Guarniciones recomendadas para tus recetas
Recetas Fáciles

Guarniciones recomendadas para tus recetas

Por Kiwilimón - Octubre 2011
La guarnición o acompañamiento de un plato o platillo es una preparación culinaria que acompaña a la preparación principal en una comida. Una típica comida con un plato principal basado en carne puede incluir una guarnición de vegetal, a veces en forma de ensalada, y una guarnición de almidón, como pan, patatas, arroz o pasta. (Wikipedia) Las guarniciones juegan un papel importante en muchos sentidos, desde el complemento de sabores y texturas, hasta el agrado a la vista del comensal o de aquella persona que comerá el plato que le sea servido. Por ello es importante saber qué tipo de guarniciones acompañan perfectamente a qué platillo o receta. Aquí te dejamos varias recomendaciones que sabemos serán de tu agrado: - Cáscaras de PapaArroz al CilantroFrijoles CharrosChili Beans w/Turkey (Chili con Frijoles y Pavo)Papas con Queso de Cabra a la ParillaEsparragos a la ParrillaBrocoli Picante con Ajo
Califica esta Receta.
Calificaciones (0)
Sé el primero en dar una calificación
PUBLICIDAD
Lo mas leído
Una buena comida comienza desde la presentación de la mesa. Si quieres que tu reunión se convierta en una verdadera experiencia culinaria, sigue estos tips para decorar tu mesa de forma original. No te limites a usar la vajilla tradicional. Los típicos platos de cerámica blanca son muy prácticos, pero no son la única opción disponible para servir la comida. Las tablas de madera o de pizarra funcionan igual de bien que una bandeja de vidrio, pero lucen mucho mejor. Atrévete a usar alternativas originales. Prepara estas botanas de queso y sírvelas sobre un espejo. ¡Se verán increíbles! Elige una temática para la decoración. Así como diseñas el menú siguiendo un estilo, también debes pensar en la decoración en función de una temática. No hay nada peor que una mesa decorada con velas de colores, esferas navideñas, porta servilletas de mecate y mantel de encaje. Escoge la decoración de acuerdo a una sola temática. Estos tamales de nuez son perfectos para una cena con inspiración mexicana. Puedes decorar la mesa usando hojas de maíz. Aprovecha los ingredientes de la cocina. No es necesario comprar candelabros o floreros especiales para decorar tu mesa. Aprovecha lo que tengas en tu cocina para arreglar la mesa. Puede ser desde un platón con hierbas aromáticas hasta una vela dentro de un bol decorado con frutas o verduras. Deja volar tu imaginación y haz una decoración especial. Usa algunos de los ingredientes de estas Costillas de cerdo adobadas para que tu mesa luzca más atractiva.   Juega con todos los sentidos. Decora pensando no solo en lo que tus comensales van a comer y ver, sino también en los aromas que los rodearán. Usa aceites esenciales, ingredientes aromáticos (como especias, frutas o hierbas) y colócalos a lo largo de la mesa para que los olores acompañen la comida. Maximiza el sabor de estas trufas de ganache de chocolate decorando con velas de coco o canela. Recuerda que menos es más. Un exceso de elementos decorativos es contraproducente. Además de ser poco práctico (¿alguna vez has intentado hablar con alguien con un florero de 50 cm de por medio?), es menos atractivo. Ten presente que la decoración sencilla y sobria con pocos artículos es más elegante. Las tostadas veganas de col morada y flor de calabaza son tan coloridas que con un mantel bonito y unas cuantas flores es suficiente para vestir la mesa. No esperes más. Ponte manos a la obra y aplica estos consejos para hacer que tu mesa se vea espectacular en tu próxima reunión.
Es conveniente, es accesible y, en muchas ocasiones, suele ser una opción más económica. Sin embargo, la comida rápida no es precisamente el tipo de alimentación más recomendable. Aparte de la gran cantidad de calorías que aporta, la producción de este tipo de alimentos involucra una serie de químicos que pueden ser nocivos para la salud. Conoce lo que hay detrás de la comida rápida. Verduras con químicos Existen ciertos alimentos que no se conservan en buen estado por mucho tiempo, como por ejemplo la lechuga. Para evitar pérdidas los restaurantes suelen añadir a las hojas de lechuga glicol de propileno, un químico que también se usa en la fabricación de anticongelantes para automóviles. Huevo falso Para reducir los costos de producción muchos restaurantes de comida rápida sustituyen los huevos por una mezcla que, si bien incluye huevo, tiene otras cosas que no se encuentran naturalmente en esta comida. Algunos de los componentes de esta mezcla son glicerina, dimetilpolisiloxano y silicato de calcio. Pan elástico Aunque en muchos países ya está prohibido su uso, aún algunas cadenas de fast food emplean azodicarbonamida para la producción de sus alimentos. Este compuesto químico es utilizado para mejorar la harina, pero también puedes encontrarlo en plásticos espumados. Carne que no es carne Los nuggets son uniformes por una sola razón. Resulta que la carne que usan para elaborarlos es realmente una mezcla de huesos y restos de pollo procesados. Para preparar los nuggets moldean esta masa, la empanizan y después la fríen. En cuanto a la carne de res el caso no es muy diferente. La apariencia de los trozos de carne no tiene mucho que ver con lo que estamos acostumbrados a ver en nuestra cocina. Fruta no tan fresca Aunque no es tan común, algunas cadenas de comida rápida han comenzado a incluir en sus menús fruta. Curiosamente, estas rebanadas de manzana parecen no oxidarse porque siempre lucen frescas, como recién cortadas. Para lograr este efecto la manzana es tratada con ascorbato de calcio o ácido cítrico. Si bien estas dos sustancias son seguras, debes recordar que el aspecto de la comida no es natural. Cuida tu salud y la de los tuyos preparando la comida en casa. Con estas recetas podrás disfrutar de platillos típicos de la comida rápida con ingredientes frescos y naturales: Pan para hamburguesa Ensalada César con queso Malteada de fresa Costillas BBQ en exquisita salsa casera   Fuentes: Huffingtonpost.com.mx Lifehack.org Medicocontesta.com Fruitsandveggiesmorematters.org
Tener suficiente bebida, comprar hielos, arreglar la mesa, preparar los bocadillos, hacer una playlist… Estas son las cosas que vienen a tu mente cuando vas a tener una fiesta en tu casa, pero si realmente quieres ser la mejor anfitriona, hay algo que no puedes pasar por alto: tener perfecto tu baño de visitas.   Convierte hasta la reunión más casual en una experiencia cómoda y placentera para todos tus invitados. Con estos tips, tu baño de visitas estará listo para la temporada de fiestas: Primero que nada, tu baño debe estar reluciente. No haya nada que arruine más una reunión que un baño sucio. Tal vez tú ya estás acostumbrada al aspecto de tu baño, pero tus comensales no. Sigue estos consejos para que tu baño quede presentable y muy limpio. Organiza tus toallas en una bonita caja. Si tienes tus toallas amontonadas puede parecer que están usadas o sucias. Para tenerlas organizadas y a la mano, puedes colocarlas dentro de una caja decorada. ¿Tienes el mismo problema con los rollos de papel higiénico? Haz otra caja para colocar el papel higiénico de una manera organizada. Para no romper con la hermosa decoración y la experiencia de comodidad de tus invitados, te sugerimos usar Luxury Almond Touch de Regio®. Disfruta de su delicado toque de almendra y conviértete en la mejor anfitriona agregando su complemento perfecto: el nuevo Regio® Papel Higiénico Húmedo. Esta combinación será ideal para garantizar que tus invitados maximicen su higiene y se sientan frescos durante todo el día.   Arréglalo para que quede bonito   Hay detalles muy pequeños que pueden transformar tu baño de visitas. Por ejemplo, en lugar de poner un jabón en barra, ¿por qué no haces tu propio dispensador de jabón líquido? Usa una botella de licor vacía y rellénala con algún jabón que tenga tu aroma favorito.   Pon velas aromáticas para que tenga un toque festivo. La canela, el romero y el pino son algunos de los aromas que, sin importar la época del año, nos remontan inmediatamente a la Navidad. Prepara unas velas con el olor que más te guste y decóralas con un lindo moño. Tu baño lucirá y olerá espectacular.   Consiente a tus invitados. Cuando hace frío es común que muchas personas sufran de labios partidos. Si quieres anotarte puntos extra con tus amigos, prepara tarritos con crema para labios y déjalos en tu baño. Es un detalle muy sencillo y económico, y tus invitados lo agradecerán profundamente.   Evita que el jabón reseque las manos de tus comensales. Después de lavarse las manos, la piel queda reseca, y esto se puede agravar durante el invierno. Una manera muy efectiva de evitarlo es aplicando una crema de manteca de cacao, aceite de oliva y miel. Haz esta receta y déjala en tu baño de visitas.
Seguramente has visto que desde hace un tiempo los anaqueles del súper mercado han comenzado a llenarse de productos libres de gluten o aptos para celíacos. Aunque puedan parecer más beneficiosos que sus versiones normales, presta mucha atención. Conoce más acerca de este componente para que puedas identificar si los alimentos libres de gluten son los ideales para tu alimentación. ¿Qué es el gluten? El gluten es una proteína que está presente en muchos cereales, principalmente en el trigo, la cebada y el centeno. Su presencia en los alimentos hace que sean más elásticos (por ejemplo, la masa de la harina) y da a los panes y la bollería mayor volumen. Por lo general, cuando un pan o un pastel tiene una consistencia esponjosa lo más seguro es que contenga gluten. ¿Por qué no debo comer gluten? Algunas personas son intolerantes a esta proteína, por lo que al ingerirla presentan algunos malestares. Los principales síntomas de la enfermedad celíaca son distensión y dolor abdominal, obstrucción intestinal, anemia, dermatitis, entre otros. Únicamente las personas que son intolerantes a la proteína deben seguir una dieta libre de gluten. Debido a que varios de los síntomas más comunes de la enfermedad celíaca pueden confundirse con otros padecimientos digestivos es necesario realizar análisis de sangre y biopsias del intestino delgado para poder hacer un diagnóstico. ¿Qué puedo comer si soy celíaco? Cualquier alimento hecho a base de granos (trigo, centeno y cebada) debe eliminarse de la dieta. Esto significa que harinas, pastas y panes (elaborados con estos granos) no entran en la alimentación de un celíaco. Pero no solo eso. Algunos alimentos procesados, como sopas, salsas o aderezos que puedan tener contener pequeñas cantidades de gluten también deben descartarse. Si tu doctor ya te ha diagnosticado y debes seguir una dieta libre de gluten, no te preocupes. Existen muchas alternativas que te permitirán cuidar tu salud con una alimentación rica y balanceada. Recetas libres de gluten: Red velvet cake gluten free Pan de elote fácil sin harina Pan de quinoa y chía sin gluten Flor de calabaza rellena sin gluten   Fuentes: Celiacos.org Niddk.nih.gov Lavanguardia.com Gluten.org
PUBLICIDAD
NEWSLETTER
Suscribirme al Newsletter
PUBLICIDAD