Recetas para botanear con los amigos o la familia
Recetas Fáciles

Recetas para botanear con los amigos o la familia

Por Kiwilimón - Octubre 2011
    Ya sea fin de semana, algún evento deportivo, una película, alguna reunión familiar o fiesta, las botanas son importantes para ofrecer una entrada a los invitados. Existen muchas variedades de botanas, mismas que no solamente se basan en abrir una bolsa de papas o de cacahuates. Sino sabes qué botana ofrecer, aquí te decimos algunas que son muy buenas. - Queso Panela con OréganoEste queso panela con orégano es una gran botana fácil de preparar que puedes hacer con un día de anticipación.Enchiladas PototsinasLas Enchiladas Potosinas llevan una masa preparada con chile rojo que les da su color. Estas van rellenas de una mezcla de queso fresco con chile y cebollita. Se sirven con crema fresca, lechuga en tiras y guacamole.Chicharron en Salsa VerdeEl chicharrón en salsa verde queda delicioso en tacos o para acompañar unos huevos de desayuno. Puedes usar una salsa verde comprada y tenerlo listo en 10 minutos.Hojas de Parra Rellenas de Queso de CabraUna delicia griega estas hojas de parra están rellenas de queso de cabra con especias.Taquitos de Pollo DoradosDeliciosos taquitos de pollo dorados.Mini PambazosDelicioso pambazos de papa y longaniza, acompañados de crema, queso y lechuga.Flautitas FusiónSencilla receta de flautas de res acompañadas de crema, queso, lechuga y salsa verde.Ceviche de SalchichaUna rica y sencilla versión de botana, que puede hacerse con cosas que por lo regular siempre tenemos en el refrigerador.Pizza de Manzana y QuesoUna deliciosa pizza con manzana y queso, una combinación differente y muy rica.
Si deseas conocer más recetas de botanas, haz click aquí.  
Califica esta receta
Calificaciones (0)
Sé el primero en dar una calificación
PUBLICIDAD
Lo mas leído
En kiwilimón sabemos que siempre estás buscando formas de cuidar el medio ambiente y de mantener tu hogar y cocina limpios. En el caso de la cocina, el lugar en donde la magia sucede, es muy importante mantener todo muy limpio y ordenado, pues cocinar será muy fácil de esta manera. Sin embargo, además de limpiar todo muy bien, también es fundamental desechar los ingredientes de la manera adecuada, pues de lo contrario, podemos contaminar el medio ambiente y dañar nuestra casa. Este es el caso del aceite de cocina, el cual debe desecharse de una manera adecuada, pues de acuerdo con información publicada por las autoridades de la Ciudad de México, tirar este ingrediente al drenaje es un delito que se castiga con multas y tiene las siguientes consecuencias:1 litro de aceite contamina 1,000 litros de aguaObstruye tuberías y drenajesCausa inundacionesProvoca malos oloresTambién puedes leer: Usos del aceite de oliva para la limpieza y el hogar¿Por qué no se debe tirar el aceite al drenaje?Además de estar tipificado como un delito por las autoridades de la CDMX, tirar el aceite al drenaje puede terminar en un desastre en tu cocina, pues una vez que se vuelva sólido, podría tapar la tubería y tendrías que llamar a un plomero. Por si fuera poco, tirar el aceite quemado al drenaje no solo daña la tubería de tu hogar, sino que se acumula en el drenaje de toda la ciudad, se solidifica y cause inundaciones y mal olor. Es por esto que es crucial deshacerte del aceite de cocina de una manera responsable, ¡es muy fácil!Cómo deshacerse del aceite de manera correctaAhora que ya sabes que no debes tirar el aceite al drenaje, aquí te decimos cómo puedes tirarlo de una manera adecuada.Usa una botella de plásticoSi cocinaste unas ricas papas fritas o unos crujientes churros y ahora tienes que tirar el aceite, lo único que necesitas es una botella de plástico con taparrosca. Una vez que el aceite este frío, viértelo dentro de la botella, ciérrala muy bien y tírala a la basura. También puedes leer: Conoce las propiedades del aceite de coco dentro y fuera de la cocinaCongela el aceiteSi cocinaste algo con mucha grasa, también puedes congelar este residuo y luego ponerlo dentro de un contenedor y sellarlo muy bien antes de tirarlo a la basura.Añade harinaPara que el aceite sea aún más fácil de tirar a la basura, añade un poco de harina, pues de esta manera se solidificará.Mézclalo con otros desechosSi únicamente vas a tirar una o dos cucharadas de aceite de cocina, puedes esperar a que se solidifique y después tirarlo en la bolsa de basura orgánica, para que los demás desechos lo absorban.No olvides tus sartenesAunque no cocines con grandes cantidades de aceite, recuerda que es importante que limpies tus sartenes después de cocinar, pues así evitas que se vaya acumulando la grasa en la tubería poco a poco. También puedes leer: 4 aceites que puedes usar en la cocina y en tu pelo
Las vitaminas C y D han sido las estrellas en estos años de pandemia, cuando todos hemos buscado la forma de resguardarnos de la manera más natural posible del COVID-19. Pero ¿cómo funcionan y en qué alimentos podemos encontrar vitaminas para fortalecernos contra el coronavirus?La vitamina C es un antioxidante del cual podríamos decir que desde siempre ha sido promovido como un benefactor en la función inmunológica saludable, mientras que la vitamina D saltó a la fama en años recientes, con sus posibles efectos positivos sobre la función inmunológica.Lo que la ciencia ha podido investigar hasta el momento respecto del consumo de vitaminas como suplemento y el nuevo COVID-19 es que existe la posibilidad de que los suplementos puedan ser efectivos. Por ejemplo, algunos estudios observacionales vinculan los niveles más bajos de vitaminas en la sangre con un mayor riesgo de dar positivo por el virus que causa el COVID-19, sin embargo, estudios como estos no pueden probar que la vitamina D proteja a las personas contra las infecciones.De acuerdo con información del sitio de la Universidad de Harvard, un estudio de 2021 sobre zinc y vitamina C tampoco demostró beneficios para las personas con COVID-19 leve. En este estudio, las personas cuyos síntomas no requirieron hospitalización fueron asignadas al azar para recibir sólo vitamina C, 8.000 mg/día, o sólo zinc, 50 mg/día, o ambos suplementos en las dosis anteriores o ninguno de ellos.A pesar de las dudas sobre el beneficio general de estos suplementos, muchos médicos comenzaron a recetarlos de forma rutinaria en los primeros días de la pandemia de COVID-19, probablemente por la falta de conocimiento sobre cómo tratar esta nueva infección y el historial de seguridad que tienen los suplementos de estas vitaminas.Mientras que las personas con deficiencias nutricionales sí deben recibir suplementos y las deficiencias de zinc o vitamina D son comunes y pueden contribuir a una función inmunológica deficiente, lo mejor siempre será poder adquirirlos de una dieta nutritiva y adecuada para cada persona. A continuación, te contamos más sobre las vitaminas C y D, además de en qué alimentos encontrarlas.La vitamina C, o ácido ascórbico, es una vitamina soluble en agua, un antioxidante y eliminador de radicales libres que tiene propiedades antiinflamatorias, influye en la inmunidad celular y la integridad vascular, y sirve como cofactor en la generación de sustancias que incluyen la adrenalina, la noradrenalina y la dopamina.Cuando una persona se encuentra en un estado de estrés oxidativo, como cuando está atravesando alguna enfermedad que cause incluidas infecciones graves y sepsis, por ejemplo el COVID-19, puede que requiera más vitamina C, pero aún se está estudiando el papel potencial de altas dosis para mejorar la inflamación y la lesión vascular en pacientes con este tipo de coronavirus.Las frutas y verduras son las mejores fuentes de vitamina C, en especial las frutas cítricas, los tomates, el jugo de tomate y las papas. Otras buenas fuentes de alimentos con vitamina C incluyen:pimientos rojos y verdeskiwibrócolifresascoles de Bruselasmelón Muchas de las mejores fuentes alimenticias de vitamina C, como frutas y verduras, generalmente se consumen crudas. Consumir cinco raciones variadas de frutas y verduras al día puede aportar más de 200 mg de vitamina C.Por otro lado, la vitamina D es un nutriente importante que el cuerpo necesita para construir y mantener los huesos fuertes, entre otros beneficios. La fuente principal de esta vitamina es la luz solar, pues la piel absorbe los rayos ultravioletas del sol y los convierte en vitamina D.Sin embargo, muchas personas no obtienen la suficiente y esto ocurre especialmente si eres mayor, no comes alimentos saludables o tienes un tono de piel más oscuro. Si bien la vitamina D estimula el sistema inmunológico y alivia la inflamación, los expertos señalan que se necesita más investigación sobre sus propiedades antivirales.Aunque hay varios estudios sobre la relación entre la vitamina D y el COVID-19 que señalan que los niveles bajos de ella sí pueden aumentar la probabilidad de dar positivo, otros sugieren que los niveles más altos de vitamina D no reducen el riesgo de infección viral, hospitalización o gravedad de la COVID-19. La mejor forma de adquirir vitamina D es más luz solar, de 15 a 20 minutos tres días a la semana, y alimentos como:Pescado azul (como el salmón o las sardinas)carne rojaYemas de huevoAlimentos con vitamina D añadida, como la leche
La medicina es y está en uno. En la sanación energética actual, el camino es enseñar al paciente a sanarse a sí mismo, a encontrar medicina en lo que se escucha, en lo que se ve, se come y se decreta. Las tradiciones chinas milenarias afirman que es porque hay energía detrás de todo. Por eso, para ellos, el equilibrio significa salud y bienestar. Se habla mucho del Ayurveda indio como vía filosófica para curarse a través de la alimentación, pero como cultura madre, la china tiene mucho que aportar a la conversación. Regida por la filosofía tao, se explica que el cuerpo es unidad y no un compendio de partes autónomas, como se le aborda en la medicina occidental. Adicionalmente se dice que la teoría del ying y yang es intrínseca a la vida en general: está presente en los movimientos de la tierra, en las personas, en los alimentos.Bajo esa perspectiva todo tiene dos fuerzas: la positiva y negativa, el día y la noche, la luz y la sombra. A cada ying le corresponde un yang. Ni mucho, ni poco. Sólo el que equilibre. En una charla con el doctor del Instituto de Medicina China Osiris Triana, hace mención del columpio –un invento chino– como el mejor ejemplo de la sabiduría milenaria de aquel país: si te impulsas demasiado, saldrás volando. Con la inercia correcta, el juego es un disfrute. “La filosofía del yin yang surge de la observación de la naturaleza porque se considera que es el primer y el mejor maestro del hombre. Los antiguos comenzaron a entender que había ciclos en la naturaleza y que todos contaban con movimientos opuestos”, me explica Osiris.No todos necesitamos el mismo alimento. Hay que seleccionar la comida de acuerdo con la época del año, al clima particular del día, al estado de salud. “Nuestros órganos y sus afecciones o salud marcan el flujo de alimentos que necesitamos”, confirma Osiris. Como el tema es súper complejo, también hablé con José Adalberto Marín Ortiz, acupunturista y profesor de técnicas como Chi Kung y Kung Fu, quien asegura que no es casualidad que los chinos luzcan tan vigorosos y jóvenes a diferencia de los europeos, que desayunan pan y mermelada. Los chinos desayunan temprano, al alba, dice. Desayunan proteína y semillas que aumenten su energía vital.En la medicina china, el frío o el calor de las cosas y personas marca el paso: “los doctores se basan sobre todo en las manifestaciones de la naturaleza de la persona, incluso cuando tienen alguna enfermedad, se estudia la naturaleza de la enfermedad con la finalidad de regular la temperatura”, me confirma Adalberto. Adicionalmente me explica que en cada momento del día el cuerpo pide equilibrar la temperatura con los alimentos correctos. En la mañana, que hace frío, pide algo caliente; a medio día, algo que refresque, mientras que para la noche, lo mejor es elegir un guiso caliente y bajo en calorías. Osiris me cuenta que hay que observar las fluctuaciones de energía, de frío a calor, a lo largo del año: cuando la energía empieza a crecer es en la primavera; llega a su punto máximo en el verano. Cuando empieza a haber un retroceso en la energía Yang o energía de calor, comienza el otoño y, finalmente, cuando retrocede a su punto mínimo es el invierno. Esto determina el tipo de alimentos que necesitamos. La alimentación en la medicina tradicional china también observa la filosofía de los cinco elementos, en la que a cada estación le corresponde un elemento de la naturaleza: a la primavera le corresponde el elemento madera; al verano, el elemento fuego; al otoño, el metal, mientras que el invierno es el agua. A cada elemento le corresponde un órgano del cuerpo y un sabor frío o caliente que lo potencia. Por ejemplo, al elemento agua corresponde el riñón, por lo que hay que elegir alimentos que nutran y fortalezcan al riñón como el cordero o el frijol negro. Osiris lo explica así: al invierno le corresponde el elemento de agua que es un elemento ying, con una tendencia descendente fría, por lo que hay que balancear con alimentos de energía caliente. Asimismo, cada órgano tiene otra parte del cuerpo que lo fortalece o debilita. El órgano que potencia el riñón son los pulmones y su sabor es el picante, por lo que hay que consumir alimentos de esta naturaleza como cebolla, el jengibre o el ajo. “Poquito picante, porque si vamos al exceso, como en ejemplo del columpio, el movimiento va a ser demasiado fuerte y tendremos un desequilibrio”, concluye Osiris. Adalberto me indica que el hígado normalmente se congestiona o se “calienta” por estrés o por ira, por lo que personas con aflicciones en dicho órgano deben consumir alimentos amargos que lo refresquen. Los sabores dulces debilitan el vaso o sistema digestivo, en enfermedad habría que limitarlos, mientras que una persona con problemas de corazón debería evitar alimentos ácidos. Adicionalmente recomienda consumir alimentos lo más frescos posibles y masticar hasta lograr papillas, antes de engullir. Osiris, por su parte recomienda revisar qué es lo que requiere el cuerpo en cada momento del día y no guiarse por los antojos. En ello radica un amor real a nuestro cuerpo. El tema es recordar que la enfermedad es un desequilibrio de energía y que la recuperación de la salud está íntimamente relacionada con la armonización de aquello que entra al cuerpo: comida, pensamientos, estímulos y emociones.
A veces lo más sencillo es lo mejor, incluso cuando se trata de productos para el cuidado del cabello, como usar ingredientes de cocina para hidratarlo, por ejemplo, aceites naturales como el de coco o el de oliva.Usar ingredientes naturales como remedios caseros para el pelo tiene muchos beneficios, pues te permitirá evitar los productos químicos, al mismo tiempo que nutre y fortaleces el cabello, y consigues un aspecto y un olor fantásticos en él.Los productos de belleza ecológicos están ganando popularidad rápidamente, con más mujeres que nunca queriendo usar productos naturales, así que aquí te dejamos algunos de los mejores aceites para la salud del cabello que se pueden usar directamente sobre la piel y el cabello, además de en la cocina. Aceite de olivaEl aceite de oliva es extremadamente versátil, pues se puede tomar en ayunas, es un gran aderezo, funciona bien para cocinar y además tiene propiedades protectoras e hidratantes, con las cuales cubre el tallo del cabello y protege la queratina. También tiene propiedades exfoliantes y anticaspa cuando se combina con jugo de limón. Cuando se usa regularmente, el aceite de oliva puede reemplazar la necesidad de usar acondicionador y otros productos para alisar el cabello. El aceite de oliva virgen extra orgánico es el mejor, ya que es rico en antioxidantes naturales y no contiene ningún ingrediente químico.Si tienes el cabello dañado, sin brillo, secos o con frizz, o tienes tendencia a la caspa, el aceite de oliva puede ser perfecto para ti, además, usarlo te protegerá contra el daño por calor, te dará una apariencia elegante y brillante, hidratará y le dará al cabello dañado y quebrado una apariencia saludable.Puedes usar el aceite de oliva como un tratamiento capilar semanal sobre el cabello seco o húmedo, sólo aplica una o dos cucharadas y cubre tu cabello con un gorro para bañarse durante unos 30 minutos. Después lava bien el cabello con champú y enjuágalo con agua fría. No es necesario usar acondicionador después de un tratamiento con aceite de oliva. Aceite de cocoEl aceite de coco contiene grandes cantidades de ácidos grasos que le permiten penetrar profundamente en el cabello sin evaporarse. Es rico en carbohidratos, vitaminas y minerales que son esenciales para la buena salud del cabello. Además, está disponible en varias variedades diferentes, como refinado, sin refinar y virgen extra, y es uno de los mejores aceites para el crecimiento del cabello.Lo mejor será usar aceite de coco orgánico y se puede usar en el cuero cabelludo graso si aplicas sobre el cabello, pero no en las raíces. Si tu cuero cabelludo es seco, sí puedes aplicar en raíces también. Deja actuar durante al menos 30 minutos y luego lava con tu champú sin alcohol habitual. Tratar tu cabello una vez a la semana con aceite de coco ayudará a protegerlo contra el daño y lo mantendrá con un aspecto saludable y brillante, además de que funciona bien para quienes desean reparar el cabello quebradizo y las puntas abiertas, y se recomienda para personas con crecimiento lento del cabello.Aceite de girasolEl aceite de girasol tiene un alto contenido de ácido oleico, lo que lo hace ideal para el cabello roto. Sus propiedades antiinflamatorias también lo hacen adecuado para pieles sensibles y propensas a la caspa. Úsalo como tratamiento sin enjuague y aplícalo en el cuero cabelludo antes de lavar tu cabello con champú y deja actuar durante 30 minutos o más. También puedes agregar unas gotas a tu acondicionador o aplicarlo directamente en las puntas del cabello después del champú. Esto ayudará a hidratar el cabello, prevenir la caspa y el cuero cabelludo seco, y dejará tu cabello suave y brillante.Aceite de aguacateEl aceite de aguacate es rico en ácidos grasos y minerales, por lo que es ideal para fortalecer el cabello. Contiene antioxidantes y vitamina E, por lo que es excelente para controlar el frizz, retener la humedad y aumentar el brillo.Puedes usar el aceite de oliva como un tratamiento capilar semanal sobre el cabello seco o húmedo, sólo tienes que cubrir tu cabello con una o dos cucharadas de aceite de aguacate y dejarlo actuar como una mascarilla para el cabello hasta por 3 horas. Luego sólo enjuaga y obtendrás un cabello sedoso.
NEWSLETTER
Suscribirme al Newsletter
PUBLICIDAD
PUBLICIDAD