Recetas fáciles en licuadora
Recetas Fáciles

Recetas fáciles en licuadora

Por Kiwilimón - November 2018
Picar los ingredientes, triturarlos en el molcajete, mezclarlos en un bol, y después, limpiar todo eso. Si nada más de pensar en todo lo que tienes que hacer ya te da flojera preparar la comida, te tenemos una solución: recetas fáciles en licuadora. Cocina usando este maravilloso electrodoméstico y descubre lo sencillo que es disfrutar de una deliciosa comida con tan solo una licuadora. Flan de coco en licuadora No batalles con miles de recipientes. Con esta receta solo necesitas tu licuadora y el refractario donde hornearás el flan. Para que sepa más rico, déjalo en el refrigerador por lo menos media hora antes de servir.   Filetes de pollo en crema de chipotle Esta receta es perfecta para esas ocasiones en las que quieres lucirte, pero no tienes mucho tiempo. Para darle más sabor a la salsa puedes sustituir el agua por caldo de pollo. ¡Quedará súper rico!   Pan de elote sin harina Prepara un pan de elote como el que hacía tu abuelita sin harina y, lo mejor de todo, ¡sin ensuciar montones de cosas! Un tip: si te gusta sentir la textura del elote, no licúes mucho la mezcla. Así quedarán algunos pedacitos más enteros.   Albóndigas de carne en salsa de tomate No te compliques cortando los ingredientes a mano. Solo ponlos en la licuadora y ¡listo! Controla el número de pulsaciones para asegurarte de que tanto las albóndigas como la salsa adquieren la consistencia que buscas.   Huevos florentine con salsa holandesa No tienes que ser un experto en la cocina para preparar exquisitas recetas gourmet. Con tu licuadora es suficiente. Sirve cada huevo con pan tostado en tiritas, cebollín picado o perejil.   Aprovecha tu licuadora y saca a relucir tus habilidades culinarias. ¿Te gustaría saber más recetas con licuadora? Visita Kiwilimón para conocer más ideas.
Califica esta Receta.
Calificaciones (0)
Sé el primero en dar una calificación
PUBLICIDAD
Lo mas leído
A nadie le gusta limpiar después de cocinar. Con estas recetas puedes dedicarte a preparar deliciosos platillos sin tener que pasar horas después lavando trastes y recogiendo la cocina. Caldo de hongos con epazote No lo creerás, pero solo necesitas una olla para cocinar algo tan rico como este caldito de hongos. Asegúrate de usar una olla lo suficientemente profunda para que puedas agregar el caldo de pollo sin que se derrame. Tabule de lentejas Ahórrate unos cuantos trastes sucios y usa la misma olla donde cocines las lentejas para combinar todos los ingredientes. Cuela bien el agua y deja que se enfríen bien las lentejas (y el refractario) antes de agregar las verduras y las hierbas aromáticas. Risotto de amaranto y hongos Jamás te habrías imaginado que un platillo tan rico y original como este risotto solo requiere 25 minutos de preparación y una sola olla. Antes de servirlo, agrega unas láminas de parmesano para darle aún más sabor. Pasta con camarones al ajillo Aunque originalmente en la receta te pide que uses una olla para cocer la pasta y un sartén para los camarones, puedes cocinar todo en la misma olla. Después de que la pasta esté al dente quita bien toda el agua y ahí mismo cocina el resto de los ingredientes. Crema de champiñones Al momento de cocinar es muy importante leer los pasos para poder anticiparse. En este caso te sugerimos que desde un principio calientas la mantequilla en una olla o un sartén profundo para que no tengas que pasar la crema a otro refractario. Flan de cajeta en microondas Lo bueno de esta receta es que además de requerir solo un pequeño refractario, no es necesario prender el horno. La potencia de los hornos de microondas varía mucho por eso te recomendamos checar la cocción del flan cada 5 minutos. Pastel de chocolate en microondas No te quedes con el antojo de un postre. Con esta sencilla receta solo necesitas 6 ingredientes y una taza. ¿Quieres que quede aún más bonito? Espolvorea el pastel con azúcar glas y decóralo con frambuesas. Visita Kiwilimon para conocer más recetas fáciles de preparar.
No todo en esta vida es pavo o lomo. Disfruta la cena de Navidad con estas recetas vegetarianas. Coliflor agridulce Este es un platillo muy rico, fácil de preparar y no lleva ni un gramo de proteína animal. Te recomendamos preparar la receta con tiempo, ya que este es uno de los platillos que saben mejor cuando los ingredientes reposan un rato. Tacos veganos de zanahoria El relleno de estos tacos es muy sencillo de hacer, pero tiene un sabor increíble. El secreto está en la combinación del jitomate, el chile ancho y el ajo. Si quieres dar una textura diferente al relleno, agrega unas flores de jamaica mientras cocinas la zanahoria. Tostadas de chorizo vegano Esta versión del tradicional antojito mexicano es perfecta para las personas que decidido bajar su consumo de carne o eliminarlo por completo. Para darle una textura más similar a la del chorizo, asegúrate de no mezclar demasiado los ingredientes en el procesador. Champiñones rellenos veganos Estos champiñones rellenos son una gran opción para botanear en la cena navideña. Realmente es muy sencillo prepararlos. Para ganar tiempo y servirlos justo después de cocinarlos, deja todos los ingredientes listos previamente. Tostada de tinga de nopales Además de ser una receta deliciosa, es muy nutritiva. Los nopales hacen que sea una opción más saludable sin perder sabor. Cocina los nopales con bicarbonato para disminuir su textura típica. Tostadas de ceviche de jícama Si tu Navidad no está llena de nieve ni bajas temperaturas, tal vez un platillo más fresco sea una buena opción. Por ejemplo, unas tostadas de ceviche (sin pescado ni mariscos) puede ser el platillo estrella de tu cena navideña. Tacos de coliflor al pastor Disfruta todo el sabor de los famosos tacos al pastor sin tener que comer carne. Antes de licuar el achiote dilúyelo en un poco de vinagre. Así será más sencillo que todos los ingredientes se incorporen.   Mixiote de verduras Un paso muy importante en esta receta es el asado de las especias, ya que esto hace que su sabor sea más intenso. Pon los ingredientes en un comal o un sartén y ásalos a fuego bajo para evitar que se quemen. ¿Cuál de estas recetas se te antoja más? Déjanos tus comentarios.
¿Decidiste que era buena idea gastar toda tu quincena en un boleto de avión o en un par de zapatos nuevos, y ahora no tienes ni para comprar una lata de atún? No te preocupes. A todos nos ha pasado. Antes de que vayas a abastecerte de sopas y fideos instantáneos, mejor échale un vistazo a estas recetas para preparar si estás en bancarrota. Ensalada de lentejas Además de que son un ingrediente súper económico, las lentejas te mantienen satisfecho por más tiempo. Así te quitarás la tentación de andar picando (y gastando) entre comidas.   Calabacitas asadas con menta No todos los platillos económicos tienen que ser aburridos. Atrévete a probar sabores diferentes mientras cuidas tu bolsillo. Prepara esta deliciosa receta con calabacitas para llegar a la próxima quincena.   Crema de brócoli Disfruta una rica comida con sabor casero con ingredientes súper económicos, y que seguramente ya tienes en tu cocina. Si tienes un poco de pan, puedes tostarlo y agregarlo a la crema como crotones.   Enfrijoladas con nopalitos Combina frijoles, tortillas y nopales, y obtén un platillo ideal tanto para el desayuno como para la hora de la comida. Acompaña las enfrijoladas con pico de gallo, crema, queso o el ingrediente de tu preferencia.   Hot cakes de plátano Si ves que algunos ingredientes empiezan a faltar en tu alacena, es momento de ser creativos. No importa que se haya acabado la harina para hot cakes. Con esta receta solo necesitas dos ingredientes.   Arroz con frijoles Aunque sea una receta muy sencilla, es realmente deliciosa. Originalmente solo incluye dos ingredientes (arroz y frijoles), pero tú puedes personalizarla a tu gusto. Añade pico de gallo, chorizo, tocino o lo que te encuentres en tu refrigerador.   Fideo seco con chipotle Por mucho menos de $50 puedes preparar esta tradicional receta mexicana. Solo necesitas fideos, chipotle, jitomate y ajo. Aprovecha el caldo de pollo que tengas de recetas anteriores para darle un sabor más rico a tu platillo.   Spaguetti fast Usa la pasta que tengas en tu alacena (no tiene que ser necesariamente spaguetti) y añádele chile de árbol y ajo picado. No te preocupes si no tienes queso parmesano. La combinación del chile y el ajo es suficiente para darle sabor a la pasta. Comienza a planear tu menú y come increíbles platillos con un bajo presupuesto.
Caminar por nuestro país sin sentir la tentación de detenerse a probar un bocado de lo que están preparando junto a ti es casi una misión imposible.  Desde la típica taquería hasta el puesto de comida ambulante, las calles de México poco a poco se han convertido en pasarelas de exquisiteces culinarias para llevar. Nadie puede negar que la comida callejera es parte de la cultura gastronómica mexicana y, si quieres conocer realmente el país, tienes que probarla. Tacos Los tradicionales tacos ocupan sin duda el primer lugar en esta lista de comida callejera en México. Dependiendo de dónde te encuentres, puedes encontrar una gran variedad de tacos: suadero, carnitas, al pastor, tripas, cochinita pibil, de canasta, y un largo etcétera. Tacos de canasta con salsa verde cruda   Burritos Los primos de los tacos tampoco se quedan atrás. Aunque esta comida callejera es más típica del norte del país, ahora puedes encontrarlos casi en cualquier lado. Para disfrutar un buen burrito debes asegurarte de que la tortilla de harina esté recién hecha. Burrito de frijoles con queso   Gorditas En el centro del país se hacen tradicionalmente con harina de maíz (blanco, amarillo o azul), mientras que en el norte las preparan también con harina de trigo. Por lo general se rellenan con los típicos guisados mexicanos: picadillo, papas, carne con chile, rajas, mole, entre muchos otros. Gorditas light   Quesadillas Dejando de lado el eterno dilema (¿las quesadillas llevan queso o no?), este es uno de los platillos favoritos de los transeúntes mexicanos. Puedes probarlas fritas o, si prefieres una opción un poco más light, a la plancha. Quesadillas de flor de calabaza fritas   Elotes y esquites No importa en qué parte del país te encuentres, siempre vas a encontrar un elotero en alguna esquina. Lo fabuloso de esta delicia callejera es que siempre puedes prepararla a tu gusto: con limón, chile del que pica (o no), mayonesa, mantequilla, queso rallado y/o crema. Esquites en vasitos   Tamales Los deliciosos tamales calientitos son el placer culposo ideal para la cena. Como algunos de los otros platillos callejeros los tamales también varían un poco de una región a otra. En los estados norteños suelen prepararse con hoja de maíz y en los sureños, con hoja de plátano. Diferente sabor, igualmente deliciosos. Tamales de chile poblano, queso y elote   Panuchos y salbutes Después de la cochinita pibil y la sopa de lima, los panuchos y salbutes son posiblemente los platillos más conocidos de la cocina yucateca. Para completar la experiencia gastronómica al estilo del Mayab acompaña estos típicos platillos añadiendo cebolla morada y chile habanero tatemado. Salbutes   Insectos Los chapulines con chile y limón pueden parecer una comida exótica, pero en el estado de Oaxaca son una botana callejera bastante popular. No te dejes llevar por las apariencias y anímate a probar estos bichos. Quesadilla con chapulines   Fruta Los vasitos con fruta preparada son definitivamente una de las comidas callejeras más buscadas en México. Puedes encontrar desde los más básicos, como jícama, zanahoria o pepino, hasta frutas de temporada, como sandía, mango o tuna. No olvides el jugo de limón y el chile en polvo para darle el toque final. Coctel de frutas de colores   Tlayuda Otro ejemplo de la deliciosa comida callejera oaxaqueña es la tlayuda. Esta especie de súper tortilla tostada se prepara con tasajo, chorizo, chapulines, carne o aguacate. Tlayuda de tasajo con guacamole   Disfruta la original comida callejera preparándola en casa con las recetas de Kiwilimón.  
PUBLICIDAD
NEWSLETTER
Suscribirme al Newsletter
PUBLICIDAD