Menú Árabe para Preparar en Casa
Recetas Fáciles

Menú Árabe para Preparar en Casa

Por Kiwilimón - Julio 2012
Si eres amante de la cocina árabe, este menú te ayudará mucho para preparar una comida deliciosa. La podrás compartir con tus amigos o familia; puedes servir en una cena o simplemente para degustar. Tu creatividad y sazón es lo que le dará más vida. No dejes de preparar la comida árabe, es decliciosa y llena de muchos nutrientes. (te recomendamos hacer click en el título de las recetas para ver más de talles) Pan Árabe El pan arabe es un pan tambien conocido como pan pita. Es muy fácil de hacer y es mucho más rico que el comprado en tienda. Hojas de Parra al Limón Esta receta es verdaderemente espectacular y te hara pensar 2 veces antes de volver a comprarlas ya hechas. El relleno de arroz con jitomate y cebolla es ligero y rico y el sabor cítrico que toman al cocinarse es delicioso. Kebabs de Pollo Marinadas en Yogurt Unas ricas brochetas de pollo griegas llamadas kebabs. Están marinadas en yogurt y especies. Kibeh Crudo Riquísima receta Árabe muy facil de preparar. Tehineh Dip de Ajonjolí El Tehineh es un dip arabe y se utiliza para acompañar pan arabe, platillos de carne y platillos en general. Tabouleh Receta de trigo árabe con jitomate, cebolla y cilantro. Hummus Casero El hummus es un dip muy rico de orígenes mediteraneos hecho a base de garbanzo, pasta de ajonjolí, limón y aceite de oliva. Jocoque Hecho en Casa Jocoque hecho en casa cont an solo leche y yogurt. Arroz con Fideos Árabe El arroz con fideos arabe es un arroz fácil de hacer que contiene arroz, fideos tipo vermicelli, aceite y sal. Baklavah con Pistache Un postre con hojas fila, pistache y azúcar.
Califica esta receta
Calificaciones (0)
Sé el primero en dar una calificación
PUBLICIDAD
Lo mas leído
Por lo general, lavar frutas y verduras con agua suele ser suficiente para eliminar la mayoría de los microbios y posibles patógenos que se encuentren en los productos frescos, pero a veces hay algunos que simplemente nos causan más desconfianza, como las fresas.Los productos frescos pueden albergar bacterias, hongos y otros microbios junto con trazas de productos químicos. Afortunadamente, hay pasos que puede tomar para ayudar a mejorar la seguridad de las frutas y vegetales.Por ejemplo, aunque parezca un paso sobrentendido, cuando manejemos frutas o en general nuestros alimentos frescos, debemos tener las manos limpias, así que primero debes lavar tus manos con agua y jabón.Otros puntos clave son limitar las cantidades que compras, pues la mayoría de los productos frescos sólo se puede almacenar de dos a cinco días, aunque frutas como las manzanas pueden durar mucho más en temperaturas adecuadas.Por otra parte, aunque lavar los productos antes de guardarlos puede parecer una idea práctica, hacerlo puede promover el crecimiento bacteriano y acelerar el deterioro, por lo que es más recomendable esperar y lavar las frutas hasta antes de usarlas. La forma correcta de lavar las frutas sin jabones ni químicosNingún método de lavado elimina por completo o mata todos los microbios que puedan estar presentes en las frutas, pero la ciencia ha demostrado que enjuagar minuciosamente los productos frescos bajo el chorro de agua es una forma eficaz de reducir el número de microorganismos. Además, lavar las frutas también ayuda a eliminar los residuos de pesticidas que puedan tener.Para lavar tus frutas sólo tienes que frotarlas bajo el chorro de agua, para eliminar la suciedad y los microorganismos de la superficie. También puedes sumergirlas en un recipiente limpio lleno de agua y tallarlas ahí, sin usar soluciones de jabón ni de cloro, pues algunas frutas son porosas y podrían absorber esos químicos, y cambiar su seguridad y sabor.Cómo lavar frutas con cáscaras o exteriores durosMuchas veces pensamos que este tipo de frutas, como melones, piñas o naranjas, no requieren ser lavadas, pero es recomendable hacerlo, pues cuando cortas estas frutas, podrías introducir los microbios de la superficie a la parte que te vas a comer, así que procura lavarlos bajo el chorro de agua antes de comenzar a pelarlos o cortarlos. Algunas instituciones de salud pública recomiendan además usar un cepillo limpio para frutas y verduras, con el fin de eliminar de manera más eficaz cualquier patógeno potencial de la piel o cáscara.Manzanas, pepinos y otras frutas firmes: lava bien frotando con tus manos bajo el chorro de agua o pela para eliminar ceras de preservación. Melones: las superficies rugosas y enredadas de algunos tipos de melón son un gran ambiente para microorganismos que se puede transferir a las superficies interiores cuando los cortas, así que para minimizar el riesgo de contaminación, cepille los melones y lávalos bajo el agua corriente antes de pelarlos o cortarlos en rodajas.Frutos rojos: las moras, las fresas o las zarzamoras son conocidas como frutos rojos o bayas, y son extremadamente frágiles, por lo que es importante ser extremadamente cuidadoso con ellas. La forma más fácil de lavar las fresas, moras y demás bayas es colocarlas en un colador y enjuagarlas con un chorro lento de agua corriente. No es recomendable remojarlas, porque los frutos rojos, como las fresas, actúan como una esponja y absorben mucha agua, lo cual afecta tanto su sabor como su textura. En el caso particular de las fresas, no debes quitar los tallos antes de lavarlas, ya que eso creará otra forma de que absorban agua.Melocotones, ciruelas y otros frutos suaves. Lávalos bajo el agua corriente y sécalos con papel o servitoallas.Si para tu paz mental necesitas algo que te haga sentir que estás desinfectando tus frutas, puedes probar con una mezcla de vinagre y agua, libre de químicos. Llena un recipiente grande con 8 tazas de agua, agrega 2 cucharadas de vinagre de manzana, y remoja ahí durante 15 minutos las frutas y verduras. Después de que haya transcurrido el tiempo, frota suavemente, cuela, seca y listo. Considera evitarlo con las frutas y verduras porosas, para que no cambien ni su sabor ni su textura.
Pasillo de Humo es un pequeño rincón de Oaxaca en la Ciudad de México, además, es el lugar perfecto para adentrarse en la gastronomía oaxaqueña con sus deliciosas tlayudas, moles y cócteles. La legendaria Celia Florián, una de las cocineras tradicionales más importantes y galardonas de nuestro país y la mente maestra detrás del restaurante Las Quince Letras en Oaxaca, junto con su hijo Alam Méndez, quien llevó la comida oaxaqueña a Washington, fueron los encargados de traernos la auténtica cocina oaxaqueña a la Ciudad de México. Los platillos que podrás encontrar en Pasillo de Humo son una versión contemporánea de la comida oaxaqueña, pero siempre con el sabor que caracteriza esta tradición culinaria. A través de sus recetas, Celia y Alam se han dado a la tarea de demostrarle al mundo que la comida tradicional oaxaqueña es tan compleja y esplendorosa como cualquier otra. Para comenzar tu viaje a través de la tradición culinaria de Oaxaca, te recomiendo los molotes istmeños de plátano macho con mole rojo, son el balance perfecto entre dulce y picoso, un digno representante de la comida oaxaqueña. Para el plato fuerte, puedes probar la crujiente y deliciosa tlayuda de chorizo y chapulines, el aromático mole rojo, la decadente panceta de cerdo con mole manchamanteles o el mole amarillo de res. Cada uno de estos postres te enamorarán de la gastronomía oaxaqueña bocado a bocado. Pasillo de Humo también ofrece una increíble selección de cócteles y los mejores mezcales. Te recomiendo el cóctel con chepiche, mezcal, pepino y limón. Aunque también puedes pedir el tradicional chocolate oaxaqueño. Para el postre, te sugiero probar el clásico tamal de chocolate. Si visitas este pedacito de Oaxaca a la hora de desayuno, no te puedes perder el pan dulce y el chocolate caliente. Luego puedes pedir la cazuela con huevo estrellado, hoja santa, quesillo y chapulines.
La lechuga es un alimento nutritivo, saludable y muy rendidor, por lo que es el ingrediente perfecto para preparar ensaladas y platillos bajos en calorías y carbohidratos, sin embargo, también se utiliza para darle un toque de frescura a platillos como tacos dorados, pambazos y tostadas de tinga. Sin duda, la lechuga es muy versátil, pues hay opciones para todos los gustos. Cabe mencionar que existen muchos tipos de lechuga, los cuales aportan vitaminas, minerales y otros nutrientes. Entre las variedades más comunes se encuentran las siguientes: lechuga romana, lechuga italiana, lechuga iceberg, lechuga escarola, lechuga morada y lechuga francesa, entre otras. En kiwilimón te contamos sobre todos los beneficios que la lechuga tiene para ti, así como que vitaminas y minerales contiene y por qué es buena idea incluirla en tu dieta. Lechuga: vitaminas y mineralesAunque los beneficios varían dependiendo del tipo de lechuga, en general es un alimento rico en vitaminas y minerales como:Vitamina AVitamina CVitamina KÁcido fólicoCalcioHierroPotasioPor otro lado, la lechuga también contiene fibra, es baja en calorías y sodio y no contiene colesterol, por lo que es el alimento perfecto para aquellas personas que padecen de alguna enfermedad.También puedes leer: ¿Cómo lavar distintos vegetales?Los beneficios de comer lechugaLa lechuga, también conocida como Lactuca sativa, tiene un gran número de efectos positivos para la salud, pues los expertos indican que podría ayudar a combatir la ansiedad y el colesterol, así como a inducir el sueño. A continuación, te contamos todo lo que tienes que saber sobre los beneficios de la lechuga. Lechuga para fortalecer los huesosGracias a que es una buena fuente de vitamina K, la lechuga es el alimento ideal para fortalecer los huesos. Cabe mencionar que la lechuga de hoja roja es la variedad más rica en vitamina K, un nutriente que te ayudará a reducir el riesgo de fracturas. La lechuga contra el colesterolTodo parece indicar que la lechuga es una gran opción para aquellas personas con altos niveles de colesterol, los cuales tienen efectos adversos en el corazón, pues pueden llevarte a tener un ataque al corazón. De acuerdo con estudios en ratones publicados en 2004 y en 2009, la lechuga ayudo a disminuir los niveles de colesterol. AnsiedadUna investigación de 2012 indica que la lechuga contiene propiedades que ayudan a combatir la ansiedad. Por otro lado, el consumo de vegetales de hoja verde también se asocia con la salud cognitiva. HidrataciónDebido a que la lechuga está compuesta por un 95% de agua, es una excelente opción para mantenerte hidratado. Aunque debemos tomar alrededor de 8 vasos de agua al día, una fresca y crujiente ensalada puede contribuir a una mejor hidratación.También puedes leer: ¿Qué alimentos no deben guardarse en el refrigerador?Mejora la visiónDe acuerdo con los expertos, la lechuga es rica en vitamina A, un nutriente esencial para la vista y los ojos. Cabe resaltar que el consumo de esta vitamina puede reducir el riesgo de padecer cataratas y a prevenir la degeneración macular. ¡Otra buena razón para comer ensaladas y otros platillos con lechuga! Un aliado contra los radicales libresUn estudio reciente señala que la lechuga podría contener antioxidantes, una sustancia que combate a los radicales libres, los cuales son responsable de la aparición de enfermedades como el cáncer. ¿Lechuga para dormir mejor?Los científicos han señalado que diversos extractos de diferentes tipos de lechugas han demostrado que esta sustancia ayuda a promover en sueño, sin embargo, aún hace falta que se realicen más estudios para comprobar su efectividad. Algunos estudios han comparado los efectos de la lechuga sobre el sueño con los del diazepam. Un poderoso antiinflamatorioSegún un estudio publicado en 2010, la lechuga podría tener importantes propiedades antiinflamatorias, lo cual podría ayudar a combatir diferentes enfermedades. Sin embargo, cabe mencionar que aún deben realizarse más estudios. Antes de comer lechugaAntes de preparar cualquier platillo con lechuga, recuerda que es muy importante que laves y desinfectes este ingrediente antes de ingerirlo, pues puede estar contaminado con E. coli u otras bacterias. Una vez que este limpia, guárdala en el refrigerador.También puedes leer: ¿El pollo debe lavarse antes de cocinarlo?¿Cómo preparar la lechuga?Como ya sabes, en kiwilimón tenemos las mejores recetas con lechuga, las cuales son perfectas para cuidar tu salud, cualquier día de la semana. Anímate a probar las recetas que tenemos para ti:Tacos Orientales de AtúnFalafel con EnsaladaEnsalada de Atún con Aderezo de NaranjaSalbutesTacos de Coliflor Estilo BajaEnsalada de Mandarina con Camarón al AjonjolíPapas Rellenas de Ensalada con PolloTacos de Lechuga con Camarón BúfaloEnsalada Alta en Vitamina C
NEWSLETTER
Suscribirme al Newsletter
PUBLICIDAD
PUBLICIDAD