Tiramisú en 5 minutos. ¡Impresiónalos!
Recomendaciones de Postres

Tiramisú en 5 minutos. ¡Impresiónalos!

Por Kiwilimón - March 2015
Sales de trabajar a las seis de la tarde, camino a casa te avisa tu novio que pasará a verte… ¡CON SU MAMÁ! Pero que no te preocupes, que no van a cenar, que sólo pasarán a verte. - ¡Uf, menos mal! Y antes de colgar puedes imaginar su pícara sonrisa cuando dice: “quizá una taza de té con eso rico que siempre preparas estaría bien, amor”. - ¡¿Con eso rico que qué?! ¿Salir a comprar “eso rico” que siempre preparas? Ni lo pienses, debe quedarte un par de minutos para lavarte la cara. Pues bien, sólo necesitas cinco minutos para impresionar a tu suegra, novio, novia, amigos…

¡Manos a la obra!

Ingredientes para dos personas, tu novio y tu suegra. Tú justo esa noche te sientes muy llena (una persona más representa un minuto y medio más, comprobado científicamente):
  • Cuatro rebanadas de pan blanco.
  • Un huevo.
  • Una cucharada de azúcar.
  • Una cucharada y media de queso mascarpone o una cucharada de queso crema (suma un chorrito de leche para mermar su sabor).
  • Café instantáneo, molido o del que tengas con el que puedas preparar medio pocillo.
  • Medio taza de agua para el café que vas a preparar.
  • Unas gotas del licor que tú quieras, preferiblemente brandy, coñac o whisky (gotas es menos que un chorrito).
  • Dos cucharadas de cacao en polvo o una cucharada de chocolate en polvo con el que haces tu leche achocolatada. La diferencia es que el cacao no tiene azúcar y es más puro.
Utensilios:
  • Dos vasos de vidrio, cortos preferiblemente.
  • Dos pocillos.
  • Un tenedor.
Procedimiento:
  1. Prepara el medio pocillo de café, no tiene que ser muy cargado, y agrégale las gotas de licor.
  2. En el otro pocillo echa el huevo, el azúcar y el queso. No olvides que si usas filadelfia debes agregar un chorrito de leche.
  3. Revuelve todo con el tenedor. Rápido, muy rápido. Que no queden grumos.
  4. Retira con la mano los bordes del pan y resérvalos.
  5. Parte con la mano cada rebanada de pan en cuatro trozos.
  6. Pon en cada vaso de vidrio una rebanada del pan ya partido, es decir, cuatro trocitos.
  7. Encima un chorrito de café.
  8. Encima un poco de la crema.
  9. Encima media ración del cacao en polvo o del chocolate en polvo.
  10. Repite los pasos 6, 7, 8 y 9. Así tendrás dos capas de tu postre.
  11. Toma los bordes y mételos en el pocillo donde estaba el café. Empújalos con tus dedos para que absorban lo poco que quedó de él. Ligeramente húmedos como están forma dos bastoncitos y pon cada uno en cada vaso para darle el toque estético a tu postre.
  12. Mete ambos vasos en el congelador mientras llegan, no más de unos tres minutos.
Ya están estacionando, tienes dos minutos para lavarte la cara y los dientes rápidamente, echarte un poco de maquillaje y unas gotitas de perfume… ¡Y listo! Recomendaciones:
  • Puedes cambiar el pan blanco por tostadas de pan, pero ten en cuenta que será muy difícil retirar los bordes y, aún más, convertirlos en bastoncitos. Puedes omitir la decoración, no sería tan grave, o buscar algo adicional como una nuez, por ejemplo.
  • Si tu suegra es italiana más te vale cambiar esta receta o venderle la idea diciéndole que es un tiramisú… ¿posmoderno?
 

Recetas recomendadas

Califica este artículo
Calificaciones (0)
Sé el primero en dar una calificación
PUBLICIDAD
Lo mas leído
Evita migrañas con estos alimentos
El tratamiento para migraña incluye analgésicos potentes, inyecciones de botox o suplementos de vitamina B2, pero también se ha encontrado en investigaciones recientes que la alimentación y la dieta influyen en este padecimiento y que hacer cambios en la dieta puede ayudar a prevenir los ataques de migraña o reducir su frecuencia.La migraña es diferente a los dolores de cabeza porque suele durar más, ser más doloroso y tener más efectos físicos o síntomas como náuseas o vómitos, problemas de la vista, sensibilidad extrema a las luces, los olores y los sonidos, o incluso hormigueo y entumecimiento en manos y pies.El dolor de migraña puede sentirse en un solo lado de la cabeza o en ambos. Algunas personas experimentan un aura de migraña como señal de advertencia de que se avecina un ataque, cual se puede experimentar como destellos o chispas de luz, hormigueo en el cuerpo o como dificultad para hablar con claridad o encontrar las palabras adecuadas (afasia transitoria).¿Por qué da migraña?Cualquier persona de cualquier edad puede sufrir migraña, incluso los niños, pero hay ciertos factores pueden hacerte más propenso a sentirla, por ejemplo:La edad. La migraña se presenta con mayor frecuencia en personas de entre 18 y 44 años.Sexo. Aproximadamente 3 de cada 4 personas con migraña son mujeres.Herencia genética. Alrededor del 90 por ciento de las personas que tienen ataques de migraña tienen antecedentes familiares.Además, se sabe que ciertas cosas pueden desencadenar ataques de migraña, aunque no a todas las personas se los desencadene lo mismo. Algunos otros factores de por qué da migraña son los siguientes:estrés y ansiedadcambios hormonalesciertos medicamentos o su uso excesivo, como los anticonceptivos hormonales, los esteroides y los analgésicos recetadosmala calidad del sueño o un trastorno del sueñocambios en el climaRemedios para la migraña que puedes incluir en tu dietaComer y beber ciertos alimentos puede ayudarte a prevenir los ataques de migraña, es por eso que los cambios en los hábitos alimenticios, como limitar el sodio y las grasas o probar una dieta de bajo índice glucémico, ayudan. Evitar los alimentos procesados en favor de los alimentos integrales y sin procesar es un buen consejo para cualquier persona, aunque en la vida moderna es difícil evitar los alimentos procesados por completo, sin embargo, si has notado que los aromatizantes artificiales, los edulcorantes o los conservantes te provocan migrañas, intenta evitarlos.Por otra parte, hay ciertos alimentos contienen altas cantidades de minerales, vitaminas y ácidos grasos que pueden ayudar a prevenir la migraña. Te dejamos una lista con alimentos para evitar migrañas que puedes agregar a tu dieta:Verduras de hoja verde oscura, aguacate y atún: los alimentos ricos en magnesio pueden ayudar a aliviar la migraña. Pescados como la caballa (o verdel) y el salmón, y semillas y legumbres: las investigaciones indican que el aumento de los ácidos grasos omega-3 puede ayudar a las personas con migraña.Alimentos cetogénicos. Puede que esto no funcione para todos, pero la investigación muestra que la dieta cetogénica puede ayudar a reducir los ataques de migraña. Esto significa comer alimentos bajos en carbohidratos y altos en grasas, como mariscos, verduras sin almidón y huevos. Sin embargo, hay que tener cuidado, pues algunos alimentos cetogénicos pueden desencadenar ataques de migraña. Lo mejor siempre será consultar a un médico o nutriólogo registrado antes de comenzar una dieta cetogénica, ya que existen riesgos.
3 maneras de hacer exfoliantes caseros y sencillos
Exfoliar la piel no es algo que tengamos que hacer diario, pero de vez en cuando, el órgano que recubre nuestro cuerpo puede beneficiarse mucho de esto y qué mejor si podemos hacerlo con ingredientes naturales y de forma casera.La exfoliación puede ayudar a mejorar la salud y la apariencia de la piel de varias maneras, por ejemplo, puede darle a la piel un aspecto más brillante porque elimina la capa superior de células muertas y también puede estimular la producción de colágeno, para que la piel se mantenga firme y radiante.Otro beneficio de la exfoliación casera es que puede mejorar la eficacia de cualquier crema que uses posterior a hacerlo, así que si exfolias tu piel antes de aplicar una crema, esta penetrará profundamente en lugar de asentarse en la superficie.Por último, estas opciones para hacer exfoliantes caseros y sencillos te permitirán tener un momento de relajación, para poder masajear tu piel, cualquier día que estés cansada o estresada. La forma más fácil aplicar un exfoliante corporal es durante el baño y sólo implica masajear suavemente el exfoliante sobre la piel con movimientos circulares y enjuagar bien con agua tibia.Exfoliante casero con azúcar morena o mascabadoEl azúcar moreno o mascabado es un ingrediente económico y accesible que es más suave para la piel que la sal marina o la sal de Epsom, lo cual lo hace un ingrediente ideal para pieles sensibles. Asegúrate de enjuagarte bien después de exfoliarte, para que tu piel no se sienta pegajosa.1/2 taza de azúcar morena o mascabado1/2 taza de aceite de coco (también puedes usar aceite de oliva o de almendra)Mezcla bien el azúcar moreno con el aceite en un tazón. Si es necesario, agrega más azúcar o aceite para obtener la consistencia correcta; también puedes añadir una o dos gotas de un aceite esencial en la mezcla. Cuando estés satisfecha con la consistencia y fragancia del exfoliante, pásalo a un recipiente con tapa, para conservarlo más tiempo.Exfoliante casero de té verdeRico en propiedades antioxidantes y antiinflamatorias, el té verde tiene varios beneficios para la piel, además de que se puede agregar fácilmente a un exfoliante corporal casero junto con otros ingredientes nutritivos.2 bolsas de té verde1/2 taza de agua caliente1 taza de azúcar moreno o mascabado1/4 taza de aceite de coco derretidoColoca las bolsitas de té en el agua caliente y deja reposar hasta que se enfríe. Mientras el té se enfría, coloca el azúcar moreno en un tazón y mezcla con el aceite de coco derretido. Agrega el té frío a la mezcla (es importante que el té esté frío para que el azúcar no se disuelva).Si la mezcla se desmorona demasiado, añade más aceite de coco; si está demasiado líquida, agrega más azúcar morena. Cuando hayas alcanzado la consistencia deseada, coloca el exfoliante en un frasco.Exfoliante casero de caféEl café es uno de los ingredientes más comunes entre los exfoliantes corporales caseros, pues los gránulos son suaves para la piel, pero siguen siendo eficaces para eliminar las células muertas de la superficie de la piel. 1/2 taza de posos de café2 cucharadas de agua caliente1 cucharada de aceite de coco, tibioMezcla los posos de café con el agua caliente y luego agrega el aceite de coco. Si es necesario, agrega más café molido o más aceite para obtener la consistencia correcta y finalmente, pasa la mezcla en un recipiente.Es importante mencionar que estos exfoliantes caseros sólo deben usarse en el cuerpo, no en la cara, pues esta es más sensible que la piel del resto del cuerpo. Además, evita exfoliar la piel si está quemada por el sol, agrietada o rota, enrojecida, hinchada, o recuperándose de una exfoliación química.Si decides agregar algún aceite esencial a tu exfoliante corporal casero, primero haz una prueba de parche con el aceite diluido en la piel para asegurarte de que no te hará reacción en la piel y si tienes la piel sensible o muy seca, habla con tu médico o dermatólogo para averiguar si la exfoliación con un exfoliante corporal es adecuada para ti.
¿Cuál es la diferencia entre la cocina mexicana y la cocina Tex-Mex?
Ah, la cocina mexicana. Preparaciones ancestrales, recetas memorables y un sinfín de platillos tradicionales son motivo de orgullo para todos los mexicanos. De ahí que cuando algún extranjero comete la osadía de equiparar al chilli con carne, a las chimichangas, a los nachos con queso y demás creaciones Tex-Mex con nuestra amada cocina mexicana nos sintamos gravemente ultrajados. Sin embargo, esa comparación es sumamente común, ya que la cocina Tex-Mex tiene su origen precisamente en la cocina mexicana. El término Tex-Mex no sólo se limita a un estilo de cocina muy peculiar, sino que es también una fusión geográfica y cultural profundamente significativa. Te podría interesar: La increíble historia de la comida Tex-Mex El término Tex-Mex ha estado en uso desde 1875 y proviene de la abreviatura del Texan Mexican Railway, un ferrocarril que fomentó la migración de miles de personas, ya que conectaba a México con Estados Unidos. No obstante, el término se comenzó a utilizar a discreción para describir el peculiar estilo de la cocina de la región fronteriza gracias a un artículo publicado en The New York Times Magazine en 1963, popularizándose sólo tras la publicación del libro Las cocinas de México de la autora y gastrónoma inglesa Diana Kennedy en 1972. Kennedy, conocedora de la cocina mexicana y ganadora de la Orden Mexicana del Águila Azteca, usó el término para hacer una distinción importante entre la auténtica cocina mexicana y su versión americanizada, sumamente popular en Texas. Cabe mencionar que los propietarios de restaurantes mexicanos se ofendieron por dicha distinción, pero con el tiempo abrazaron el término Tex-Mex. “El Tex-Mex fue rechazado en gran medida por la élite culinaria en la década de 1970 al ser señalado como cocina mexicana poco auténtica. Pero ese es el punto. Lo único auténtico del Tex-Mex es que no es auténtico: evoluciona y se adapta”, señala el chef Josef Centeno en el libro Ama: A Modern Tex-Mex Kitchen. De ahí que sea importante encontrar las similitudes y diferencias entre la cocina mexicana y la cocina Tex-Mex para poder entenderlas como dos estilos de cocina independientes con un patrimonio común. Guía rápida para diferenciar la comida Tex-Mex de la comida mexicanaLas diferencias entre la comida Tex-Mex y la comida mexicana se pueden resumir en el uso de algunos ingredientes—tortillas de harina, queso amarillo y comino principalmente—que son sumamente populares en los Estados Unidos, pero que son virtualmente inexistentes en la comida tradicional mexicana. Si bien, las tortillas de harina son bastante populares en la región norte del país, las tortillas de maíz son mucho más comunes en la comida mexicana. La suavidad de la tortilla es otro indicador importante, pues los emblemáticos hard shell tacos y los puffy tacos ostentan una característica tortilla crujiente, mientras que los tacos—a excepción de los tacos dorados y las flautas—se hacen con tortillas suaves en todo México. En lo que respecta al queso, en la comida Tex-Mex no puede faltar el queso amarillo ingrediente fundamental para el popular queso o para acompañar tacos, nachos y demás platillos, mientras que la comida mexicana prefiere el uso de quesos blancos y frescos—queso panela, queso Oaxaca, queso de rancho, requesón, por mencionar sólo algunos. El comino es otro ingrediente característico de la comida Tex-Mex, pues su intenso sabor terroso se hace evidente en muchos de sus platillos, a diferencia de la cocina mexicana que privilegia el uso de diferentes chiles, cocciones largas e incluso hierbas frescas como cilantro para realzar los sabores. A pesar de que la comida Tex-Mex ha cargado con el estigma de ser cocina mexicana poco auténtica, no podemos negar que es un tipo de cocina que ha traspasado fronteras y a conquistado a muchos por su sabor, así que celebremos el patrimonio común de esta cocina reconociendo las similitudes y abrazando las diferencias con la cocina tradicional mexicana.Anímate a probar esta vertiente de la comida mexicana en Estados Unidos con estas deliciosas recetas:Nachos con chiliLasaña Tex MexChimichanga de Arrachera
Mascarillas caseras con miel para cualquier tipo de piel
El proceso único que se lleva a cabo para obtener la miel la hace especialmente beneficiosa para usos cosméticos y una mascarilla casera con este ingrediente puede ayudarte con el acné, a curar cicatrices y a emparejar el tono de la piel.La miel cruda está llena de propiedades buenas para la piel y funciona especialmente bien para personas que tienen acné o afecciones como eccema o psoriasis. También ayuda a equilibrar las bacterias de la piel y si consigues miel de Manuka, este producto ha demostrado ser significativamente más eficaz para curar heridas, tanto que ahora los médicos la utilizan en entornos clínicos. Lo que hace a la miel tan buena como mascarilla es que acelera los procesos de curación de las células de la piel. Por ejemplo, si tienes imperfecciones o un brote de eccema, la miel sin pasteurizar podría acelerar la curación y reducir la inflamación. La miel cruda también es un exfoliante natural, lo que significa que aplicarla en el rostro quita la piel seca y opaca, y permite revelar nuevas células cutáneas debajo.Cómo usar miel como mascarilla caseraPuedes usarla para lavarte la cara, hacer un exfoliante o hacer una mascarilla de miel casera semanal. La miel es un gran complemento para cualquier régimen de cuidado de la piel, sin importar el tipo de piel que tengas.Aquí te dejamos algunas mascarillas con miel efectivas que puedes hacer en casa y que son perfectas para probar un fin de semana. Recuerda aplicarlas con la piel limpia y como tip extra y muy ganador, coloca un paño húmedo y tibio sobre tu cara para abrir los poros antes de la mascarilla. Después de enjuaga, lava tu cara con agua fría o usa un tónico para cerrar los poros. Mascarilla de miel para piel grasaLas mascarillas de arcilla con miel son increíbles para la piel grasa. La miel ayuda a eliminar el exceso de ella, mientras que la arcilla es altamente absorbente y la elimina mientras exfolia suavemente.La bentonita y la arcilla roja marroquí son dos de las mejores opciones de arcilla para equilibrar los aceites naturales y ambos tienen propiedades antibacterianas para tratar la piel propensa al acné. Para hacer esta mascarilla necesitas:1 cucharadita de miel1 cucharadita de arcilla bentonita o arcilla roja marroquí1 cucharadita de vinagre de manzanaMezcla la arcilla con la miel y el vinagre de manzana en un tazón pequeño no reactivo (es decir, que no sea de metal). Aplica suavemente en la cara y el cuello, deja actuar 15 minutos y enjuaga la mascarilla primero con agua tibia y luego con agua fría.Mascarilla de miel para pieles secasLa miel y el aguacate son la combinación perfecta de ingredientes hidratantes para pieles secas, mientras que las almendras molidas exfolian suavemente y sus grasas buenas dejan la piel con una sensación súper suave. Para esta mascarilla casera necesitas:2 cucharadas de miel (o 1 cucharada de miel y 1 cucharada de aceite como jojoba o almendra dulce)1/4 de aguacate, machacado2 cucharadas de almendras finamente molidasMezcla la miel y el aguacate en un tazón pequeño, luego agrega las almendras molidas. Extiende la mezcla sobre la cara y el cuello, deja actuar de 15 a 20 minutos y enjuaga con agua tibia.Mascarilla facial de miel para piel sensible (o para la inflamación)El té verde o matcha y la miel son dos ingredientes que ejercen magia antiinflamatoria para el enrojecimiento y la inflamación de la piel. Esta combinación relajante es lo suficientemente suave para pieles sensibles, pero puedes hacer una prueba en un pedacito de piel pequeño para asegurarte. Ambos ingredientes son potentes antioxidantes que combaten los radicales libres y reparan la piel dañada. Para esta mascarilla necesitas:1 cucharadita de té verde o matcha en polvo (puedes abrir una bolsita de té verde y usar las hojas)1 cucharada de miel1 cucharadita de aceite de almendras dulces o jojobaCombina el polvo de matcha o té verde, la miel y el aceite en un tazón pequeño y mezcla bien. Aplica sobre la cara y déjalo actuar por 15 minutos antes de lavar con agua tibia.
NEWSLETTER
Suscribirme al Newsletter
PUBLICIDAD
PUBLICIDAD