El secreto para preparar el mejor guacamole
Recetas Fáciles

El secreto para preparar el mejor guacamole

Por Adriana Sánchez - April 2021
El guacamole es uno de los alimentos favoritos de los mexicanos que ha ganado gran popularidad a nivel internacional también, y es que seamos sinceros, ¿quién puede resistirse a esa consistencia cremosita que surge de la mezcla del aguacate con el limón y otros importantes ingredientes? Si tú también eres fan, descubre el secreto para preparar la mejor receta de guacamole.



La palabra guacamole proviene del náhuatl Ahuacamolli, que se compone de las palabras Ahuacatl o aguacate y molli, que significa mole o salsa. De hecho, cuenta la leyenda que Quetzalcoatl, ofreció la receta del guacamole a su pueblo y así se extendió por todo Mesoamérica. ¡Definitivamente es un platillo digno de los mismos dioses!

También cabe destacar que durante la época prehispánica el árbol del aguacate era considerado como el sagrado árbol de la vida, por la forma de su fruto que simbolizaba los testículos del hombre.



Receta de guacamole

Resulta que existe un sinfín de variaciones de guacamole dependiendo de la región en México y el secreto para mejorar considerablemente su sabor es triturarlo en un auténtico molcajete de piedra, pero no te preocupes, si tú no cuentas con uno, aún puedes preparar un guacamole celestial con la siguiente receta.


Ingredientes
  • 2 aguacates, maduros
  • 1 jitomate, finamente picado
  • ¼ cebolla, finamente picada
  • 1 chile cuaresmeño, finamente picado
  • 2 cucharadas hojas de cilantro, finamente picadas
  • 1 limón, sin semillas
  • 1 pizca sal
Preparación
  1. Corta los aguacates en mitades, retira el hueso y coloca la pulpa en un recipiente. Machaca con un tenedor o con un molcajete, si cuentas con uno.
  2. Agrega la cebolla, el jitomate, el chile y las hojas de cilantro y mezcla hasta tener una consistencia uniforme.
  3. Añade el jugo de limón y la sal al gusto. Incorpora uniformemente y acompaña con totopos, tostadas o galletas saladas.
Procura comerte el guacamole al momento para evitar que se oxide, pero si te sobra, asegúrate de guardarlo en un recipiente cerrado y refrigera.

Califica esta receta
Calificaciones (6)
Valente Diaz
06/08/2021 12:55:21
Excelente receta muy rica
Margarita Vargas
02/08/2021 12:42:10
Es esquisita su receta, yo le doy 5 estrellas
Lourdes Rangel Barajas
22/07/2021 20:08:30
Casi nunca le pongo jitomate y si ahora le he puesto arándanos, queda delicioso!!
Ignacip Dorantes
12/05/2021 23:05:41
Deliciosa fuente de vitamina “D”, “C”,”K”,”B”. Etc.,etc.
Gabriela Suastes
30/04/2021 17:01:24
Es riquísimo
Ver más
PUBLICIDAD
Lo mas leído
Tamales y su historia en América Latina
En México se envuelven en hojas de maíz conocidas como totomoxtle o de plátano, y pueden estar rellenos de mole, de cerdo, de pollo… pero los tamales no son endémicos de este país, sino de América Latina y también se comen en Honduras, Belice, Perú, Colombia, Brasil, Puerto Rico y otros países.Tamal, humita, nacatamales, chamos, pamoña o pache son algunas de las formas en las que la preparación de masa y relleno envuelta en hoja de maíz, plátano, canak, aluminio o incluso plástico cocida por lo general al vapor puede llamarse, según el lugar en el que se prepare.En muchos casos, el punto de partida de los tamales es el maíz, cuyo consumo desde la época prehispánica es primordial en América Latina y, de acuerdo con el historiador Humberto Rodríguez Pastor, el ejemplo prehispánico más cercano a los procesos de preparación de los tamales actuales son las humitas peruanas.Estas primeras preparaciones relacionadas a las humitas peruanas incluían maíz pero no relleno y es aquí donde la llegada de los españoles, como en muchos otras áreas, contribuye con su granito de arena, que en este caso tiene forma de manteca y carne de cerdo.En México la historia es otra, pues arqueológicamente, los tamales se han encontrado relacionados a la vida cotidiana de algunas culturas y estaban presentes en rituales religiosos, ofrendas y tumbas, además de que ya llevaban un relleno como pavo, rana, ajolote, conejo, frutas o frijoles, y no usaban grasa para elaborarlos. Eran tan comunes, que incluso se mencionan en el Códice Dresde, un libro de los mayas del siglo XI o XII.¿Cómo se llaman los tamales en América Latina?El nombre tamal está bastante extendido y aparte de México, se usa en Argentina, Colombia, El Salvador, Estados Unidos, Guatemala, Honduras, México, Nicaragua y Panamá. En Venezuela existen las hallacas (también hayaca), las cuales se preparan en específico para Navidad y se hacen con harina de maíz, caldo de pollo, y pueden ir rellenas de carnes diferentes, como de cerdo, de res o de gallina.El bollo es de Belice, se envuelven en hoja de plátano y sus ingredientes incluyen pollo, cebolla, cilantro y achiote, mientras que en Puerto Rico se conocen como guanime a un tipo de tamal dulce con leche de coco, azúcar y harina de maíz, también envuelto en hoja de plátano.Bolivia y Perú comparten nombre, pero diferencian entre maíz tierno llamándolos humitas y maíz, con el nombre de tamales. Los nacatamales de Nicaragua también se diferencian de los llamados tamales allá porque llevan carne.México tiene una gran variedad de tamales con nombres diferentes: canarios, uchepos, chanchamitos, pibipollos, corundas, vaporcitos, xocos… las variedades por región abundan y pueden ser tanto dulces como saladas.Conocer de tamales es conocer de América Latina y su pasado, así que si tienes la oportunidad, no dudes de probar todos los que lleguen a ti. 
Mejora tu salud digestiva con #KiwiTeCuida
La salud digestiva es básica para sentirnos bien. Si sufres de estreñimiento, sigue el #RetoSaludDigestiva de esta semana, a través de Instagram, en el cual el 13 de septiembre el chef Mau Eggleton te enseñará a preparar unos ricos rollos de ensalada de atún, perfectos para mantener tu salud digestiva, y el 20 de septiembre Shadia Asencio, directora editorial, conversará con la nutrióloga clínica Jennifer Asencio para aclararte todas tus dudas sobre este tema y compartirte una guía básica de cómo prevenir el estreñimiento. Es importante entender que hay una gran diferencia entre estreñimiento y digestión. El estreñimiento es un síntoma, no una enfermedad ni un diagnóstico. Existen diversos tipos, por ejemplo: estreñimiento por tránsito lento, estreñimiento por disfunción del suelo pélvico y estreñimiento con tránsito y función del suelo pélvico normales, que es propiamente el estreñimiento crónico funcional más habitual. Las recomendaciones básicas para evitar el estreñimiento son las siguientes:Procura mantener una alimentación adecuada y saludable.Bebe suficientes líquidos (agua natural) sin gas añadido, lo ideal son entre 2 y 3 litros).Haz ejercicio físico a diario, no sólo en algunas ocasiones.Evita la negligencia (falta de respuesta) a los “deseos de ir al baño”.Consume fibra soluble (frutas y verduras) e insoluble (como la que contienen algunos cereales y la tortilla de maíz).Evita los embutidos y los alimentos procesados, así como la comida rápida y “chatarra”.Reduce la ingesta de grasas animales, mantequillas y margarinas, también los productos de panadería que llevan ácidos grasos trans. La grasa más saludable es el aceite de oliva en crudo; si es virgen extra tiene además antioxidantes, y si tiene una acidez inferior a 0.5 evita tener acidez de estómago.Consume probióticos para mejorar la flora intestinal.No fumes y no tomes alcohol para mejorar la digestión.El estreñimiento crónico es grave por su impacto en la calidad de vida, salud física, mental y social de quienes lo padecen. En ocasiones puede causar algún tipo de complicación local; las más habituales son las hemorroides y las fisuras anales, sobre todo en personas con sobrepeso y muy sedentarias. Si padeces de estreñimiento crónico lo más recomendable es acudir con un médico para trazar un tratamiento personalizado. Además de caminar con frecuencia y hacer ejercicios de abdomen, pues así se mejora notablemente la motilidad del intestino, la circulación interior y se estimula el funcionamiento del intestino favoreciendo los movimientos peristálticos intestinales.
NEWSLETTER
Suscribirme al Newsletter
PUBLICIDAD
PUBLICIDAD