Top 5 postres sin azúcar
Recomendaciones de Postres

Top 5 postres sin azúcar

Por Kiwilimón - Enero 2015
Si estás a dieta en este inicio de año, pero eres una de esas personas que no pueden terminar la comida sin algo dulce, hoy te tenemos varias alternativas que te dejarán satisfecha. No siempre un postre debe tener altos contenidos de glucosa para ser rico, de hecho cuando quitamos el azúcar se abren un sinfín de frescas oportunidades. Este es nuestro top 5: postres sin azúcar.

Panquecitos saludables de manzana

Este postre es una gran reemplazo cuando tienes antojo de panqué de zanahoria pero con algún twist. Además de que no usa nada de azúcar, la receta lleva linasa por lo que agrega nutrientes como Omega 3 a la preparación. Al no usar endulzantes todo el sabor viene de las especias como la canela y los frutos secos de la granola. Recomendamos usar manzana verde si quieres añadirle un toque acidito. Ver receta completa aquí: http://www.kiwilimon.com/receta/panes/panquecitos-saludables-de-manzana

Gelatina de yogurt con salsa de fresa

En menos de media hora puedes tener este postre listo, es ligero, es light, es delicioso e ideal para cuando quieras saborear algo dulce sin tener que aumentar calorías. Si gustas puedes decorar cada gelatina con media fresa fresca para darle otra textura, además de complementar el sabor de la salsa. Ver receta completa aquí: http://www.kiwilimon.com/receta/postres/gelatinas/gelatina-de-yogurt-con-salsa-de-fresa

Galletas de almendras bajas en azúcar

Para un postre delicado o para el cafecito de media tarde este postre es ideal. No lleva más de cuatro ingredientes y está listo en diez minutos para meterse al horno. Con galletas crujientes con sabor a almendra y vainilla que puedes acompañar con un té o café para sorprender a tu familia. Ver receta completa aquí: http://www.kiwilimon.com/receta/postres/galletas-de-almendras-bajas-en-azucar

Paletas heladas de kiwi

Cuatro ingredientes y cuatro pasos para lograr estas paletas heladas cítricas tan ricas que son ideales tanto para aquellos que estén a dieta como para gente que sufre de diabetes. También puedes tomar esta receta y modificar la fruta por si quieres hacer un surtido de paletas heladas de piña, mango, mandarina, etc. Ver receta completa aquí: http://www.kiwilimon.com/receta/postres/postres-frios/helado/paletas-heladas-de-kiwi

Pay de café

Esta novedosa receta es en realidad una gelatina con todo el sabor a café. Prepararla es fácil pero el resultado puede ser bastante impresionante si usas un molde bonito y decoras la preparación final con granos frescos de café. También puedes preparar gelatinas individuales con esta receta para los más pequeños e incluso acompañarla con un shot de espresso para los amantes del café que quieran disfrutarlo en diversas texturas. Ver receta completa aquí: http://www.kiwilimon.com/receta/concurso/cafe/pay-de-cafe  
Califica este artículo
Calificaciones (0)
Sé el primero en dar una calificación
PUBLICIDAD
Lo mas leído
En Perú, como en muchos otros lugares, la comida para la cena de Navidad es un banquete que incluye un pavo, pero también tenemos su lechón, su arroz navideño o arroz a la jardinera.Una búsqueda rápida en tu explorador de confianza te dejará saber que el pavo relleno al horno es el platillo que más se prepara en el país para cenar, pero en cada región del país se acompaña con diferentes ensaladas y guarniciones.Así, entre los 5 platillos navideños más comunes en las mesas de los peruanos encontramos:Pavo relleno. El pavo relleno y horneado al estilo peruano va macerado en jugo de naranja con un poco de chile seco en polvo y relleno de carne molida.Lechón al horno. Este platillo es más propio de Perú y va acompañado de moraya, que es papa deshidratada y después dejada en remojo para consumirse, además de tamales y pan. La pierna de lechón va macerada en ajo, cebolla, diversos chiles, vinagre y mostaza antes de llevarse al horno.Puré de manzana y de camote. El puré de manzana suele hacerse con manzanas verdes, por su sabor ácido y se cocinan con agua, azúcar, canela y mantequilla, para después formar el puré, mientras que el de camote va con azúcar rubia, jugo de naranja, canela, mantequilla y nuez moscada.Arroz navideño. También conocido como arroz árabe, esta guarnición se prepara con fideos finos o cabello de ángel, tocino, pasas, nueces, y algunos lo preparan con gaseosa negra, es decir, refresco de cola, pero también se prepara salado.Ensalada navideña. En Perú, esta ensalada se prepara una con lechuga de bola, también conocida como col blanca o repollo, manzanas, zanahorias, piña en almíbar, uvas, nueces, almendras y yogurt.Leyendo un poco más sobre la comida navideña en Perú, encontramos que en el sitio Matador Network hicieron el ejercicio de proponer una cena con platillos más típicos del país, basados en las costumbres gastronómicas de la costa, la sierra y la selva, y con la ayuda de la cocinera María Zúñiga. Así, ellos proponen que en la cena aparezcan tamales criollos de maíz pelado, achiote y ají colorado rellenos de carne de chancho (o sea, de cerdo), o de pollo, con un pan dulce de chancay o de postre, un budín de pan clásico, y de bebida, un ponche de leche con huevo, para Lima.Para la costa, sugieren el cambio del pavo por el pato, en la costa sur, las fuentes de rocoto relleno y el pastel de papa, y de bebida, el guiñapo para el brindis. Para la sierra, señalan que lo tradicional debería ser el caldo de gallina con papas y fideos, y los tamales o humitas de cada departamento.Finalmente, para la selva mencionan los juanes, un platillo parecido a los tamales de arroz, con relleno de gallina, además de su carne ahumada de cecina y las bolas de tacacho.¿Conocías estos platillos? ¿Cuál crees que debería ser la cena en tu país si se usara comida más regional?
La gastronomía de Perú es una fiesta de sabores, texturas e ingredientes, entre los cuales destaca el pollo, ya que aunque pocos lo saben, los platillos peruanos con pollo son una verdadera delicia. ¡Atrévete a conocer las mejores recetas peruanas con pollo! Seco de pollo El seco peruano es un plato típico de la costa norte del país y aunque generalmente ser de pollo, también se puede cocinar con carne, cabrito, cordero, res, gallina o hasta pescado. La carne de pollo es asada en una olla junto con tomate, cebolla, pimiento, y especias como hierbabuena o cilantro y el jugo naranja. ¡Es delicioso! Estofado de pollo El estofado de pollo es una receta bastante tradicional en todo Latinoamérica, pero el toque de Perú le da un sabor muy distintivo que no te puedes perder. Este platillo peruano consta de pollo mezclado con vegetales como zanahorias, chícharos y papas y es sumamente delicioso. Ají de gallina peruano También conocido como ají de pollo, esta increíble receta peruana lleva una combinación de ingredientes como leche evaporada, nueces, ajíes y queso parmesano que la hacen inolvidable. Tiene una consistencia cremosa muy similar a la de un estofado. Suprema de pollo Un platillo muy popular en Perú es la suprema de pollo, una milanesa crujiente que todas las familias adoran compartir a la hora de la comida. Generalmente va a acompañada de papas y un delicioso arroz blanco. ¿Qué opinas de todas estas recetas peruanas con pollo? ¿Cuál se te antoja más?
Se acerca Día de Acción de Gracias y seguramente te encuentras preparando el menú más delicioso para poder compartir con la familia. Sabemos que el pavo es un clásico que no puede faltar en la mesa, pero si quieres darle la vuelta a la tradicional cena, tienes que probar cualquiera de estas increíbles salsas o gravys de Día de Acción de Gracias. Salsa de arándanos para pavo 350 g arándanos frescos1 ½ taza azúcar¾ taza jugo de naranja½ cucharadita canela en polvo¼ jengibre rallado1 pizca clavo de olor rallado1 cucharada ralladura de naranjaPreparaciónAgrega en una ollita el azúcar, el jugo de naranja, la canela, el jengibre, el clavo de olor y los arándanos.Hierve a fuego medio alto y reduce para cocinar durante 10 minutos o hasta que los arándanos se deshagan.Retirar del fuego y añade la ralladura de naranja; enfría para servir.Salsa de vino blanco y jerez1/4 taza mantequilla1/3 taza echalotes, finamente picados1/4 taza harina3 tazas caldo de pavo1 taza vino tinto1 cucharada de jerez1 cucharada tomillo fresco, finamente picadoal gusto de salal gusto de pimienta negra recién molidaPreparaciónA fuego medio alto, derrite la mantequilla y agrega los echalotes durante 5 minutos o hasta que se ablanden. Bate con la harina y cocina durante 2 minutos hasta que se doren.Lentamente agrega el caldo de pavo con el vino sin dejar de batir. Lleva a punto de ebullición y continúa cocinando hasta reducir, por 10 minutos más.Agrega el jerez y tomillo y sazona con sal y pimienta. Deja enfríar y sirve.Gravy de ponche de frutas 500 gramos de fruta usada en el ponche1/2 diente ajo molido1 cucharada mantequilla, derretida10 gramos sal20 gramos piloncillo rallado PreparaciónLicua la fruta con el ajo y la mantequilla. Sazona con sal y pimienta la mezcla y endulza con piloncillo.Agrega un poco de agua si la consistencia es muy espesa y mueve hasta integrar.Cocina la salsa en un sartén durante unos minutos y verifica sazón.Salsa de pavo tradicional 30 gramos de mantequilla30 gramos de harina300 mililitros de caldo de res, concentrado1 pizca de sal1 pizca de pimienta PreparaciónFunde la mantequilla en un sartén a temperatura media. Incorpora poco a poco la harina, sin dejar de mover para que ésta no se queme y no se formen grumos. Permite que se cocine por unos minutos.Una vez que tengas una pasta, agrega el caldo de carne. Cuidando de incorporarlo poco a poco sin dejar de mover la preparación, lo ideal es que utilices un batidor en forma de globo.Sazonar con sal y pimienta. Mezcla y coloca en un tazón.¡Cuéntanos cuál se te antoja más de estas 4 salsas para pavo!
Los recuerdos son un montón de ladrillos que toman forma de edificación, de castillo de Disney, apenas se les pone unos kilómetros de distancia. En la comida este kilometraje se remonta a la niñez. Los platos que nos marcaron tienen como ambientación un momento de familia, una olla grande y un gesto de cariño dirigido a nosotros. Hay un narrador –mejor si tiene voz de Morgan Freeman–, y por supuesto, una abuela, una madre o alguien con quien pudimos establecer una conexión profunda. Que si aquella comida que recordamos con las vísceras y el corazón sabía rico sólo el universo lo sabe. Aquí es donde la distancia juega su truco. En los platillos entrañables hay algo de engaño que es al mismo tiempo un mantra sanador: sabe a un momento en el que nos sentimos queridos. Nos saben a amor. Nos saben a hogar. La nostalgia parece teñir de sepia y de rosa la memoria y con ello, los sabores y las vivencias pierden su nitidez. Por supuesto, esta emoción tiene la potencia de dejarnos tatuado el nombre de ese platillo que trataremos de replicar, buscar e interpretar en lo que cocinamos, comemos y compartimos. Yo no tengo una receta entrañable y especial. Tengo varias. Está el mole verde de mi abuelita y la sopa de tomate de mi mamá. Pero en el necio ejercicio que es recordar, he descubierto que en el amor a mis platillos favoritos no pesa tanto la complejidad de la receta como el tamaño del recuerdo. El mejor ejemplo que se me ocurre es el sencillo sándwich de frijoles refritos, queso Gouda y chipotle que mi papá asaba cada mañana en una sandwichera para que yo me lo llevara a la escuela. No sonaba la campana del recreo y yo ya me había comido dos de ellos –sí, dos–. El tema es que siempre he gozado de buen apetito y simplemente uno no le alcanzaba a mis ganas. A mi papá le dije una mentira piadosa. Le conté que a mis amigas les gustaba tanto mi sándwich que, mordida a mordida, me dejaban sin comer. La verdad es que yo prefería la culpa al hambre y sinceramente sus sándwiches me sabían a gloria. Él, un padre sumamente protector, comenzó a mandarme dos. Yo simplemente me los devoraba. Si alguien me pedía una mordida, me lo pensaba. Como mi historia, las recetas más especiales tienen la fuerza de hacernos sonreír y evocar cada sabor, cada sensación, como si estuviéramos ahí. Un sabor termina siendo una Polaroid, un puente al pasado y, al mismo tiempo, un gancho que nos conecta al aquí y al ahora. En Kiwilimón queríamos celebrar eso: el hermoso poder que tiene la comida para conectarnos con lo que más queremos. Por eso creamos un concurso, La Receta del Año. Con él queremos conocer las anécdotas detrás de las recetas que amas. Compártenos tu receta favorita y escribe junto a ella el relato de por qué es tan especial para ti. Al final premiaremos las mejores con una hermosa vajilla (con valor de más de 10 mil pesos), para que puedas perpetuar los recuerdos y vivencias. No sólo eso: serás parte de nuestro recetario del año y verás en video tu receta firmada con tu nombre.Para descubrir las bases de este concurso, checa esta nota o este video y si te quedan dudas, escríbenos por favor a chefkiwilimon@gmail.com. Anímate a compartir lo que más te gusta. Estoy segura de que la Receta del Año de Kiwilmón la tienes tú. Sube tu receta y su historia especial con el hashtag #Larecetadelaño desde tu cuenta en Kiwilimón y si aún no tienes, regístrate aquí.
NEWSLETTER
Suscribirme al Newsletter
PUBLICIDAD
PUBLICIDAD
Warning: Illegal string offset 'placementId' in /home/sites/kiwi4.kiwilimon.com/application/pages/bloques/bb-banner/bb-banner.lib on line 116 Notice: Uninitialized string offset: 0 in /home/sites/kiwi4.kiwilimon.com/application/pages/bloques/bb-banner/bb-banner.lib on line 116