. Toma un tentempié antes de salir. Si ya sabes que en las posadas solo sirven tamales, tacos y atole, toma un té y algo de fruta antes de ir a la fiesta. El punto es que no llegues con el estómago vacío para que no termines comiendo cinco tamales. Elige la opción menos calórica. Incluso en las posadas puedes encontrarte alternativas más ligeras. En lugar de tomar dos vasos de atole, elige ponche de frutas. Dilúyelo con un poco de agua para que no quede tan dulce. Aléjate de las frituras de maíz, y mejor botanea con totopos, frijoles y guacamole. Lleva tu propia comida. En las posadas que son un poco más casuales los invitados pueden llevar el platillo de su preferencia. Si este es el caso, prepara una receta que sea mucho más ligera y que sirva como alternativa a los tamales o los tacos. Mídete en el alcohol. Los cócteles esconden muchas calorías. Si vas a tomar, procura mezclar tus bebidas con agua mineral, pero sobre todo, no tomes cócteles dulces. Estas bebidas alcohólicas son las que tienen más calorías. No vayas a la cama después de cenar. El gran problema de la mayoría de estas fiestas es que se organizan por la noche, así que terminamos haciendo digestión cuando estamos acostados. Lo ideal es que dejes de comer varias horas antes de que vayas a dormir para evitar problemas de indigestión. Prepara estas deliciosas recetas y disfruta del Maratón Guadalupe-Reyes sin remordimientos: Taquitos de nopal rellenos de requesón Chile poblano relleno de quinoa Taquitos de portobello con puré de lechuga Caldo de hongos con epazote
Típico que un día amaneces con toda la actitud para probar nuevas recetas en tu cocina. Vas al súper a comprar los miles de ingredientes que se necesitan para cocinar ese platillo súper especial o exótico, y ocho meses después ves cómo los frasquitos se van llenando de polvo. Antes de que tomes cualquier decisión tenemos que decirte algo: ¡no tires la comida de tu alacena! Saca el máximo provecho a todo lo que se encuentra en tu cocina con estos tips: Vinagre de manzana Ese chorrito que queda en la botella es suficiente para convertir una ensalada aburrida en una verdadera experiencia culinaria. Prepara un delicioso aderezo para ensalada griega con solo dos cucharadas de vinagre de manzana. Azúcar morena Media taza de azúcar morena es lo que necesitas para disfrutar un buen pastel de zanahoria sin horno. Si ves que ya está muy dura, puedes guardar un trozo de pan de caja junto al azúcar para suavizarla antes de preparar el pastel. Cardamomo No eches a la basura la bolsita de cardamomo. Esta especia es tan aromática que una sola pizca puede transformar completamente una receta. Prueba estos hot cakes integrales de canela con fresas al cardamomo (solo necesitas ¼ de cucharadita). Pasta La pasta que compraste para preparar macarrones con queso también te puede servir para hacer una ensalada de pasta picosita. En esta receta se usa pasta de coditos, pero puedes usar la que te encuentres en tu alacena. Salsa de soya El alto contenido de sal en la salsa de soya hace que dure muchísimo, así que no importa si esa botella lleva tiempo en tu alacena. Aprovecha la última cucharada de salsa de soya para hacer una hamburguesa con salsa BBQ casera. Maicena Tal vez compraste fécula de maíz para espesar una crema y jamás la volviste a usar. Con lo poquito que te haya quedado, o 1/3 de taza, prepara una botana sabrosa y muy sencilla, como estos dedos de queso rápidos. Mostaza Dijon Aunque la mostaza puede usarse para preparar platillos tan sencillos como un sándwich o una ensalada, si no estás acostumbrado a su sabor lo más seguro es que el frasco termine olvidado en tu alacena.  Para que no desperdicies nada, usa media cucharadita de mostaza para cocinar unos espárragos con vinagreta de mostaza. ¿Tienes alguna otra idea para aprovechar las sobras de la alacena? Compártenos tus tips en los comentarios.
PUBLICIDAD
NEWSLETTER
Suscribirme al Newsletter
PUBLICIDAD