Platillos por los que vale la pena viajar, ¡en México!
Recomendaciones de Cocina

Platillos por los que vale la pena viajar, ¡en México!

Por Kiwilimón - Agosto 2016
Si es cierto que la fe mueve montañas entonces la comida, sin duda, mueve a la gente. Y es que hay algunas especialidades dentro del país que son razón suficiente para salir de casa y tomar vuelo. Es cierto que muchos platillos regionales los puedes encontrar en diversas ciudades cosmopolitas de México, pero estarán de acuerdo en que no hay nada que se le compare a ir a la fuente y disfrutar cada especialidad preparada como se debe. Estos son 7 platillos por los que vale la pena viajar y dónde encontrarlos. Aguachile de callo de hacha Fresco, vibrante y picosito, así es la especialidad de mar que no se compara con ninguna otra. En esta región de México uno puede encontrar algunos de los mejores mariscos del mundo, de camarones a ostiones, el Pacífico Mexicano es la envidia de los mares. Este platillo es ideal para la resaca, o para un día soleado de playa mientras se disfruta del sol y una rica cerveza. ¿Dónde?: Ensenada Cochinita pibil La joya del sureste, una especialidad casi tan amada como los propios tacos de bistec y pastor. Este delicioso platillo incluye cerdo marinado en achiote y especias así como en jugo de naranja y limón para obtener aquel sabor entre salado, dulce y ácido que nos encanta. En los mercados de Mérida los sirven como en ningún otro lugar. ¿Dónde?: Mérida Mole poblano No podía faltar, si México es conocido por un platillo, más allá del taco, es por el mole. Y es que este aparente platillo casero o de mercado en realidad es una delicada combinación de sabores e ingredientes admirada alrededor del mundo. Un muy buen mole poblano no se encuentra fácilmente, pero uno tiene más posibilidades de topárselo cuando se encuentra en la Ciudad de los Ángeles. ¿Dónde?: Puebla, Ciudad   Torta ahogada Por alguna razón nadie ha podido imitarla. De repente puedes encontrar mole o cochinita muy rica fuera de sus lugares de origen, pero encontrar una torta ahogada perfecta fuera de Jalisco es prácticamente imposible. Puede que sea el clásico pan virote que usan, o las especias con las que hacen de la carne de cerdo más picante, pero sea lo que sea, se tiene que llegar así para probarla. ¿Dónde?: Guadalajara Tamales costeños Uno de los platillos más representativos del estado de Veracruz es el tamal, pero no es cualquier tamal. En la Ciudad de México estamos más acostumbrados a los de maíz, que son excelentes, pero los jarochos tienen una textura un poco más suntuosa, más llenadora y pueden incluso ser hasta más picantes. Vale la pena una ida a puerto simplemente por un tamalito costeño. ¿Dónde?: Xalapa o Puerto de Veracruz. Ceviche A Acapulco se va por las olas, la arena, los bares y los restaurantes, y también, por el ceviche. Hay mil versiones de este platillo alrededor del mundo, siendo el peruano el más famoso, pero el guerrerense no le pide nada. Tiene ese balance exacto de cítrico y dulzor del pescado fresco junto con lo picante de las salsas y los condimentos. No se necesita nada más que unas galletas saladas y una puesta de sol para disfrutarlo mejor. ¿Dónde?: Acapulco  
Califica este artículo
Calificaciones (0)
Sé el primero en dar una calificación
PUBLICIDAD
Lo mas leído
En kiwilimón sabemos que la vida puede volverse muy ajetreada, lo que lleva a experimentar estrés, el cual es descrito por los expertos como un sentimiento de tensión física o emocional. Aunque meditar, hacer ejercicio o tomarte unas vacaciones son excelentes opciones, también puedes combatir el estrés a través de tu alimentación. Aquí te decimos cuáles son los alimentos que debes incluir en tu dieta para sentirte más relajado.Los mejores alimentos para disminuir el estrésSi partimos de la idea de que el cortisol es la hormona responsable del estrés, lo mejor que podemos hacer es consumir alimentos que nos ayuden a disminuir estos niveles.De acuerdo con los expertos, hay muchos alimentos que podemos consumir para combatir el estrés de manera fácil y sencilla. Una de las principales recomendaciones es adoptar la dieta mediterránea, la cual es rica en alimentos que te ayudarán a bajar los niveles de estrés:VegetalesFrutasGranos enterosPescadoPolloGrasas saludablesCabe mencionar que, para bajar los niveles de cortisol, es necesario consumir alimentos con propiedades antiinflamatorias, así como dejar de lado la comida chatarra. Aquí te decimos cuáles son los alimentos que te ayudarán a sentirte mejor de inmediato.También puedes leer: 10 remedios naturales para reducir la ansiedad y el estrésAlimentos ricos en vitamina BHuevosCarne de ResPolloAlimentos ricos en omega-3Gracias a que reducen la inflamación, estos alimentos son tu mejor opción: AguacateChíaLinazaAceite de olivaOstrasSalmónAtúnNuecesAlimentos ricos en magnesioLos expertos indican que el magnesio es benéfico para combatir la inflamación, relajar el cuerpo y metabolizar el cortisol. Puedes encontrar este mineral en los siguientes alimentos:AguacatePepitas de calabazaBrócoliEspinacaPlátanoChocolate amargoProteínasLos alimentos con una buena cantidad de proteína son una opción ideal para combatir el estrés, prueba lo siguiente:LentejasCacahuatesAlmendrasHuevoPechuga de polloQuínoaPechuga de pavoSalmónAtúnCamarónAlimentos que le hacen bien a tu estómagoAdemás de los alimentos antes mencionados, aquellos que son ricos en probióticos y los ingredientes fermentados también son buenas opciones si padeces de estrés:KéfirKimchiYogur griegoKombuchaTambién puedes leer: 6 alimentos que podrían ayudarte a reducir la ansiedadOtros alimentos para reducir el estrésAdemás de incluir alimentos típicos de la dieta mediterránea, hay más opciones para ti.Té de manzanillaLa manzanilla tiene un sinfín de usos medicinales y por si no fuera suficiente, también te ayudará a relajarte. Según algunas investigaciones científicas, el té y el extracto de manzanilla han demostrado ser eficientes para reducir los síntomas de la ansiedad y la depresión, así como a promover el sueño.MatchaDisfruta un delicioso matcha latte por las mañanas, pues esta bebida te ayudará a disminuir el estrés. Gracias a que esta sustancia contiene L-teanina, este té es de gran ayuda para combatir el estrés. Sin embargo, busca opciones que contengan bajos niveles de cafeína.AlcachofaAnímate a incluir alcachofa en tu dieta, pues es una planta rica en prebióticos y fibra, lo que tienes grandes beneficios para tu salud intestinal. Por otro lado, cabe mencionar que estudios recientes indican que los prebióticos que podemos encontrar en la alcachofa ayudan a reducir los niveles de estrés. Recuerda que esta planta también es rica vitamina C y K, así como en magnesio y potasio, vitaminas y minerales que son esenciales para contrarrestar el estrés.PerejilAdemás de ser una hierba aromática básica en la cocina, el perejil también te ayudará a reducir el estrés, ya que es rico en antioxidantes, lo que te protegerá contra el estrés oxidativo. Cabe mencionar que este tipo de estrés está relacionado con diferentes enfermedades, incluyendo la ansiedad y depresión.También puedes leer: Aprovecha estas 6 hierbas de cocina para combatir el estrésAlimentos que debes evitarSi estás estresado, lo más recomendable es que no consumas los siguientes alimentos, ya que incrementan tus niveles de cortisol:Bebidas alcohólicasAzúcarCafeínaPostres, pastelitos, galletas, etc.RefrescoRecuerda que, aunque una dieta rica en alimentos saludables y balanceados es una gran opción para combatir el estrés, también es importante que duermas lo suficiente, te ejercites y te mantengas saludable en general. En caso de que el estrés aumente, es esencial que consultes a un especialista.
La tortilla es el pilar de la gastronomía mexicana, así como una pieza clave de nuestra identidad culinaria y de nuestra historia. Por si fuera poco, es un alimento versátil, nutritivo y económico, es por eso que es indispensable en todos los hogares mexicanos, ya que es una buena fuente de calcio.Si quieres conocer más sobre la historia de la tortilla, su origen y su evolución, en kiwilimón te decimos todo lo que tienes que saber sobre el alimento más mexicano de todos. Pues, aunque en México existen alrededor de 700 platillos que se pueden preparar con maíz, la tortilla es, y siempre será, la joya de la corona. ¿Qué es la tortilla? La tortilla de maíz es un pequeño disco hecho de maíz nixtamalizado o harina de maíz, el cual se puede preparar a mano o en máquinas industriales. Años más tarde surgieron las tortillas de harina, las cuales se preparan con harina de trigo y manteca o mantequilla, son más populares en el norte del país, mientras que las tortillas de maíz son imprescindibles en el centro y sur de México. El origen de la tortilla La tortilla, el pilar de la alimentación en nuestro país, es de origen prehispánico y se calcula que se creó alrededor del año 500 a.c., según el estudio titulado “Elaboración y consumo de tortillas como patrimonio cultural de San Pedro del Rosal, México”. Sin embargo, diferentes estudios han señalado que los antiguos habitantes de nuestro país habrían domesticado el maíz e inventado el proceso de nixtamalización entre el año 400 a. C. y el año 100 d. C. En la "Historia general de las cosas de Nueva España", escrito por Bernardino de Sahagún entre 1540 y 1585, el religioso español explica la gran variedad de tortillas que existían en el país: Las tortillas que cada día comían los señores se llamaban totonqui tlaxcalli tlacuelpacholli, que quiere decir “tortillas blancas y calientes dobladas” (...) comían también cada día tortillas que se llamaban ueitlaxcalli; quiere decir “tortillas grandes”, estas son muy blancas y muy delgadas y anchas, y muy blandas (.…) otras tortillas que se llaman cuahuhtlacualli; son muy blancas y grandes, y gruesas y ásperas. Otra manera de tortillas se llamaban tlaxcalpacholli; eran blancas, y algo pardillas, de muy buen comer. (…) unos panecillos, no redondos sino largos, que llaman tlaxcalmimilli; son rollizos y blancos, y del largor de un palmo. (…) Otra manera de tortillas llamaban tlacepoalli tlaxcalli, que eran ahojaldrados; Usaban también muchas maneras de tortillas para la gente común. Una manera de ellas se llaman tianquiztlacualli; quiere decir “tortilla o tamal que se vende en el tiánquez”. Otra que se llama íztac tlaxcalli ética tlaoyo, quiere decir “tortilla muy blanca que tiene dentro harina de frijoles no cocidos” (…) Comían unas ciertas tortillas hechas de las mazorcas frescas del maíz, que se llaman elotlaxcalli o xantlaxcalli; otra manera de tortillas hechas de mazorquillas nuevas de maíz, que se dice xilotlaxcalli.Cabe mencionar que el maíz, y las tortillas, eran tan importantes para los pueblos indígenas que Tlaxcala era conocido como “el lugar de tortillas o pan de maíz”. Según información publicada por la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura, en Tenochtitlán existían varios mercados en los que se vendían tortillas solas o con chile carne, miel, huevo, mole y otros acompañamientos.También puedes leer: ¿Cómo hacer tortillas de colores? La evolución de la tortilla Además de ser la única cuchara comestible en el mundo, la tortilla se ha convertido a un elemento imprescindible en la gastronomía mexicana porque se utiliza para preparar todo tipo de platillos: enchiladas, tacos, chilaquiles, totopos, tostadas, quesadillas, flautas, entre muchos otros. Dependiendo del maíz que se utilice para su producción, podemos encontrar tortillas blancas, amarillas, azules y moradas. La revolución de la tortilla Durante la época antigua se utilizaba el metate para moler maíz nixtamalizado, para después formar las tortillas y cocerlas en comales. Sin embargo, todo cambio durante la colonización, pues llegó el molino y años después la máquina de tortillas, un instrumento que cambió la historia de la tortilla y de la producción de alimentos en nuestro país. En nuestro país, comenzaron a inventarse y patentarse máquinas para hacer tortillas desde mediados del siglo XIX, sin embargo, la máquina tortilladora que de verdad cambió la industria alimenticia no salió a la luz hasta 1963, cuando Fausto Celorio creó y patentó una máquina con un sistema de rodillos para troquelar y transportar la tortilla, además, esta funcionaba con gas y no petróleo. Según información publicada por el Archivo General de la Nación, antes de Fausto Celorio, Julián González, presentó una patente para pulverizar todo tipo de granos en 1859. Años más tarde, Genaro Vergara presentó una máquina más moderna para la producción de tortillas.También puedes leer: Maizajo, kiwifav de la semana
La tortilla es el pilar de la gastronomía mexicana, así como una pieza clave de nuestra identidad culinaria y de nuestra historia. Por si fuera poco, es un alimento versátil, nutritivo y económico, es por eso que es indispensable en todos los hogares mexicanos, ya que es una buena fuente de calcio.Si quieres conocer más sobre la historia de la tortilla, su origen y su evolución, en kiwilimón te decimos todo lo que tienes que saber sobre el alimento más mexicano de todos. Pues, aunque en México existen alrededor de 700 platillos que se pueden preparar con maíz, la tortilla es, y siempre será, la joya de la corona. ¿Qué es la tortilla? La tortilla de maíz es un pequeño disco hecho de maíz nixtamalizado o harina de maíz, el cual se puede preparar a mano o en máquinas industriales. Años más tarde surgieron las tortillas de harina, las cuales se preparan con harina de trigo y manteca o mantequilla, son más populares en el norte del país, mientras que las tortillas de maíz son imprescindibles en el centro y sur de México. El origen de la tortilla La tortilla, el pilar de la alimentación en nuestro país, es de origen prehispánico y se calcula que se creó alrededor del año 500 a.c., según el estudio titulado “Elaboración y consumo de tortillas como patrimonio cultural de San Pedro del Rosal, México”. Sin embargo, diferentes estudios han señalado que los antiguos habitantes de nuestro país habrían domesticado el maíz e inventado el proceso de nixtamalización entre el año 400 a. C. y el año 100 d. C. En la "Historia general de las cosas de Nueva España", escrito por Bernardino de Sahagún entre 1540 y 1585, el religioso español explica la gran variedad de tortillas que existían en el país: Las tortillas que cada día comían los señores se llamaban totonqui tlaxcalli tlacuelpacholli, que quiere decir “tortillas blancas y calientes dobladas” (...) comían también cada día tortillas que se llamaban ueitlaxcalli; quiere decir “tortillas grandes”, estas son muy blancas y muy delgadas y anchas, y muy blandas (.…) otras tortillas que se llaman cuahuhtlacualli; son muy blancas y grandes, y gruesas y ásperas. Otra manera de tortillas se llamaban tlaxcalpacholli; eran blancas, y algo pardillas, de muy buen comer. (…) unos panecillos, no redondos sino largos, que llaman tlaxcalmimilli; son rollizos y blancos, y del largor de un palmo. (…) Otra manera de tortillas llamaban tlacepoalli tlaxcalli, que eran ahojaldrados; Usaban también muchas maneras de tortillas para la gente común. Una manera de ellas se llaman tianquiztlacualli; quiere decir “tortilla o tamal que se vende en el tiánquez”. Otra que se llama íztac tlaxcalli ética tlaoyo, quiere decir “tortilla muy blanca que tiene dentro harina de frijoles no cocidos” (…) Comían unas ciertas tortillas hechas de las mazorcas frescas del maíz, que se llaman elotlaxcalli o xantlaxcalli; otra manera de tortillas hechas de mazorquillas nuevas de maíz, que se dice xilotlaxcalli.Cabe mencionar que el maíz, y las tortillas, eran tan importantes para los pueblos indígenas que Tlaxcala era conocido como “el lugar de tortillas o pan de maíz”. Según información publicada por la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura, en Tenochtitlán existían varios mercados en los que se vendían tortillas solas o con chile carne, miel, huevo, mole y otros acompañamientos.También puedes leer: ¿Cómo hacer tortillas de colores? La evolución de la tortilla Además de ser la única cuchara comestible en el mundo, la tortilla se ha convertido a un elemento imprescindible en la gastronomía mexicana porque se utiliza para preparar todo tipo de platillos: enchiladas, tacos, chilaquiles, totopos, tostadas, quesadillas, flautas, entre muchos otros. Dependiendo del maíz que se utilice para su producción, podemos encontrar tortillas blancas, amarillas, azules y moradas. La revolución de la tortilla Durante la época antigua se utilizaba el metate para moler maíz nixtamalizado, para después formar las tortillas y cocerlas en comales. Sin embargo, todo cambio durante la colonización, pues llegó el molino y años después la máquina de tortillas, un instrumento que cambió la historia de la tortilla y de la producción de alimentos en nuestro país. En nuestro país, comenzaron a inventarse y patentarse máquinas para hacer tortillas desde mediados del siglo XIX, sin embargo, la máquina tortilladora que de verdad cambió la industria alimenticia no salió a la luz hasta 1963, cuando Fausto Celorio creó y patentó una máquina con un sistema de rodillos para troquelar y transportar la tortilla, además, esta funcionaba con gas y no petróleo. Según información publicada por el Archivo General de la Nación, antes de Fausto Celorio, Julián González, presentó una patente para pulverizar todo tipo de granos en 1859. Años más tarde, Genaro Vergara presentó una máquina más moderna para la producción de tortillas.También puedes leer: Maizajo, kiwifav de la semana
Tener una buena alimentación influye directamente en la salud y en el correcto funcionamiento de todo nuestro organismo y durante el embarazo, la nutrición cobra más importancia que nunca no sólo porque se necesita una mayor cantidad de nutrientes para darle al bebé lo que necesita, sino porque influye directamente en la salud metabólica de tu hijo. Los alimentos deben proveer los nutrientes que tu bebé necesita para formarse y crecer, por ejemplo, el calcio ayuda a desarrollar y mantener los huesos y los dientes fuertes, así que necesitarás más calcio tanto para tu cuerpo como para el bebé en desarrollo. Un estudio publicado en The American Journal of Clinical Nutrition arrojó que la nutrición materna durante el embarazo puede tener un impacto a largo plazo en el peso de los niños y que hay periodos específicos de desarrollo en los que la nutrición influye en el crecimiento de los bebés.Una dieta saludable incluye proteínas, carbohidratos, grasas, vitaminas, minerales y una correcta hidratación.Proteínas. La proteína es uno de los factores más importantes de la alimentación del embarazo, ya que el bebé crece dentro del útero principalmente a base de proteínas, es decir, de los aminoácidos. Los alimentos ricos en proteínas son las carnes de res, aves, pescado, huevos, granos, nueces, por mencionar algunos.Grasas. Las grasas buenas constituyen uno de los nutrientes esenciales durante el embarazo para el desarrollo del bebé. Alimentos que contienen grasas: aguacate, aceite de oliva, aceite vegetal. Hierro. Una de cada tres embarazadas presenta anemia por falta de hierro durante el último trimestre, ya que es cuando el bebé necesita y absorbe este mineral de los depósitos maternos en mayor cantidad que lo habitual. Algunos de los síntomas que pueden detectarse en una embarazada con carencia de hierro son cansancio, sueño, calambres, y al bebé le llega menor cantidad de oxígeno, lo que puede generar trastornos de diversa gravedad.Calcio. Es necesario para el crecimiento y desarrollo de los huesos y dientes del bebé, para la coagulación de la sangre y para las transmisiones nerviosas. Los alimentos más ricos en calcio son quesos, leche, almendras, entre otros. Otro punto importante es estar bien hidratada. Durante el embarazo, tu cuerpo necesita más agua para ti y tu bebé, por lo que es importante tomar suficientes líquidos todos los días.Durante el periodo de gestación, lo que consumes es la fuente primordial de la nutrición y por lo tanto la formación de tu bebé, es por eso que el vínculo entre lo que tu comes y la salud de tu bebé es tan importante. ¡Cuídate con Santander!LikeU es la nueva tarjeta de crédito sin anualidad de Santander que ofrece beneficios personalizables de acuerdo con tu estilo de vida. Además, ofrece seguridad, apoya a causas y mucho más. Conócela.
NEWSLETTER
Suscribirme al Newsletter
PUBLICIDAD
PUBLICIDAD