Deliciosas recetas para preparar albóndigas
Recetas Fáciles

Deliciosas recetas para preparar albóndigas

Por Kiwilimón - Febrero 2012
  La palabra albóndiga es término procedente del árabe al-bunduqa, ‘la bola’. Los árabes enseñaron a los europeos a preparar este guiso de bolas de carne. El historiador granadino Luis del Mármol documenta el término en su Descripción general de África (1573): "Venden fideos, almojábanas y albóndigas hechas de carne picada con especias y fritas en aceite". El diccionario oficial de la lengua española da entrada tanto a albóndiga como almóndiga, aunque esta última forma se considera incorrecta y de uso vulgar, recomendándose la forma original. (fuente Wikipedia) Las albóndigas son platillos que se cocinan en muchas regiones del mundo. En el caso de México se cocinan de formas muy variadas y que además les mostramos aquí para que sorprendan a su familia. - Albóndigas de Carne en Salsa de TomateAlbóndigas ItalianasAlbóndigas con Romero en Salsa de TomateSopa de Cebada con Albondigas de TerneraAlbóndigas Rellenas de Huevo DuroAlbóndigas de chicharrón
Califica esta receta
Calificaciones (0)
Sé el primero en dar una calificación
PUBLICIDAD
Lo mas leído
Puede que una ensalada sea la definición de comida saludable, pero no por ello tiene que ser aburrida ni mucho menos. Hay formas en las que puedes convertir una simple ensalada en una comida deliciosa y muy completa.Además de ser una comida saludable, puede resultar en un platillo económico, muy práctico y accesible, pues basta con mezclar algunos ingredientes y listo, ¡tienes una comida completa!Para hacer una buena ensalada necesitaras algunas ingredientes básicos:Un vegetal verde como base: lechuga, espinacas, kale.Una proteína, ya sea carne o pescado: pavo, pollo, salmón ahumado, huevo cocido, atún.Un carbohidrato: pasta integral, avena, quinoa, arroz.Además, se le pueden agregar otros complementos para hacerla más completa y deliciosa.Legumbres. El garbanzo, la lenteja y los frijoles son reconocidos como fuentes de proteínas, almidón, fibra, vitaminas y minerales. Eso significa que añadirlos a nuestra ensalada nos dará un aporte extra. Frutas. Si te gustan los contrastes puedes agregarle algún tipo de fruta para darle un toque dulce. Piña, durazno, mango, fresa, manzana, o aguacate son las que mejor quedan en las ensaladas. Frutos secos. Añade a tus ensaladas un puñito de nueces, almendras, pistaches o piñones que le darán el toque crujiente y delicioso. La ensalada ya está prácticamente preparada y sólo nos queda el toque final: el aderezo. Ten mucho cuidado ,porque lo nutritivo de una ensalada puede estropearse con el abuso de aderezos.Lo que te recomendamos es preparar un aderezo casero para que puedas controlar los ingredientes y las porciones. Por ejemplo, el aceite de oliva virgen extra con un toque de vinagre blanco o rojo y una pizca de sal será un buen aporte de grasas saludables.La mostaza Dijon, una salsa de yogur natural con cilantro o hierbabuena, jugo de limón o de otras frutas o con una cucharadita de miel, combinará perfectamente con un puñado de frutos secos.Como ves, lo saludable no es sinónimo ni de aburrido ni de insípido y las posibilidad para hacer una ensalada deliciosa y nutritiva son infinitas, lo que necesitas sólo son algunos ingredientes y mucha creatividad.
Como consecuencia de la pandemia que desató el coronavirus COVID19 desde su propagación a finales de diciembre del 2019 en China, diversos países a lo largo del mundo han decidido tomar estrictas medidas de prevención y cuarentena para evitar el contagio. Hasta la tercera semana de marzo, en México se habían detectado más de 100 casos de coronavirus, pero las cifras son pocas a comparación de otros países como China, que ya alcanzó los 80,928; Italia con 35,713 y España, donde van 17,395 contagiados. Es de esta manera que la Secretaría de Educación Pública de México informó que las clases se suspenderán hasta finales de abril y del mismo modo, diversas empresas a nivel nacional también le han indicado a su personal que deben permanecer en cuarentena, guardando aislamiento social y haciendo home office (trabajo desde casa). ¿Qué es el home office? Home office es una actividad relativamente nueva y en muchos casos desconocida para la sociedad mexicana. Esta consiste en trabajar remotamente desde casa, conectándose a través de la computadora y compartiendo las actividades de manera digital, solución ideal frente a la cuarentena del COVID19. A pesar de que trabajar desde casa puede tener muchas ventajas como organizar mejor la jornada de trabajo, tener más tiempo libre por la tarde y vestir de una forma mucho más cómoda, también trae consigo algunos inconvenientes, como el hecho de que, al estar inmersos en nuestras actividades laborales, la ansiedad o la concentración excesiva pueden hacernos olvidar nuestras necesidades básicas como la alimentación. Cabe recordar que dentro de las prevenciones contra el coronavirus, está también la de conservar una dieta balanceada y abundante en vitamina C para mantener nuestras defensas altas, por lo que es importante ingerir alimentos saludables aún sin salir de casa. Tips para comer saludablemente haciendo home office A continuación te presentamos algunos consejos para comer saludable si estás trabajando desde casa: Fija horarios para desayunar, comer y cenar, así como para ingerir colaciones entre las comidas principales y apégate a ellos.Consume licuados o smoothies saludables para tener un boost de energía por las mañanas.Si tienes hijos, organiza y prepara la comida desde un día antes para economizar el tiempo y asegurarte de que todos coman bien. Es importante enseñarles a conservar una rutina para iniciar y terminar el día correctamente.Cocina platillos bajos en grasa y con muchas verduras, proteínas, tal como este pollo relleno de kale y queso cabra o estas calabacitas rellenas de atún.Evita la comida chatarra cuando sientas la necesidad de cumplir algún antojo.Prepara snacks saludables con semillas y frutos rojos para suplir los postres, como este vasito de yogurt crujiente con almendras.Procura cenar ligero para que puedas dormir tranquilamente y comenzar tu día lleno de energía.Alimentarse adecuadamente siempre resulta ser un gran reto pero con la disciplina necesaria, hacer home office y cuidar de tu salud no representará ningún problema, ¿estás de acuerdo?
Los huesos son nuestro soporte y nos permiten movernos, nos protegen de lesiones al cerebro, al corazón y otros órganos importantes para vivir.Existen muchas maneras en las que podemos mantener nuestros huesos sanos y fuertes. Consumir alimentos ricos en calcio y vitamina D, hacer suficiente ejercicio y tener hábitos saludables ayuda a mantener los huesos sanos.Todos sabemos que el calcio es un nutriente clave para el buen estado y funcionamiento de los huesos, pero no es lo único que necesitamos para tener un sistema óseo óptimo, también hay alimentos que facilitan su absorción.Y pese a que todos asociamos a los lácteos como la fuente principal de calcio, en 2003, la Asociación de Dietistas Americanos (ADA) en su informe “ADA position: Vegetarian Diets” aseguró que el calcio está presente en muchos alimentos de origen vegetal.Estos son algunas de las frutas y verduras que te ayudarán a tener huesos más fuertes y sanos.Champiñones: Los hongos y champiñones son una fuente rica de calcio, nutriente esencial en la formación y el fortalecimiento de los huesos. Según la OMS el incluir calcio en la dieta puede reducir tus probabilidades de desarrollar enfermedades como la osteoporosis y también puede calmar y reducir el dolor articular y la falta general de movilidad asociada con la degradación de los huesos. Espinacas: Las espinacas y las verduras de hoja verde en general, son ricas en calcio, pero también contienen vitamina K, lo cual es fundamental para una correcta absorción del calcio. Sin embargo es importante que sepas que las altas temperaturas afectan este mineral por lo que se aconseja comerlas crudas. Zanahorias: La vitamina A que contienen las zanahorias te ayudará a sintetizar y asimilar el calcio en tu organismo. También son fuente de minerales como el potasio, y aporta cantidades discretas de fósforo, magnesio, yodo y calcio.Fresas y kiwis: El consumo de vitamina C también facilita la asimilación de calcio en tu organismo. Entre las numerosas fuentes que hay de este micronutriente, destacan las fresas y los kiwis. Pero también los pimientos y los tomates.Los huesos se van descalcificando con el paso de los años, por eso debes fortalecerlos con la mejor alimentación no importa si sigues una dieta tradicional, vegana o vegetariana.
NEWSLETTER
Suscribirme al Newsletter
PUBLICIDAD
PUBLICIDAD