Aprendiendo a usar Palillos
Recetas Fáciles

Aprendiendo a usar Palillos

Por Kiwilimón - Julio 2012
Ir a un restaurante o preparar un menú oriental no es original sino se come como se hace en el país o zona de origen, con palillos o mejor conocidos como Ohashi. Para muchos es una osadía lograr comer adecuadamente con estas herramientas que los países asiáticos usan del diario; para otras personas ha sido imposible lograrlo, pero aquí les diremos cómo se debe usar correctamente los palillos y así demuestres tu habilidad y perfección al momento de usarlos en un restaurante, una cena o simplemente en tu casa. Tipos En la cocina asiática existen diferentes tipos de palillos:
  • - Los Waribashi son los Ohashi de madera desechables, unidos por el extremo superior y van metidos en un sobre, hay que separarlos para poder usarlos, son los más utilizados en restaurantes.
  • - Los Otemoto son muy similares a los Waribashi, también hay que desglosarlos para usar, pero lo que varia es la presentación y el acabado, los Otemoto son más finos y mejor acabados; son aquellos que se dan a los invitados a casa o los que se usan en una boda o para la comida de fin de año.
  • - Los Saibashi son los que se usan para cocinar, son mucho más largos para evitar quemaduras, normalmente tienen los extremos superiores unidos por una pita (hilo o cuerda) para hacerlos mas maniobrables.
  • -Los palillos Ohashi solo se utilizan para comer, nada de pinchar, ni señalar o cualquier otra cosa. En Japón la comida se sirve con los palillos que cada fuente o plato tega. En el caso de que el plato o fuente no los llevara lo que tenemos que hacer es utilzar nuestros propios Ohashi pero a la inversa, es decir por la parte posterior, la que no nos hemos llevado a la boca.
  • La comida siempre se toma con los palillos, ya sea sushi, sashimi, etc. Siempre que haya una salsa, nunca se echa el trozo en la salsa, sino que con los palillos se moja en la salsa y se lleva a la boca.
  Errores que no se deben realizar con los Ohashi
  • -La comida que se sirve en una fuente central, primero debe ser servida en el plato personal para luego llevarla a la boca.
  • - Para cortar algo con el Ohashi, no se puede usar a modo de cuchillo si no que hay que insertarlo dentro de lo que se va a cortar y separar los Ohashi poco a poco, hasta que la última parte se pueda cortar como si fuera con unas tijeras.
  • -El “HASHI OKI” es una pieza de metal, cerámica o madera que se coloca al lado del plato para que se pueda soltar el Ohashi, es una pieza pequeña, de unos 2 por 5 centímetros o menos, aunque los hay de muchas formas y tamaños.
  • – En los casos en que se utilicen Waribashi u Otemoto y no haya el Hashi Oki, lo correcto será utilizar el sobre en donde vienen los desechables, hacerles un lazo o nudo y utilizarlos para poner el Ohashi.
Buen uso de los Ohashi Para ello hay que colocar un palillo entre la base del dedo pulgar y hacia el dedo anular, un ejemplo bueno sería imaginar que se sostiene un lápiz, y el otro debe ser sostenido con la punta del dedo pulgar y los dedos índice y central. Para tomar la comida sólo se mueve el palillo superior. Recetas de Cocina Para poder practicar el uso de los palillos, aquí te dejamos algunas recetas de cocina para preparar sushi y otros platillos asiáticos que te servirán de práctica y además para cocinar. (te recomendamos hacer click en el título de la receta para ver más detalles de preparación) Cómo hacer yakimeshi Sushi California El rollo de sushi California esta relleno de aguacate, cangrejo, pepino y cubierto de masago. Arroz para Sushi El arroz para sushi es un arroz de grano corto que se sazona con vinagre de arroz. Este arroz es ideal para hacer sushi debido a su consistencia y sabor. Sushi de Mango y Salmón El sushi es un platillo típico japones delicioso. Son rollos con arroz japones, alga y pescados, verduras y frutas como relleno. Esta receta fusión combina el sabor latino del mango con los sabores orientales. Rollitos de Arugula y Jamon Serrano Deliciosos rollitos de jamon serrano rellenos de una ensalada de arúgula. También conocido como sushi de jamon serrano y arúgula. Sushi de Atún El sushi puede servirse como botana o como platillo principal. Es un platillo muy saludable a base de arroz hervido, alga marina y su relleno puede consistir de pescados, mariscos y muchos otros ingredientes. Ensalada de Cangrejo, Pepino y Tallarines Una muy rica ensalada oriental que combina tallarines de arroz con cangrejo, pepino y una vinagreta de vinagre de arroz. Rollo de Atun Spicy La rica receta de atún spicy que hay en los restaurantes japoneses.
Califica esta receta
Calificaciones (0)
Sé el primero en dar una calificación
PUBLICIDAD
Lo mas leído
Cada día estamos más cerca de Navidad y debemos anticiparnos con todos los preparativos, para que ese día sea especial y nada te estrese.Porque una de las cosas que más nos puede generar tensión es la cena navideña, pues hay muchos aspectos que tenemos que tomar en cuenta: los platillos, la decoración y sobre todo, las cantidades de todo lo que se va a consumir.Para aligerarte un poco la carga, aquí te daremos algunos tips para calcular cuánta comida cocinar para Navidad.Lo primero que tienes que hacer es una lista de invitados, con el fin de poder calcular tanto el espacio, como la comida y la bebida. Te recomendamos que cuando hagas la lista, contabilices cuántos adultos y niños asistirán, ya que a los niños suelen requerir menos cantidad por porción. BotanaConsidera dar algunos bocadillos antes de la cena, puedes poner algunas verduras crudas, quesos, o carnes frías. Para calcular cantidades, toma en cuenta 6 bocadillos por persona, aproximadamente, y de 45 a 60 gramos de dip, queso y carnes frías, y 2 o 3 rebanadas de pan o vegetales.Botanas NavideñasSopas o caldosAunque no es muy típico, puede que quieras servir alguna sopa o caldo y la ración correcta es de máximo 250 ml (una taza) por persona. EnsaladaUna lechuga te alcanza para 4 personas, si lo que vas a hacer es una típica ensalada verde. Como topping puedes agregar jitomate, pimientos, fresas o duraznos y debes considerar aproximadamente 40 gramos de cada ingrediente. Si quieres incluir algunas semillas o nueces, serán 20 gramos y aproximadamente dos cucharadas de aderezo. Para la ensalada de manzana o la de zanahoria con nuez, calcula entre 80 y 100 gramos por persona. GuarnicionesPara los carbohidratos como el arroz, el puré de papa o las papitas cambray, debes considerar aproximadamente 100 gramos por persona. PastaSi tienes contemplada la pasta como guarnición, deberás de considerar entre 50 y 60 gramos por persona, y si la vas a servir como plato fuerte, entre 100 a 150 gramos por persona.Plato fuerteAlgo muy típico para la cena navideña es el pavo, calcula entre 500 y 600 gramos por persona, ya que este tipo de proteína tiene mucho hueso. En caso de la carne sin hueso, como pechuga de pavo o pierna de cerdo, entre 200 o 250 gramos por persona. Te recomendamos calcular un poco más de salsa y de relleno para el pavo o pierna, para que no esté seca y alcance para el recalentado. Para la salsa, ½ taza por persona es una cantidad apropiada; para el relleno, ¾ de taza por persona es una buena cantidad.Para los romeritos, calcula en crudo de 100 a 150 gramos por persona, pues luego le añadirás el mole, los camarones y los nopales.Si vas a preparar bacalao, compra aproximadamente 150 a 200 gramos por invitado.Postres Para calcular los postres, toma en cuenta que un pastel de 30 cm de diámetro alcanza para 4 a 8 personas.Postres NavideñosBebidasEn refrescos calcula medio litro por invitado. Para el vino, recuerda que una botella rinde para 6 copas normales, mientras que una de champagne o sidra rinde más, de 6 a 10 copas. Si vas a ofrecer café y té, considera al menos una taza por personaCon estos cálculos, podrás disfrutar de la deliciosa cena en compañía de las personas que más quieres.
Lograr un capeado perfecto es un arte y como en todas las cosas que valen la pena, hay que ponerle un poco de esfuerzo para lograrlo.¿Qué es el capeado?En la cocina mexicana, “capear” se refiere al proceso de cubrir un elemento con claras de huevo batidas, que posteriormente se fríe en aceite hasta que esté ligeramente dorado.Si aún no has probado prepara unos camarones o un chile relleno con esta técnica, o no has logrado esa textura que le dará un delicioso sabor a tus platillos, estos son los mejores tips para un capeado perfecto.BateSepara las claras de dos huevos en un recipiente y comienza a batirlos con un globo, batidora o a mano con un tenedor hasta dejarlas a punto de nieve, que es cuando se espesan hasta que parece espuma blanca y se forman picos consistentes. Una vez que llegue a esta consistencia agrégale unas gotas de limón para evitar que se corte. Las claras deben estar a temperatura ambiente.AgregaTras lograr el punto de nieve o punto de turrón, agrega las dos yemas del huevo y continúa batiendo por algunos minutos, para así complementar la mezcla. Posteriormente, añade una pizca de fécula de maíz para lograr una mezcla resistente. Es muy importante que no dejes de batir mientras añades estos ingredientes. EspolvoreaAntes de capear el alimento debes de revolcarlo sobre un poco de harina. Ya que esté bien cubierto, ahora sí puedes sumergirlo en la mezcla del huevo; déjalo remojando unos 15 segundos y échalo al sartén para freír.AceiteAntes de que introduzcas lo capeado al sartén, debes de asegurarte de que tienes la suficiente cantidad de aceite, pues debe cubrir por completo el alimento, para que se fría adecuadamente. Por otro lado, el aceite debe estar a alta temperatura para lograr una buena fritura y que el capeado no lo absorba tanto.Para terminar, en un plato coloca papel de estraza, servilletas o algún material que te ayude a absorber el aceite extra de tu alimento. Cuando esté completamente seco podrás servirlo y llevarlo a tu mesa para disfrutar de tu estupenda labor. Con estos tips, seguramente triunfarás la próxima vez que sirvas un alimento que necesite capearse. ¿Ya ves que no es tan complicado?
Últimamente escuchamos noticias catastróficas, que nos hacen angustiarnos y no sabemos ni cómo empezar a cuidar el medio ambiente. Uno de los asuntos más problemáticos es el tema de la basura. Según la BBC, a nivel mundial se producen más de 2.100 millones de toneladas de desechos cada año, lo que podría llenar más de 800 mil albercas olímpicas.Es urgente que hagamos algo radical y definitivo al respecto. ¿Has escuchado sobre el Zero Waste?En el movimiento Zero Waste (Residuos Cero), el objetivo es reducir al máximo los residuos y la basura que generamos todos los días. Así, el fin del zero waste no sólo es reducir el impacto ambiental, sino que además busca que la gente viva con menos cosas materiales y llevar una vida más rica en momentos y experiencias, que nos hacen sentir lo verdaderamente importante.Para empezar a ser parte del Zero Waste es importante que tengas en mente estos puntos:Rechazar lo que no necesitamos. Se trata de cambiar hábitos diarios y de forma mecánica, por ejemplo: al ir al súper y en lugar de usar las bolsas de plástico, lleva tus bolsas reutilizables; elige productos que vengan en envases de vidrio para que puedas usarlos con otro propósito; descarta artículos que tengan envolturas innecesarias; siempre prefiere vidrio, cartón o papel en lugar de plástico. Antes de consumir algo, piensa dos veces si realmente lo necesitas y si es algo que a largo plazo vas a usar en repetidas ocasiones; si no es así, prescinde de ello. Reducir lo que necesitamos. Hay productos básicos de la cocina, baño o higiene personal con los que simplemente no podríamos vivir; sin embargo, podemos sustituir los artículos tradicionales que ya conocemos para evitar los desechos. Hoy en día existen muchas alternativas zero waste, por ejemplo, podrías empezar sustituyendo productos de higiene como la pasta de dientes comercial por pastillas masticables de pasta dental, fabricar tu propio desodorante con bicarbonato, sustituir toallas y tampones por una copa menstrual que te va a durar aproximadamente 10 años, usar un rastrillo de acero con navajas intercambiables, usar shampoo, acondicionador y hasta crema corporal sólidas y sin empaque de plástico. Admás, cargar siempre con un termo para tomar agua y evitar a toda costa comprar agua embotellada, también tener a la mano un recipiente para comprar comida en la calle y un juego de cubiertos para evitar los desechables. No es necesario que gastes de más para tener estos artículos, basta con que busques en tu casa utensilios que te puedan servir para este propósito. Reciclar aquello que no podemos rechazar, reducir o reutilizar. Sobre todas las cosas, se trata de reducir el consumo de plástico, en especial el de un solo uso. Por ejemplo, si decides comprar un frasco de mayonesa, en lugar de una botella de plástico que terminaría en la basura, puedes usar el frasco para poner semillas o alimentos que compres a granel, o puedes hacer manualidades con él. El cartón en el que vienen los huevos puede servir como recipiente para germinar plantas, o para mejorar la acústica de un cuarto; mientras que los cartoncitos del papel de baño los puedes usar para hacer actividades manuales con tus hijos, las latas de chocolate o leche en polvo también las puedes usar para almacenar productos. El punto es seguirle dando uso a las cosas y así evitar crear desechos. Compostar, descomponer. En un nivel más avanzado de Zero Waste, podemos crear una composta para descomponer restos orgánicos y productos biodegradables para convertirlos de nuevo en materia prima. El movimiento Zero Waste es una manera de vivir de manera más consciente, simplificando la vida, practicando el desapego a lo material, vivir con menos e invertir dinero y tiempo en lo que verdaderamente importa. Y lo más importante, estás contrarrestando el impacto de tus decisiones, creando conciencia para ayudar al planeta a detener el daño ambiental y realizando acciones concretas que permitan sumar.
Dicen que si quieres conocer a una ciudad y su sociedad, no hay nada mejor que recorrer sus mercados, ya que son puntos de encuentro para las personas, en los que se reúnen a comprar y vender los productos que son base en sus hogares. En la Ciudad de México, en cada colonia nos podamos encontrar al menos uno, cuyo colorido y diversidad te va a enamorar. Pero hay algunos mercados que por su trascendencia y prestigio tienes que conocer y visitar.Mercado de JamaicaEste mercado, famoso por su variedad de flores y hermoso colorido está ubicado en la calle Guillermo Prieto 45, Venustiano Carranza, Jamaica, a unos pasos del metro Jamaica, llamado así en su honor. Visitar el Mercado de Jamaica es toda una experiencia sensorial, visual y olfativa, es transportarte a un paraíso lleno de las variadas y maravillosas flores que son lo más característico del mercado, ya que ahí se ofrecen unos cinco mil tipos de flores y plantas; sin embargo, no es lo único que hay, pues también puedes encontrar frutas y verduras, piñatas, dulces, abarrotes, jarciería, además de ropa y calzado.La MercedEste mercado es el más antiguo de la CDMX y es un gran centro de abasto de alimentos. Diablitos, carpas de colores, antojitos, artículos de cocina, dulces típicos y todo para tu negocio de comida es lo que puedes encontrar en los pasillos de este tradicional lugar. El Mercado de la Merced es el mayor mercado de la Ciudad de México. Cuenta en su interior con una estación de metro (Metro Merced) y genera casi 500 toneladas de basura en un día. ¡Imagínate! Con su gran diversidad de productos, satisface todas las necesidades del cliente nacional y extranjeros que diariamente lo visitan. Mercado de SonoraEste lugar tiene un sinfín de productos esotéricos y de brujería para todo tipo de cultos: santería, chamanismo, para fieles de la Santa Muerte, de San Judas, San Charbel y otras veneraciones. Miles de personas acuden diariamente a hacerse limpias o consultas de cartas, tarot y otras adivinaciones. También encuentras animales exóticos, plantas medicinales y hierbas, veladoras para conseguir trabajo, para “atraer” al ser amado y para cortar la mala vibra.Mercado de San JuanEste mercado es un recorrido imprescindible en la Ciudad de México, ya sea para turistear, comer delicioso o tomar fotos. De hecho, es ya un sitio especial para gente local y extranjeros por su increíble diversidad de comestibles finos, exóticos y productos gourmet.Por ejemplo, carne de león, lechón, cabrito, conejo, codorniz, arrachera, armadillo, venado, búfalo, alacrán, escamoles, chapulines, jumiles, acosiles y comida que parece sacada de una película es algo de lo que puedes encontrar en este impresionante mercado. Te recomendamos comer en alguna charcutería y probar los quesos finos.Si hay un lugar mágico en todas las ciudades sin duda son los mercados, y si aún no conoces estos lugares especiales, ¡tienes que visitarlos para que te enamores de lo que ahí puedes encontrar!
NEWSLETTER
Suscribirme al Newsletter
PUBLICIDAD
PUBLICIDAD