Feria Nacional del Queso y el Vino
Recetas Fáciles

Feria Nacional del Queso y el Vino

Por Kiwilimón - Mayo 2013
El viernes pasado empezó la Feria Nacional del Queso y el Vino, no dejes pasar la oportunidad de aprovechar momentos inolvidables y asiste a esta feria que año con año se realiza en Tequisquiapan dentro del estado de Querétaro. Un dato curioso, es que la primera feria se realizó en el año de 1976. Tequisquiapan, Querétaro es sede de diversas casas vitivinícolas del país en donde se han logrado producir muchos tipos de vinos mexicanos de gran calidad. El programa de este año está lleno de oportunidades para disfrutar del mundo de la gastronomía y la enología. A lo largo de una semana, podrás disfrutar de catas de vino, talleres, presentaciones artísticas y sobretodo, aprender mucho sobre el vino y los distintos quesos que hay. Algunos conceptos que podrían ser de utilidad: - Enología. es la ciencia, técnica y arte de producir vino. - Enólogo. es el responsable del proceso de elaboración del vino. - Sommelier. es la persona que degusta el vino y resalta sus características a la vista, olfato y gusto. - Vinos tintos. los vinos tintos se realizan con las pieles, semillas y tallos de las uvas negras o rojas. Estos vinos tienden a tener más cuerpo y un sabor más amargo. - Vinos blancos. los vinos blancos pueden realizarse con cualquier tipo de uva, pero solo es el jugo claro el que se utiliza. Estos vinos son más ligeros que los tintos y pueden ser dulces. - Taninos del vino. los taninos del vino son la piel, semillas y tallos de la uva. - Acidez del vino. la acidez del vino dependerá de la edad del mismo. Una acidez adecuada, hará que todos los sabores del vino destaquen junto con sus matices. Una frase célebre dice:

El mejor vino, es el que a ti te gusta.

Por si no tienes oportunidad de visitar la Feria Nacional del Queso y el Vino, no te preocupes, conoce nuestra nueva sección de vinos y licores en donde podrás encontrar increíbles recetas de cocina, recetas de cocteles y muchas cosas más tan interesantes como el mundo del vino.

Entra a nuestra sección de vinos y licores, haz click aquí

También tenemos increíbles recetas que podrás preparar con vino, algunas de ellas las encuentras a continuación: Recetas de cocteles con vino (es importante hacer click en el título de la receta para ver más detalles) Clericot. El clericot es una rica bebida refrescante para todos! Mimosa. Cocktail de champagna y jugo de naranja Sangría corregidores. Bebida refrescante de vino y frutas que se toma en parilladas. Kir de melón. Esta bebida es una creación nueva del kir tradicional. La champaña en este caso se acompaña de licor de melón. Sangría blanca tropical. Deliciosa nueva forma para preparar una sangria. Esta receta de sangria lleva vino blanco y champaña fríos con mangos, carambola y ginger ale. Delicioso para servir en una comida al aire libre. Vino blanco con agua mineral. Una bebida refrescante a base de vino blanco y agua mineral. Este bebida es conocida como "spritzer" en Austria, en donde es muy popular. Trago de frutos rojos. Un trago de frutos rojos como aperitivo en cualquier festividad. Recibe a tus invitados como se debe con esta delicia. Limonada con vino blanco. Ésta limonada con vino blanco es ideal para un día de mucho calor, es fácil y rápido de preparar. A tus invitados les va a encantar.  
Califica esta receta
Calificaciones (0)
Sé el primero en dar una calificación
PUBLICIDAD
Lo mas leído
Una alimentación equilibrada es la piedra angular de la salud y las mujeres en sus 30 pueden incluir mejoras para cumplir con necesidades especiales de nutrientes, pues durante cada etapa de la vida de una mujer, estas necesidades cambian.En general, disfrutar de una variedad de alimentos saludables de todos los grupos de alimentos, incluidos los cereales integrales, las frutas, las verduras, las grasas saludables, los productos lácteos bajos en grasa o sin grasa y las proteínas magras es una buena guía, pero aquí te dejamos algunos consejos para que le saques provecho a tu comida.Incrementa tu consumo de proteína De acuerdo con especialistas en nutrición, el metabolismo cambia en esta época y hay mujeres que aumentan de peso, aunque lleven una dieta controlada desde sus veinte años. Los tres nutrientes principales incluyen carbohidratos, proteínas y grasas, y en la treintena necesitas aumentar la ingesta de proteínas para mejorar la tasa metabólica y el potencial de quema de calorías. Incluye fibra Cuando llegas a los treinta, los alimentos ricos en fibra se vuelven esenciales para regular los niveles de azúcar en la sangre y el metabolismo. Además, una dieta equilibrada, rica en frutas y verduras y baja en alimentos procesados y grasas saturadas es imprescindible para las mujeres de 30 años para controlar el peso.Cuida tu ingesta de calcio A medida que envejecemos, el nivel de estrógeno disminuye, lo cual afecta negativamente a la densidad ósea, por lo tanto, una mayor ingesta de calcio junto con vitamina D se vuelve esencial en esta etapa de la vida. Las mujeres necesitan alrededor de 1000 mg de calcio al día y algunas buenas fuentes para conseguirlo incluyen leche, semillas de chía, queso, brócoli y almendras, entre otros.Por último, si estás planeando formar una familia, presta especial atención a tu consumo de hierro y folato. El folato es una vitamina que las mujeres necesitan en abundancia para prevenir defectos de nacimiento y las mujeres que planean un embarazo deben conocer su estado de yodo, hierro y folato para evitar complicaciones y proteger a su hijo durante el embarazo.Las madres lactantes necesitan nutrición adicional para satisfacer las demandas de este estado fisiológico y para cumplirlas puedes comer frijoles para aumentar los niveles de folato. Una taza de frijoles contiene de 200 a 300 microgramos de ácido fólico. El folato ayuda a producir ADN y a formar nuevas células sanas, por lo que es fundamental para las mujeres embarazadas. Otras formas de aumentar la ingesta de folato son las verduras de hoja verde como las espinacas y los cítricos.Equilibrar la vida laboral y las tareas de casa y la vida social es una tarea difícil, pero las mujeres lo hemos estado haciendo muy bien, incluso hemos logrado ser multifacética y multitask o multitareas, pero recuerda no dejar tu salud en un segundo plano. Puede que no desayunar o no prestar atención a tu consumo de carbohidratos, proteínas y grasas a la hora de la comida no haya marcado una gran diferencia en tus 20, pero definitivamente son nuevos temas a tratar en los 30.
La gastronomía mexicana, mundialmente reconocida por sus preparaciones ancestrales, cientos de recetas memorables y un sinfín de platillos tradicionales, es motivo de orgullo para todos los mexicanos. Hoy en día, existen más de una docena de platillos y bebidas mexicanas que se encuentran firmemente arraigados en la culinaria internacional y que orgullosamente fueron creados en nuestro país, pero hoy nos limitaremos a explorar la historia de aquellos que surgieron específicamente en la frontera norte. La ensalada césar y su icónico aderezoSin lugar a dudas, la ensalada césar es uno de los platillos más populares en restaurantes y hogares alrededor del mundo, pero no todos saben que esta famosa ensalada fue inventada en Tijuana, Baja California, en el restaurante del Caesar’s Hotel en 1924. El 4 de julio, multitudes de estadounidenses cruzaron la frontera para festejar el día de la independencia de su país y abarrotaron restaurantes y bares del centro de Tijuana. El alojamiento de los hermanos italianos Caesar y Alessandro Cardini no fue la excepción y conforme fueron pasando las horas en la alacena del Caesar’s Hotel sólo quedaron algunos huevos, anchoas, pan viejo, lechuga orejona, queso Parmesano, ajo, salsa inglesa, aceite de oliva, limón y pimienta. Ante la desesperación de servir a los hambrientos comensales, Alessandro Cardini improvisó con esos pocos ingredientes una ensalada y un inigualable aderezo para aliñarla. Alessandro, quién había sido piloto del ejército italiano, le dio el nombre de ensalada aviador, pero años más tarde sería conocida como ensalada césar en honor al hotel de los hermanos Cardini. Hoy en día, el mítico Caesar’s Hotel continúa sirviendo la ensalada césar de la misma manera en que fue servida aquel día, en largas y firmes hojas de lechuga orejona aliñadas con el icónico aderezo y que transportan crujientes crotones a cada mordida. La margarita, cóctel mexicano hecho con tequilaExisten al menos siete versiones en torno al origen de este refrescante cóctel hecho a base de tequila, pero la más convincente se remonta a los años cuarenta en la Cantina Hussong ubicada en Ensenada, Baja California. Una noche, un camarero llamado Carlos Orozco quedó embelesado por la belleza de una mujer que se encontraba en la cantina, por lo que le ofreció servirle un cóctel de su autoría. La mujer accedió, así que el creativo camarero preparó un cóctel sencillo con tequila, hielo, limón y sal. Fascinada por el sabor de la bebida, la mujer le preguntó al camarero el nombre del novedoso cóctel. Éste, a su vez, le preguntó su nombre a la bella mujer, quién se presentó como Margarita Henkel, hija del embajador alemán. En ese momento, Carlos Orozco anunció que la singular bebida llevaría por nombre margarita. Actualmente, existen un sinnúmero de variantes del singular cóctel mexicano hecho a base de tequila. Los nachos, crujientes totopos, queso derretido y jalapeñoAh, los nachos, crujientes totopos bañados con queso derretido y rebanadas de jalapeño. La historia de este delicioso platillo nos lleva al famoso Club Victoria, en Piedras Negras, Coahuila. En 1943, un grupo de mujeres estadounidenses, esposas de soldados comisionados de la base aérea del ejército Eagle Pass, decidieron comer en el famoso club. Al no encontrar al chef, el Maître d' Ignacio García decidió improvisar un platillo compuesto de totopos bañados con queso Wisconsin derretido y algunas rebanadas de jalapeño para el deleite de las mujeres extranjeras. En tan sólo un par de días se había corrido la voz acerca de este delicioso platillo bautizado como Nachos especiales—Nacho, en honor al popular apodo que se les da a las personas que se llaman Ignacio—, mismos que eventualmente formaron parte del menú del Club Victoria. En la actualidad, existen un sinnúmero de variedades de nachos con distintos quesos y diversos acompañamientos para deleite de mexicanos y extranjeros. El clamato, el famoso “curacrudas” mexicanoLa historia nos sitúa en el Bar Acueducto del Hotel Lucerna Mexicali ubicado en Baja California, en el año de 1966, cuando un cliente asiduo pidió un jugo de tomate para tratar de aliviar su resaca. En esa ocasión, el jugo de tomate no fue suficiente, por lo que el cliente pidió que le agregaran algo para potencializar el ya conocido remedio. Los baristas mezclaron el jugo de tomate con jugo de abulón, limón, sal y diferentes salsas resultando en un trago picante, salado y muy refrescante que curaría la insoportable resaca del cliente en cuestión de minutos. Con el paso del tiempo, el jugo del abulón se comenzó a sustituir por la salmuera de una lata de almejas, haciendo el trago mucho más accesible a los comensales y popularizándolo como clamato—anglicismo proveniente de clam por almeja y tomato por jitomate. Actualmente, el clamato se prepara con jugo de tomate, salmuera de almejas, limón, sal, una mezcla de salsas y se adorna con bastones de apio. La peculiar pizza mexicana¿Quién diría que una pizza con salsa de frijoles, tocino, chorizo, chiles jalapeños y pimiento rojo sería un rotundo éxito en México y en los Estados Unidos? La historia de la peculiar pizza mexicana nos sitúa en un pequeño negocio llamado Pizzas Giuseppis ubicado en Agua Caliente, Tijuana, Baja California. En 1970 y a tan sólo un año de su inauguración, Juan José Plascencia creó una pizza con sabores muy mexicanos que se popularizaría a lo largo y ancho del país y que incluso se volvería un sabor de pizza icónico del otro lado de la frontera. Hoy en día, la pizza mexicana es tan popular que las grandes cadenas de comida incluyen a esta peculiar pizza en su carta.La popular chabela, clamato con cervezaLa popular fusión del clamato con cerveza no pudo haber surgido en otro lugar que no fuera Mexicali, Baja California. Esta historia nos traslada a La Conga Bar en el año de 1972, cuando a José Angulo, dueño del conocido bar, se le ocurrió combinar el popular clamato con una cerveza bien fría, limón y sal con chile seco en polvo escarchado y que eventualmente comenzó a ofrecer el nuevo trago en una pesada copa coloquialmente conocida como copa Chabela. Con el tiempo, el clamato con cerveza se popularizó como otro efectivo remedio para la cruda y actualmente se consume en todo el país con distintos nombres como chabela en Baja California; ojo rojo en Yucatán; clamacheve en Coahuila; cielo rojo en Guanajuato; gringa en Aguascalientes y michelada con clamato en Colima y Jalisco.No cabe duda de que tanto ingredientes como platillos y bebidas mexicanas han enriquecido la gastronomía de distintas culturas a nivel mundial, a tal grado de que hoy en día es posible encontrar sabores y referentes culinarios mexicanos sin importar en dónde estés.
La comida típica de Chile es un reflejo de su identidad mestiza, ya que mezcla la tradición indígena y con el aporte de los sabores coloniales españoles. La gastronomía chilena también causa sensación gracias a su vasta geografía, de donde surgen los ingredientes más diversos y exquisitos de la nación. Si aún no sabes lo que te estás perdiendo, te invitamos a conocer los platillos más emblemáticos de Chile. Humitas Si bien las humitas no son exclusivamente de Chile, sí son consideradas uno de los platillos típicos chilenos más populares. Similares a los tamales mexicanos, las humitas están hechas con masa de maíz tierno, conocido como choclo, que se envuelven en hojas de mazorca y se cocinan al vapor. Porotos Los porotos son un guisado de Chile que se sirve caliente y tiene diversas variantes, pero los más tradicionales son, sin duda, los porotos con riendas. Se trata de un guiso preparado con frijoles, una mezcla de granos de elote, cebolla, zapallo, tomate y ajo. ¡Es un platillo ideal para el invierno! Cazuela Se cree que la cazuela es un platillo introducido por los españoles en Chile, el cual consta de una sopa de verduras con carne de pollo, ternera o cordero, acompañada con arroz. Algunos lo comparan con el sanchocho colombiano. Caldillo El caldillo, platillo que provocó la inspiración del mismísimo Pablo Neruda, es una receta tradicional chilena hecha a base de pescado congrio con cebollas, papas, zanahoria, limones y cilantro, entre otros. Si te gusta la comida del mar, no dudes en probarlo. Curanto de hoyo Lo que bien podría compararse con una barbacoa hidalguense, lo encontramos en este delicioso platillo tradicional de Chile conocido como curanto de hoyo. El curanto se prepara con piedras calientes dentro de un hoyo, en donde posteriormente se agregan en capas diferentes tipos de carnes, pescados, mariscos y papas que se cubren con grandes hojas de nalca y sellan la cocción con más piedras calientes. ¿No se te hizo agua la boca? Carbonada La carbonada chilena es una sopa tradicional que se cocina con papa, zapallo, carne molida, cebolla, zanahoria cortada en trozos y caldo con arroz. La carbonada surge de la región minera de Lota y es uno de los mejores platillos tradicionales de Chile.
Pasillo de Humo es un pequeño rincón de Oaxaca en la Ciudad de México, además, es el lugar perfecto para adentrarse en la gastronomía oaxaqueña con sus deliciosas tlayudas, moles y cócteles. La legendaria Celia Florián, una de las cocineras tradicionales más importantes y galardonas de nuestro país y la mente maestra detrás del restaurante Las Quince Letras en Oaxaca, junto con su hijo Alam Méndez, quien llevó la comida oaxaqueña a Washington, fueron los encargados de traernos la auténtica cocina oaxaqueña a la Ciudad de México. Los platillos que podrás encontrar en Pasillo de Humo son una versión contemporánea de la comida oaxaqueña, pero siempre con el sabor que caracteriza esta tradición culinaria. A través de sus recetas, Celia y Alam se han dado a la tarea de demostrarle al mundo que la comida tradicional oaxaqueña es tan compleja y esplendorosa como cualquier otra. Para comenzar tu viaje a través de la tradición culinaria de Oaxaca, te recomiendo los molotes istmeños de plátano macho con mole rojo, son el balance perfecto entre dulce y picoso, un digno representante de la comida oaxaqueña. Para el plato fuerte, puedes probar la crujiente y deliciosa tlayuda de chorizo y chapulines, el aromático mole rojo, la decadente panceta de cerdo con mole manchamanteles o el mole amarillo de res. Cada uno de estos postres te enamorarán de la gastronomía oaxaqueña bocado a bocado. Pasillo de Humo también ofrece una increíble selección de cócteles y los mejores mezcales. Te recomiendo el cóctel con chepiche, mezcal, pepino y limón. Aunque también puedes pedir el tradicional chocolate oaxaqueño. Para el postre, te sugiero probar el clásico tamal de chocolate. Si visitas este pedacito de Oaxaca a la hora de desayuno, no te puedes perder el pan dulce y el chocolate caliente. Luego puedes pedir la cazuela con huevo estrellado, hoja santa, quesillo y chapulines.
NEWSLETTER
Suscribirme al Newsletter
PUBLICIDAD
PUBLICIDAD