Consejos para comprar y dar mantenimiento a un refrigerador
Recetas Fáciles

Consejos para comprar y dar mantenimiento a un refrigerador

Por Kiwilimón - Agosto 2012
La compra de un refrigerador no es tarea fácil. En lad tiendas encontraremos una variedad amplia de modelos y con caracterítiscas diferentes, así como con una diversidad de costos. Muchas veces pasamos horas buscando el modelo adecuado y el que se ajuste a nuestra economía. Para lograr la compra adecuada aquí te dejamos algunos consejos que podrás tomar en cuenta para adquirir el refrigerador adecuado para tu hogar.
  • - Considera el tamaño de tu cocina y del aparato.
  • - Compara precios en diferentes lugares, pues muchas veces en una tienda el mismo modelo puede costar más barato o caro que en otra.
  • - Revisa detenidamente los compartimentos interiores del refrigerador, busca uno que tenga el espacio adecuado para la cantidad de alimentos que normalmente vas a introducir. Recuerda que un refrigerador grande con poca ocupación; así como uno muy sofisticado implicará un desperdicio de espacio y mayor gasto de energía.
  • - No olvides revisar la etiqueta amarilla que viene pegada en la parte trasera o a un costado del aparato, ya que en ella se indica que el aparato cumple con la norma oficial mexicana de eficiencia energética, proporcionándote el consumo anual aproximado.
  • - Evita adquirir un refrigerador usado, no importa si esta a muy bajo precio o es importado.
  • - Al comprar tu aparato electrodoméstico, antes de conectarlo por primera vez, mantenlo en reposo un mínimo de 10 horas o el tiempo que recomiende el fabricante. Así permitirás que se asiente el aceite interno del compresor antes de iniciar el ciclo de refrigeración.
  • - Colócalo en un lugar que esté nivelado, ya que si su base o el piso están desnivelados, el empaque de la puerta sellará mal y dejará entrar aire caliente .
  • - Instálalo lejos de fuentes de calor como estufas o calentadores.
Consejos de mantenimiento
  • - Comprueba que la puerta selle perfectamente. Para hacerlo, coloca una hoja de papel entre ésta y el cuerpo del refrigerador, si se desliza al jalarla, hay que cambiar el sello.
  • - Evita que escape el frío abriendo la puerta lo menos posible.
  • - Descongela regularmente tu refrigerador, ya que el exceso de escarcha aumenta la cantidad de energía necesitada para mantener corriendo el motor.
  • - Limpia con un trapo húmedo el cochambre acumulado en la parte posterior por lo menos cada dos meses.
  • - Deja enfriar los alimentos antes de refrigerarlos.
  • - Selecciona la posición correcta del termostato ponlo entre los números 2 y 3 para climas templados, 3 y 4 para climas calurosos.
  • - Limpia los condensadores (parte posterior o inferior del refrigerador) por lo menos dos veces por año; con esto su eficiencia mejora hasta en un 30 por ciento.
  • - Si sales de vacaciones por más de 15 días, desconecta el refrigerador, límpialo y deja las puertas abiertas para que se ventile y no guarde olores desagradables.

Recetas de cocina

Una vez que ya tengas tu refrigerador nuevo, podrás guardar en él todos los alimentos que usarás en la preparación de tus platillos. Así, hemos preparado esta lista de recetas de cocina que te ayudarán a cocinar alimentos deliciosos y nutritivos. Toma nota. (te recomendamos hacer click el en título de la receta para ver los detalles de preparación de la misma). Licuado de fresa y frambuesas. Las fresas congeladas sirven como hielo y ayudan a mantener el licuado frío. Souffle Frío de Limón. En 10 minutos y con 4 ingredientes podrás crear un espectacular mousse que hasta los chefs más experimentados querrán probar. Pay de Limon Frío. Delicioso postre de limón en capas con galletas maría y decorado con chocolate derretido. Es un postre ideal para verano y fácil de preparar. Mousse de Queso Frío con Duraznos. Este pastel de queso va decorado con mermelada de duraznos y gajos de duraznos en almíbar. Sabe mejor si se prepara una noche antes y no requiere de un horno. Tiramisu Sencillo. El clásico postre italiano, Tiramisu. Fresas Romanoff. Deliciosas fresas con jugo de naranja y crema batida. Helado de Mango Light. Es un helado fácil, rico y con pocas calorías. Nieve de Mango. Una rica nieva de mango que se sirve con trozos de mango y hojas de menta. Tartaletas Heladas de Limón. Esto esta delicioso. Esta muy rico.
Califica esta Receta.
Calificaciones (0)
Sé el primero en dar una calificación
PUBLICIDAD
Lo mas leído
Admítelo: algunos de tus utensilios de cocina ya pasaron por su mejor momento y es la hora de buscar un reemplazo. Piensa que ahora que comienza un nuevo año es la oportunidad de hacer renovaciones en todos los aspectos, incluyendo tu cocina.Aunque algunos utensilios de cocina están destinados a durar para siempre (como los de acero inoxidable) hay otros que necesitan ser cambiados regularmente, pero ¿cómo saber si es el momento de cambiar tus utensilios? Fácil, nosotros te decimos cómo.Las toallas para la cocina. Cuando por más lavadas que les hayas dado siguen teniendo un olor desagradable, o ahora la textura no es tan suave y se ha vuelto un poco acartonada, es el momento de remplazarlas. Sobre todo, si las toallas ya están deshilachadas, rasgadas o muy maltratadas. Recuerda que los trapos y toallas de cocina guardan una cantidad considerable de gérmenes, sin importar cómo las laves o cuántas horas las dejes expuestas al sol. Las esponjas. Mientras sigan lavando, las seguimos usando, pero ojo, las esponjas son el utensilio que se tiene que cambiar con más frecuencia y sin necesidad de que se parta en dos o le falte un cachito. Cuando huele mal o ya está rota piensa en todas las bacterias que puede guardar. Además, toma en cuenta que estar casi todo el tiempo mojada, ocasiona que garde gran cantidad de gérmenes y bacterias que estarás pasando a tus trastes "limpios" o recién lavados.Las cucharas de madera. ¿Cómo saber cuándo debes cambiar tu cuchara? Muy fácil: porque ya es casi imposible servir la comida de lo roto que está. Una cuchara de madera cuida mucho tus sartenes antiadherentes, pero si está rota deberás desecharla. Una de las razones principales es que podría desprender algún residuo de madera y quedarse en la comida o en el sartén. El pelador de papas. Los mejores son los de acero, pero son lo que se oxidan más rápido. Si pierdes más tiempo peleando con tu pelador que con un cuchillo es hora de cambiarlo. Por lo general hay que cambiarlos porque se rompen, se doblan o simplemente están muy oxidados.Los contenedores de plástico. Los famosos tuppers son otros de los utensilios que deberás cambiar en algún punto. Cuando tengan manchas imposibles de quitar, estén rallados o tengan un olor penetrante, es hora de mandarlos al bote de basura. De preferencia, es mejor que utilices recipientes de vidrio para conservar mejor la comida y para que cuando la guardes, no se contaminen por el plástico. Aprovecha esta temporada para hacer un cambio en los utensilios de tu cocina y estrénalos con estas recetas:Volovanes de champiñones cremososCheesecake de elote con rompopeTrufas de leche condensadaRollo de tamal relleno de cochinita
Para llevar una dieta saludable no tienes que hacer tantos sacrificios. De hecho, con que hagas algunos ajustes en tus recetas puedes convertir prácticamente cualquier platillo en una versión mucho más light. Aquí te contamos qué sustitutos puedes usar para hacer tus recetas más saludables. Yogurt griego. Cada vez que agregas crema ácida a alguno de tus platillos favoritos le estás sumando calorías extra. En lugar de usar este ingrediente, añade yoghurt griego. Además de que tiene solo una fracción de las grasas y las calorías de la crema, te aportará muchas proteínas. Aguacate. El aguacate es una fruta rica en grasas buenas. Su textura suave y cremosa, así como su consistencia grasosa hacen que sea un buen ingrediente para preparar postres. Sustituye la mantequilla o el aceite en tus recetas de pasteles para obtener un resultado con el mismo sabor, pero más ligero.Puré de manzana. El puré de manzana sin endulzar es excelente para preparar platillos dulces. Cada vez que  tengas que agregar una taza de azúcar en tus recetas, sustitúyela por una de puré de manzana. Así te estarás ahorrando más de 600 calorías por cada taza que uses. Recuerda disminuir un poco la cantidad de líquidos si usas puré de manzana. Chía. Una manera muy sencilla de bajarle al colesterol en tu alimentación, es disminuir el consumo de huevo, pero ¿cómo puedes hacerlo cuando quieres preparar recetas que incluyen este ingrediente? Usa una cucharada de chía hidratada en cuatro cucharadas de agua o leche por cada huevo que indique la preparación.Harinas. Para sustituir la harina de trigo tienes muchas opciones. Puedes elegir pulverizar algunas y usarlas como harina. También puedes optar por la harina de garbanzos, la harina de arroz o la harina de coco. Todo depende del tipo de receta que quieras preparar.Ahora que ya sabes cómo puedes sustituir algunos ingredientes para hacer tus recetas menos calóricas, ¿qué estás esperando para convertir tu pastel de chocolate  favorito en una delicia saludable?
Te decimos algunos datos que debes saber del atole, a demás de que es una receta mexicana que se consume desde la época prehispánica y se puede hacer casi de cualquier sabor. Es una bebida prehispánica. Antes de la llegada de los españoles los aztecas ya preparaban una bebida hecha a base de maíz, agua y miel. Durante la época de la Conquista la receta original comenzó a cambiar hasta llegar a la versión del atole que conocemos hoy en día. Aporta muchos nutrientes y vitaminas. Al estar hecho a base de maíz contiene todos los nutrientes de este grano: fibra, antioxidantes, potasio, magnesio, vitamina B, entre otros. Además, dependiendo de los ingredientes que se le añadan (guayaba, fresa, chocolate, etc.) el atole puede tener mayores propiedades. El atole puede ser dulce o salado. Aunque los atoles dulces son los más conocidos, también existen recetas saladas, agrias y picantes. Los llamados chileatoles pueden prepararse con verduras, chiles e incluso carne, y parecen más un guiso que una bebida. No todos los atoles se endulzan de la misma manera. Según la receta tradicional el atole puede endulzarse con miel, sin embargo, esto puede variar dependiendo de la región y del gusto de cada persona. Azúcar, piloncillo, jarabe de maguey o más recientemente sustitutos de azúcar son algunas de las opciones para endulzar el atole. Por lo general su nombre depende de un ingrediente. A excepción del champurrado (atole hecho con chocolate) todos los atoles reciben el nombre del ingrediente que se les agrega: atole de piloncillo, atole de nuez, atole de guayaba. No todos los atoles están hechos con maíz. El atole original es de maíz, pero también puede prepararse con harina de arroz o harina de trigo. Si después de leer acerca de esta típica bebida mexicana se te antojó una taza de atole, estas recetas te interesarán: Atole de arroz Atole de cajeta Atole de cacahuate Atole de zarzamora   Fuentes: Mexicodesconocido.com.mx Laroussecocina.mx Elsiglodedurango.com.mx Gob.mx
¿Uno de tus propósitos de Año Nuevo es comenzar a ahorrar? No te esperes a que suenen las campanadas de la media noche para empezar a cuidar tu dinero. Sigue estos tips para hacer rendir más tu quincena y, ahora sí, comenzar a ahorrar. Haz un presupuesto para todo el mes. Primero lo primero. Calcula todos tus gastos y réstalos a tus ingresos. Así sabrás cuánto dinero debes destinar al pago de servicios, renta y transporte, y qué cantidad puedes usar para comprar comida.Planea tus menús de manera semanal. Olvídate de andar improvisando todos los días. Comienza el año haciendo un menú semanal. Piensa en platillos que incluyan más o menos los mismos ingredientes, así no tendrás que comprar tantas cosas y desperdiciarás menos.Haz una lista antes de ir al súper. Nunca te vuelvas a parar en el súper sin saber exactamente qué es lo que hace falta en la cocina. Después de planear las comidas para la semana revisa tu refrigerador y la alacena para saber qué falta. Y cuando vayas a la tienda, limítate a comprar solo lo que encuentres en la lista.Come un tentempié antes de ir de compras. Un súper tip de cómo ahorrar que nunca falla es: no ir al súper con el estómago vacío. Muchas veces terminamos comprando cosas que no necesitamos solo por el antojo. Para evitar esto come algo antes de ir de compras, así no caerás en la tentación del pasillo de galletas.Compra frutas y verduras de temporada. No solo es mucho más económico, sino que además te permite disfrutar de productos frescos y con mejor sabor. Investiga cuáles son las frutas y verduras de la temporada y diseña tus comidas usando estos ingredientes.Prepara tu lunch y snacks en casa. Las visitas a la tiendita y las comidas en el puesto de quesadillas pueden parecer gastos mínimos, pero a la larga te salen más caros que una comida en un buen restaurante. Lo mejor para ahorrar y para cuidar tu salud es preparar toda tu comida en casa. Ahora sí, inicia el año con el pie derecho y comienza a ahorrar desde hoy. Te recomendamos estas recetas RENDIDORAS:Pollo Alfredo con BrócoliPan de Elote fácil sin HarinaPapas cambray rellenas de queso cremaEnsalada de camarones picosos con toronja 
PUBLICIDAD
NEWSLETTER
Suscribirme al Newsletter
PUBLICIDAD