Top 5 postres originales
Recomendaciones de Postres

Top 5 postres originales

Por Kiwilimón - Marzo 2015
Si ya estás harta de los típicos postres de siempre hoy queremos recomendarte cinco alternativas diferentes. No todo en la vida son pasteles y gelatinas por lo que hoy, con ingredientes que puedes tener en tu alacena, te mostraremos que con un poco de imaginación se pueden lograr diversos platillos dulces y deliciosos. Este es nuestro top 5: postres originales, ¡disfruta!

Fresas con ricotta

Este postre tiene la ventaja de ser muy simple de preparar pero muy impactante tanto en presentación como con sabor. No se trata de mezclar queso y fresas, de hecho lleva varios sabores interesantes como miel de maple, ralladura de limón y vainilla además del queso y la fruta. El resultado es un postre súper ligero con diversas gamas de sabor y extremadamente sedoso. Decóralo con un poco de menta y una flor comestible para hacerlo irresistible. Ver receta completa aquí: http://www.kiwilimon.com/receta/postres/postre-de-fresas-con-ricotta

Trifle de miel, naranja y yogurt

Un trifle es un postre típico inglés donde se usan varias capas de diferentes ingredientes. En esta ocasión utilizarás un poco de pastel de vainilla, miel griega, yogurt, brandy y gelatina de naranja. Puede que nunca hayas unido estos ingredientes pero te prometemos que el resultado final es muy bueno, ideal para una cena elegante. Para la decoración puedes agregar hojas de hierbabuena y rodajas de naranja. Ver receta completa aquí: http://www.kiwilimon.com/receta/postres/postres-con-frutas/trifle-de-miel-naranja-y-yoghurt

Avena, cereal y frutas al horno

Si además de que sea original deseas que tu postre sea nutritivo, saludable y completo entonces esta es la opción. Esta receta utiliza avena y muesli con frutas como plátano y fresa para hacer un tipo de tarta dulce y crocante que se prepara al horno. Al final tendrás un postre que funciona igual para medio día que como un completísimo desayuno para los niños si lo acompañas con jugo y leche. Ver receta completa aquí: http://www.kiwilimon.com/receta/postres/pasteles/pasteles-con-frutas/postre-de-avena-cereal-y-frutas-al-horno

Carpaccio de manzana con queso de cabra

Además de ser un postre completamente innovador es uno muy sutil y elegante, además de que queda listo en menos de 20 minutos. Esta receta se trata de sabores simples y directos que se complementan muy bien, la dulce manzana con lo acidito del queso y lo crocante de los piñones le hacen un postre muy completo. Puedes acomodar el postre como una torre como se ve en la foto para tener un factor impactante. Ver receta completa aquí: http://www.kiwilimon.com/receta/postres/postres-con-frutas/carpaccio-de-manzana-con-queso-de-cabra

Café mentolado con helado

Este es un postre facilísimo de hacer que funciona al mismo tiempo como digestivo. Sólo necesitas una taza de café americano, tu helado favorito y chocolates mentolados. Al unir todos los ingredientes obtendrás un postre caliente pero frío al mismo tiempo y con ese toque de frescura de la menta. Puedes decorar con un poco de café soluble para darle una textura terrina al helado. Ver receta completa aquí: http://www.kiwilimon.com/receta/bebidas/cafe-mentolado-con-helado  
Califica este artículo
Calificaciones (0)
Sé el primero en dar una calificación
PUBLICIDAD
Lo mas leído
El Hummus es una preparación de Medio Oriente que hoy en día se consume mucho. Se usa como dip para triángulos de pan pita, o verduras, y también como base para algunos guisos.Nutricionalmente, es muy bueno porque tiene alto contenido en grasas sanas y minerales. Es bajo en carbohidratos y alto en proteínas y fibra de origen vegetal. Además, es delicioso y te hace sentir satisfecho.Básicamente, el hummus está hecho a base de garbanzos. De hecho, la palabra hummus quiere decir garbanzo. Tiene también tahini o pasta de ajonjolí molido, y otros complementos como ajo, aceite de oliva y jugo de limón.Prueba estas Botanas Saludables con HummusExisten versiones muy diferentes de este alimento por todo el mediterráneo, norte de áfrica y medio oriente. Algunas tienen berenjena, jitomate, alubias o huevos cocidos o mezclas de especias. Después de todo, es una base bastante neutra abierta a muchos sabores.Para prepararlo en casa, necesitas empezar por los garbanzos. Los puedes conseguir enlatados y ya cocidos, lo cual es muy práctico. Si deseas cocerlos, hay que remojarlos toda una noche, descartar el agua del remojo y cocerlos en suficiente agua con sal. Puedes agregarles cebolla, zanahoria y hierbas de olor para lograr un mejor sabor. Déjalos a fuego bajo o en olla de presión hasta que estén muy suaves.Una vez cocidos, hay que molerlos en un procesador de alimentos o licuadora con tahini, la cual es una pasta de ajonjolí molido que se consigue en casi todos los supermercados y también en tiendas de comida árabe. El tahini tiene un sabor fuerte, por lo que un par de cucharadas son suficientes para agregar mucha personalidad. Su sabor se balancea muy bien con jugo de limón, sal y aceite de oliva, pero si no deseas agregar tahini, un poco de yogurt griego o jocoque seco aportarán acidez y cremosidad.Ajusta la consistencia de tu hummus casero con el agua que te haya quedado de la cocción. Algunas personas prefieren molerlo hasta que esté completamente terso, pero también puedes dejarlo con un poco de textura.Finalmente, para darle sabor, lo tradicional es un poco de ajo crudo, aunque también puede ser rostizado. Si usas ajo crudo, muélelo con el jugo de limón para domar un poco su sabor. Es delicioso con una pizca de comino y está de moda agregar otros ingredientes que le den colores interesantes, como betabel rostizado, aguacate, pimientos asados, calabacitas asadas o berenjena tatemada.Para servirlo, es tradicional ponerlo en un plato y marcar un canal con la parte de atrás de la cuchara, agregar más aceite de oliva y espolvorea un poco de pimentón, zaa’tar o chile en polvo.Te recomendamos estas 6 nuevas maneras de comer hummusPor otro lado, el hummus no solamente funciona como dip. Es una gran opción para la lonchera con verduras. Es delicioso también en lugar de mayonesa para tu sándwich. Además, lo puedes usar para rellenar portobellos, o combinado con arroz, para rellenar pimientos al horno. Es riquísimo encima de pollo asado, en tu avocado toast o con pimientos y cebollas sobre tu hamburguesa o en pita con carne asada.Visita la historia antigua en un plato que está muy de moda y agrégale toques interesantes a tu gusto. Después de todo, así es como se crean los grandes platillos.
El Hummus es una preparación de Medio Oriente que hoy en día se consume mucho. Se usa como dip para triángulos de pan pita, o verduras, y también como base para algunos guisos.Nutricionalmente, es muy bueno porque tiene alto contenido en grasas sanas y minerales. Es bajo en carbohidratos y alto en proteínas y fibra de origen vegetal. Además, es delicioso y te hace sentir satisfecho.Básicamente, el hummus está hecho a base de garbanzos. De hecho, la palabra hummus quiere decir garbanzo. Tiene también tahini o pasta de ajonjolí molido, y otros complementos como ajo, aceite de oliva y jugo de limón.Prueba estas Botanas Saludables con HummusExisten versiones muy diferentes de este alimento por todo el mediterráneo, norte de áfrica y medio oriente. Algunas tienen berenjena, jitomate, alubias o huevos cocidos o mezclas de especias. Después de todo, es una base bastante neutra abierta a muchos sabores.Para prepararlo en casa, necesitas empezar por los garbanzos. Los puedes conseguir enlatados y ya cocidos, lo cual es muy práctico. Si deseas cocerlos, hay que remojarlos toda una noche, descartar el agua del remojo y cocerlos en suficiente agua con sal. Puedes agregarles cebolla, zanahoria y hierbas de olor para lograr un mejor sabor. Déjalos a fuego bajo o en olla de presión hasta que estén muy suaves.Una vez cocidos, hay que molerlos en un procesador de alimentos o licuadora con tahini, la cual es una pasta de ajonjolí molido que se consigue en casi todos los supermercados y también en tiendas de comida árabe. El tahini tiene un sabor fuerte, por lo que un par de cucharadas son suficientes para agregar mucha personalidad. Su sabor se balancea muy bien con jugo de limón, sal y aceite de oliva, pero si no deseas agregar tahini, un poco de yogurt griego o jocoque seco aportarán acidez y cremosidad.Ajusta la consistencia de tu hummus casero con el agua que te haya quedado de la cocción. Algunas personas prefieren molerlo hasta que esté completamente terso, pero también puedes dejarlo con un poco de textura.Finalmente, para darle sabor, lo tradicional es un poco de ajo crudo, aunque también puede ser rostizado. Si usas ajo crudo, muélelo con el jugo de limón para domar un poco su sabor. Es delicioso con una pizca de comino y está de moda agregar otros ingredientes que le den colores interesantes, como betabel rostizado, aguacate, pimientos asados, calabacitas asadas o berenjena tatemada.Para servirlo, es tradicional ponerlo en un plato y marcar un canal con la parte de atrás de la cuchara, agregar más aceite de oliva y espolvorea un poco de pimentón, zaa’tar o chile en polvo.Te recomendamos estas 6 nuevas maneras de comer hummusPor otro lado, el hummus no solamente funciona como dip. Es una gran opción para la lonchera con verduras. Es delicioso también en lugar de mayonesa para tu sándwich. Además, lo puedes usar para rellenar portobellos, o combinado con arroz, para rellenar pimientos al horno. Es riquísimo encima de pollo asado, en tu avocado toast o con pimientos y cebollas sobre tu hamburguesa o en pita con carne asada.Visita la historia antigua en un plato que está muy de moda y agrégale toques interesantes a tu gusto. Después de todo, así es como se crean los grandes platillos.
Septiembre es un mes muy importante para todos los mexicanos, pues se celebran las fiestas patrias, fecha relevante que es un buen pretexto para reunirnos con nuestros familiares o amigos y comer rico.Una gran opción para pasarla bien es hacer una noche mexicana, así tienes la oportunidad de celebrar en una casa, lo cual resulta más económico que salir a un restaurante o bar, además de que no tendrás límites de tiempo ni espacio.Y para que todo salga de maravilla, te damos los mejores tips para disfrutar de una gran noche mexicana.Haz una lista con todo lo que necesitas, desde decoraciones, comida, bebida, invitados, qué traerá cada quién.Planea una decoración muy colorida y mexicana, procura que los motivos sean verde blanco y rojo, puedes utilizar varias banderas, collares para las mujeres, sombreros para los caballeros, papel picado, manteles multicolores, o materiales reciclados y hacer tus propios adornos.¡Lo principal es la comida! El eje más importante de la noche mexicana son los platillos, lo más típico es pozole, pero también los pambazos, sopes, mole, chiles en nogada, quesadillas o tostadas. Podrías organizarte con tus invitados para que cada uno lleve un platillo, así todos pueden comer sus favoritos. Arma una barra de postres con dulces mexicanos, eso le dará un toque increíble a tu noche mexicana. En esta barra puedes incluir merengues, palanquetas, mazapanes, cocadas, alegrías, obleas, dulces de leche, arroz con leche, flan napolitano, gelatina tricolor, ates con queso... Ofrece aguas frescas a tus invitados. Lo típico son aguas de limón, jamaica, horchata, incluso puedes jugar con eso y contribuir a tu decoración tricolor. Organiza juegos típicos como lotería, serpientes y escaleras, canicas o pirinola; para hacerlo más interesante puedes hacer castigos con shots de tequila o tener premios como muñequitas típicas de tela, bolsas de dulces, o alguna artesanía mexicana. La música también es muy importante, arma una lista con canciones muy mexicanas, en la que no falte el mariachi, el norteño, la banda y también incluye música para bailar.Las bebidas alcohólicas también son una parte fundamental en una noche mexicana, lo típico es el tequila, el mezcal, el pulque; además con el tequila puedes preparar ricos cócteles como el charro negro, tequila sunrise, margaritas y palomas. Ahora que ya tienes todos los elementos para hacer una gran noche mexicana, recuerda divertirte con responsabilidad y procura no abusar de la comida, de los postres ni del alcohol. ¡Viva México!
Terminaron las dietas donde las grasas estaban prohibidas. Para que tu cuerpo funcione correctamente, es necesario incluir grasas saludables en las comidas. Sin embargo, hay que entender que no todas las grasas son iguales. Sigue leyendo para que sepas qué grasas saludables necesitas incluir en tu dieta. La coagulación sanguínea, el buen funcionamiento del sistema nervioso y la construcción de membranas celulares, son sólo algunos ejemplos de los procesos en los que intervienen las grasas dentro de cada cuerpo. Las grasas están divididas en dos bloques, que pueden ser saturadas o insaturadas, dependiendo de su composición química. Dentro de esta clasificación, hay que poner especial atención en las grasas monoinsaturadas. Estas son grasas que se encuentran en frutas, verduras, granos, frutos secos, semillas y pescado. Las grasas saludables son líquidas a temperatura ambiente, aunque hay algunas excepciones. Puedes obtenerlas de deliciosas comidas como los Aguacates de México. Seguramente te preguntarás, ¿por qué es necesario comerlas? Estas sustancias ayudan a absorber las vitaminas A, D, K y E, lo cual se traduce en tener una mejor nutrición. Esto significa que al comer Aguacates de México tu cuerpo aprovechará más los beneficios de los otros alimentos, ya que las grasas buenas del aguacate te permitirán absorber mejor sus nutrientes. Lo fascinante del aguacate es que es prácticamente la única fruta que contiene grasas monoinsaturadas y poliinsaturadas. Más del 75% de sus grasas son consideradas buenas, por lo que su consumo regular puede impactar positivamente el estado de salud de quien lo come. Su alto contenido en grasas buenas y bajos niveles de grasas saturadas, además de la ausencia de colesterol y sodio, hacen del aguacate una fruta ideal para cuidar la salud del corazón. Por otro lado, las grasas saturadas pueden considerarse grasas neutras y son sólidas a temperatura ambiente. Una dieta alta en este tipo de grasa puede aumentar los niveles de colesterol e incluso, en algunos casos, se ha relacionado con enfermedades del corazón. Los nutriólogos sugieren limitar la ingesta de grasas saturadas a no más de 10% de su ingesta calórica total diaria. Finalmente, las menos recomendadas son las grasas trans, también conocidas como grasas hidrogenadas. Estas grasas están relacionadas con enfermedades cardiovasculares y otros padecimientos. Lo mejor es que las evites o reduzcas al mínimo su consumo. Independientemente de los tipos de grasas que consumas o hayas consumido, es importante concentrarse en incluir grasas monoinsaturadas en tu dieta, como las que se encuentran en los Aguacates de México. Más del 75% de las grasas en los aguacates son grasas insaturadas, así que son un buen sustituto para alimentos altos en grasas saturadas. Estas grasas buenas pueden ayudar en la reducción de la presión arterial e incluso el colesterol.
NEWSLETTER
Suscribirme al Newsletter
PUBLICIDAD
PUBLICIDAD