Qué ingredientes debes evitar cocinar en Olla Express
Recomendaciones de Cocina

Qué ingredientes debes evitar cocinar en Olla Express

Por Kiwilimón - Junio 2014
  No todos los ingredientes se pueden cocinar de la misma manera; algunos requieren de mayor tiempo, otros de más humedad y otros de un determinado utensilio. Para que tengas presente cómo aprovechar todo el potencial de una Olla Express, aquí te dejamos qué ingredientes debes evitar cocinar en la Olla Express®.

1) Ingredientes viscosos

La miel, el puré de manzana o la avena pueden bloquear las válvulas de presión de la olla, así como dañar el desempeño de tu artefacto.

2) Carnes delgadas

Los filetes de pollo o res requieren sólo de breves minutos en una sartén para estar listos. Este tipo de productos no se beneficia de la Olla Express, pues pueden llegar a secarse de más, o hasta desintegrarse. En una Olla Express se recomienda preparar guisados de preparación lenta o carnes gruesas, como pierna de cerdo o pechuga de pavo.

Prueba en tu olla estas deliciosas recetas con carne:

Receta Costillitas Barbecue Receta Chili Nachos de Sirloin

 

3) Pasta

Este ingrediente no es apto para la Olla Express® por dos razones: la primera. su tiempo de cocción es tan corto que puede deshacerse en cuestión de minutos, y la segunda es que puede llegar a bloquear las válvulas. Cómo cocinar pasta correctamente

4) Germinados

Aunque se pueden obtener unos deliciosos frijoles en Olla Express®, su germinado, así como el de soya, cebolla o cualquier otro vegetal, no tiene la consistencia necesaria para resistir el vapor y la presión de la olla; probablemente el resultado sería un puré o plasta muy lejano a esa textura crujiente que tanto nos gusta.

5) Azúcar

Hay recetas para pasteles hechos en Olla Express®, estos contienen azúcar, pero mezclada homogéneamente. Lo que podría resultar complicado es introducir azúcar en la Olla sin mucho líquido, pues aunque ésta podría caramelizarse, le llevaría poco enfriarse y por tanto se cristalizará, complicando la limpieza de la Olla.

Receta Flan Napolitano en Olla Express

Prueba estas deliciosas recetas preparadas con Olla Express®:

Esquites para Botana

Alcachofas Express con Alioli

Puré de Papa Express con Queso Gruyere y Cebolla Caramelizada

 

Prueba otras deliciosas recetas preparadas con Olla Express en Kiwilimón

 
Califica este Artículo.
Calificaciones (0)
Sé el primero en dar una calificación
PUBLICIDAD
Lo mas leído
Mejorar tus hábitos alimenticios es una tarea mucho más sencilla de lo que algunas personas piensan. Sigue estos seis pasos y verás lo fácil que es cambiar poco a poco tu manera de comer.Lleva un diario de tus comidas. Comienza por anotar todo lo que comes: desde el desayuno, los entremeses y las bebidas hasta la cena. Pero no solo eso. También escribe la emoción o la sensación que tenías al comer algo. Por ejemplo: por la mañana podrías decir que tenías mucha prisa mientras tomabas tu taza de café, o que sentías algo de ansiedad al comer una bolsa de frituras antes de la hora de la comida.Identifica los principales problemas en tu alimentación. Cuando ya hayas registrado tu actividad alimenticia por varios días puedes comenzar a estudiar tu comportamiento. Esta es una manera muy sencilla de reconocer patrones negativos en tu alimentación. Tal vez no eres consciente de que tu trabajo te está estresando y que por eso estás comiendo en exceso, o que hay una situación particular en tu vida personal que te está generando ansiedad y te hace comer más de la cuenta.Establece metas que sean realistas. Para poder cambiar algo en tu vida tienes que sentir motivación. Y esta se adquiere cuando los objetivos son retadores, pero alcanzables. En otras palabras: no intentes hacer cambios tan pequeños que puedan considerarse  insignificantes, ni trates de revolucionar toda tu manera de vivir al cabo de unos días. Busca puntos intermedios para que puedas mejorar efectivamente tus hábitos alimenticios.Sigue al pie de la letra tu plan. Al tratar de hacer ajustes en tu estilo de vida, sobre todo en tu alimentación, es necesario que no pienses en excepciones, principalmente al inicio del proceso. Esto significa que, si has decidido desayunar todos los días, esta regla aplica de lunes a domingo, incluyendo el día de la semana más ocupado que tengas. Además de la disciplina, necesitarás mucho orden para poder cambiar tus hábitos.No te mates de hambre, ni de sed. Muchas personas creen que lo mejor que pueden hacer para bajar de peso es someterse a largos periodos de ayuno, pero ¿qué crees? Esto puede ser contraproducente. Otra cosa que también puede afectar tu proceso de cambio de hábitos alimenticios es la falta de líquidos. Como recomendación, procura comer cada cuatro horas y toma por lo menos dos litros de agua natural al día.Aprende a comer de todo. Para llevar una alimentación balanceada es necesario que comas de todo. Esto incluye verduras, frutas, carne, lácteos, pescados, etc. A menos que por cuestiones de salud u otras razones no puedas comer algunas cosas, te  recomendamos ampliar el abanico de ingredientes en tu cocina.No tienes que hacer grandes sacrificios para cambiar tus hábitos alimenticios. Solo necesitas mucha disciplina y orden. Organiza tu menú semanal con estas recetas:Caldo Tlalpeño Chilaquiles en salsa verde Tinga de Pollo Ensalada de manzana verde y lechuga 
¿Uno de tus propósitos de Año Nuevo es comenzar a ahorrar? No te esperes a que suenen las campanadas de la media noche para empezar a cuidar tu dinero. Sigue estos tips para hacer rendir más tu quincena y, ahora sí, comenzar a ahorrar. Haz un presupuesto para todo el mes. Primero lo primero. Calcula todos tus gastos y réstalos a tus ingresos. Así sabrás cuánto dinero debes destinar al pago de servicios, renta y transporte, y qué cantidad puedes usar para comprar comida.Planea tus menús de manera semanal. Olvídate de andar improvisando todos los días. Comienza el año haciendo un menú semanal. Piensa en platillos que incluyan más o menos los mismos ingredientes, así no tendrás que comprar tantas cosas y desperdiciarás menos.Haz una lista antes de ir al súper. Nunca te vuelvas a parar en el súper sin saber exactamente qué es lo que hace falta en la cocina. Después de planear las comidas para la semana revisa tu refrigerador y la alacena para saber qué falta. Y cuando vayas a la tienda, limítate a comprar solo lo que encuentres en la lista.Come un tentempié antes de ir de compras. Un súper tip de cómo ahorrar que nunca falla es: no ir al súper con el estómago vacío. Muchas veces terminamos comprando cosas que no necesitamos solo por el antojo. Para evitar esto come algo antes de ir de compras, así no caerás en la tentación del pasillo de galletas.Compra frutas y verduras de temporada. No solo es mucho más económico, sino que además te permite disfrutar de productos frescos y con mejor sabor. Investiga cuáles son las frutas y verduras de la temporada y diseña tus comidas usando estos ingredientes.Prepara tu lunch y snacks en casa. Las visitas a la tiendita y las comidas en el puesto de quesadillas pueden parecer gastos mínimos, pero a la larga te salen más caros que una comida en un buen restaurante. Lo mejor para ahorrar y para cuidar tu salud es preparar toda tu comida en casa. Ahora sí, inicia el año con el pie derecho y comienza a ahorrar desde hoy. Te recomendamos estas recetas RENDIDORAS:Pollo Alfredo con BrócoliPan de Elote fácil sin HarinaPapas cambray rellenas de queso cremaEnsalada de camarones picosos con toronja 
¿Te excediste un poco con el alcohol? Olvídate de las pastillas y los remedios para quitarte la cruda. Consumiendo los alimentos adecuados puedes recuperarte más pronto. Prepara estas recetas caseras que sí te quitan la cruda.Caldo de camarónEl tradicional caldito de camarón es una opción que nunca falla. Gracias a su sabor picante se cree que el caldo ayuda a disminuir los síntomas de la resaca. Y, por otro lado, el hecho de ser un platillo caldoso hace que sea más fácil recuperar los líquidos para combatir la deshidratación por el consumo de alcohol.Coliflor rostizada con huevo y aguacateLos platillos hechos con huevo están cargados de vitamina B, la cual es esencial para recuperarse después de una noche de tragos. Además, el aminoácido cisteína, presente en el huevo, ayuda a eliminar las toxinas del cuerpo. El aguacate y la coliflor son buenos para aminorar las molestias estomacales.Chilaquiles rojos con huevo estrelladoNada mejor para quitar una cruda que una buena enchilada. Los chilaquiles se han convertido en uno de los platillos predilectos por su eficacia al eliminar las molestias de la resaca. Esta versión incluye además un huevo, el cual también es buenísimo para disminuir el malestar después de tomar varias bebidas alcohólicas.Pozole rojo de polloAunque el picante puede ayudar a que te sientas mejor después de una noche de copas, debes tener cuidado de no saturar tu estómago con grasas o irritantes. Por eso, esta opción de pozole es mejor, ya que es menos grasoso al sustituir el cerdo por pollo. Asegúrate de recurrir al picante solo si no tienes gastritis o acidez.Salmón al chipotle y limónEn esta receta se mezclan dos ingredientes que pueden ayudarte a eliminar la resaca: el salmón y el chipotle. Por un lado, el salmón contiene altos niveles de vitamina B6 y B12, que combaten las molestias por el exceso de alcohol, y por otro, el chipotle es un picante suave que también es conocido por mejorar los síntomas originados por beber demasiado.  Prueba estas recetas y cuéntanos cuál te funciona mejor.
Mejorar tus hábitos alimenticios es una tarea mucho más sencilla de lo que algunas personas piensan. Sigue estos seis pasos y verás lo fácil que es cambiar poco a poco tu manera de comer.Lleva un diario de tus comidas. Comienza por anotar todo lo que comes: desde el desayuno, los entremeses y las bebidas hasta la cena. Pero no solo eso. También escribe la emoción o la sensación que tenías al comer algo. Por ejemplo: por la mañana podrías decir que tenías mucha prisa mientras tomabas tu taza de café, o que sentías algo de ansiedad al comer una bolsa de frituras antes de la hora de la comida.Identifica los principales problemas en tu alimentación. Cuando ya hayas registrado tu actividad alimenticia por varios días puedes comenzar a estudiar tu comportamiento. Esta es una manera muy sencilla de reconocer patrones negativos en tu alimentación. Tal vez no eres consciente de que tu trabajo te está estresando y que por eso estás comiendo en exceso, o que hay una situación particular en tu vida personal que te está generando ansiedad y te hace comer más de la cuenta.Establece metas que sean realistas. Para poder cambiar algo en tu vida tienes que sentir motivación. Y esta se adquiere cuando los objetivos son retadores, pero alcanzables. En otras palabras: no intentes hacer cambios tan pequeños que puedan considerarse  insignificantes, ni trates de revolucionar toda tu manera de vivir al cabo de unos días. Busca puntos intermedios para que puedas mejorar efectivamente tus hábitos alimenticios.Sigue al pie de la letra tu plan. Al tratar de hacer ajustes en tu estilo de vida, sobre todo en tu alimentación, es necesario que no pienses en excepciones, principalmente al inicio del proceso. Esto significa que, si has decidido desayunar todos los días, esta regla aplica de lunes a domingo, incluyendo el día de la semana más ocupado que tengas. Además de la disciplina, necesitarás mucho orden para poder cambiar tus hábitos.No te mates de hambre, ni de sed. Muchas personas creen que lo mejor que pueden hacer para bajar de peso es someterse a largos periodos de ayuno, pero ¿qué crees? Esto puede ser contraproducente. Otra cosa que también puede afectar tu proceso de cambio de hábitos alimenticios es la falta de líquidos. Como recomendación, procura comer cada cuatro horas y toma por lo menos dos litros de agua natural al día.Aprende a comer de todo. Para llevar una alimentación balanceada es necesario que comas de todo. Esto incluye verduras, frutas, carne, lácteos, pescados, etc. A menos que por cuestiones de salud u otras razones no puedas comer algunas cosas, te  recomendamos ampliar el abanico de ingredientes en tu cocina.No tienes que hacer grandes sacrificios para cambiar tus hábitos alimenticios. Solo necesitas mucha disciplina y orden. Organiza tu menú semanal con estas recetas:Caldo Tlalpeño Chilaquiles en salsa verde Tinga de Pollo Ensalada de manzana verde y lechuga 
PUBLICIDAD
NEWSLETTER
Suscribirme al Newsletter
PUBLICIDAD