Hotcakes, historia y recetas para preparar
Recetas Fáciles

Hotcakes, historia y recetas para preparar

Por Kiwilimón - Febrero 2012
  Es importante conocer un poco de dónde proceden o la historia de los alimentos o platillos que en muchas ocasiones cocinamos. Realmente nos sorprenderemos al conocer detalles de esa receta que tanto nos encanta. Por ejemplo, en esta ocasión queremos dedicarle espacio a los famosos hotcakes, mismos que también se les conoce como tortita, panqueque, panqueca o panicuque1 (en inglés pancake y en Estados Unidos también griddlecakes, o flapjacks). Básicamente los hotcakes son un pan plano de origen ruso dulce cuya masa base contiene usualmente leche, mantequilla, huevos, harina, levadura, azúcar y quizá una especia, esencia o extracto (canela, por ejemplo). (Fuente Wikipedia) Existen muchas formas de preparalos, con ingredientes diversos. En ocasiones depende de la región del mundo o simplemente del gusto de quien los cocina. Aquí les dejamos recetas bastante recomendadas para preparar unos deliciosos hotcakes. - Hotcakes con MorasDeliciososo hotcakes hechos en casa con moras.Hotcakes con Plátano y ChocolateHotcakes hechos en casa con plátano y chocolate.Hotcakes con Chispas de ChocolateUna de las mejores recetas de hotcakes que existe. Los hotcakes salen esponjosos y las chispas de chocolate se derriten en la boca.Hotcakes de ZanahoriaEsta receta de hotcakes hechos en casa lleva zanahoria rallada (como en un pastel de zanahoria).Hotcakes en forma de ConejitosEsta idea de hotcakes en forma de conejitos es super creativa e ideal para un desayuno de fin de semana en familia.Hotcakes de FrutasEsta receta es deliciosa e ideal para los niños.Hotcakes DulcesSon unos hot cakes con helado y frutas.
Califica esta Receta.
Calificaciones (0)
Sé el primero en dar una calificación
PUBLICIDAD
Lo mas leído
No dejes que la etiqueta de un vino te intimide. Ahora te explicaremos cómo elegir un vino, para que al entrar a una licorería o al caminar por el pasillo de vinos en el súper mercado no te sientas con estrés con tantas opciones. Entre los nombres de los vinos, los tipos de uva y, por supuesto, los precios puede ser difícil tomar una decisión. Pero, no te preocupes, no necesitas ser un sommelier experimentado para escoger una botella. Aquí te decimos cómo puedes elegir un buen vino:Identifica los principales tipos de vino. Lo primero que debes saber es que hay cuatro tipos de vinos: tinto, blanco, rosado y espumoso. Dentro de estas categorías hay más clasificaciones, dependiendo del grado de azúcar, taninos o edad del vino. Si no estás muy familiarizado con las variedades del vino, tal vez el factor que más te interese saber es el nivel de azúcar que contiene. Para saber qué tan dulce es un vino fíjate en la etiqueta: seco, semiseco, abocado, semidulce y dulce.Considera el objetivo de la botella. Obviamente no es lo mismo comprar un vino para preparar un platillo que para brindar. Los vinos de cocina suelen ser mucho más económicos y no requieren mucha complejidad en cuerpo o sabor. Para mezclar o preparar bebidas como el clericot, tampoco se necesita una botella muy sofisticada. Un Cabernet es más que suficiente. Pero si estás pensando en comprar una botella para un evento especial, vale la pena que inviertas en un vino gran reserva (añejado) o un espumoso. Toma en cuenta la comida de la reunión. La manera más sencilla de maridar los alimentos con el vino es mediante las similitudes de sabor. Por ejemplo, los platillos ácidos van mejor con vinos con toques ácidos, mientras que los platillos o las preparaciones dulces (por ejemplo, un pastel de chocolate relleno de crema pastelera se acompañan con vinos dulces. En cuanto a los ingredientes principales de la comida puedes guiarte por la ley de toda la vida: las carnes rojas se sirven con vino tinto, y las carneas blancas, con vino blanco.Recuerda que el precio es solo orientativo. Un vino barato no es necesariamente malo, y un vino caro tampoco es garantía de que sea la mejor elección para tu comida. Por lo general, las botellas de origen chileno o argentino suelen ser de las más económicas, mientras que las que vienen de Europa (Francia o Italia, sobre todo) tienen mayores precios. No te dejes llevar por el precio de la botella y anímate a probar nuevas opciones. Recuerda que hay vinos mexicanos del Valle de Guadalupe (Baja California) y del Valle de Parras (Coahuila) de muy buena calidad que seguramente se encuentran dentro de tu presupuesto.Déjate llevar por tus gustos. No te preocupes si no logras distinguir el retrogusto al probar un vino. Lo importante es que disfrutes cada copa. Para orientarte al momento de elegir el vino que más se ajuste a tus gustos, puedes tomar en cuenta esto:Vinos blancosChardonnay: afrutado, pero seco.Riesling: muy dulce, con intenso sabor a frutas. Más ligero que el Chardonnay.Sauvignon blanc: seco y ácido con sabores tanto herbales como afrutados.Vinos tintosCabernet Sauvignon: vino con mucho cuerpo con notas herbales.Merlot: afrutado, muy suave, con menos taninos que el Cabernet.Pinot noir: delicado y fresco, con aromas afrutados.Sigue estos pasos para elegir la botella y disfruta tu vino. ¡Salud!
El fruitcake es un postre icónico de la Navidad, pero realmente pocas personas conocen la verdadera historia detrás de este pastel. Para que te animes a preparar este rico postre, te compartimos todo lo que debes saber del fruitcake.Sus orígenes se remontan a los romanos. Ya en la Roma antigua se servía un pastel similar al fruitcake que hoy conocemos. Los romanos lo llamaban satura y estaba hecho de piñones, cebada, granada, pasas y vino con miel. La intención era que el pastel tuviera un sabor un tanto agridulce.El fruitcake puede durar hasta 25 años. A diferencia de otros postres que tienen una vida útil muy corta, el fruitcake se mantiene intacto por muchísimo tiempo. De hecho, se dice que un fruitcake todavía es comestible incluso 25 años después de haber sido preparado, ¿lo probarías después de ese tiempo?La tradición navideña nació con la reina Victoria. Hoy en día es muy común encontrar estos pasteles dentro de los menús navideños. La razón de esto es que el pastel de frutas se hizo muy popular durante el reinado de Victoria en Inglaterra. La gente comenzó a preparar fruitcakes para celebrar las fiestas navideñas, y de ahí se pasó la costumbre a Estados Unidos.La receta comenzó como un pretexto para usar fruta conservada. Hace muchos años, las personas descubrieron que podían conservar la fruta en buen estado por más tiempo si la bañaban en azúcar. Pero se llegó a tal punto que había tanta fruta azucarada que la única forma de usarla era preparando un pastel con esta. Así nació el fruitcake actual.Johhny Carson inició el odio hacia los fruitcakes. El famoso comediante estadounidense una vez dijo que solo había un fruitcake en todo el mundo que se pasa de casa en casa como un regalo no deseado. Aunque tal vez no fue él el primero en sentir disgusto por el fruitcake, sin duda sí propició la mala fama de este pastel.Ahora que sabes estos interesantes datos del fruitcake, disfruta un rico pan casero. Recuerda que la mezcla de fruta, harina y azúcar nunca ha tenido un mal resultado. ¡Anímate a probarlo! NO TE PIERDAS:  Fruit cake con yoghurtPanqué estilo fruit cakelangPanqué de arándanos con glaseado de chocolate blanco Panqué marmoleado con nieve de vainilla Panqué de arándano y naranja
Tu mamá y tu abuela no estaban equivocadas cuando querían aliviar todos tus males con un caldito. Detrás de esta tradición hay un sinfín de razones que beneficiarán tanto tu salud, como tu bolsillo. Descubre por qué es bueno el caldo de hueso.NutritivoSi no conoces todas las propiedades del caldo de hueso, este puede parecerte más algo como agua hervida con sobras de comida que como un platillo nutritivo. Pero esto no podría estar más alejado de la realidad. A pesar de la simpleza de esta preparación, el caldo hecho a base de huesos contiene muchos minerales y nutrientes. Lo mejor de todo es que el cuerpo digiere mejor estos componentes gracias a su proceso de elaboración.Económico El caldo de hueso es una alternativa muy económica para la hora de la comida. Debido a que se elabora a partir de agua y huesos de carne de res, pollo o cerdo, el costo de preparación es mínimo. La otra gran ventaja de esta receta es que te permite aprovechar todos los ingredientes de tus platillos, incluyendo aquellas partes que casi siempre terminas tirando a la basura. ¡Adiós al desperdicio con el caldo de hueso!SencilloEl aporte nutricional de un platillo no está definido por el nivel de complejidad en su preparación o por el precio de sus ingredientes. Aunque este caldo está repleto de nutrientes, vitaminas y minerales, el proceso de elaboración no requiere grandes habilidades o instrumentos de cocina muy sofisticados. Solo es necesario añadir algunas verduras y condimentar con tus especias preferidas.VersátilOtra de las grandes bondades del caldo de hueso es la gran variedad de usos que podemos darle. Si te gusta la comida más minimalista, puedes optar por comer el caldo así tal cual, o también puedes aprovecharlo como base para preparar sopas, salsas, cremas  o guisados más elaborados. Cocinar con este caldo hará que hasta una sopa de fideos sepa súper especial.¿Cuándo es bueno comer caldo de hueso?Aunque el caldo de hueso es un platillo muy nutritivo, ideal para toda la familia, existen ciertas situaciones en las que su consumo es especialmente beneficioso:Problemas de digestión: a pesar de ser un alimento con muchos nutrientes, es ligero y suave, por lo que es perfecto para esos días en los que tu estómago no tolera cualquier cosa.Enfermedades en los cartílagos: el caldo de hueso es una fuente rica en colágeno y gelatina. Estos dos componentes ayudan a restaurar las coyunturas, así como el cabello, las uñas y, por supuesto, la piel.Desnutrición: en los casos en que por alguna razón el organismo tiene deficiencias de nutrientes, el caldo de hueso puede hacer maravillas. Este platillo contiene más de 19 aminoácidos fáciles de absorber, así como nutrientes que cuidan el sistema digestivo e inmunológico.
¿Cuántas veces no te has equivocado eligiendo los aguacates? A veces por más empeño que pongamos parece que no le atinamos. Pero no te preocupes: llegó el momento de descubrir cómo elegir el aguacate perfecto y no morir en el intento.Para muchas personas encontrar el punto exacto de su maduración no es algo fácil, pero como buen mexicano es casi un deber saber cómo elegir el mejor aguacate, por eso queremos ayudarte a que hagas una buena elección.Suficiente suavidad. La prueba básica y la que todos utilizamos para saber si el aguacate se encuentra listo es presionar el aguacate. Aquí el truco: presiona suavemente el aguacate, si la parte que hundiste vuelve a su lugar, es el aguacate perfecto.Tallo. Un signo clave para saber qué tan pasado o inmaduro está el aguacate es algo muy sencillo pero que la mayoría desconoce. Si el tallo es negro quiere decir que ya está pasado, si está verde es que aún le falta un poco, pero si tiene una tonalidad amarilla entonces está en su punto.Olor. Seguro conoces el olor del aguacate. No es que estando al punto huela distinto, pero si tiene un aroma desagradable es un signo de que se encuentra en mal estado.Hay que agitarlo. Acercarse el aguacate y agitarlo un poco puede ayudarte a identificar un buen aguacate. Si logras escuchar cómo se mueve el hueso es que ya está listo. Cuando se encuentra maduro, la semilla se desprende de la fruta y por eso es fácil escucharlaAhora que sabes los pasos exactos para elegir el aguacate perfecto, no puedes equivocarte: ¡es hora de cocinar con aguacate!Te recomendamos ver estas RECETAS: AGUACATE RELLENO EN SALSA DE POLLOADEREZO DE AGUACATE CON YOGHURT GRIEGO
PUBLICIDAD
NEWSLETTER
Suscribirme al Newsletter
PUBLICIDAD