Salsas básicas para tus platillos
Recetas Fáciles

Salsas básicas para tus platillos

Por Kiwilimón - Noviembre 2018
Como dice el famoso proverbio francés: “la salsa vale más que el pescado”. En otras palabras, una buena salsa puede levantar hasta el más sencillo de los platillos. Conoce las salsas básicas que debes aprender a preparar para lucirte todos los días en la cocina.   Mayonesa casera Por supuesto que no podía faltar en esta lista la mayonesa. Ya sea que la uses para preparar un sencillo sándwich casero o una exquisita ensalada rusa, la mayonesa es siempre un ingrediente esencial. Como algunas recetas llevan ostiones y tienen un sabor fuerte, puedes cambiarlos por hierbas aromáticas. Lo mejor es que puedes hacerla de forma tradicional, batiendo con el globo o más rápido, usando tu licuadora. Salsa pomodoro Este es un gran ejemplo de cómo una salsa puede mejorar cualquier preparación. Úsala en pastas, carnes o pollo; combina con todo. Es una salsa a base de jitomate, ajo, cebolla y algunos ingredientes extra que dan mucho sabor. Aunque originalmente para prepararla debes picar los alimentos, te sugerimos usar la licuadora para ahorrar tiempo al cocinar. Salsa de tamarindo casera Cuando ya no tienes más ideas o solo te queda un filete de carne en el refrigerador, esta salsa de tamarindo puede sacarte del apuro. Recuerda que puedes refrigerarla y recalentarla, o simplemente, servirla fría. Salsa ranchera roja Claro que una salsa picante es básica, sobre todo en la cocina mexicana. Y qué mejor opción que una deliciosa salsa ranchera roja. Para darle ese toque especial a tus platillos solo necesitas 6 ingredientes, tu licuadora y menos de 15 minutos. Aderezo ranch Este aderezo lo puedes usar para acompañar una enorme cantidad de platillos, como alitas, costillitas BBQ o ensaladas. O sea que no puede faltar en tu cocina. Dependiendo del tipo de consistencia que prefieras, puedes picar los ingredientes a mano, o mejor, licuarlos todo para que quede una mezcla más homogénea. Mantequilla de maní casera Aunque no es precisamente una salsa, la mantequilla de maní puede servirte para preparar gran variedad de platillos de la cocina oriental y también para dar el sabor de cacahuate a muchos postres. Sigue esta receta para tener en tu cocina una mantequilla de cacahuate libre de conservadores y otros químicos.   Ahora que ya sabes que lo único que necesitas para preparar platillos espectaculares es una buena salsa, usa estas recetas y deja volar tu imaginación. Cuéntanos, ¿con qué ingredientes te gustaría combinar estas salsas?
Califica esta Receta.
Calificaciones (0)
Sé el primero en dar una calificación
PUBLICIDAD
Lo mas leído
Los pistaches son más que una rica botana. Estos pequeños frutos secos tienen muchas propiedades benéficas para la salud. Conoce algunos de los beneficios de comer pistaches y descubre cómo puedes incorporarlos en tu dieta diaria. En comparación con otras nueces, los pistaches tienen mucho menos calorías. Por ejemplo, la nuez pecanera tiene 193 calorías, mientras que el pistache solo contiene 156. Esto en una porción de 28 gramos. Pero eso no es todo. El pistache es la segunda fruta seca (después de la almendra) con mayor aporte proteico. Alrededor del 20% de su peso son proteínas.Comer pistaches puede ayudarte a perder peso. Los altos niveles de proteína y fibra hacen que te sientas satisfecho por más tiempo, lo cual evita que comas en exceso. Pero eso sí, hay que medirse en la cantidad de pistaches que comes al día, o de lo contrario su efecto puede ser contraproducente.De acuerdo con la Asociación Americana de Optometría, dos antioxidantes presentes en los pistaches (luteína y zeaxantina) ayudan a conservar la salud de los ojos, previniendo enfermedades como las cataratas.El consumo regular de pistaches está asociado con una mejor flora intestinal. De acuerdo con un estudio realizado en 2012, los prebióticos presentes en los pistaches ayudan a aumentar los niveles de bacterias buenas en los intestinos.Los niveles de cobre en los pistaches son bastantes altos, por lo que incluirlos en la dieta diaria puede impactar en la absorción de hierro. De esta manera, los pistaches son grandes aliados en el tratamiento de enfermedades como la anemia.Los pistaches también ayudan a reducir los niveles de azúcar en la sangre. Su consumo se recomienda especialmente entre mujeres embarazadas que padecen diabetes gestacional, ya que el comer una ración de pistaches diariamente reduce los niveles de azúcar.¿De qué manera puedes comer pistaches?Como botanaPara hornear pasteles o panesPulverizando en smoothies o postresSimplemente tostado en ensaladas o pastasDentro de un mix de granola o cerealesEstas son algunas recetas para cocinar usando pistaches:Crema de PistachesPaleta de Mango y PistacheSanck de queso, plátano y pistacheYoghurt de Kiwi con quinoa y pistaches
Durante el año existen temporadas que, debido a la cantidad de eventos y celebraciones, pueden hacer que mantener un abdomen plano sea tarea complicada. Sin duda, las fiestas decembrinas están en lo alto de esta lista, pero el periodo de Semana Santa puede resultar igual de desafiante, ya que durante estos días muchas personas alteran su dieta y confunden comer ligero, por tratarse de mariscos, con mezclar aderezos que contienen mucha azúcar. Por eso, te damos algunas recomendaciones para evitar que te salga panza en las vacaciones, pero sin dejar de comer rico. Para que no tengas que comer solamente alimentos que ensanchen tu cintura y abdomen durante estas fechas, te mostramos algunos de los platillos que te ayudarán a mantenerte en forma y saludable. Estas recetas te ayudarán a mantener un abdomen plano en Semana Santa: Ensalada de camote con frutos secosLos alimentos hechos con camote como principal ingrediente tienen varios beneficios. Su aporte calórico es menor (un camote mediano tiene solo 100 calorías). Otro punto importante es su alto nivel de vitamina C, lo cual favorece la quema de grasas. Y, a pesar de ser dulce, el camote tiene un índice glucémico bajo, es decir, que libera lentamente el azúcar al torrente sanguíneo, lo que ayuda a estabilizar los niveles de glucosa en la sangre. Sopa de colCon solo 199 calorías, esta es una de las mejores recetas para mantenerte en un peso saludable, o llegar a tu peso ideal. El gran secreto detrás de esta fabulosa sopa es la fibra, la cual mantiene la sensación de saciedad por más tiempo y ayuda a que tu cuerpo se deshaga de lo que no necesita. Además, la tan conocida dieta de la sopa de col (“Cabbage Soup Diet”) se volvió muy popular en la década de los 80´s por ser un tipo de dieta hipocalórica. Algunas personas la consumen durante máximo 7 días seguidos o menos, pero siempre debes consultar a un especialista. Así que es una excelente opción para evitar que te salga panza durante las vacaciones. Enfrijoladas de claras rellenas de nopalesSiempre debes vigilar cuánta proteína comes, ya que tu cuerpo requiere .8 gramos por cada kilogramo de peso. Esta receta, además de ser deliciosa, te brinda 29.4 gramos de proteína y 300 calorías, y es alta en fibra. Si desayunas este platillo por la mañana, te aseguramos que no tendrás la tentación de andar comiendo galletas a media mañana.Granola casera de almendraSi quieres tener un abdomen plano, lo peor que puedes hacer es brincarte el desayuno. Esto solo hará que tu metabolismo se ralentice, que sientas antojo de alimentos menos saludables y además que te inflames por la acción de los ácidos gástricos. Evita esto desayunando un yogurt griego acompañado de esta deliciosa granola casera.Pescado zarandeadoRica en proteínas y baja en calorías, esta receta es perfecta para disfrutar tras un atareado día de Semana Santa. Aparte de su contenido energético, el pescado es un alimento ligero que se digiere más fácilmente que otras carnes, como la de res o puerco. Si no quieres lucir un abdomen inflamado, te sugerimos probar esta receta.Arroz con polloRápida y fácil de preparar, con esta receta sentirás tu estómago lleno y le estarás brindando a tu cuerpo los nutrientes que necesita. Recuerda usar aceite de oliva en la preparación ya que este ayuda a mejorar los procesos digestivos y, de paso, la absorción de nutrientes.Disfruta una Semana Santa llena de platillos deliciosos y saludables con estas recetas ideales para evitar que te salga panza durante las vacaciones. 
Los pistaches son más que una rica botana. Estos pequeños frutos secos tienen muchas propiedades benéficas para la salud. Conoce algunos de los beneficios de comer pistaches y descubre cómo puedes incorporarlos en tu dieta diaria. En comparación con otras nueces, los pistaches tienen mucho menos calorías. Por ejemplo, la nuez pecanera tiene 193 calorías, mientras que el pistache solo contiene 156. Esto en una porción de 28 gramos. Pero eso no es todo. El pistache es la segunda fruta seca (después de la almendra) con mayor aporte proteico. Alrededor del 20% de su peso son proteínas.Comer pistaches puede ayudarte a perder peso. Los altos niveles de proteína y fibra hacen que te sientas satisfecho por más tiempo, lo cual evita que comas en exceso. Pero eso sí, hay que medirse en la cantidad de pistaches que comes al día, o de lo contrario su efecto puede ser contraproducente.De acuerdo con la Asociación Americana de Optometría, dos antioxidantes presentes en los pistaches (luteína y zeaxantina) ayudan a conservar la salud de los ojos, previniendo enfermedades como las cataratas.El consumo regular de pistaches está asociado con una mejor flora intestinal. De acuerdo con un estudio realizado en 2012, los prebióticos presentes en los pistaches ayudan a aumentar los niveles de bacterias buenas en los intestinos.Los niveles de cobre en los pistaches son bastantes altos, por lo que incluirlos en la dieta diaria puede impactar en la absorción de hierro. De esta manera, los pistaches son grandes aliados en el tratamiento de enfermedades como la anemia.Los pistaches también ayudan a reducir los niveles de azúcar en la sangre. Su consumo se recomienda especialmente entre mujeres embarazadas que padecen diabetes gestacional, ya que el comer una ración de pistaches diariamente reduce los niveles de azúcar.¿De qué manera puedes comer pistaches?Como botanaPara hornear pasteles o panesPulverizando en smoothies o postresSimplemente tostado en ensaladas o pastasDentro de un mix de granola o cerealesEstas son algunas recetas para cocinar usando pistaches:Crema de PistachesPaleta de Mango y PistacheSanck de queso, plátano y pistacheYoghurt de Kiwi con quinoa y pistaches
En la cocina existen muchas técnicas que pueden elevar el nivel de un platillo en solo unos pasos, y el empanizado es definitivamente una de las más importantes. Empanizar unos filetes, unas tortitas o unas piezas de verdura hace que hasta la receta más sencilla se transforme en un platillo con una variedad de sabores y texturas mucho más interesante. Dale un toque especial a tus recetas con estas formas para empanizar.HarinaEsta es la versión más conocida (y fácil) para empanizar. Básicamente lo que debes hacer es colocar la carne (o lo que sea que vayas a empanizar) dentro de un plato con harina y cubrirla bien para que se forme una capa ligera. Inmediatamente después hay que pasarla por huevo y otra vez por harina.Pan molidoAunque es una técnica muy similar a la anterior, con esta versión se obtiene una textura más crocante. Lo primero que hay que hacer es moler un poco de pan y colocarlo dentro de un plan extendido. Después, los pasos son los mismos: harina, huevo y al final el pan molido. Para que quede bien el empanizado el pan debe estar bien adherido a la superficie con el huevo.CerealesUna forma muy original y por supuesto muy saludable de empanizar es sustituir la harina o el pan con cereales. Pon dentro del procesador una taza de avena y tritúrala sin que quede completamente pulverizada. Para esta versión de empanizado solo necesitarás el huevo y el cereal que vayas a utilizar.Frutos secosOtraopción para un empanizado gourmet es usar frutos secos, como nueces, cacahuates o almendras. En este caso puedes usar una licuadora, mortero, procesador o simplemente un cuchillo para picar los frutos. A diferencia de los otros tipos de empanizado, en esta versión no se busca conseguir una capa uniforme, sino una textura más crocante, así que no debes preocuparte por moler perfectamente los frutos.  SemillasFinalmente, una opción diferente para empanizar son las semillas. Mientras que en las otras ersiones se necesita huevo para fijar el empanizado, en el caso de las semillas puedes usar algún líquido o salsa (miel, mostaza, salsa de soya) para adherirlas a la superficie del alimento.Recomendaciones generalesSin importar qué método elijas para empanizar, te sugerimos considerar estas recomendaciones para obtener un mejor resultado:Usa aceite bien caliente para que los alimentos no absorban demasiada grasa.Siempre deja que los alimentos empanizados escurran sobre una servilleta de papel para retirar el exceso de aceite.Bate las claras primero y después agrega las yemas para que el empanizado quede un poco más esponjoso.Prueba tu nueva técnica, con estas recetas fáciles: Croquetas de Papa Rellenas de Queso con TocinoAlitas Crujientes PicositasCroquetas de Camarón con Salsa de Habanero
PUBLICIDAD
NEWSLETTER
Suscribirme al Newsletter
PUBLICIDAD