5 regalos con sabor para sorprender
Recomendaciones de Postres

5 regalos con sabor para sorprender

Por Kiwilimón - Mayo 2014
Ya sea para mamá, papá, el novio o la novia, o para un festejo en especial, siempre es importante destacar ante todos los obsequios que se ofrecen a ese ser amado o a la persona especial. Muchas veces nos devivimos por saber qué regalar, ya sea una córbata, un suéter, el vestido, los zapatos, etc. Existe un número amplio de opciones que a veces nos ponen como locos y en la mayoría de las ocasiones terminamos regalando lo que menos deseábamos. Por ello es importante planear con anticipación, a menos que nos llegue una invitación urgente, pero en todo caso, cuando hay tiempo se pueden planear cosas interesantes, nada costosas, y que además deleitarán la pupila y el paladar de quién reciba el regalo, como de quiene están en el momento festejando. 10 regalos con sabor son los que ofrecemos aquí, los cuales son fáciles de hacer en casa, no cuestan mucho y serán un regalo diferente. Chef: María Fernanda Hernandez La galletas de té verde son deliciosas. Las uedes usar para acompañar un té verde o cualquier té o hasta un café. Receta aquí

Chef: Isabel Fernández

Los mejores cupcakes de vainilla con una flor decorativa de fondant, prepáralos este día de las madres o en cualquier ocasión.

Receta aquí

Chef: VIVIANA VELASQUEZ

Los alfajores son un dulce latinoamericano, muy ricos para terminar una buena comida.

Receta aquí

Chef: Victoria Cherniag Ruiz

Este delicioso postre queda espectacular. El mousse de frambuesa va rodeado de soletas amarrado con un moño.

Receta aquí

Chef: victor hugo rangel

La auténtica receta de los polvorones sabor naranja, ideales para compartir en el desayuno o en la cena.

Receta aquí

Para conocer más recetas sorprendentes, haz click aquí.

Califica este artículo
Calificaciones (0)
Sé el primero en dar una calificación
PUBLICIDAD
Lo mas leído
Por lo general, lavar frutas y verduras con agua suele ser suficiente para eliminar la mayoría de los microbios y posibles patógenos que se encuentren en los productos frescos, pero a veces hay algunos que simplemente nos causan más desconfianza, como las fresas.Los productos frescos pueden albergar bacterias, hongos y otros microbios junto con trazas de productos químicos. Afortunadamente, hay pasos que puede tomar para ayudar a mejorar la seguridad de las frutas y vegetales.Por ejemplo, aunque parezca un paso sobrentendido, cuando manejemos frutas o en general nuestros alimentos frescos, debemos tener las manos limpias, así que primero debes lavar tus manos con agua y jabón.Otros puntos clave son limitar las cantidades que compras, pues la mayoría de los productos frescos sólo se puede almacenar de dos a cinco días, aunque frutas como las manzanas pueden durar mucho más en temperaturas adecuadas.Por otra parte, aunque lavar los productos antes de guardarlos puede parecer una idea práctica, hacerlo puede promover el crecimiento bacteriano y acelerar el deterioro, por lo que es más recomendable esperar y lavar las frutas hasta antes de usarlas. La forma correcta de lavar las frutas sin jabones ni químicosNingún método de lavado elimina por completo o mata todos los microbios que puedan estar presentes en las frutas, pero la ciencia ha demostrado que enjuagar minuciosamente los productos frescos bajo el chorro de agua es una forma eficaz de reducir el número de microorganismos. Además, lavar las frutas también ayuda a eliminar los residuos de pesticidas que puedan tener.Para lavar tus frutas sólo tienes que frotarlas bajo el chorro de agua, para eliminar la suciedad y los microorganismos de la superficie. También puedes sumergirlas en un recipiente limpio lleno de agua y tallarlas ahí, sin usar soluciones de jabón ni de cloro, pues algunas frutas son porosas y podrían absorber esos químicos, y cambiar su seguridad y sabor.Cómo lavar frutas con cáscaras o exteriores durosMuchas veces pensamos que este tipo de frutas, como melones, piñas o naranjas, no requieren ser lavadas, pero es recomendable hacerlo, pues cuando cortas estas frutas, podrías introducir los microbios de la superficie a la parte que te vas a comer, así que procura lavarlos bajo el chorro de agua antes de comenzar a pelarlos o cortarlos. Algunas instituciones de salud pública recomiendan además usar un cepillo limpio para frutas y verduras, con el fin de eliminar de manera más eficaz cualquier patógeno potencial de la piel o cáscara.Manzanas, pepinos y otras frutas firmes: lava bien frotando con tus manos bajo el chorro de agua o pela para eliminar ceras de preservación. Melones: las superficies rugosas y enredadas de algunos tipos de melón son un gran ambiente para microorganismos que se puede transferir a las superficies interiores cuando los cortas, así que para minimizar el riesgo de contaminación, cepille los melones y lávalos bajo el agua corriente antes de pelarlos o cortarlos en rodajas.Frutos rojos: las moras, las fresas o las zarzamoras son conocidas como frutos rojos o bayas, y son extremadamente frágiles, por lo que es importante ser extremadamente cuidadoso con ellas. La forma más fácil de lavar las fresas, moras y demás bayas es colocarlas en un colador y enjuagarlas con un chorro lento de agua corriente. No es recomendable remojarlas, porque los frutos rojos, como las fresas, actúan como una esponja y absorben mucha agua, lo cual afecta tanto su sabor como su textura. En el caso particular de las fresas, no debes quitar los tallos antes de lavarlas, ya que eso creará otra forma de que absorban agua.Melocotones, ciruelas y otros frutos suaves. Lávalos bajo el agua corriente y sécalos con papel o servitoallas.Si para tu paz mental necesitas algo que te haga sentir que estás desinfectando tus frutas, puedes probar con una mezcla de vinagre y agua, libre de químicos. Llena un recipiente grande con 8 tazas de agua, agrega 2 cucharadas de vinagre de manzana, y remoja ahí durante 15 minutos las frutas y verduras. Después de que haya transcurrido el tiempo, frota suavemente, cuela, seca y listo. Considera evitarlo con las frutas y verduras porosas, para que no cambien ni su sabor ni su textura.
La tortilla es el pilar de la gastronomía mexicana, así como una pieza clave de nuestra identidad culinaria y de nuestra historia. Por si fuera poco, es un alimento versátil, nutritivo y económico, es por eso que es indispensable en todos los hogares mexicanos, ya que es una buena fuente de calcio.Si quieres conocer más sobre la historia de la tortilla, su origen y su evolución, en kiwilimón te decimos todo lo que tienes que saber sobre el alimento más mexicano de todos. Pues, aunque en México existen alrededor de 700 platillos que se pueden preparar con maíz, la tortilla es, y siempre será, la joya de la corona. ¿Qué es la tortilla? La tortilla de maíz es un pequeño disco hecho de maíz nixtamalizado o harina de maíz, el cual se puede preparar a mano o en máquinas industriales. Años más tarde surgieron las tortillas de harina, las cuales se preparan con harina de trigo y manteca o mantequilla, son más populares en el norte del país, mientras que las tortillas de maíz son imprescindibles en el centro y sur de México. El origen de la tortilla La tortilla, el pilar de la alimentación en nuestro país, es de origen prehispánico y se calcula que se creó alrededor del año 500 a.c., según el estudio titulado “Elaboración y consumo de tortillas como patrimonio cultural de San Pedro del Rosal, México”. Sin embargo, diferentes estudios han señalado que los antiguos habitantes de nuestro país habrían domesticado el maíz e inventado el proceso de nixtamalización entre el año 400 a. C. y el año 100 d. C. En la "Historia general de las cosas de Nueva España", escrito por Bernardino de Sahagún entre 1540 y 1585, el religioso español explica la gran variedad de tortillas que existían en el país: Las tortillas que cada día comían los señores se llamaban totonqui tlaxcalli tlacuelpacholli, que quiere decir “tortillas blancas y calientes dobladas” (...) comían también cada día tortillas que se llamaban ueitlaxcalli; quiere decir “tortillas grandes”, estas son muy blancas y muy delgadas y anchas, y muy blandas (.…) otras tortillas que se llaman cuahuhtlacualli; son muy blancas y grandes, y gruesas y ásperas. Otra manera de tortillas se llamaban tlaxcalpacholli; eran blancas, y algo pardillas, de muy buen comer. (…) unos panecillos, no redondos sino largos, que llaman tlaxcalmimilli; son rollizos y blancos, y del largor de un palmo. (…) Otra manera de tortillas llamaban tlacepoalli tlaxcalli, que eran ahojaldrados; Usaban también muchas maneras de tortillas para la gente común. Una manera de ellas se llaman tianquiztlacualli; quiere decir “tortilla o tamal que se vende en el tiánquez”. Otra que se llama íztac tlaxcalli ética tlaoyo, quiere decir “tortilla muy blanca que tiene dentro harina de frijoles no cocidos” (…) Comían unas ciertas tortillas hechas de las mazorcas frescas del maíz, que se llaman elotlaxcalli o xantlaxcalli; otra manera de tortillas hechas de mazorquillas nuevas de maíz, que se dice xilotlaxcalli.Cabe mencionar que el maíz, y las tortillas, eran tan importantes para los pueblos indígenas que Tlaxcala era conocido como “el lugar de tortillas o pan de maíz”. Según información publicada por la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura, en Tenochtitlán existían varios mercados en los que se vendían tortillas solas o con chile carne, miel, huevo, mole y otros acompañamientos.También puedes leer: ¿Cómo hacer tortillas de colores? La evolución de la tortilla Además de ser la única cuchara comestible en el mundo, la tortilla se ha convertido a un elemento imprescindible en la gastronomía mexicana porque se utiliza para preparar todo tipo de platillos: enchiladas, tacos, chilaquiles, totopos, tostadas, quesadillas, flautas, entre muchos otros. Dependiendo del maíz que se utilice para su producción, podemos encontrar tortillas blancas, amarillas, azules y moradas. La revolución de la tortilla Durante la época antigua se utilizaba el metate para moler maíz nixtamalizado, para después formar las tortillas y cocerlas en comales. Sin embargo, todo cambio durante la colonización, pues llegó el molino y años después la máquina de tortillas, un instrumento que cambió la historia de la tortilla y de la producción de alimentos en nuestro país. En nuestro país, comenzaron a inventarse y patentarse máquinas para hacer tortillas desde mediados del siglo XIX, sin embargo, la máquina tortilladora que de verdad cambió la industria alimenticia no salió a la luz hasta 1963, cuando Fausto Celorio creó y patentó una máquina con un sistema de rodillos para troquelar y transportar la tortilla, además, esta funcionaba con gas y no petróleo. Según información publicada por el Archivo General de la Nación, antes de Fausto Celorio, Julián González, presentó una patente para pulverizar todo tipo de granos en 1859. Años más tarde, Genaro Vergara presentó una máquina más moderna para la producción de tortillas.También puedes leer: Maizajo, kiwifav de la semana
La lechuga es un alimento nutritivo, saludable y muy rendidor, por lo que es el ingrediente perfecto para preparar ensaladas y platillos bajos en calorías y carbohidratos, sin embargo, también se utiliza para darle un toque de frescura a platillos como tacos dorados, pambazos y tostadas de tinga. Sin duda, la lechuga es muy versátil, pues hay opciones para todos los gustos. Cabe mencionar que existen muchos tipos de lechuga, los cuales aportan vitaminas, minerales y otros nutrientes. Entre las variedades más comunes se encuentran las siguientes: lechuga romana, lechuga italiana, lechuga iceberg, lechuga escarola, lechuga morada y lechuga francesa, entre otras. En kiwilimón te contamos sobre todos los beneficios que la lechuga tiene para ti, así como que vitaminas y minerales contiene y por qué es buena idea incluirla en tu dieta. Lechuga: vitaminas y mineralesAunque los beneficios varían dependiendo del tipo de lechuga, en general es un alimento rico en vitaminas y minerales como:Vitamina AVitamina CVitamina KÁcido fólicoCalcioHierroPotasioPor otro lado, la lechuga también contiene fibra, es baja en calorías y sodio y no contiene colesterol, por lo que es el alimento perfecto para aquellas personas que padecen de alguna enfermedad.También puedes leer: ¿Cómo lavar distintos vegetales?Los beneficios de comer lechugaLa lechuga, también conocida como Lactuca sativa, tiene un gran número de efectos positivos para la salud, pues los expertos indican que podría ayudar a combatir la ansiedad y el colesterol, así como a inducir el sueño. A continuación, te contamos todo lo que tienes que saber sobre los beneficios de la lechuga. Lechuga para fortalecer los huesosGracias a que es una buena fuente de vitamina K, la lechuga es el alimento ideal para fortalecer los huesos. Cabe mencionar que la lechuga de hoja roja es la variedad más rica en vitamina K, un nutriente que te ayudará a reducir el riesgo de fracturas. La lechuga contra el colesterolTodo parece indicar que la lechuga es una gran opción para aquellas personas con altos niveles de colesterol, los cuales tienen efectos adversos en el corazón, pues pueden llevarte a tener un ataque al corazón. De acuerdo con estudios en ratones publicados en 2004 y en 2009, la lechuga ayudo a disminuir los niveles de colesterol. AnsiedadUna investigación de 2012 indica que la lechuga contiene propiedades que ayudan a combatir la ansiedad. Por otro lado, el consumo de vegetales de hoja verde también se asocia con la salud cognitiva. HidrataciónDebido a que la lechuga está compuesta por un 95% de agua, es una excelente opción para mantenerte hidratado. Aunque debemos tomar alrededor de 8 vasos de agua al día, una fresca y crujiente ensalada puede contribuir a una mejor hidratación.También puedes leer: ¿Qué alimentos no deben guardarse en el refrigerador?Mejora la visiónDe acuerdo con los expertos, la lechuga es rica en vitamina A, un nutriente esencial para la vista y los ojos. Cabe resaltar que el consumo de esta vitamina puede reducir el riesgo de padecer cataratas y a prevenir la degeneración macular. ¡Otra buena razón para comer ensaladas y otros platillos con lechuga! Un aliado contra los radicales libresUn estudio reciente señala que la lechuga podría contener antioxidantes, una sustancia que combate a los radicales libres, los cuales son responsable de la aparición de enfermedades como el cáncer. ¿Lechuga para dormir mejor?Los científicos han señalado que diversos extractos de diferentes tipos de lechugas han demostrado que esta sustancia ayuda a promover en sueño, sin embargo, aún hace falta que se realicen más estudios para comprobar su efectividad. Algunos estudios han comparado los efectos de la lechuga sobre el sueño con los del diazepam. Un poderoso antiinflamatorioSegún un estudio publicado en 2010, la lechuga podría tener importantes propiedades antiinflamatorias, lo cual podría ayudar a combatir diferentes enfermedades. Sin embargo, cabe mencionar que aún deben realizarse más estudios. Antes de comer lechugaAntes de preparar cualquier platillo con lechuga, recuerda que es muy importante que laves y desinfectes este ingrediente antes de ingerirlo, pues puede estar contaminado con E. coli u otras bacterias. Una vez que este limpia, guárdala en el refrigerador.También puedes leer: ¿El pollo debe lavarse antes de cocinarlo?¿Cómo preparar la lechuga?Como ya sabes, en kiwilimón tenemos las mejores recetas con lechuga, las cuales son perfectas para cuidar tu salud, cualquier día de la semana. Anímate a probar las recetas que tenemos para ti:Tacos Orientales de AtúnFalafel con EnsaladaEnsalada de Atún con Aderezo de NaranjaSalbutesTacos de Coliflor Estilo BajaEnsalada de Mandarina con Camarón al AjonjolíPapas Rellenas de Ensalada con PolloTacos de Lechuga con Camarón BúfaloEnsalada Alta en Vitamina C
NEWSLETTER
Suscribirme al Newsletter
PUBLICIDAD
PUBLICIDAD