Platillos revolucionarios
Recomendaciones de Cocina

Platillos revolucionarios

Por Kiwilimón - Noviembre 2013
Es 20 de octubre está aquí y festejamos la Revolución Mexicana. Además de las obvias implicaciones políticas y sociales la época de la Revolución también dejó un legado gastronómicos que disfrutamos hasta nuestros días.   Al momento de la Revolución habían dos facetas del México bien marcadas. Aquellos acaudalados que tenían dinero y recursos y aquellos campesinos que no disfrutaban de los mismos bienes. De estos últimos se desarrollo la comida mexicana callejera que hoy conocemos, y de los primeros, algunos de los platillos más emblemáticos de la alta gastronomía nacional. Junto con el ejército revolucionario viajaban las adelitas, mujeres aguerridas que además de luchar también tenían la responsabilidad de cocinar para los pelotones. Dentro de los ingredientes que más usaban estaba el maíz, el frijol y el chile pues eran aquellos productos que se podían encontrar en el campo. De mezcla de estos ingredientes se derivaron las chalupas y las picaditas que tan bien conocemos, tortilla dorada o al comal servida con salsa, queso y verdura fresca. Por otro lado los señores de las haciendas y los castillos pretendían utilizar tanto ingredientes como técnicas francesas en México y el resultado de este intento fue la comida de convento. Puede que no suene muy glamurosa pero de la directa influencia gala se produjeron platillos como el mole negro y el chile en nogada, que, aunque no pertenecieron a la misma época sí que nacieron de la fusión entre los ingredientes mexicanos y la forma de cocinar francesa. Las victorias de los revolucionarios siempre estaban acompañadas de tradicionales platillos como el mole, la barbacoa, los tacos, el asado de boda y por supuesto el pulque y las deliciosas tortillas. Su alto consumo dentro de los pelotones de batalla les hicieron fama y es por esto que consumimos estas preparaciones hasta el día de hoy.  También se sabe que uno de los platillos que nacieron gracias a la Revolución Mexicana es el Mole blanco, también llamado mole de novia que se elabora a base de nueces variadas y chocolate blanco. Esta época de la nación azteca no sólo definió mucho de lo que comemos hoy, sino también cómo lo comemos. Aquellos platillos de “paso” de los revolucionarios se mantuvieron como urbanos, de calle, antojitos. Aquellos platillos elaborados para los líderes y personalidades de la política como el mole hasta la fecha se sirven en ocasiones especiales, casi como un festejo donde se tira la casa por la ventana y se disfruta de la herencia cultural del país.  

Recetas Revolucionarias

Receta de Chalupas Poblanas

Ingredientes: - 24 tortillas de maíz - 400 gramos de pollo o cerdo/tinga hervida y desmenuzada - 500 gramos de queso fresco - 1 cebolla - 1 taza de jitomate hecho puré (para la salsa roja) - 1 taza de tomate verde hecho puré para salsa - 2 dientes de ajo - 4 chiles serranos - aceite para freír - lechuga picada para servir rebanada Da click aquí y encuentra el procedimiento para preparar chalupas poblanas.  

Receta de Tradicional Chile en Nogada

Ingredientes: - 8 chiles poblanos - 2 granadas rojas desgranadas - 80 gramos de perejil picado - 100 gramos de cebolla finamente picada - 2 dientes de ajo - 400 gramos de carne de res molida - 400 gramos de carne de cerdo molida - 120 gramos de acitrón picado - 50 gramos de pasita hidratadas - 100 gramos de almendra peladas, tostadas y picadas - 200 gramos de durazno picado - 200 gramos de pera pelada y picada - 200 gramos de manzana golden pelada y cortada en cubitos - 50 gramos de azúcar - 5 gramos de canela molida - sal al gusto - pimienta al gusto - 80 gramos de manteca de cerdo - 1/2 kilo de nuez de castilla pelada, para la nogada - 100 gramos de almendra pelada, para la nogada - 220 gramos de queso crema para la nogada - 80 gramos de azúcar para la nogada - 400 mililitros de vino blanco para la nogada - nuez moscada al gusto, para la nogada - leche (si e necesario), para la nogada Haz click aquí y encuentra el procedimiento completo para preparar estos deliciosos chiles en nogada.  

"Encuentra más platillos revolucionarios en la sección de recetas mexicanas de Kiwilimón."

Califica este artículo
Calificaciones (0)
Sé el primero en dar una calificación
PUBLICIDAD
Lo mas leído
Por lo general, lavar frutas y verduras con agua suele ser suficiente para eliminar la mayoría de los microbios y posibles patógenos que se encuentren en los productos frescos, pero a veces hay algunos que simplemente nos causan más desconfianza, como las fresas.Los productos frescos pueden albergar bacterias, hongos y otros microbios junto con trazas de productos químicos. Afortunadamente, hay pasos que puede tomar para ayudar a mejorar la seguridad de las frutas y vegetales.Por ejemplo, aunque parezca un paso sobrentendido, cuando manejemos frutas o en general nuestros alimentos frescos, debemos tener las manos limpias, así que primero debes lavar tus manos con agua y jabón.Otros puntos clave son limitar las cantidades que compras, pues la mayoría de los productos frescos sólo se puede almacenar de dos a cinco días, aunque frutas como las manzanas pueden durar mucho más en temperaturas adecuadas.Por otra parte, aunque lavar los productos antes de guardarlos puede parecer una idea práctica, hacerlo puede promover el crecimiento bacteriano y acelerar el deterioro, por lo que es más recomendable esperar y lavar las frutas hasta antes de usarlas. La forma correcta de lavar las frutas sin jabones ni químicosNingún método de lavado elimina por completo o mata todos los microbios que puedan estar presentes en las frutas, pero la ciencia ha demostrado que enjuagar minuciosamente los productos frescos bajo el chorro de agua es una forma eficaz de reducir el número de microorganismos. Además, lavar las frutas también ayuda a eliminar los residuos de pesticidas que puedan tener.Para lavar tus frutas sólo tienes que frotarlas bajo el chorro de agua, para eliminar la suciedad y los microorganismos de la superficie. También puedes sumergirlas en un recipiente limpio lleno de agua y tallarlas ahí, sin usar soluciones de jabón ni de cloro, pues algunas frutas son porosas y podrían absorber esos químicos, y cambiar su seguridad y sabor.Cómo lavar frutas con cáscaras o exteriores durosMuchas veces pensamos que este tipo de frutas, como melones, piñas o naranjas, no requieren ser lavadas, pero es recomendable hacerlo, pues cuando cortas estas frutas, podrías introducir los microbios de la superficie a la parte que te vas a comer, así que procura lavarlos bajo el chorro de agua antes de comenzar a pelarlos o cortarlos. Algunas instituciones de salud pública recomiendan además usar un cepillo limpio para frutas y verduras, con el fin de eliminar de manera más eficaz cualquier patógeno potencial de la piel o cáscara.Manzanas, pepinos y otras frutas firmes: lava bien frotando con tus manos bajo el chorro de agua o pela para eliminar ceras de preservación. Melones: las superficies rugosas y enredadas de algunos tipos de melón son un gran ambiente para microorganismos que se puede transferir a las superficies interiores cuando los cortas, así que para minimizar el riesgo de contaminación, cepille los melones y lávalos bajo el agua corriente antes de pelarlos o cortarlos en rodajas.Frutos rojos: las moras, las fresas o las zarzamoras son conocidas como frutos rojos o bayas, y son extremadamente frágiles, por lo que es importante ser extremadamente cuidadoso con ellas. La forma más fácil de lavar las fresas, moras y demás bayas es colocarlas en un colador y enjuagarlas con un chorro lento de agua corriente. No es recomendable remojarlas, porque los frutos rojos, como las fresas, actúan como una esponja y absorben mucha agua, lo cual afecta tanto su sabor como su textura. En el caso particular de las fresas, no debes quitar los tallos antes de lavarlas, ya que eso creará otra forma de que absorban agua.Melocotones, ciruelas y otros frutos suaves. Lávalos bajo el agua corriente y sécalos con papel o servitoallas.Si para tu paz mental necesitas algo que te haga sentir que estás desinfectando tus frutas, puedes probar con una mezcla de vinagre y agua, libre de químicos. Llena un recipiente grande con 8 tazas de agua, agrega 2 cucharadas de vinagre de manzana, y remoja ahí durante 15 minutos las frutas y verduras. Después de que haya transcurrido el tiempo, frota suavemente, cuela, seca y listo. Considera evitarlo con las frutas y verduras porosas, para que no cambien ni su sabor ni su textura.
El mole de pipián es una de las recetas mexicanas más antiguas y deliciosas que existen en nuestro país. Es un platillo que se disfruta a la hora de la comida y durante reuniones familias, pero también durante fiestas tan importantes como el Día de Muertos. El pipián, también conocido como pepián, es un tradicional platillo mexicano que se prepara a base de una salsa espesa preparada con pepitas de calabaza, especias y otros ingredientes, para luego acompañarse con pollo, pato, cerdo, res y hasta conejo. Cabe mencionar que no solo existe un tipo de pipián, pues dependiendo de la región, hay pipián verde, pipián rojo y pipián blanco. Por otro lado, esta salsa es tan popular en nuestro país que suele venderse en pasta o polvo, para que su cocción sea más fácil y práctica. Un dato interesante sobre el mole de pipián es que fue creado por los pueblos prehispánicos, quienes acompañaban la salsa preparada a base de pepitas y chiles con pescado o carne. Según los expertos, en la antigüedad, el pipián se preparaba con carne de gallina bañada con una salsa de chile rojo, tomates y pepitas molidas. En aquellos años, el mole de pipián era tan importante que era uno de los platos favoritos del emperador Moctezuma, así lo relató Fray Bernardino de Sagahún en la “Historia General de las Cosas de la Nueva España”, también señaló que se le llamaba totolin patzcalmollo. Años más tarde, después de la colonización, las monjas se encargaron de modificar la receta al añadir especias, hierba y carne de pollo o cerdo.También puedes leer: 5 datos curiosos del chile en nogada que no conocesPipián verde, blanco y rojoEl tradicional pipián se puede preparar de diferentes maneras: verde, blanco y rojo. Por ejemplo, en el Estado de México este mole se prepara con pepitas, perejil, lechuga, chile poblano, chile verde, cilantro y epazote. Mientras que en la Ciudad de México se prepara el pipián blanco a base de pepitas, chile güero y almendras. En el estado de Guerrero, el pipián se prepara con pepita, pollo, tomate, chile verde, ajo, pimienta, comino, orégano y clavo. En Oaxaca, el pipián se disfruta durante la vigilia y que cocina con pepitas, chile chilhuacle, chile ancho, chile guajillo, masa de maíz y ajo. En Puebla el más típico es el pipián verde, el cual requiere de pepitas tostadas, cebolla, tomate, chile serrano, hierba santa, cilantro y epazote. En el caso del pipián rojo, este se prepara con pepitas, chile pasilla, ajonjolí, clavo, pimienta, tortilla y jitomate. También puedes leer: 5 beneficios de comer pepitas de calabaza como colaciónEn Veracruz el pipián más popular es el verde, se acompaña con cerdo o pollo y papas cocidas. En la ciudad de Xalapa, el mole de pipián lleva un toque de chile chipotle y flor de izote. En el estado de Yucatán se come el pipián rojo y se requiere de pepitas, achiote, masa de maíz y chile seco. En Chihuahua también se prepara rojo, ya que se usa chile colorado para la preparación. Otras versiones de pipián incluyen ingredientes como nopal, xoconostle, chile poblano, epazote, perejil, cilantro, tomate verde, chile verde, lechuga, hierba santa, chilacayote, chícharos, ejotes, huevo, papa y camarón seco. Además de usar esta rica salsa para bañar pollo, pato, cerdo, res o pescado, también se usa para preparar enchiladas. Las mejores recetas de pipiánEn kiwilimón tenemos recetas de pipián para todos los gustos. ¡Aquí te decimos cómo hacer pipián desde cero!Filete de Pescado con Pipián VerdePierna de Cerdo en Pipían RojoCerdo en Pipián VerdeDelicioso Pipián Rojo con CerdoEnchiladas Tricolor de PipiánEnchiladas de Pipián RojoCarne de Cerdo en Pipián con CalabazasTambién puedes leer: 10 elementos que no pueden faltar en tu altar de muertos
La gastronomía de china es una de las más ricas y variadas del mundo, ya que incorpora todo tipo de sabores, texturas, ingredientes y técnicas culinarias. Actualmente se considera que el país asiático tiene 8 cocinas regionales: Shandong, Jiangsu, Guangdong, Sichuan, Zhejiang, Fujian, Hunan y Huizhou. Cabe mencionar que las primeras cuatro cocinas regionales son más antiguas. Aquí te contamos todo lo que tienes que saber sobre la cocina de este país asiático.Ingredientes básicos para la comida china Aunque la comida china varía de región en región, hay ingredientes que son básicos en todas las alacenas de aquel país, aquí te decimos cuáles son.Salsa de soya ligera: Recuerda que existen dos tipos de salsa de soya: ligera y oscura. En el caso de la primera, esta suele ser más acuosa y más salada.Salsa de soya oscura: Este tipo de salsa tiene una consistencia más espesa debido a que se fermenta por más tiempo, gracias a lo que obtiene un sabor más dulce.Aceite de ajonjolí: Si quieres darle un toque único de sabor a tus platillos de comida china, el aceite de ajonjolí no puede faltar en tu alacena.Vinagre de arroz: Al igual que la salsa de soya, este vinagre es básico dentro de la gastronomía china.Salsa de ostión: Otro básico a la hora de preparar comida china es la salsa de ostión, la cual se cocina a base de esencia de ostión, fécula de maíz, azúcar y sal.Pimienta de Sichuan: Estos pequeños granos de pimienta son esenciales para la gastronomía china, ya que les otorgan un sabor y aroma único a los platillos.Arroz jazmín: Esta guarnición es básica para acompañar todo tipo de platillos, desde sofritos hasta platillos con vegetales y pescado.Mezcla de 5 especias: Para darle un toque auténtico a tus platillos de comida china, no puede faltar esta mezcla de anís estrella, clavo, canela china, pimienta de Sichuan y semillas de hinojo.Hongos secos: También necesitarás hongos secos para preparar una rica comida china, ya que aportan un gran sabor a los caldos.También puedes leer: 6 recetas de comida china fáciles10 recetas de comida china que no te puedes perderEstas 10 recetas típicas de comida china son algunas de las más populares y deliciosas de aquel país, no te las puedes perder. Cerdo Agridulce Este platillo de comida china es uno de los más populares, pues su rico sabor y su textura crujiente les fascina a todos. Para la fresca marinada, se necesita vinagre y azúcar. ¡Pídelo en tu próxima visita a un restaurante de comida china! Chow Mein Este platillo originario del norte de China ha enamorado al mundo gracias a su increíble sabor. Este famoso platillo se prepara con fideos, carne, huevo y una gran variedad de vegetales. Wontón Los wontón son pequeños pedacitos de masa muy delgada, los cuales se rellenan y luego se fríen, se cuecen al vapor o se cocinan en caldo. El relleno puede incluir carne de cerdo, carne, camarón o vegetales. Pollo Kung Pao Si quieres conocer la verdadera gastronomía de China, entonces tienes que probar el pollo Kung Pao, el cual tiene un toque de chile, cacahuate y pepino. Rollitos Primavera Estos crujientes platillos son típicos del sur de China, pero hoy en día son muy populares a nivel mundial. Los rollos suelen rellenarse de carne y verduras, para luego freírse en aceite.También puedes leer: Lleva china a tu mesa con estas recetas de comida chinaDim Sum Si quieres probar un verdadero festín de comida china, no te puedes perder el dim sum, un platillo que se prepara con una masa rellena de diferentes ingredientes, saladas o dulces. Este tipo de comida china se acompaña con té. Pato Laqueado a la Pekinesa Este exquisito platillo es una de las joyas de la comida china, pues se preparaba para la realeza. En el caso de esta receta de comida china, el pato se cocina a fuego por varias horas, de manera que el pato tenga una capa crujiente. Xiaolongbao El xiaolongbao es un platillo típico de la gastronomía de china se originó en el siglo XIX. Se trata de un pequeño dumpling relleno de sopa, el cual se cocina al vapor. Además de sopa, estos panecillos también se rellenan con carne de cerdo, camarón o cangrejo. Dumplings Otro platillo básico dentro de la gastronomía de China son los dumplings, los cuales se disfrutan en aquel país desde hace alrededor de 2,000 años. Los dumplings se rellenan con carne, verduras o frutas. Además de ser un platillo muy popular en el día a día, los dumplings también se consumen durante fechas especiales, tales como el festival de primavera o el solsticio de invierno. Mapo Tofu Si quieres probar la verdadera gastronomía china, tienes que probar este platillo conocido como mapo tofu, el cual se prepara con una salsa picante, tofu y carne.También puedes leer: Arroz frito, rollitos primavera y otras recetas de comida oriental
NEWSLETTER
Suscribirme al Newsletter
PUBLICIDAD
PUBLICIDAD