Cena romántica solo con tu pareja
Recetas Fáciles

Cena romántica solo con tu pareja

Por Kiwilimón - Enero 2013
Para que puedas festejar este 14 de febrero de forma original, tenemos preparadas para ti algunas ideas para que puedas hacer una cena romántica solo con tu pareja. Si quieres disfrutar de este San Valentín solo con tu pareja entonces presta atención a las siguientes ideas ¡tan fáciles y sencillas que verás cómo le encantarán!

Velas y flores

No hay nada mejor que cenar bajo la luz de las velas, con un brillo tenue que es súper romántico. Hay velas de muchos tamaños, formas y colores. Te recomendamos que no tengan aromatizantes para que no opaquen los olores de la cena.En cuanto a las flores la mejor opción es regalar las favoritas de tu pareja puedes hacer un centro de mesa con estas y darle un toque con las velas.

Música y regalo

La música es indispensable, ya que ésta será la que combine con todo el ambiente. Puedes escoger la música de su preferencia, aunque te recomendamos el estilo de Norah Jones para esta ocasión tan especial. No hay nada mejor como los detalles, puedes regalar unos chocolates, galletas o hasta una carta, aquí el límite no es el presupuesto, es tu imaginación.

 Cena hecha por ti y vino

Aquí es donde quedará de lujo tu creatividad. Dicen que a las personas se les conquista por el estómago, entonces no dejes de preparar algo para esta cena. Si no te gusta mucho cocinar, no te compliques, hay recetas súper sencillas que puedes preparar y que no hay forma de que queden mal. No olvides complementar con un buen vino, si a tu pareja no le gusta mucho, puedes escoger un vino espumoso dulce que tiene buen sabor y con el que podrán brindar. Si quieres conocer más sobre el vino que puedes utilizar, haz click aquí. A continuación te presentamos algunas recetas de cocina muy sencillas y fáciles de preparar para que esta cena romántica la puedas disfrutar al máximo solo con tu pareja.

Recetas de cocina

(Es importante que hagas click en el título de la receta para ver más detalles de preparación de la misma)

Brochetas de queso y aceitunas

Prueba estas riquísimas brochetas de queso mozarella marinado con aceitunas es la perfecta combinación y a tu pareja le encantará.

Mousse de salmón ahumado   

Esta deliciosa botana de salmón ahumado preparado con crema, yogurt natural, limón y un toque de salsa tabasco es super fácil es ideal para disfrutar con tu pareja.

Ensalada de queso de cabra con arándanos

Si quieres algo ligero prepara esta rica ensalada de queso de cabra con arándanos, nueces garapiñadas y un aderezo de dijon.

Camarones con salsa de chipotle, naranja y miel

Esta receta de camarones  con el toque picosito del chile chipotle y lo acidito de la naranja es deliciosa además de ser muy sencilla de hacer.  
Califica esta receta
Calificaciones (0)
Sé el primero en dar una calificación
PUBLICIDAD
Lo mas leído
Los retiros de silencio son una experiencia curiosa. A la hora de la comida no hay lugar para los “qué rica sopa”, los “me pasas la sal” o los “ay, esa salsa pica mucho”. Aunque parezca una obviedad no queda otra que ponerle atención al alimento. Recuerdo que mi primera vez tenía al frente una sopa de espinacas con trocitos de papa y una diminuta brunoise de zanahorias. Las instrucciones de mi guía de meditación eran claras, había que observarlo todo: la forma de cada verdura, la caprichosa distribución en la que los ingredientes se acomodaban en el plato. Los olores no se salvaban. Había que concentrarse en las notas de la espinaca cocinada, el aroma del tiempo. Y por supuesto, ya en la boca, sentir cada ingrediente, cada combinación lograda en el asar de una cucharada. La experiencia fue iniciática. Hace unos días pude repetir la emoción. Esta vez fue en un centro de medicina ancestral en el que había que comer en conciencia. Ana, la chef, lleva años confeccionando combinaciones de recetas que luego prepara de forma consciente y sirve para placer de los visitantes. Eva Solís, la Abuela, es la fundadora de este espacio y la creadora del libro ‘Comida que cura’. Y es que ya lo dice una cita bíblica en Proverbios, “las palabras amables son como la miel: dulces al alma, saludables para el cuerpo”. Para la Abuela, las plantas, las frutas, y todo lo que procede del reino vegetal tiene el poder de reaccionar frente a las energías que les ponemos a través de la intención.Quizás parezca la formulación de un pase mágico –es más, probablemente lo sea– pero hay un arte en eso de convertir los ingredientes más sencillos en manjares para el alma. Explicado de otra forma, el ritual es similar al que hacemos cuando le cantamos o le hablamos bonito a una planta: crece más y crece mejor. La Abuela explica que las palabras y la intención transforman un platillo en una medicina poderosa. ¿Salsa para estimular la felicidad? ¿Sopa de chícharo para lograr la quietud? Así, tal cual. El rezo comienza al cocinar: se agradece a cada integrante de la receta, así como a las personas que tuvieron que ver con ellos –agricultores, distribuidores, vendedores– desde el campo hasta el momento de cocinarlos. Al final, “la importancia de ofrecer una comida que cura es que podemos elevar la vibración energética y el estado de ánimo de nuestras familias”. Eso sí. Hay que ser sabios ante nuestro marchante de confianza. “La selección de los ingredientes en un platillo que lleva la intención de sanar comienza con la compra de alimentos vivos y productos no procesados como materias primas”. Luego es importante lograr las combinaciones correctas. Aquí no aplica eso de que todo cabe en un jarrito sabiéndolo acomodar. Para la Abuela –tal como también lo dicta la tradición Ayurvédica– hay que aprender sobre la química que se despierta en los alimentos al unirlos. “Combinar los alimentos de manera adecuada permite una mejor digestión, una adecuada evacuación y una desintoxicación continua. Lo contrario produce enfermedad”, afirma la Abuela en su libro.Laura Esquivel en ‘Como agua para chocolate’ hace uso de hipérboles para explicar cómo los sentimientos de la cocinera –de la entrañable Tita– se trasladan al platillo y a los comensales: desde a unas codornices con pétalos de rosas hasta a una rosca de reyes. Para la Abuela no es una exageración: “Quienes cocinamos debemos tomar consciencia de cómo estamos al momento de estar frente al fogón. Si estoy triste, enojada o con prisa, eso mismo daré de comer a mi familia”. Para ella, la vibración que tenemos le confiere al plato una emoción, así que más vale estar conscientes al momento de cocinar. Luego viene la degustación consciente. La Abuela recomienda estar en silencio y con los ojos vendados. Retomar el uso de las manos para ponernos en contacto directo con los ingredientes; percibir sus texturas, formas, tamaños y temperaturas. Así, en total atención investigar con la nariz y la boca los insumos que tenemos frente a nosotros. Probar, disfrutar, detenerse en ese dulce momento. El ejercicio meditativo tendrá una ventaja adicional: “Al degustar conscientemente, la orden de saciedad llega más pronto al cerebro y, por tanto, requeriremos comer menos. Lo contrario sucede cuando comemos leyendo, chateando o pensando en lo que tengo que hacer”. Por último, para que tu comida se convierta en un medio para curarte, purificarte y renovarte, la Abuela recomienda bendecir y agradecer por eso que terminó en un plato precisamente para ti. Esas acciones que parecen insignificantes “son los pilares que sustentan la abundancia, el flujo equilibrado entre el dar y el recibir”. Comer así, en total conexión, nutrirá más que solo tu cuerpo físico.
La temporada de mandarina está llena de color, sabor y propiedades maravillosas para la salud, ya que estos deliciosos cítricos poseen grandes cantidades de agua, fibra, antioxidantes y es de las frutas con menos azúcar. ¡Conoce más y sácale todo el jugo a estos x beneficios de la mandarina! Mandarinas para reforzar el sistema inmunológico De acuerdo a información del San Francisco Gate, una de las grandes propiedades de la mandarina es su alto contenido en vitamina C y vitamina A, las cuales estimulan la formación de anticuerpos para reforzar el sistema inmunológico, ayudando a combatir gripes, catarros y otras enfermedades infecciosas. Fortalece el sistema digestivo y la flora intestinal con mandarinaComo mencionamos al principio, la mandarina tiene grandes cantidades de fibra, especialmente en la parte blanca que recubre los gajos. Gracias a ésta, se fortalece el sistema digestivo, ayuda a limpiar la flora intestinal y combate problemas de estreñimiento. Mandarinas para el envejecimiento Las mandarinas también contienen importantes antioxidantes como los flavonoides, los cuales combaten los radicales libres que dañan las moléculas y envejecen las células. Éstos también estimulan la regeneración de las células, cuidando la piel. Ayudan a controlar la presión arterial Otra de las propiedades de las mandarinas, es que destacan al tener minerales como el potasio, que es conocido por ayudar a disminuir la presión arterial. Gracias a este componente en las mandarinas, el flujo de sangre mantiene estable, ayudando a controlar la presión arterial. Ya sea en jugo, al natural, en ensaladas o postres, no olvides consumir, disfrutar y aprovechar todos los beneficios de las mandarinas.
NEWSLETTER
Suscribirme al Newsletter
PUBLICIDAD
PUBLICIDAD