Recetas mexicanas: Mole de olla
Recetas Fáciles

Recetas mexicanas: Mole de olla

Por Kiwilimón - Noviembre 2011
Una receta muy mexicana es el mole de olla, la cual se prepara desde hace muchos años y varia sus ingredientes de acuerdo a algunas zonas del país. No obstante su sabor y aportaciones nutritivas son ideales para los tiempos de frío. El mole de olla es una sopa tradicional mexicana de Oaxaca. La base de la receta es un caldo de res, jitomate y verduras. Disfruta esta sopa en un día de frio. Aquí te dejamos la receta para preparar este delicioso platillo, gracias a nuestra chef Deborah Dana Beyda

Ingredientes

  • 1/2 Kilo de Carne de res (cecina o falda)
  • 4 Piezas de Chambarete con hueso
  • 1/4 Kilo de Calabazitas
  • 4 Chiles anchos
  • 2 Chiles pasilla
  • 1/2 Cebolla picada
  • 4 Zanahorias peladas y cortadas
  • 1/2 Kilo de Elotes cortados a la mita
  • 8 Tazas de Agua
  • 2 Jitomates
  • 2 Dientes de Ajo picados
  • Sal y pimienta al gusto

Modo de preparación

  1. En una olla grande fría las carnes con 3 cucharadas de aceite y los ajos por 5-10 minutos.
  2. Cubra las carnes con las 8 tazas de agua y hierva por 30-40 minutos o hasta que la carne esté cosida. Agregue las verduras y cotinue cocinando por 15 minutos mas.
  3. Ase los chiles, límpielos en agua fría y retire las semillas y las venas.
  4. Muelas los chiles, y la cebolla hasta que obtengan una salsa. Agregue la salsa colada al caldo de carne.
  5. Tape el caldo y continúe cociendo hasta que las verduras estén tiernas.
  6. En el momento de servir retire los Chamberetes y sirva muy caliente.
Presentación Sirva en un platón de sopa y ponga pequeños recipientes con chile y limones para condimentar la sopa. Recetas similares al mole de olla
Califica esta receta
Calificaciones (0)
Sé el primero en dar una calificación
PUBLICIDAD
Lo mas leído
¿Acaso hay algo más vergonzoso que darte cuenta de que tienes mal aliento justo cuando estás a mitad de una conversación? A todos nos ha pasado (sobre todo después de comer unos deliciosos tacos con su respectiva cebollita). Por supuesto que la higiene bucal es fundamental para evitar este tipo de problemas, pero eso no es todo. Hay otras maneras que pueden contribuir a tener un aliento fresco siempre. ¿Por qué tengo mal aliento?Existen diferentes razones por las cuales puedes tener mal aliento. En general, estas son las tres principales:Falta de higiene bucalConsumo de alimentos con sabores u olores fuertesProblemas de digestión ¿Qué puedo comer para quitar el mal aliento?Procura incluir estos alimentos en tu dieta para combatir el mal aliento. ManzanaLas frutas “crujientes”, como la manzana, ayudan a combatir el mal aliento de dos formas. Por un lado, su textura hace que produzcas más saliva, lo cual ayuda a deshacerte de las bacterias que producen el mal aliento. Y por otro, la dureza y lo crujiente de la manzana facilitan la limpieza de los dientes, removiendo restos de comida.Té verdeSabemos que muchas veces parece imposible arrancar el día sin una dosis de cafeína, pero si decides tomarla en forma de café, probablemente estarás batallando a lo largo del día con tu aliento. En su lugar mejor bebe una taza de té verde: te dará la misma energía que el café y, además, la catequina (un antioxidante natural) combatirá las bacterias que provocan el mal aliento. CítricosDespués de comer trata de incluir siempre una naranja, toronja o cualquier otro cítrico. Esto no solo te mantendrá alejado de antojos poco saludables, sino que también será una manera sencilla y muy efectiva de mantener tu aliento fresco a lo largo del día. La vitamina C presente en estos alimentos ayuda a eliminar las bacterias que afectan tu aliento.JengibreYa lo hemos dicho antes, el jengibre es un ingrediente con múltiples usos. No sólo es bueno para curar las molestas náuseas y tratar ciertos problemas gastrointestinales, también puede ayudar a tener un aliento fresco por más tiempo. Prepara un té con unas rodajas de limón y un pedacito de jengibre, y olvídate de taparte la boca cuando estás hablando. MentaExisten alimentos, como la menta o la hierbabuena, que dan un aliento fresco por sí mismos. Su sabor intenso y aromático proporciona instantáneamente frescura, ya sea en forma de bebida o simplemente masticado. En caso de que tu problema de aliento se debe a una mala digestión, estas hierbas también pueden ayudar a combatirlo desde la raíz.
¿Acaso hay algo más vergonzoso que darte cuenta de que tienes mal aliento justo cuando estás a mitad de una conversación? A todos nos ha pasado (sobre todo después de comer unos deliciosos tacos con su respectiva cebollita). Por supuesto que la higiene bucal es fundamental para evitar este tipo de problemas, pero eso no es todo. Hay otras maneras que pueden contribuir a tener un aliento fresco siempre. ¿Por qué tengo mal aliento?Existen diferentes razones por las cuales puedes tener mal aliento. En general, estas son las tres principales:Falta de higiene bucalConsumo de alimentos con sabores u olores fuertesProblemas de digestión ¿Qué puedo comer para quitar el mal aliento?Procura incluir estos alimentos en tu dieta para combatir el mal aliento. ManzanaLas frutas “crujientes”, como la manzana, ayudan a combatir el mal aliento de dos formas. Por un lado, su textura hace que produzcas más saliva, lo cual ayuda a deshacerte de las bacterias que producen el mal aliento. Y por otro, la dureza y lo crujiente de la manzana facilitan la limpieza de los dientes, removiendo restos de comida.Té verdeSabemos que muchas veces parece imposible arrancar el día sin una dosis de cafeína, pero si decides tomarla en forma de café, probablemente estarás batallando a lo largo del día con tu aliento. En su lugar mejor bebe una taza de té verde: te dará la misma energía que el café y, además, la catequina (un antioxidante natural) combatirá las bacterias que provocan el mal aliento. CítricosDespués de comer trata de incluir siempre una naranja, toronja o cualquier otro cítrico. Esto no solo te mantendrá alejado de antojos poco saludables, sino que también será una manera sencilla y muy efectiva de mantener tu aliento fresco a lo largo del día. La vitamina C presente en estos alimentos ayuda a eliminar las bacterias que afectan tu aliento.JengibreYa lo hemos dicho antes, el jengibre es un ingrediente con múltiples usos. No sólo es bueno para curar las molestas náuseas y tratar ciertos problemas gastrointestinales, también puede ayudar a tener un aliento fresco por más tiempo. Prepara un té con unas rodajas de limón y un pedacito de jengibre, y olvídate de taparte la boca cuando estás hablando. MentaExisten alimentos, como la menta o la hierbabuena, que dan un aliento fresco por sí mismos. Su sabor intenso y aromático proporciona instantáneamente frescura, ya sea en forma de bebida o simplemente masticado. En caso de que tu problema de aliento se debe a una mala digestión, estas hierbas también pueden ayudar a combatirlo desde la raíz.
Pareciera imposible dejar de usar bolsas de plástico, porque nos las ofrecen en todos lados. Sin embargo, también vemos muchísimas imágenes devastadoras de montañas de bolsas de plástico que están contaminando a la tierra y a los océanos. Por lo que hacer conciencia y aplicar pequeños cambios en nuestros hábitos es necesario y pueden tener buenos resultados.De hecho, en muchos países, las bolsas de plástico están prohibidas. También existen algunas iniciativas que proponen usar materiales que se degraden más pronto que los plásticos tradicionales, o incluso se cobra algún impuesto si quieres usar bolsas. Aun así, no es suficiente y no sucede en todo el mundo.Te recomendamos Cómo desperdiciar menos comida cuando tienes niños pequeñosAdemás, existen otros plásticos de un solo uso como popotes, cubiertos y platos, a los cuales también se ha extendido la prohibición. Pero lo que complica la situación es que a pesar de que el polietileno con el que están hechas las bolsas es fácilmente reciclable, no se hace porque es difícil separarlo del resto de la basura.Considerando todo esto, la mejor solución es evitarlo. Primero hay que empezar por las compras. Hay muchas bolsas de tela muy atractivas que puedes llevar al supermercado o mercado para empacar tus productos.Si no las llevas, solicita que te den cajas, siempre les sobran en las tiendas grandes. Piensa también que no sólo en los supermercados nos dan bolsas, y mejor carga bolsas de tela siempre a la mano para todo lo que compres, o inclusive si compras comida para llevar en un restaurante.Para las frutas y verduras, puedes conseguir bolsas pequeñas de tela abierta, como malla o velo. Recuerda lavarlas de vez en cuando para evitar contaminaciones. Una bolsa de plástico tradicional puede tardar cientos de años en degradarse completamente. Y si además compras jugos en botellas de plástico, imagínate cuánto de este material consumes en una sola semana.Te recomendamos: ¿Cómo calcular las porciones para hacer el súper?Poco a poco, tiendas donde venden productos a granel tanto de limpieza como alimentos están abriendo. Lleva tus propios contenedores y reúsalos.Usa bolsas de papel o recipientes para los sándwiches del lunch. No es necesario empacarlos en bolsas. Procura usar recipientes de vidrio o acero inoxidable ya que duran mucho más tiempo y cuando ya no te sirvan, contaminan menos.Y si ya tienes las bolsas, reúsalas la mayor cantidad de veces posible, ya sea para las compras, o para forrar basureros. Convierte el tema en un proyecto familiar: organiza un reto de quién puede pasar más tiempo sin usar una bolsa de plástico, involucra a tus hijos e invítalos a sugerir ideas para reducir su uso. Recuerda que la mejor enseñanza es el ejemplo.
¿Estás buscando un alimento que sea versátil, delicioso y además bueno para tu salud? ¡No busques más! Disfruta todas las bondades del aguacate y descubre por qué debes incluirlo en tu dieta. Todos sabemos que el aguacate puede usarse tanto en recetas saladas como dulces y que, en general, aporta muchos nutrientes. Pero, ¿cuáles son esos nutrientes? Resulta que el tercio de un aguacate mediano contiene casi 20 vitaminas y minerales. Eso la convierte en una opción saludable. Estas son algunas de las vitaminas que puedes obtener al consumir aguacate:• Vitamina K. Los aguacates son una buena fuente de vitamina K, un nutriente que el cuerpo necesita para mantenerse saludable. Es importante para la coagulación de la sangre, los huesos y otras funciones esenciales del organismo.• Vitamina C. Este es un antioxidante que promueve la curación y ayuda a que el cuerpo absorba el hierro. Aunque puedes tomar antioxidantes en forma de tabletas, se recomienda obtenerlos a través del consumo de alimentos saludables y no necesariamente mediante suplementos. Los aguacates saludables en una porción de 50 g contienen 4% del VD de vitamina C.• Vitamina B6 y ácido pantoténico. Juntos ayudan a convertir la comida en energía. 25 gramos de un aguacate saludable contiene .1 mg de Vitamina B6 y .4 mg de ácido pantoténico, que es el 20% de la ingesta diaria recomendada para niños de 1-3 años. • Vitamina E. Al comer tan solo 50 gramos de aguacate estás consumiendo el 6% de la dosis diaria recomendada de vitamina E. Este compuesto es importante porque es un antioxidante que protege los tejidos del daño y ayuda a mantener fuerte el sistema inmunológico. • Punto extra: Los Aguacates de México no solo contribuyen casi 20 vitaminas y minerales, también ayuda a absorber mejor el resto de los nutrientes que comemos. La grasa insaturada del aguacate (también conocida como grasa buena) ayuda a incrementar la absorción de nutrientes que son liposolubles, como las vitaminas A, D, K y E. Ahora ya lo sabes: si quieres cuidar tu salud mientras disfrutas de un alimento saludable, come Aguacates de México. Esta fruta puede ser el snack ideal para media mañana, el acompañante perfecto para tu platillo favorito o el sustituto que convierta cualquier receta en una opción mucho más saludable.
NEWSLETTER
Suscribirme al Newsletter
PUBLICIDAD
PUBLICIDAD