¿Parrillada en casa? Te decimos cómo armarla
Recomendaciones de Cocina

¿Parrillada en casa? Te decimos cómo armarla

Por Kiwilimón - Agosto 2018
  Que no se te vaya el verano sin disfrutar una deliciosa carne asada hecha en casa. Aprovecha los días soleados para organizar una rica parrillada con tu familia y amigos. Para que no te falte nada, sigue los tips de nuestros expertos en parrilladas.

Calcula el consumo por persona

Si no quieres que tus invitados se queden con hambre (o tener que comer recalentado durante dos semanas), lo mejor es que cuentes cuántas personas asistirán y calcular el consumo de carne total. Así podrás comprar la cantidad justa para que todos queden satisfechos. Calcula 450 g por hombre, 300 g por mujer y 150 g por niño. Recuerda que además de los cortes de carne, puedes servir chorizos, costillas, salchichas…

Diseña un menú atractivo

Las parrilladas se centran en la carne, es cierto, pero eso no significa que tenga que ser una experiencia gastronómica monótona. Piensa en todos los demás alimentos que pueden complementar un buen corte de carne: cebollas, papas, nopales, chilacas con queso, pimientos morrones, etc. Si te atreves a darle un toque más original a tu parrillada, prueba asando complementos dulces, como piña y duraznos.

Elige bien los alimentos

No arruines tu parrillada usando productos medio verdes o pasados y, de preferencia, compra carne fresca. (Si solo consigues carne congelada, asegúrate de descongelarla con anticipación). Puedes cortar previamente las cebollas y las papas, y almacenarlas en el refrigerador envueltas en aluminio de manera individual. Si decides incluir frutas en el menú, recuerda que las frutas frescas saben mucho mejor que las enlatadas.

Simplifica los procesos

Una parrillada no tiene por qué convertirse en una odisea culinaria. Si batallas mucho para usar el asador tradicional, mejor opta por las parrillas portátiles. Además de que requieren poco carbón, se encienden fácilmente. (¡Con Foggo Grill solo tienes que esperar 5 minutos para comenzar a asar la carne!). Y, si de pura casualidad te agarra la lluvia, no hay problema. Puedes cambiarla de sitio, aunque esté prendida.

Lleva orden ante todo

Para que una parrillada salga bien el orden es esencial. Organiza los alimentos antes de comenzar: los que deben cortarse, los que requieren algún tipo de preparación, los que van directo al asador, etc. Esto es importante porque solo así podrás llevar un buen ritmo al momento de servir. Aunque no hay nada escrito, lo más común es que primero se sirva la botana (guacamole con totopos, por ejemplo), después las piezas más pequeñas de carne (chorizos, costillas), para continuar con los cortes de carne y los vegetales asados. Organízate para hacer varias cosas a la vez y consigue los ingredientes más frescos. Así podrás disfrutar de una buena parrillada sin tener que pasar horas frente al asador. ¿Te gustaría probar versiones diferentes de la parrillada? Aquí te compartimos algunas recetas muy originales para preparar una deliciosa parrillada:  
Califica este artículo
Calificaciones (0)
Sé el primero en dar una calificación
PUBLICIDAD
Lo mas leído
Cuando hablamos de chiles en nogada nos ponemos muy serios y tradicionalistas: siempre queremos saber cuáles son los mejores, dónde los preparan con los ingredientes originales, debatimos sobre si van capeados o no, pero como todo, la receta del chile en nogada no se ha quedado quieta ni siquiera desde su origen y actualmente ya no sólo tenemos chiles, sino muchos otros platillos en nogada, ¡como una hamburguesa!Así que esta temporada de chiles en nogada no sólo trae consigo los clásicos poblanos, sino que ahora viene en presentaciones de cemita, de lasaña o de enchiladas. Ha sido la Fonda Santa Clara, restaurante de gran tradición en Puebla, la que ha innovado con un par de platillos que no son chiles en nogada tradicionales este 2020.Tan sólo en 2019 esta fonda preparó alrededor de 19 mil chiles en nogada, pues es un lugar referente en el estado originario de este platillo, pero no han querido dejar de preparar creaciones nuevas y para el inicio de la temporada de chiles en nogada 2020, que es atípica por estar enmarcada en una pandemia mundial, presentaron una cemita y una hamburguesa de chile en nogada.Imagen tomada de Instagram @fondastaclaraDe acuerdo con Rubén Araujo, de la Fonda Santa Clara, la hamburguesa Licha es una reinterpretación del chile en nogada, al igual que la cemita. La hamburguesa está hecha con pan de centeno, su carne está marinada en salsa de chile poblano dulce, lleva aros de chile poblano capeados con nogada y por supuesto, granada y cilantro.Pero no sólo ellos han querido probar diferentes formas de presentar este platillo tan típico de las fiestas patrias, pues aquí en Kiwilimón también encontrarás versiones para todos los gustos, como una lasaña, un rollo de pollo o unas enchiladas.Para Yamilette González, coordinadora de chefs en Kiwilimón, innovar con los chiles en nogada es una forma de “tener una mayor visión de la gastronomía mexicana y lo versátil que puede llegar a ser”, al grado de poder “fusionarse con otras cocinas”.Lasaña de NogadaPor ejemplo, “en el caso de la lasaña, si bien es un plato de origen italiano, la versatilidad de una lasaña es como la de los tacos, es decir, le puedes agregar a la pasta infinidad de ingredientes y darle un estilo único para hacerla un platillo muy versátil, con las crepas sucede algo muy similar, ya que por sí solas conservan un sabor neutro que permite jugar con los diferentes rellenos”.No hay ni siquiera sentido en cuestionar la regencia de los chiles en nogada en esta temporada, pero si se te presenta la oportunidad de preparar o probar una de las increíbles formas alternativas que existen de este platillo, ya sea una hamburguesa en nogada o un rollo de pollo, recuerda que en realidad este platillo ha cambiado mucho desde su ‘origen’, pues de hecho este platillo existía desde antes de Iturbide y no se comía como plato fuerte, sino como postre.Esta temporada de chiles en nogada, prueba estos otros platillos en nogada que no son chiles, pero que sin duda te dejarán un gran sabor de boca.
Tener antojos parece incluso aún más terrible mientras estamos en casa, por lo que no sucumbir ante ellos a veces parece una tarea muy difícil.Incluso si has intentado mantener una rutina semanal con ejercicios incluidos, la naturaleza misma de quedarse en casa significa que es probable que te muevas mucho menos de lo que estás acostumbrado. Si a todo esto le añades el miedo constante de un virus, la nueva normalidad está llenad de ansiedad.Así que los antojos son inevitables en este ambiente de ansiedad e incertidumbre, lo malo es que no se nos antoja un gran plato de lechuga, sino esos alimentos que no tienen mucho aporte nutricional para nosotros.Para ayudarte a frenar esto un poco, te ayudamos a entender por qué sólo quieres comer comida chatarra y, lo mejor, alternativas mejores para suplir esos antojos.El estrés crónico sí puede alterar tus preferencias alimentarias, por lo que es normal experimentar antojos de comida azucarada o alta en carbohidratos, es decir, mientras estás ansioso y estresado, es más probable que agarres una bolsa de papas o tres galletas en lugar de una bolsa de zanahorias o de apios.Además, los niveles más altos de estrés también alteran las dos hormonas principales del hambre: leptina y grelina. Esto provoca que tengas antojos con mayor frecuencia, incluso si no tienes hambre física realmente.La otra razón por la que tienes estos antojos feroces es porque la comida chatarra es una forma rápida de liberar dopamina, sí, la hormona de la felicidad que provoca una respuesta de bienestar. Y una más, también puedes tener ganas de comer sólo porque estás aburrido y esta es una forma de entretenerte.No hay una estrategia precisa para evadir estos antojos, pero sí puedes seguir ciertas pautas para mantenerlos equilibrados, por ejemplo, no trabajes cerca de la cocina, mantén tus comidas balanceadas cada cuatro horas, haz una pausa antes de comer y reflexiona sobre si realmente tienes hambre o si sólo es estrés y, finalmente, sé realista: no vas a dejar de querer consolarte con la comida, siempre puedes comerte esas alitas, si recuerdas que comerlas diario no es lo mejor.4 alternativas sanas para cuando tienes antojos en casaLa versatilidad de la comida puede ser la solución para tener alternativas que sepan como ese antojo, pero tengan un aporte nutricional más alto.Por ejemplo, la coliflor puede ser un gran aliado para esto, pues hay mil platillos en los que puedes usarla.1. Alitas de coliflorUna original forma de caer en el antojo de alitas es hacerlas de coliflor, con la misma salsa que las condimenta, pero sin comer una pieza de pollo frita.2. Tacos al pastor sin carneComer tacos es una de las cosas que más disfrutamos, pero también puedes obtener una versión más ligera si usas soya o, sorpresa, también coliflor en lugar de carne de cerdo.3. Vegetales horneados con sabor a papas fritasLa papas son bajas en vitaminas, pero las zanahorias son un vegetal que tiene más de la mitad de los carbohidratos y está lleno de vitaminas A y C; al cortarlas en tiras finas, sazonarlas generosamente y hornearlas hasta que estén crujientes, obtienes la misma textura satisfactoria que las papas fritas pero sin ninguno de los efectos secundarios de engorde.4. Mac & cheese sin pastaLos macarrones con queso clásicos son una bomba de grasa y carbohidratos sin proteínas, pero una vez más, puedes reducir los carbohidratos al reemplazar la pasta estándar con coliflor o una variedad de garbanzos, que contiene un tercio de los carbohidratos de los macarrones de codo regulares.
Un libro, un rollo de papel higiénico o incluso un cerebro humano podrían ser nada más y nada menos que pastel por dentro y fondant por fuera, pues algunos artistas de la repostería han probado que pueden hacer pasteles híper realistas y engañar a tus ojos.Videos de este tipo de pasteles se han vuelto virales y nos dejan incrédulos, además de que ahora dudamos de que lo que nos rodea sea real, pues internet ya ha convertido estas creaciones artísticas un meme, por supuesto.Aunque parecen ser de otro mundo, estos pasteles están hechos como cualquier otro, con pan, un poco de betún y mucho fondant. El fondant es un tipo de glaseado o icing, como el de las galletas y se usa comúnmente para esculpir o decorar pasteles, cupcakes y otros postres. Sin embargo, la textura del fondant es muy diferente a la mayoría de los glaseados y es lo que lo hace único.También conocido como pasta de azúcar, el fondant está hecho de azúcar, agua y jarabe de maíz, principalmente, pero el fondant que se usa para estos pasteles/esculturas de repostería suele tener además grenetina o glicerina añadidos.Imagen tomada de Instagram, @redrosecake_tubageckil.Entre las formas caseras de hacer fondant, hay fórmulas que incluyen azúcar glass y bombones (malvaviscos), pero definitivamente, ese tipo de fondant no es muy útil para hacer pasteles realistas.Hay muchos chefs famosos por sus pasteles realistas, algunos de los más populares son Natalie Sideserf, Luke Vincentini o Debbie Goard, cuyos videos e imágenes de pasteles con formas de objetos como vasos de café o animales, como armadillos o perros, han hecho mucho ruido en redes sociales.Imagen tomada de Instagram, @lukevincentini.Además de los memes, estos pasteles también han desencadenado el debate sobre el fondant, pues muchas personas no lo comen o creen que es un ingrediente terrible por estar hecho de azúcar. ¿Tú que opinas de estos pasteles y el fondant?
El té negro es una de las bebidas más populares en todo el mundo, pues entre sus propiedades cuenta con cafeína, antioxidantes y flavonoides, por ejemplo, además de que sirve para mejorar la atención.Está hecho de las hojas de un arbusto llamado Camellia sinensis y a través de un proceso llamado oxidación (donde las hojas son expuestas a aire húmedo y rico en oxígeno) consigue su color negro parduzco. ¿Para qué sirve el té negro?El uso más común del té negro es para estar alerta y tener energía, por lo que muchas personas lo toman en lugar del café. Además, existe suficiente evidencia científica que demuestra que sí funciona de esta forma, pues el té negro contiene cafeína y también un poco de una sustancia estimulante llamada teofilina. Ambos pueden acelerar tu ritmo cardíaco y hacerte sentir más alerta.Otra de las propiedades del té negro es que está lleno de polifenoles, antioxidantes que pueden ayudar a proteger tus células del daño del ADN y que sirven para ayudar a prevenir diversas enfermedades, sobre todo relacionadas con el corazón. De acuerdo con la evidencia científica, los antioxidantes en el té negro pueden reducir la aterosclerosis (arterias obstruidas), especialmente en las mujeres y también pueden ayudar a reducir el riesgo de ataque cardíaco o enfermedad cardiovascular.Como sucede con muchos otros elementos naturales, el té negro aún requiere de mucha más investigación para sacar conclusiones concretas sobre sus beneficios, pero hasta ahora, hay indicios de que beber té negro regularmente puede ayudar también a reducir el riesgo de diabetes, colesterol alto, cálculos renales, enfermedad de Parkinson y osteoporosis.Cómo se toma el té negroCuando se habla de beber una cantidad moderada de té negro, esto por lo general se refiere a tomar de una a cuatro tazas al día. Por lo general, se encuentra fácilmente en los supermercados y puedes beberlo caliente o frío para obtener sus beneficios.Para evitar efectos secundarios indeseados relacionados con la cafeína, se recomienda no tomar más de cuatro o cinco tazas al día, pues podría provocar ansiedad y dificultad para dormir, respiración agitada o dolor de cabeza, entre otros.Aparte de eso, el té negro es un gran aliado para cuando buscas una bebida energética sin endulzar y con menos cafeína que el café.Su sabor es fuerte y único, así que no tomarlo será igual de fácil que aprovechar sus beneficios. Prueba el té de canela para aprovechar beneficios antioxidantes, al igual que con el té verde o el té negro.
NEWSLETTER
Suscribirme al Newsletter
PUBLICIDAD
PUBLICIDAD