Cómo hacer que el aguacate no se oxide
Recetas Fáciles

Cómo hacer que el aguacate no se oxide

Por Kiwilimón - September 2012
Trucos hay varios para permitir que el aguacate dure más tiempo y no se ponga color negro (oxide). Muchos de estos consejos los pondremos aquí. Usualmente, el aguacate como algunas otras frutas, al cortarlos su estructura celular comienza un proceso químico al contacto con el oxígeno, en donde uno de los resultados es el color obscuro que comienzan a presentar. De acuerdo con científicos esta reacción es una forma de defensa de la fruta, pero no significa que gracias a esto no sea comestible, sino que simplemente el aspecto cambia. Para evitar esta reacción existen algunos trucos que permiten retrasar el proceso de oxidación. 1. Uno de los tips más comúnes es el uso de jugo de limón para evitar que el aguacate pelado o cortado se ponga negro. El aguacate suele frotarse con jugo o directamente con el limón toda la superficie de la pulpa de la fruta expuesta al aire. Ahora, si por ejemplo hicimos guacamole, lo recomendable es que se agregue jugo de limón. Y para ambos casos se recomienda envolver la fruta o el recipiente con el guacamole con un plástico transparente, procurando que quede totalmente adherido a la superficie susceptible de oxidarse. Gracias a esta acción se podrá conservar el color del aguacate durante dos o tres días en el refrigerador a una temperatura de unos 4 grados centígrados. 2. Otro método utilizado para evitar que el aguacate se oxide, mismo que usan algunos restaurantes o cuando se están haciendo comidas con los ingredientes previamente preparados, es introducirlo en agua fría, pues con ello también se limita el contacto con el oxígeno. 3. Esta tercer opción es una técnica que puede alterar el sabor del aguacate (también lo hace el limón) y sólo debe realizarse cuando el aguacate esté destinado a una receta que vaya a contener cebolla, porque es ésta la que mejor preserva al aguacate de la oxidación. Para ello se debe cortar una cebolla morada en juliana ponerla en un recipiente, colocar encima el aguacate sin necesidad de que la pulpa entre en contacto con la cebolla y tapar el recipiente.

Recetas de cocina

Ahora que hemos aprendido algunos trucos para conservar más tiempo el aguacate, deberemos poner en práctica algunas recetas deliciosas con esta fruta. (recomendamos que hagas click en el título de la receta para ver más detalles de preparación) Crema de Aguacate. La crema de aguacate es un platillo típico de Michoacán. Esta receta contiene queso, aguacate, crema y especies. Camarones con Aderezo de Aguacate. Ricos camarones en una vinagreta de limón y aguacate sobre una rodaja de aguacate. Tartara de Salmón y Aguacate. Una receta de salmón fresco picado con aguacate y un aderezo de limón. Guacamole. Una botana mexicana a base de aguacate, cebolla y limón, acompaña con Totopos Milpa Real. Botana de Aguacate y Queso de Cabra. Esta botana de aguacate con queso de cabra tiene un ligero sabor a limón y es deliciosa con crostinis o panecitos tostados. Mousse de aguacate. Deliciosa y fresca botana muy facil de preparar. Ensalada de Atún en Aguacate. Deliciosa ensalada de atún dentro de un aguacate. Muy buena receta. Tostadas de Atún Fresco y Aguacate. Esta rica receta con Tostadas Milpa Real es una fusión entre la comida mexicana y la asiática.
Califica esta receta
Calificaciones (0)
Sé el primero en dar una calificación
PUBLICIDAD
Lo mas leído
Consumir alimentos que fortalecen tu sistema inmunológico es súper necesario; ahora más que nunca, necesitamos estar fuertes para combatir cualquier tipo de virus, ya que como afirman los especialistas del Departamento de Nutrición de la Universidad de Barcelona, ingerir alimentos para subir las defensas del cuerpo será benéfico en el organismo y formará barreras que pueden evitar el contagio o minimizar las consecuencias de algunas enfermedades. Esto podría parecer abrumador en un principio, ya que las listas de frutas y verduras que refuerzan el sistema inmune suelen ser bastante amplias y es complicado encontrar una dieta para aumentar las defensas que se adecúe a nuestra rutina, por ello, a continuación te presentamos dos menús para fortalecer tu sistema inmunológico y disfrutar de platillos saludables, deliciosos y fáciles de hacer. Primera opción para fortalecer tu sistema inmunológico Smoothie de manzana con jengibre y granolaLa manzana es una gran fuente de vitamina C y A y combinada con el jengibre, que posee propiedades expectorantes, antitusivas, antiinflamatorias y antibióticas, ayudan a combatir los resfriados y gripes comunes. ¡Es una excelente opción para iniciar el día! Rollo de pescado relleno de arrozEl arroz es un alimento alto en minerales y vitamina D y el pescado, por su parte, te aportará vitaminas, proteínas y Omega 3, de modo que, según explica la doctora en nutrición Laura I. Arranz, de la Universidad de Barcelona, estarás mezclando los elementos básicos en un poderoso cóctel de salud. Tortitas de champiñones con queso Estas tortitas de champiñones con queso son una buena alternativa para cenar saludablemente, ya que los champiñones contienen betaglucanos, carbohidratos que estimulan la producción de glóbulos blancos, que atacan los virus, de acuerdo a un estudio de la European Journal of Applied Physicology. Segunda opción para fortalecer tu sistema inmunológico Bowl antioxidante de frutasEl instituto Hoffman-La Roche Inc. indica que los frutos rojos contienen grandes cantidades de vitamina A y son una poderosa fuente de antioxidantes, por lo tanto, ayudan a mantener una buena salud en todos los sistemas del cuerpo, especialmente el inmunológico y el digestivo. No te pierdas este bowl antioxidante, su sabor es ideal para desayunar. Carne molida de res a la mexicana“La carne está repleta de hierro y zinc, dos nutrientes que te ayudan a protegerte contra las infecciones bacterianas, los virus y los parásitos”, explica la nutrióloga Joan Salge Blake. Por eso, este delicioso plato de carne molida a la mexicana es el guisado ideal para subir las defensas y disfrutar de un sabor inigualable. Ensalada de pollo y almendras  Una cena deliciosa y nutritiva es, sin duda, esta ensalada de pollo y almendras, las cuales son un gran refuerzo inmunitario gracias a su alto contenido en vitamina E. Además las estarás consumiendo acompañadas de pollo, conocido por ser una excelente proteína. ¡Una forma ganadora de cerrar el día y cuidar tu sistema! Prueba estas dos opciones de menús saludables y perfectos para fortalecer tu sistema inmunológico y cuéntanos qué te parecieron.
El vinagre es uno de los ingredientes favoritos para utilizar en la cocina, ya que posee numerosas virtudes y funciona como complemento de ensaladas, para hacer encurtidos y es un buen conservador, pero, sobre todo, es también un potente y eficaz limpiador natural. Por ello, te explicamos por qué usar el vinagre para desinfectar. “El vinagre es bien conocido no solo por su versatilidad en la cocina, sino también por sus propiedades como limpiador, ya que resulta muy efectivo para eliminar depósitos minerales, como la cal, que quedan acumulados en las superficies”, explican los expertos del Instituto del Vinagre, quienes también han demostrado que el vinagre desinfecta los alimentos al eliminar bacterias como la Shigella sonnei y la Escherichia coli, que abundan en hierbas y frutas. En lo que respecta a la desinfección doméstica, hay algunos que difieren acerca la efectividad del vinagre para limpieza, sin embargo, expertos en tóxicos y bioconstrucción de Ecologistas en Acción, lo recomiendan gracias a su concentración al 5% de ácido acético en agua y compuestos de ácido tartárico y ácido cítrico, los cuales son altamente desinfectantes: "Los limpiadores ecológicos caseros, como el vinagre, son productos eficaces para limpiar la casa según sus usos, pero también son más sanos y baratos y no contaminan el medio ambiente”. La Asociación de Empresas de Detergentes y Productos de Limpieza, Mantenimiento y Afines (Adelma), aconseja mezclar el vinagre con otras sustancias naturales para para reforzar la acción desinfectante del producto, como con combinaciones de vinagre con limón. Si aún no estás seguro de cómo usar este desinfectante natural, o qué limpiar con él, a continuación de damos algunas ideas. Superficies de cocina Las propiedades antibacterianas del vinagre lo convierten en el producto ideal para desinfectar las superficies de cocina. Mezcla a partes iguales vinagre blanco con agua y prepárate para dejar tu cocina reluciente y libre de gérmenes. Cañerías El vinagre es uno de los desinfectantes de baño y cañerías más eficaces, ya que elimina moho y bacterias. Sus propiedades acaban con los depósitos minerales de fregaderos, grifos, inodoros, duchas y bañeras, además de que conserva el brillo de los materiales. Esteriliza esponjas Puedes esterilizar las esponjas que utilizas para limpiar y así asegurarte de que no repartirás bacterias al mezclar agua y vinagre en un recipiente, sumergir las esponjas sucias en un recipiente con la mezcla y ponerlas a calentar en el microondas durante cinco minutos. Desinfecta dispositivos electrónicos Los dispositivos como celulares, controles, pantallas y tablets están llenos de gérmenes porque frecuentemente los traemos en la manos, por ello, puedes desinfectarlos al humedecer un paño de microfibra con un poco de vinagre con agua destilada. ¿Tú qué cosas desinfectas con vinagre?
Saber cómo descongelar pollo de manera fácil siempre es útil, porque esta es una carne muy popular y fácil de cocinar, conservarla en el congelador es una práctica muy común y quizá no lo sabías, pero hay formas sencillas e higiénicas para descongelarla.Tener en el refrigerador esta carne blanca magra no solo es una opción saludable para las comidas, también es una versátil y se puede preparar de muchas maneras diferentes. Porque una vez que descubres que congelar pollo te ahorra tiempo e incluso quizá dinero, no hay vuelta atrás.Por suerte, hay varios métodos para descongelarlo, lo único que debes tener en cuenta es no descongelar tu pollo dejándolo en el mostrador o sumergiéndolo en agua caliente, ya que esto permitirá que las bacterias se multipliquen rápidamente.1. En el refrigeradorEste método requiere de planificación anticipada, ya que toma al menos un día completo para que el pollo se descongele, pero también es el más seguro y el más recomendado. Para descongelar el pollo con este método, simplemente pasa el pollo del congelador al refrigerador.Mantén el pollo envuelto y en un recipiente, bandeja o plato que evite que los jugos se filtren a otros alimentos.2. Agua fríaEste método es más rápido (alrededor de una hora) que la descongelación en el refrigerador, pero requiere más atención. Primero, tienes que colocar el pollo en una bolsa de plástico que pueda ser cerrada sin peligros de fugas, así evitarás que se introduzcan bacterias en el aire o el entorno circundante al pollo y también que el agua dañe el tejido de la carne. Luego llena un tazón grande con agua fría y sumerge la bolsa que contiene el pollo en el agua. Cambia el agua cada 30 minutos para que continúe descongelándose.El pollo que se descongela por el método de agua fría debe cocinarse inmediatamente, o si se vuelve a congelar, debe cocinarse antes de colocarlo en el congelador.3. En el microondasSi tienes poco tiempo, el microondas es el método más rápido para descongelar pollo. Para descongelar de manera segura el pollo en el microondas, retira cualquier cubierta plástica antes de colocarlo en un plato o recipiente apto para microondas y cubre el plato sin apretarlo. Usa la configuración de descongelación de tu microondas para descongelar en periodos de dos minutos a la vez; verifica la carne y voltéala periódicamente para garantizar una descongelación uniforme. Dependiendo de la potencia del microondas y del tamaño y grosor del pollo, descongelarlo tomará entre siete y ocho minutos, pero si tu microondas no tiene una configuración de descongelamiento, configúralo entre el 20 y el 30 por ciento de su potencia máxima.Una cosa importante para recordar es que el pollo que se descongela en el microondas siempre debe cocinarse inmediatamente después de descongelar.Estos tres métodos son infalibles para descongelar el pollo de manera segura, así que ahora sólo te harán falta ideas para cocinarlo, aquí te dejamos algunas.Trompo de pollo al pastorEnsalada césarPollo adobado con champiñones
Cultivar tus propios vegetales en casa ya es algo más o menos común, así que por qué no intentar con champiñones también, ¿no?Los champiñones son hongos comestibles con muchos beneficios para la salud, por ejemplo, fortalecen el sistema inmunológico, son una buena fuente de antioxidantes y contienen una buena cantidad de fibra.Antes de saber cómo cultivar champiñones en casa, tienes que conocer el ciclo de su crecimiento. Los hongos tienen un ciclo de vida que termina en un sentido y comienza en otro al mismo tiempo.Descubre cómo cortar champiñones aquí.Este ciclo comienza cuando un hongo maduro deja caer sus esporas, que funcionan como el equivalente de las semillas en una planta.Cuando las esporas caen al suelo y se mezclan con otras esporas compatibles, inicia el crecimiento del micelio, una red de células que se parecen a un sistema de raíces de plantas, pero el micelio se parece más a la planta y los hongos son como su fruto. El micelio puede ser un solo organismo o varios organismos diferentes que trabajan juntos como una colonia.Después de que el micelio crece, entonces comenzará a producir cabezas de alfiler. Estas son pequeñas protuberancias que antes de convertirse en hongos, pasan por una etapa llamada primordia, que parecen hongos bebé miniatura. Eventualmente, los primordios se convierten en hongos de tamaño completo que luego maduran, dejan caer sus propias esporas y el ciclo comienza de nuevo.Cómo cultivar champiñones en casaPara cultivarlos en casa, lo más fácil es comprarlos precultivados, así sólo necesitarás una hielera de unicel (poliestireno expandido), paja, composta, agua y una tela o mantillo para cubrirlos. Puedes encontrar el micelio de champiñones en tiendas en línea, sólo recuerda que deben ser de la variedad Agaricus Bisporus para que sean comestibles. Recuerda que comprar el micelio será como comprar "las semillas".Mezcla la paja (hiérvela antes, para evitar que germine) con la composta, humedece un poco la mezcla. Colócala en la hielera y añade el micelio. Tapa la caja, pues los hongos no necesitan luz solar para vivir, de hecho, lo mejor es que coloques la caja en una habitación oscura para no exponerla al sol. Mantén la caja tapada y cuando riegues, sólo moja la tierra. Riega cada que las gotas de agua se sequen.De ser posible, usa agua de lluvia o mineral, pues el agua del grifo está clorada, y controla a los mosquitos para evitar riesgos.Transcurridos alrededor de 20 días, los champiñones estarán maduros y podrás recolectarlos retorciéndolos hasta que el cuerpo se desprenda del sustrato; evita cortarlos, para que se pudran.Como todo ser vivo, cultivar champiñones requerirá de atención, pero tener tus propios hongos y poder cocinarlos inmediatamente después de recolectarlos será una experiencia de sabor increíble, por ejemplo, en una sopa, en unas tortitas con queso, o en una pasta.Ya sabes cómo cultivarlos, ahora aprende la mejor forma de lavar champiñones aquí.
NEWSLETTER
Suscribirme al Newsletter
PUBLICIDAD
PUBLICIDAD