Postres con dulce de leche por los que romperás la dieta con gusto
Recomendaciones de Cocina

Postres con dulce de leche por los que romperás la dieta con gusto

Por Kiwilimón - Mayo 2017
Te desafiamos a encontrar a alguien que no guste de un poco de dulce de leche en su día a día. Este manjar de los dioses es sedoso, dulce y va con cualquier postre, o en ocasiones, se disfruta también solo acompañado de una cuchara. Al mismo tiempo es un peligro pues si estás a dieta entonces es una tentación continua, pero bueno, como dicen: ¿qué tanto es tantito? Aquí van 10 postres con dulce de leche por los que romperás la dieta con gusto. via GIPHY Empecemos fuerte, con este panquecito relleno:
¿No romperías la dieta con este postre de plátano con dulce de leche? No pasa nada, ¡tiene fruta!
¿Qué tal estos alfajores mini?
¿O a caso eres de las que prefiere su dulce de leche directo del bote?
¿Quién dijo que el dulce de leche no puede ser elegante?
Sin duda un pequeño decorado de este manjar hace cualquier cupcake más atractivo:
¡Uff! Solo el dulce de leche puede hacer más apetitoso un rico flan.
Las crepas de dulce de leche son un clásico por una razón:
¿En formato helado con galletas de chocolate? Sí por favor.
Y de nuevo, no lo olvides, el cuchareo no tiene nada de malo.

Con @mariansoria06 seguimos disfrutando de los #placeresregionales #dulcedeleche 🇦🇷

Una publicación compartida de Gonzalo Fernandez Arocena (@gonza_arocena) el

Califica este artículo
Calificaciones (0)
Sé el primero en dar una calificación
PUBLICIDAD
Lo mas leído
Yo ya perdí la cuenta de las veces en que una galleta –de chispas de chocolate, de avena, de lo que sea– me ha devuelto la esperanza. En un año como este la comida ha sido combustible para el cuerpo tanto como para las emociones. O si no pregúntense, ¿cuántas veces un panecito remojado en café, un caldito de verduras o el guiso burbujeante de una olla les ha salvado el día? La necesidad de ponerse los platillos de cobija seguramente no nos pasará desapercibida este otoño. El tema es físico, es mental. Nuestra hibernación animal nos baja la energía y hay que contrarrestarlo con carbohidratos y pociones calientitas que nos templen el corazón cuando el frío de afuera –el de verdad, el de la metáfora– se cuela entre la rendija. Lo casero se convierte en la moneda de cambio. Una, por economía; otra, por necesidad.Si en otros otoños los potajes densos curaban al alma, ahora serán la medicina cuántica. Eso sí, que tengan mucho verde, que sus fitonutrientes hagan su trabajo al mismo tiempo que conforten. Con mucho ánimo hay que prender las hornillas y gozar con los ingredientes de temporada que les van bien a los procesos del cuerpo. Una de mis opciones favoritas es abrirme paso ante una calabaza de Castilla, rica en vitamina A y ácidos grasos, y con unas cuantas cucharadas de mantequilla, miel, sal y pimienta hacerla el puré más terso o el complemento de una ensalada. Si su familia, como la mía, disfruta de los platos de cuchara, hay que preparar con calma un molito de olla y convertirlo en una suerte de mantra comestible que renueve las fuerzas. Ya saben, ¡a darle que es mole de olla! El otoño también es pretexto para reusar esa cacerola refundida en la alacena y dejarle caer unos higos, vino y azúcar para caramelizar. Al final ponerlo todo en una rebanada de pan con queso mientras leemos algo que nos nutra el intelecto o nos haga viajar sin despegarnos de la sala.La época nos invita a prender el horno cuando se pueda. Hay que aprovechar las manzanas más dulces del año, agregarles vainilla, azúcar, mantequilla, pan molido y envolver todo en unas hojas de hojaldre. El premio serán los olores, el crunch que suena menos, pero sabe mejor cuando lo acompaña una bola de helado. Y si se prefiere salado, hay que rosear una coliflor con aceite, aventarle unas avellanas, pistaches o nueces y algunas especias mágicas. Me gusta servirla horneada, directo de la charola, junto a una cucharada de jocoque batido con limón o una cucharada de yogurt con curry.A las noches otoñales les van bien las tartas, sobre todo esas que van retacadas con verduras salteadas y todo tipo de quesos. Su milagro es rendir para todos sin importar lo hambrientos que estén. La otra es que en cada rebanada cabe el mundo. ¿Queso Chihuahua? ¿Pimientos? ¿Carnes frías? Lo que tengas en el refri servirá. Si nunca has preparado tartas de otoño no hay mejor momento que este: es la oda a la comida confortable. Te dejo una guía iniciática para que puedas prepararlas fácilmente. Las cuatro recetas las preparó el equipo de Kiwilimón y quedaron geniales. Será difícil elegir, pero ante la duda, prepara una cada fin de semana. Pruébalas con toda atención y disfruta el aquí y el ahora. Eso es el regalo de los buenos bocados: tienen el poder de recordarnos a qué sabe estar vivos, lo placentero que es el cuerpo, lo lindo que es caminar en la Tierra en otoño o cuando sea.Quiche de CerezaQuiche de 4 Quesos MexicanosQuiche de Tocino, Gruyere y EspinacasQuiche de Peras con Queso
México es un país orgullosamente cervecero. En todo el mundo nos reconocen por marcas elaboradas en el país y desde hace más de diez años el movimiento artesanal ha conquistado paladares en todas las latitudes. Así que si no sabes qué regalar en esta Navidad, te recomendamos estas 7 cervezas artesanales y mexicanas, perfectas para cada día de la semana. Son ricas, únicas en su categoría y cada botella contiene una historia de orgullo mexicano. Recuerda que el consumir local apoya a nuestra comunidad. Ciudad de MéxicoCaza Serpientes Si te gustan los sabores especiados y refrescantes, Caza Serpientes es para ti. Se trata de una colaboración entre la cervecería Brewschlaag y la plataforma especializada en cerveza Beerhunters, por su segundo aniversario. Es una cerveza de estilo Saison, muy tradicional en Europa, la cual se cocina durante el invierno y se consume en el verano. Esta cerveza transmite una sensación afrutada, especialmente de calabaza y piloncillo, es refrescante y tiene un color naranja muy distintivo. Disponible en: chelar.com.mxChurro PorterEstá inspirada en los tradicionales churros mexicanos, uno de los postres más populares de CDMX. En este estilo predominan las maltas tostadas, balanceadas con un agradable aroma a vainilla y canela. Tiene un sabor intenso a chocolate y azúcar. Algo que distingue a esta cerveza de temporada es que está elaborada con churros de la ciudad, pues en la Cervecería Cru Cru buscan siempre integrar los sabores e identidad de la cultura capitalina. Disponible en: https://www.casacerveceracrucru.com/Guadalajara, JaliscoMinerva NavideñaEs la cerveza Doble Stout ideal para disfrutar una Navidad 100% mexicana y artesanal. Fue elaborada por una de las cervecerías pioneras del movimiento artesanal en nuestro país, Cervecería Minerva. En aroma y sabor te recordará el tradicional chocolate de mesa por sus notas a cacao, café y canela. Su cuerpo es espeso y mantiene una espuma densa al servirla. En 2019, esta cerveza se agotó en tan solo ocho días y este 2020 se produjeron sólo 20,000 botellas, para las que se utilizaron 5000 tabletas de chocolate para mesa.Disponible en: https://www.cervezaminerva.mx/Sueño RosaEs una cerveza Gose con tuna y guayaba, elaborada por Cervecería Loba en colaboración con Ronin Fermentation Project. Es de color rosa y su acidez está bien balanceada con las frutas con las que fue producida. Es la cerveza perfecta para acompañar quesos fuertes e intensos como el Epoisses, el Munster o el Taleggio, así como con comida del mar como ostiones y almejas en su concha. Disponible en: https://www.cervezaloba.com/Hermosillo, SonoraTalegónBuqui Bichi Brewing preparó esta Imperial Stout especialmente para los amantes de las cervezas fuertes. Es una cerveza con un cuerpo robusto, maltosa, amarga y compleja que recuerda al café cargado que se toma en los ranchos sonorenses, al iniciar el día (de ahí el origen de su nombre, pues Talegón en Sonora se refiere a una persona despreocupada y floja). Es perfecta para acompañar comidas ahumadas y postres de chocolate.Disponible en: https://en.buquibichi.com/Los Cabos, Baja California SurBurro WinterEsta cerveza de estilo Chocolate Imperial Stout es la adecuada para aquellos que siempre tienen frío. Elaborada por Baja Brewing Company especialmente para la temporada invernal, tiene una alta graduación alcohólica y en sus sabores mezcla el chocolate semiamargo y el cacao alcalino con maltas tostadas. Su color es completamente negro y tiene un cuerpo robusto que la hacen perfecta para acompañar con un buen corte de carne al horno o al carbón, pavo, platillos con puerco o postres como helado de vainilla. ¡Será un gran abrazo invernal! Disponible en: www.beerhouse.mxMérida, YucatánImperial Stout NavideñaSi eres amante del ron, esta opción te enamorará. Se trata de una Stout elaborada con avena, chocolate, café y ron, producida por Cervecería Patito. Es robusta, compleja e intensa con sabores tostados, amargos y semi frutales. Tiene marcado su grado alcohólico y un ligero toque de ron. Combina de maravilla con quesos de intensidad media como el provolone y el gouda ahumado, o bien con carnes como pulled pork, res y cordero.Disponible en: https://www.cervezapatito.com/
Yo ya perdí la cuenta de las veces en que una galleta –de chispas de chocolate, de avena, de lo que sea– me ha devuelto la esperanza. En un año como este la comida ha sido combustible para el cuerpo tanto como para las emociones. O si no pregúntense, ¿cuántas veces un panecito remojado en café, un caldito de verduras o el guiso burbujeante de una olla les ha salvado el día? La necesidad de ponerse los platillos de cobija seguramente no nos pasará desapercibida este otoño. El tema es físico, es mental. Nuestra hibernación animal nos baja la energía y hay que contrarrestarlo con carbohidratos y pociones calientitas que nos templen el corazón cuando el frío de afuera –el de verdad, el de la metáfora– se cuela entre la rendija. Lo casero se convierte en la moneda de cambio. Una, por economía; otra, por necesidad.Si en otros otoños los potajes densos curaban al alma, ahora serán la medicina cuántica. Eso sí, que tengan mucho verde, que sus fitonutrientes hagan su trabajo al mismo tiempo que conforten. Con mucho ánimo hay que prender las hornillas y gozar con los ingredientes de temporada que les van bien a los procesos del cuerpo. Una de mis opciones favoritas es abrirme paso ante una calabaza de Castilla, rica en vitamina A y ácidos grasos, y con unas cuantas cucharadas de mantequilla, miel, sal y pimienta hacerla el puré más terso o el complemento de una ensalada. Si su familia, como la mía, disfruta de los platos de cuchara, hay que preparar con calma un molito de olla y convertirlo en una suerte de mantra comestible que renueve las fuerzas. Ya saben, ¡a darle que es mole de olla! El otoño también es pretexto para reusar esa cacerola refundida en la alacena y dejarle caer unos higos, vino y azúcar para caramelizar. Al final ponerlo todo en una rebanada de pan con queso mientras leemos algo que nos nutra el intelecto o nos haga viajar sin despegarnos de la sala.La época nos invita a prender el horno cuando se pueda. Hay que aprovechar las manzanas más dulces del año, agregarles vainilla, azúcar, mantequilla, pan molido y envolver todo en unas hojas de hojaldre. El premio serán los olores, el crunch que suena menos, pero sabe mejor cuando lo acompaña una bola de helado. Y si se prefiere salado, hay que rosear una coliflor con aceite, aventarle unas avellanas, pistaches o nueces y algunas especias mágicas. Me gusta servirla horneada, directo de la charola, junto a una cucharada de jocoque batido con limón o una cucharada de yogurt con curry.A las noches otoñales les van bien las tartas, sobre todo esas que van retacadas con verduras salteadas y todo tipo de quesos. Su milagro es rendir para todos sin importar lo hambrientos que estén. La otra es que en cada rebanada cabe el mundo. ¿Queso Chihuahua? ¿Pimientos? ¿Carnes frías? Lo que tengas en el refri servirá. Si nunca has preparado tartas de otoño no hay mejor momento que este: es la oda a la comida confortable. Te dejo una guía iniciática para que puedas prepararlas fácilmente. Las cuatro recetas las preparó el equipo de Kiwilimón y quedaron geniales. Será difícil elegir, pero ante la duda, prepara una cada fin de semana. Pruébalas con toda atención y disfruta el aquí y el ahora. Eso es el regalo de los buenos bocados: tienen el poder de recordarnos a qué sabe estar vivos, lo placentero que es el cuerpo, lo lindo que es caminar en la Tierra en otoño o cuando sea.Quiche de CerezaQuiche de 4 Quesos MexicanosQuiche de Tocino, Gruyere y EspinacasQuiche de Peras con Queso
NEWSLETTER
Suscribirme al Newsletter
PUBLICIDAD
PUBLICIDAD
Warning: Illegal string offset 'placementId' in /home/sites/kiwi4.kiwilimon.com/application/pages/bloques/bb-banner/bb-banner.lib on line 116 Notice: Uninitialized string offset: 0 in /home/sites/kiwi4.kiwilimon.com/application/pages/bloques/bb-banner/bb-banner.lib on line 116