Snacks saludables y fáciles para la oficina
Recetas Fáciles

Snacks saludables y fáciles para la oficina

Por Kiwilimón - Abril 2017
Mantener una alimentación balanceada es complicado cuando pasas más de 9 horas al día en la oficina. Si tú también pasas la mayor parte de tu tiempo en el trabajo, seguramente has batallado para encontrar alimentos que sean prácticos, fáciles de preparar pero también saludables y ricos. Cuida tu alimentación y come deliciosamente todos los días con estas sencillas recetas de snacks.

Snack de semillas de calabaza y coco 

Estos enjambres de pepitas verdes con coco son el tentempié ideal para media mañana.

Pudding de chía y mango 

Este snack dulce es la opción ideal para los veganos que llevan su comida al trabajo.

Sándwich de manzana

Este es un lunch súper sencillo y muy práctico. Puedes agregarle toppings a tu elección.

Bruschetta de tomates y albahaca 

La combinación del tomate, albahaca y ajo nunca falla. Aumenta la dosis de proteína con un poco de jamón serrano.

Rollitos de pepino, jamón de pavo y jitomate 

Prepara en menos de media hora un snack delicioso y muy ligero.

Garbanzos tostados con aceite de oliva 

Sustituye las frituras con esta botana, y disfruta de un antojo salado sin culpas.

Chips de manzana 

Además de aportarte mucha energía, estas chips te ayudarán a mantener la línea.

Betabel con limón y sal 

Disfruta de todos los beneficios del betabel crudo con esta sencilla y exquisita receta.

Edamame con limón y chile 

Esta botana te puede quitar el hambre por más tiempo gracias a sus altos niveles de proteínas.

Pudín de tapioca 

Usa leche de coco y semillas en chía en lugar de huevo para hacer una versión más light de este riquísimo pudín. Ya no existen pretextos para no comer saludablemente en la oficina. Con un poco de tiempo e imaginación puedes preparar deliciosos platillos.

A ti, ¿qué te gusta llevar de lunch a la oficina? Compártenos tus ideas de snacks saludables para el trabajo.

 
Califica esta receta
Calificaciones (0)
Sé el primero en dar una calificación
PUBLICIDAD
Lo mas leído
Echando a perder se aprende. Pero ¿será que podemos aprender a ser sanos antes de echar a perder nuestro cuerpo o el de nuestros hijos? Como amar, aprender un idioma o usar picante hasta en la sopa, los hábitos que los niños observan en sus padres son reproducidos como espejo. De la misma forma, un niño que desde pequeño observa a sus papás comer vegetales, tarde o temprano hará de esa rutina una ley. La comida es, a todas luces, bendición. Mal usada es veneno. Su misión es cuidar cada parte del cuerpo y procurar su funcionamiento. Aún así es difícil no obsesionarse con el sonido de la fritanga cociéndose en el aceite, difícil que no nos provoque un panqué en el horno, difícil no quejarse de lo sano cuando no es un hábito. Pero aquí la buena noticia: ser un padre sano no cuesta trabajo cuando se hace por amor propio, por amor a los hijos. Además, visto por el lado goloso, comer saludablemente nos regala un comodín para ser usado sin culpa algún día de la semana. Ese es un buen balance. ¿Nos echamos ese panqué de plátano o esos antojitos el domingo? Como muchos de ustedes, también pertenezco a esa generación que creció viendo comerciales infantiles no regulados en la tele. Ya saben, los maguitos, los payasos y las panteras que nos decían que los dulces nos daban súper poderes. Recuerdo que siempre que iba a casa de mis amigas –ciertamente, con alacenas más coloridas y seductoras– me daban envidia sus postres y, sobre todo, sus padres. Los míos eran raritos. Eran sanos. Hoy sinceramente se los agradezco. No es casualidad que México sea el primer lugar en obesidad infantil y el segundo lugar en obesidad en adultos. Y no, los niños no tienen la culpa. En los años ochenta y noventa estaban de moda los añadidos, los conservadores y los colorantes artificiales. Entre más rápido se preparaba algo, mejor. A algunos alimentos reales incluso se los satanizó públicamente hasta que, con el paso de los años, nos enteramos de que el huevo no era esa máquina productora de colesterol y que los carbs y las grasas no eran del todo malos. Al contrario, según me cuenta la Nutrióloga Clínica especializada en diabetes, Jennifer Asencio, necesitamos los carbohidratos para funcionar y pensar. Claro, ella habla de los carbs complejos, no de los que vienen incluidos en la torta de tamal –que, si la amamos, será el motivo por el que valga la pena cuidarse previamente– . Balance, ¿recuerdan? La doctora Asencio afirma que “la glucosa aporta energía al cuerpo, es decir, es el “combustible “. El cerebro, hígado y nuestros músculos funcionan gracias a ella. La glucosa constituye la única fuente de energía del sistema nervioso y de las células sanguíneas, por lo que una persona sana debe ingerir carbohidratos complejos, como granos, arroz, panes integrales y cereales todos los días pero de forma consciente, en un plato balanceado”. No aplica igual en personas con diabetes.Según la American Academy of Pediatrics, antes de los dos años es cuando se forman los hábitos alimenticios de nuestros hijos así que, sobre todo en este tiempo, debe tomarse decisiones nutricionales inteligentes. Un padre sano evitaría para él mismo y para sus hijos azúcares simples como dulces, caramelos, gomitas o pan dulce y los consumiría sólo en ocasiones especiales, en un sábado por la mañana o un día de toda la semana, sin atracones. Elegiría mejores productos, con etiquetas más limpias –esas en las que pueda pronunciar la mayoría de los componentes–. Aprendería a leer la información nutrimental para distinguir en ella los otros nombres del azúcar (edulcorante, sorbitol, dextrosa, etcétera). Haría un consumo responsable.Sólo con mejores decisiones alimenticias podemos tener hijos con mejores posibilidades de vida. Dejar de ver lo “sano” como un estigma y mejor verlo como lo que es: nuestra mejor herencia, la única vía para vivir más y vivir mejor. ¿Me acompañan? Lo podemos hacer juntos.Ensalada de nopal con frijolesSalmón a la parrila con salsa de aguacateSalmón al pibil
Pocas son las personas que pueden resistirse a un delicioso antojito mexicano, ya que además de tener un sabor inigualable, también se pueden comer a cualquier hora del día y en cualquier lugar, de ahí que los puestos de comida callejera sean un rotundo éxito. Así que si estás pensando en incrementar tus ganancias y poner un negocio de comida, no te pierdas estos antojitos mexicanos fáciles y deliciosos para vender. Quesadillas fritas Con queso o sin queso, las quesadillas son uno de los antojitos mexicanos que más disfrutan las personas y lo más increíble es que puedes mejorarlas mucho si las haces fritas. Para comenzar puedes ofrecer las clásicas quesadillas fritas con hongos y guisados típicos, pero si quieres darle un giro, atrévete a preparar quesadillas de plátano macho con mole. ¡A todos les encantarán! Tamales Hacer tamales para vender puede ser un negocio bastante redituable ya que los insumos para prepararlos son bastante económicos y su preparación es muy sencilla, además nadie puede resistirse a una rica tortita de tamal verde. Tu menú de tamales puede incluir desde los más tradicionales hasta los más originales como un asombroso tamal de habanero. ¿Cuántos se lleva, güerito? Sopes y gorditas Los sopes y las gorditas son esos antojitos mexicanos que siempre podemos encontrar en las esquinas, al menos en la Ciudad de México, con una gran variedad de guisados. Prepararlos es súper fácil y rápido y puedes ponerle tu ingenio para hacerlos mucho más deliciosos con recetas diferentes como estos sopes de tuétano o estas gorditas de chicharrón caseras.Pambazos Sabemos que los pambazos tradicionales de papa con chorizo son una garnachita que nadie resiste, pero te aseguramos que, si vendes también pambazos de suadero, la gente abarrotará tu negocio. ¡Lo mejor de lo antojitos mexicanos es que puedes reinventarlos con mucha creatividad! Tacos de canasta Los tacos de canasta son ese amigo con el que siempre puedes contar para comer rápido y rico cuando llevas prisa, además de que puedes venderlos a precios muy bajos y la gente siempre acabará con ellos. Si ofreces tacos de canasta con salsa verde cruda, hasta tú querrás comértelos. Como puedes darte cuenta, los antojitos mexicanos fáciles y deliciosos para vender son una gran alternativa para ganar un dinerito extra en tiempos de crisis, así que no pierdas tiempo y dales una oportunidad.
Si extrañas la comida callejera, no te puedes perder la nueva serie de Netflix que, a pocos días de su estreno, se ha convertido en el nuevo éxito de la cuarentena. Se trata de Street Food: Latinoamérica, una inspiradora docuserie que atraviesa 6 países y nos muestra de cerca lo mejor de las ciudades, su cultura y, por supuesto, la comida. Street Food: Latinoamérica, basada en el programa original The Chef’s Table, consta de seis capítulos de media hora en los que aborda los secretos culinarios mejor guardados de cada país protagonista. Esta serie presenta un viaje maravilloso que va desde Buenos Aires, Argentina y pasa por Salvador, Brasil; Oaxaca, México; Lima, Perú; Bogotá, Colombia y llega hasta La Paz, Bolivia. ¿Por qué tienes que ver Street Food Latinoamérica? Con tantas nuevas restricciones de viaje, esta serie de comida callejera es una excelente opción para transportarte a otros lugares y conocer la mágica esencia y el exquisito sazón de sus platos típicos que los vuelve tan impresionantes. Los productores David Gelb y Brian McGinn muestran una mirada íntima a los mejores platillos latinos que podemos encontrar en los puestos de comida, pero más allá de eso, captan con una sensibilidad bastante humana la historia de quien se encarga de preparar tan sabrosos alimentos con un personaje icónico de las ciudades como eje principal, acompañado de la breve historia de otros cocineros que también son leyenda. Así como en Brasil doña Suzana se encarga de cocinar la mejor moqueca en el restaurante que le ayudó a abrir su comunidad tras una vida difícil llena de decepciones, en México, la señora Valentina se encargó de crear unas singulares memelas con salsa de chile morita tan fuerte como su voluntad de sacar adelante a su hija siendo mamá soltera; como la de estas 2 increíbles mujeres, conocerás 4 historias más que te llenarán de antojo y profundas emociones. La tlayuda oaxaqueña vs el ceviche peruanoNetflix se ha encargado de llegar al corazón (y al estómago) de todos sus espectadores con Street Food: Latinoamérica y así lo demostró el 23 de julio con una divertida dinámica a través de redes sociales, donde convocó a las personas a votar por su comida callejera favorita en el Campeonato Street Food Latinoamérica. En dicho enfrentamiento, el choripán de Argentina, el acarajé de Brasil, el ajiaco de Colombia y el relleno de papa de Bolivia fueron relegados por los dos poderosos finalistas, la tlayuda de México y el ceviche de Perú. La votación estuvo tan reñida que hasta Christopher Landau, el embajador de Estados Unidos en México, la Secretaría de Cultura y la SEP pidieron a los ciudadanos que votaran por el platillo oaxaqueño, que al final salió victorioso. Street Food: Latinoamérica es una fiesta de sabores, historias y emociones que puedes percibir a través de la pantalla, así que no te la puedes perder y si tu antojo por comida callejera es incontrolable, aquí puedes encontrar algunas recetas fáciles de preparar.
Los videos de TikTok pueden hacerte pasar horas riendo, pero también pueden enseñarte muchos trucos en la cocina, desde cómo quitarle tendones al pollo, hasta la mejor manera de cerrar tus cajas de cereal.No cabe duda de que esta nueva red social tiene de todo para nosotros, pero sus videos cortos son en especial útiles para estos tips o minitutoriales que te cambian la vida muchas veces, porque se tratan de cosas muy sencillas de la vida diaria, así que aprovecha estos.Cómo quitarle tendones al polloDe este truco ya te habíamos contado aquí, pero es tan bueno, que merece la pena ser recordado. Mandy Klentz (@raising_krazies) demostró cómo quitar de manera sencilla sólo con un tenedor y una toalla de papel el tendón de las pechugas de pollo con un solo movimiento.Todo lo que tiene que hacer es colocar las puntas de un tenedor a cada lado de un extremo del tendón, usar la toalla de papel para sujetarlo con la otra mano, empujar hacia abajo con el tenedor y deslizar el tendón hacia afuera.Cómo exprimir un limón sin abrirlo en dosUno de los trucos más populares y que ponen en práctica mucho ingenio es el de exprimir el jugo de un limón, como este, que sólo requiere de una brocheta.Utiliza la brocheta (de preferencia de metal) para perforar y hacer un agujero en un extremo del limón, luego sacas la brocheta y puedes exprimir el jugo de inmediato. (Mira el video aquí.)Cómo cerrar una caja de cereal con un doblez fácilLas cajas de cereal suelen abrirse todo el tiempo, pero para evitarlo, hay una manera mucho mejor de mantener fresco el contenido simplemente doblando la parte superior de la caja, como lo demostró Mandi Padda-Kandola en su cuenta de TikTok (mira el video aquí).Cómo pelar un huevo cocidoEn lugar de pelar un huevo duro poco a poco, el usuario Zach Crean (mira el video aquí) mostró cómo puedes sacar prácticamente todo de una sola vez haciendo un pequeño agujero en el extremo más puntiagudo, un agujero más grande en el otro y soplando el huevo con fuerza para sacarlo.Qué hacer si olvidaste sacar la mantequilla del refriVas a preparar un pastel y ya tienes todo listo, pero te das cuenta de que olvidaste sacar la mantequilla para que esté a temperatura ambiente. La buena noticia es que ya no tendrás que esperar a que se suavice, pues hay una manera fácil de evitar esto: rallar la mantequilla. (Mira el video aquí.)Cómo mejorar el sabor de un pepinoEste truco es bien conocido por los mexicanos, pero en TikTok (mira el video aquí) se ha viralizado porque no es tan común en Estados Unidos, donde se refieren al proceso como “ordeñar” al pepino.Si tampoco conoces la técnica, simplemente se trata de cortar el extremo del pepino y luego frotarlo con el otro trozo.Definitivamente, TikTok es un gran lugar para entretenerte, pero también para aprender dos o tres trucos útiles.
NEWSLETTER
Suscribirme al Newsletter
PUBLICIDAD
PUBLICIDAD