Postres en licuadora
Recomendaciones de Postres

Postres en licuadora

Por Kiwilimón - November 2018
Si crees que necesitas cientos de aditamentos y herramientas en la cocina para preparar postres increíbles, estás en un gran error. Con estas recetas te demostramos que lo único que necesitas para cocinar platillos dulces es una licuadora. Pastel de chocolate y nuez Con esta receta no necesitas cernir ingredientes o batir claras de huevo a mano. Basta con que tengas una licuadora para disfrutar de este delicioso pastel de chocolate y nuez.   Fresas con crema fácil Cuando tengas antojo de algo dulce recuerda que con solo 3 ingredientes y tu licuadora puedes preparar un exquisito postre de fresas con crema en menos de media hora.   Cupcakes de 3 leches Consiente a tu familia con unos esponjosos cupcakes. Agrega la mezcla de 3 leches cuando los cupcakes aún estén tibios. Así absorberán más el sabor.   Flan de queso crema Nunca había sido tan sencillo preparar el clásico flan de queso. Saca tu licuadora, flanera y olla express para hacer un flan de queso sin horno.   Smoothie de frambuesa y yogurt No todos los postres tienen forma de pastel o pay. Este smoothie puede ser el cierre dulce que le hace falta a tu comida. Recuerda triturar un poco los hielos antes de licuarlos.   Pay helado de limón y galleta La sencillez no está peleada con el sabor. Prepara este delicioso pay helado con pocos ingredientes y tan solo usando tu licuadora.   Gelatina de queso con duraznos La fruta que se usa en esta receta está en almíbar, así que puedes elegir la de tu preferencia: duraznos, mangos, piña, etc. Sirve cada rebanada con un chorrito de rompope.   Crepas con cajeta No te compliques con recetas súper elaboradas. Para preparar estas ricas crepas con cajeta solo hace falta una licuadora y algunos ingredientes que seguramente ya tienes en tu cocina.   Mermelada de piña casera Si lo tuyo es más de acompañar un trocito de panqué con un poco de tu mermelada favorita, te recomendamos esta receta. Elige tu fruta preferida y disfruta una rica mermelada casera.   ¿Cuál de todos estos postres es tu favorito? Déjanos tus comentarios.
Califica este Artículo.
Calificaciones (0)
Sé el primero en dar una calificación
PUBLICIDAD
Lo mas leído
Llevar una dieta saludable no implica necesariamente hacer sacrificios. Si sabes elegir bien, puedes consumir alimentos ricos y llenos de sabor. Sigue estas recomendaciones para comer delicioso sin descuidar tu figura: Escoge bien el método de cocción. Los alimentos que absorben poco aceite al freírse, como una pechuga de pollo, aumentan 50% su aporte calórico. Si empanizas esa misma pechuga y la fríes, las calorías aumentan 128%. La lección es: elige siempre métodos de cocción, como al vapor o a la plancha, que no agreguen calorías extras a tus platillos. Consume grasas buenas. No todas las grasas son malas, solo hay que aprender a elegir las mejores para tu organismo. Por ejemplo, el aguacate aporta 77% de grasas, pero al ser principalmente aceite oleico, este es benéfico para tu salud. Aprovecha las propiedades de estos alimentos para preparar recetas ricas sin descuidar tu figura. Aquí te contamos cómo puedes preparar postres más saludables. Elige los mejores acompañamientos. Muchas veces el problema no está en los platillos que elegimos sino en los que los acompañan. Uno de los casos más comunes es el de las papas fritas. Una porción de 130 g de papas a la francesa tiene aproximadamente 427 calorías. La próxima vez que pidas una hamburguesa, acompáñala con una ensalada. No olvides las bebidas. Uno de los peores errores que solemos cometer al momento de cuidar nuestra alimentación es solo contar las calorías de lo que comemos y no de lo que tomamos. Un vaso de vino y un latte mediano agregan cada uno 175 calorías a lo que estás comiendo. En caso de que quieras comer una pasta, un pastel de chocolate o algo más calórico combínalo con una bebida ligera, como puede ser un agua mineral o un té. Sustituye para aligerar los alimentos. Existen algunos trucos que puedes aplicar al momento de cocinar para hacer los alimentos más saludables, sin afectar su sabor. Las recetas que incluyen lácteos son ideales para ahorrarte calorías. En lugar de usar leche de vaca, cámbiala por leche de almendras sin endulzar. La primera aporta 150 calorías, mientras que la segunda solo suma 40 calorías. ¿Tienes algún otro tip para cuidar tu figura mientras comes? Compártenos tus recomendaciones en los comentarios. Estas recetas te encantarán: Pechugas de pollo a las hierbas finas Brownies de aguacate Quinoa con leche de almendras y vainilla Té de naranja y canela   Fuentes: Drinkyourcarbs.com Healthline.com Livestrong.com BBCgoodfood.com Healthline.com
A nadie le gusta limpiar después de cocinar. Con estas recetas puedes dedicarte a preparar deliciosos platillos sin tener que pasar horas después lavando trastes y recogiendo la cocina. Caldo de hongos con epazote No lo creerás, pero solo necesitas una olla para cocinar algo tan rico como este caldito de hongos. Asegúrate de usar una olla lo suficientemente profunda para que puedas agregar el caldo de pollo sin que se derrame. Tabule de lentejas Ahórrate unos cuantos trastes sucios y usa la misma olla donde cocines las lentejas para combinar todos los ingredientes. Cuela bien el agua y deja que se enfríen bien las lentejas (y el refractario) antes de agregar las verduras y las hierbas aromáticas. Risotto de amaranto y hongos Jamás te habrías imaginado que un platillo tan rico y original como este risotto solo requiere 25 minutos de preparación y una sola olla. Antes de servirlo, agrega unas láminas de parmesano para darle aún más sabor. Pasta con camarones al ajillo Aunque originalmente en la receta te pide que uses una olla para cocer la pasta y un sartén para los camarones, puedes cocinar todo en la misma olla. Después de que la pasta esté al dente quita bien toda el agua y ahí mismo cocina el resto de los ingredientes. Crema de champiñones Al momento de cocinar es muy importante leer los pasos para poder anticiparse. En este caso te sugerimos que desde un principio calientas la mantequilla en una olla o un sartén profundo para que no tengas que pasar la crema a otro refractario. Flan de cajeta en microondas Lo bueno de esta receta es que además de requerir solo un pequeño refractario, no es necesario prender el horno. La potencia de los hornos de microondas varía mucho por eso te recomendamos checar la cocción del flan cada 5 minutos. Pastel de chocolate en microondas No te quedes con el antojo de un postre. Con esta sencilla receta solo necesitas 6 ingredientes y una taza. ¿Quieres que quede aún más bonito? Espolvorea el pastel con azúcar glas y decóralo con frambuesas. Visita Kiwilimon para conocer más recetas fáciles de preparar.
Llevar una dieta saludable no implica necesariamente hacer sacrificios. Si sabes elegir bien, puedes consumir alimentos ricos y llenos de sabor. Sigue estas recomendaciones para comer delicioso sin descuidar tu figura: Escoge bien el método de cocción. Los alimentos que absorben poco aceite al freírse, como una pechuga de pollo, aumentan 50% su aporte calórico. Si empanizas esa misma pechuga y la fríes, las calorías aumentan 128%. La lección es: elige siempre métodos de cocción, como al vapor o a la plancha, que no agreguen calorías extras a tus platillos. Consume grasas buenas. No todas las grasas son malas, solo hay que aprender a elegir las mejores para tu organismo. Por ejemplo, el aguacate aporta 77% de grasas, pero al ser principalmente aceite oleico, este es benéfico para tu salud. Aprovecha las propiedades de estos alimentos para preparar recetas ricas sin descuidar tu figura. Aquí te contamos cómo puedes preparar postres más saludables. Elige los mejores acompañamientos. Muchas veces el problema no está en los platillos que elegimos sino en los que los acompañan. Uno de los casos más comunes es el de las papas fritas. Una porción de 130 g de papas a la francesa tiene aproximadamente 427 calorías. La próxima vez que pidas una hamburguesa, acompáñala con una ensalada. No olvides las bebidas. Uno de los peores errores que solemos cometer al momento de cuidar nuestra alimentación es solo contar las calorías de lo que comemos y no de lo que tomamos. Un vaso de vino y un latte mediano agregan cada uno 175 calorías a lo que estás comiendo. En caso de que quieras comer una pasta, un pastel de chocolate o algo más calórico combínalo con una bebida ligera, como puede ser un agua mineral o un té. Sustituye para aligerar los alimentos. Existen algunos trucos que puedes aplicar al momento de cocinar para hacer los alimentos más saludables, sin afectar su sabor. Las recetas que incluyen lácteos son ideales para ahorrarte calorías. En lugar de usar leche de vaca, cámbiala por leche de almendras sin endulzar. La primera aporta 150 calorías, mientras que la segunda solo suma 40 calorías. ¿Tienes algún otro tip para cuidar tu figura mientras comes? Compártenos tus recomendaciones en los comentarios. Estas recetas te encantarán: Pechugas de pollo a las hierbas finas Brownies de aguacate Quinoa con leche de almendras y vainilla Té de naranja y canela   Fuentes: Drinkyourcarbs.com Healthline.com Livestrong.com BBCgoodfood.com Healthline.com
Como dice el famoso proverbio francés: “la salsa vale más que el pescado”. En otras palabras, una buena salsa puede levantar hasta el más sencillo de los platillos. Conoce las salsas básicas que debes aprender a preparar para lucirte todos los días en la cocina.   Mayonesa casera Por supuesto que no podía faltar en esta lista la mayonesa. Ya sea que la uses para preparar un sencillo sándwich casero o una exquisita ensalada rusa, la mayonesa es siempre un ingrediente esencial. Como algunas recetas llevan ostiones y tienen un sabor fuerte, puedes cambiarlos por hierbas aromáticas. Lo mejor es que puedes hacerla de forma tradicional, batiendo con el globo o más rápido, usando tu licuadora. Salsa pomodoro Este es un gran ejemplo de cómo una salsa puede mejorar cualquier preparación. Úsala en pastas, carnes o pollo; combina con todo. Es una salsa a base de jitomate, ajo, cebolla y algunos ingredientes extra que dan mucho sabor. Aunque originalmente para prepararla debes picar los alimentos, te sugerimos usar la licuadora para ahorrar tiempo al cocinar. Salsa de tamarindo casera Cuando ya no tienes más ideas o solo te queda un filete de carne en el refrigerador, esta salsa de tamarindo puede sacarte del apuro. Recuerda que puedes refrigerarla y recalentarla, o simplemente, servirla fría. Salsa ranchera roja Claro que una salsa picante es básica, sobre todo en la cocina mexicana. Y qué mejor opción que una deliciosa salsa ranchera roja. Para darle ese toque especial a tus platillos solo necesitas 6 ingredientes, tu licuadora y menos de 15 minutos. Aderezo ranch Este aderezo lo puedes usar para acompañar una enorme cantidad de platillos, como alitas, costillitas BBQ o ensaladas. O sea que no puede faltar en tu cocina. Dependiendo del tipo de consistencia que prefieras, puedes picar los ingredientes a mano, o mejor, licuarlos todo para que quede una mezcla más homogénea. Mantequilla de maní casera Aunque no es precisamente una salsa, la mantequilla de maní puede servirte para preparar gran variedad de platillos de la cocina oriental y también para dar el sabor de cacahuate a muchos postres. Sigue esta receta para tener en tu cocina una mantequilla de cacahuate libre de conservadores y otros químicos.   Ahora que ya sabes que lo único que necesitas para preparar platillos espectaculares es una buena salsa, usa estas recetas y deja volar tu imaginación. Cuéntanos, ¿con qué ingredientes te gustaría combinar estas salsas?
PUBLICIDAD
NEWSLETTER
Suscribirme al Newsletter
PUBLICIDAD