Cinco trucos para cocinar mejor tus platillos

Por Kiwilimón - Agosto 2012
Muchas veces cuando cocinamos nos comenzamos a enojar porque nuestra comida no está quedando bien, ya sea porque está salada, sin sabor, amarga o le falta un toque especial para que quede perfecta. El enojo no nos lleva a nada y es mejor mantener la calma y repasar la receta para saber si nos faltó algún ingrediente o si te has agregado algo demás. Piensa, respira y disfruta la cocina. Recuerda que es un arte cocinar y que además quienes disfrutan de tus guisos son quienes serán los más complacidos y el mejor regalo es aquella sonrisa y agradecimientos. Te dejamos estos pequeños trucos pero muy funcionales para que tus prácticas en la cocina sean mejores. Consejos de cocina prácticos
  • - Para evitar que tu arroz quede como una masa, agregale al momento de cocerlo, unas gotas de aciete de cocina o una cucharadita de margarina.
  • - Si al momento de probar tu platillo, notas que está quedando un poco salado, agregale unos trozos de papa cruda y pelada, ésta absorverá la sal que esta de más.
  • - Si quieres que tus papas queden enteras después de cocerse, agregale un chorrito de aceite de cocina al agua de cocción y ponles sal unos minutos antes de retiralas del fuego.
  • - Para que la sopa te quede más rica y nutritiva, puedes agregarle unos trozos de carne, queso o verduras que te hallan quedado y que refigreraste, lo mismo puedes hacer con el caldo del pollo o carne roja que te sobró.
  • - Si coces garbanzo, frijol, lenteja, habas, etc., y quieres que te queden muy suavecitas, ponle tres cucharadas de aceite de cocina en el agua de cocción.
  • - Para que los huevos no se revienten al cocerlos, agregale al agua una cucharada de vinagre y otra de sal.

Recetas de cocina

Ahora que has aprendido estos trucos, por qué no ponerlos en práctica y preparas un platillo delicioso. Toma nota. (te recomendamos hacer click en el título de la receta para ver más detalles de preparación) Arroz con Champinones y Almendras. Los champiñones, almendras y el perejil hacen que este arroz sea un acompañamiento perfecto para pollo, pescado o verduras. Arroz Salvaje con Champiñones. El arroz salvaje es una opción muy saludable y llenadora al arroz blanco. Esta receta además de ser fácil es muy rica y original. Arroz Salvaje con Champiñones Arroz con verduras picadas. Rico arroz rojo con verduras que lo hacen mas nutritivo y a los niños les encanta. Puré de Papas. Esta rica receta de puré de papas es facil de seguir y preparar. Acompaña tus platillos de carnes con este puré de papas. Gratín de Papas con Rajas. Este gratin de papas lleva rajas y queso derretido arriba. Es un gran guarnición para una carne asada. Receta de Gratin de Papas con Rajas Papas con Queso de Cabra a la Parrilla. Estas ricas papas estan hervidas, cortadas en rodajas y cocinadas en la parilla con queso de cabra y hojas de menta. Croqueta de papa rellena de Philadelphia. Sorprende a tus invitados con ésta deliciosa botana de papas que puedes hacer en cuestión de minutos. Caldo Tlalpeño. El caldo tlalpeño es un platillo típico mexicano que consiste en un consomé de pollo con verduritas, pollo deshebrado, aguacate, garbanzos y chile. Sopa de Lentejas con Verduras. Esta deliciosa sopa de lentejas lleva verduras como zanahoria, apio, poro y cebolla. Todo va cocinado en un caldo con pasta de tomate y se espolvorea con queso parmesano.
Califica esta receta
Calificaciones (0)
Sé el primero en dar una calificación
PUBLICIDAD
Lo mas leído
Probar el enjuague de agua de arroz para el pelo hace que se fortalezca y crezca, pero ¿qué te puedes poner en las uñas para lograr este cometido? Esta vez no se trata de un remedio casero, sino de alimentos que te ayudarán a fortalecer las uñ, Una gran cantidad de nutrientes en los alimentos pueden ayudar a tus uñas y hacer que pasen de secas y quebradizas a sanas y fuertes. Algunos de los alimentos que pueden mejorar la salud de tus uñas incluyen frutas, carnes magras, salmón, verduras de hoja, frijoles, huevos, nueces y cereales integrales. A continuación te contamos sobre algunos de ellos.Carnes magrasPavo, pollo o carne de vaca pueden hacer por tus uñas algo parecido a lo que hacen por los músculos, debido a su contenido de proteína, pues las uñas están hechas de proteínas, así que incluir aves, pescado, carne de res y cerdo magras te ayudará a mantener las uñas en la mejor forma.FrutasComer mucha fruta es una manera fácil y deliciosa de obtener muchos nutrientes y vitaminas en tu dieta, además de que son excelentes para tus uñas. En especial las moras, pues estas son ricas en antioxidantes, los cuales ayudan a proteger las células del cuerpo contra el daño de los radicales libres.De igual manera, las fresas y los kiwis tienen altos niveles de vitamina C, que ayuda a producir colágeno, el cual naturalmente hace que las uñas sean más resistentes.Verduras de hojas verdes oscurasLas verduras de hoja verde, como la col rizada, las espinacas, el brócoli y el kale, le proporcionan al cuerpo suficiente hierro, ácido fólico y calcio para que las uñas sean resistentes y fuertes.VegetalesHay muchas verduras que fortalecen a las uñas, por ejemplo, los tomates y los pimientos están repletos de vitamina C, que es excelente para los niveles de colágeno, y las papas, camotes y las zanahorias tienen un alto contenido de vitamina A, que proporciona los antioxidantes necesarios para mantener las uñas protegidas y fuertes.HuevoYa sea que te gusten como desayuno o como parte de tu ensalada a la hora del almuerzo, el huevo es una de las pocas fuentes dietéticas de vitamina D y su contenido de proteínas es crucial para unas uñas fuertes. A diferencia de las carnes, la proteína de los huevos es muy digerible y el cuerpo la absorbe fácilmente.Estos alimentos son muy fáciles de incluir en tus comidas diarias, así que olvídate de la clásica gelatina y mejor añade algunas de estas opciones para mantener las uñas fuertes.
Los recuerdos son un montón de ladrillos que toman forma de edificación, de castillo de Disney, apenas se les pone unos kilómetros de distancia. En la comida este kilometraje se remonta a la niñez. Los platos que nos marcaron tienen como ambientación un momento de familia, una olla grande y un gesto de cariño dirigido a nosotros. Hay un narrador –mejor si tiene voz de Morgan Freeman–, y por supuesto, una abuela, una madre o alguien con quien pudimos establecer una conexión profunda. Que si aquella comida que recordamos con las vísceras y el corazón sabía rico sólo el universo lo sabe. Aquí es donde la distancia juega su truco. En los platillos entrañables hay algo de engaño que es al mismo tiempo un mantra sanador: sabe a un momento en el que nos sentimos queridos. Nos saben a amor. Nos saben a hogar. La nostalgia parece teñir de sepia y de rosa la memoria y con ello, los sabores y las vivencias pierden su nitidez. Por supuesto, esta emoción tiene la potencia de dejarnos tatuado el nombre de ese platillo que trataremos de replicar, buscar e interpretar en lo que cocinamos, comemos y compartimos. Yo no tengo una receta entrañable y especial. Tengo varias. Está el mole verde de mi abuelita y la sopa de tomate de mi mamá. Pero en el necio ejercicio que es recordar, he descubierto que en el amor a mis platillos favoritos no pesa tanto la complejidad de la receta como el tamaño del recuerdo. El mejor ejemplo que se me ocurre es el sencillo sándwich de frijoles refritos, queso Gouda y chipotle que mi papá asaba cada mañana en una sandwichera para que yo me lo llevara a la escuela. No sonaba la campana del recreo y yo ya me había comido dos de ellos –sí, dos–. El tema es que siempre he gozado de buen apetito y simplemente uno no le alcanzaba a mis ganas. A mi papá le dije una mentira piadosa. Le conté que a mis amigas les gustaba tanto mi sándwich que, mordida a mordida, me dejaban sin comer. La verdad es que yo prefería la culpa al hambre y sinceramente sus sándwiches me sabían a gloria. Él, un padre sumamente protector, comenzó a mandarme dos. Yo simplemente me los devoraba. Si alguien me pedía una mordida, me lo pensaba. Como mi historia, las recetas más especiales tienen la fuerza de hacernos sonreír y evocar cada sabor, cada sensación, como si estuviéramos ahí. Un sabor termina siendo una Polaroid, un puente al pasado y, al mismo tiempo, un gancho que nos conecta al aquí y al ahora. En Kiwilimón queríamos celebrar eso: el hermoso poder que tiene la comida para conectarnos con lo que más queremos. Por eso creamos un concurso, La Receta del Año. Con él queremos conocer las anécdotas detrás de las recetas que amas. Compártenos tu receta favorita y escribe junto a ella el relato de por qué es tan especial para ti. Al final premiaremos las mejores con una hermosa vajilla (con valor de más de 10 mil pesos), para que puedas perpetuar los recuerdos y vivencias. No sólo eso: serás parte de nuestro recetario del año y verás en video tu receta firmada con tu nombre.Para descubrir las bases de este concurso, checa esta nota o este video y si te quedan dudas, escríbenos por favor a chefkiwilimon@gmail.com. Anímate a compartir lo que más te gusta. Estoy segura de que la Receta del Año de Kiwilmón la tienes tú. Sube tu receta y su historia especial con el hashtag #Larecetadelaño desde tu cuenta en Kiwilimón y si aún no tienes, regístrate aquí.
Visitar a mamá casi siempre es sinónimo de tener comida deliciosa toda la semana, sin embargo, muchas veces también significa cargar muchos tuppers que, o pueden resultar peligrosos y no proteger la comida del todo, o peor aún, pueden maltratarse o perderse y causarte la peor afrenta con tu madre.No llevarte comida sería mucho peor, así que quizá sea momento de que consideres alternativas prácticas y sencillas, que no impliquen derrames ni cargar de más, pero que al mismo tiempo sean una ganancia para ti y para tu mamá.La solución es muy sencilla y probablemente ya la conocías, pero no la habías considerado para este cometido: las bolsas resellables. Si ya las has usado para empacar tu sándwich o incluso tu madre las usaba para tu lunch, necesitas probarlas para llevar tu itacate, lo cual no sólo te ayudará a no perder las pertenencias de mamá, sino que tendrá varios beneficios más que a continuación desglosamos.Mantendrás la comida fresca por más tiempo. El cierre de las bolsas Ziploc -como seguramente las conoces- evita que entre aire, por lo que la comida se mantiene como si estuviera recién servida por más tiempo.Evitarás derrames. Ese envase reciclado de yogurt nunca cierra bien y es poco confiable si guardas tu porción de lomo con gravy, pero con una bolsa resellable te aseguras de que nada de esa deliciosa salsa escape.Podrás separar la comida en porciones. Si separar desde un inicio la comida en porciones parecía poco productivo con los tuppers, hacerlo en bolsas resellables es todo lo contrario, pues son mucho más fáciles de transportar y podrás ubicar la comida fácilmente.Son reutilizables. El plástico de las bolsas Ziploc es muy resistente, por lo que sin problema puedes simplemente limpiarla y reutilizarla, además de que no contiene BPA, químico relacionado con mayores alergias y otras enfermedades.Perfectas para congelar la comida. Al usar una bolsa ziploc te aseguras de que tu comida congelada no se queme con el frío y lo mejor de todo, que no tenga olor a congelador.Si necesitas más razones para volverte fanático de las bolsas Ziploc, entonces tienes que saber que están hechas con energía eólica, no sólo te sirven para transportar tu itacate de forma más práctica, sino que además te ayudan con el orden del refri pues puedes identificar su contenido fácilmente, y son perfectas para racionar la comida de la semana.Lo más probable es que a tu mamá también le encanten las bolsas Ziploc, así que prueba esta forma de evitar cargar o perder tuppers sin sacrificar la deliciosa comida de que te comparte tu mamá la próxima vez que vayas a su casa o en cualquier reunión que requiera de delicioso itacate.
Si pensabas que Kiwilimón no se podía poner mejor, te equivocaste, ya que tu plataforma favorita de recetas de cocina acaba de estrenar una versión mejorada para facilitarte la vida. ¡Conoce todas las nuevas funciones de la nueva app KiwiPro! Modo offline Podrás disfrutar de tus recetas preferidas sin necesidad de estar conectado a Internet, basta con descargarlas previamente para poder checar los pasos, ingredientes y videos cuando no estés conectado al wifi o no cuentes con datos móviles. Lista del súper Ir de compras al supermercado nunca fue tan fácil como con la app KiwiPro, ya que podrás checar tus recetas favoritas, seleccionar los ingredientes necesarios y hacer tu lista del súper. Lo mejor es que puedes comprimir o expandir las recetas y pasillos del super, revisar un contador de ingredientes y compartirlos como texto o PDF. Modo paso a paso Podrás ver el paso a paso de tus recetas en pantalla completa, ya sea en modo vertical u horizontal, ¡como más te acomodes! Y si tu celular cuenta con sensor de proximidad, podrás controlar el avance de tus recetas sin la necesidad de tocar la pantalla. Modo video PROCon el modo de video mejorado, podrás disfrutar de tus recetas favoritas regresando o adelantando los pasos 15 segundos y en dispositivos disponibles, podrás pausar o activar tus videos con el sensor de proximidad, sin tocar la pantalla, una función ideal y muy necesaria para cuando estás cocinando. No te pierdas de todas estas maravillosas funciones y descarga la nueva app KiwiPro. Podrás disfrutar de un período de prueba gratis por todo un mes y está disponible para Android y iOS. ¡Conviértete un experto en la cocina con la nueva app KiwiPro!
NEWSLETTER
Suscribirme al Newsletter
PUBLICIDAD
PUBLICIDAD
Warning: Illegal string offset 'placementId' in /home/sites/kiwi4.kiwilimon.com/application/pages/bloques/bb-banner/bb-banner.lib on line 116 Notice: Uninitialized string offset: 0 in /home/sites/kiwi4.kiwilimon.com/application/pages/bloques/bb-banner/bb-banner.lib on line 116