Tés y cafés para la época de lluvia
Recetas Fáciles

Tés y cafés para la época de lluvia

Por Kiwilimón - Julio 2015
 

Estamos en pleno verano, pero resulta que la Madre Naturaleza se ha estado confundiendo y no para de llover. Nos hemos acostumbrado a estas épocas de tanta lluvia, pero normalmente se hacen esperar hasta agosto y septiembre. Pero, como a todo, hay que sacar lo positivo de la situación y este clima invita a compartir con amigos y en familia una bebida caliente y reconfortante. Para que tú también te relajes con una taza humeante aquí van nuestros tés y cafés para la época de lluvia.

Té de limón con lemongrass

Si se te antoja algo más original que el clásico té de manzanilla ésta es una opción que es al mismo tiempo confortante, calientita y refrescante. La combinación de jugo de limón, té de limón y ralladura de la misma fruta lo hacen un té extremadamente aromático y con un alto contenido de vitamina C. El lemongrass lo puedes encontrar en tiendas gourmet. http://www.kiwilimon.com/receta/bebidas/bebidas-calientes/te-de-limon-con-lemongrass

Café latte con canela

¿Qué mejor que un café con leche para una tarde gris y lluviosa? Esta bebida es la mejor acompañante para ver una película o leer un libro cuando el clima no invita a salir. El toque de canela que propone esta receta lleva el sabor a otro nivel y resulta en un café especiado y exótico muy diferente a la típica taza de café negro. Sirve con una varita de canela como decoración. http://www.kiwilimon.com/receta/bebidas/bebidas-calientes/cafe-latte-con-canela

Té de menta

Esta receta no podría ser más fácil, pero el potente sabor y aroma convencerán a todos de que eres una experta. Todo lo que necesitas es agua muy caliente, hojas frescas de menta y un poco de azúcar, eso es todo. Las hojas tienen un sabor muy fuerte e infusionan el agua en cuestión de segundos. También se las puedes agregar a un poco de té de manzanillla o té negro para darle aún más sabor. http://www.kiwilimon.com/receta/bebidas/bebidas-calientes/te-de-menta  

Café de olla

Cuando estés pasando frío entre cobijas debido a la intensa lluvia, no tiene nada de malo recurrir a un clásico mexicano para darte calor. El café de olla, endulzado con piloncillo y con ese sabor a azúcar morena y canela es inconfundible. Puedes acompañarlo con tu pan dulce favorito y te aseguramos que esa tarde lluviosa no te molestará para nada. http://www.kiwilimon.com/receta/bebidas/bebidas-calientes/cafe-de-olla

Té de especias

Este té a base de limonada lleva un sabor característico a clavo casi adictivo. Si te gustan las bebidas de sabores fuertes ésta es una buena alternativa, se sirve muy caliente y es ideal para reuniones de media tarde con amigas. Recuerda que puedes agregarle tu toque, hay quienes incluso le ponen un poco de pimienta rosa o incluso anís para aumentar el gusto. http://www.kiwilimon.com/receta/bebidas/bebidas-calientes/te-de-especias
Califica esta receta
Calificaciones (0)
Sé el primero en dar una calificación
PUBLICIDAD
Lo mas leído
Ya viene la fiesta en la que todos los mexicanos nos sentimos especiales, la noche más mexicana de todas, en la que comemos delicioso, tomamos bebidas tradicionales como aguas frescas y, ¿por qué no?, un buen tequila o mezcal. Sin embargo, es fácil dejarnos llevar por la euforia y que las cosas se nos salgan del presupuesto.Planear una fiesta no es nada sencillo y más si es una fiesta que se hace cada año, por lo que tenemos hacerlo apegándonos a un presupuesto. Aquí te presentamos unos tips para hacer rendir el dinero, pero festejando como se debe.En una noche mexicana, hay varias cosas que tenemos que tomar en cuenta para que el ambiente sea el ideal.DecoraciónLo que puedes hacer es buscar decoraciones de años anteriores para no generar gasto ni desechos, si no hay algo que hayas podido rescatar, te decimos qué hacer para no derrochar el dinero.En lugar de comprar decoraciones desechables, puedes ir a comprar a las tiendas de telas alguna alusiva al tema y comprarla por metro, así puedes aprovechar para poner mantel, hacer moños para las paredes, servilletas y además de gastar menos, podrás reusar y harás un solo gasto para futuras ocasiones. También puedes decorar con los elementos de la fiesta y en lugar de comprar rehiletes, serpentinas y globos, puedes utilizar las botellas y los dulces típicos como decoración.ComidaPlanea con anticipación, pues al tener un control de lo que necesitas no vas a hacer compras desesperadas y podrás buscar el mejor precio.Ir a los mercados o tiendas locales para comprar los ingredientes de la comida que se va a preparar también es una gran idea para estirar el presupuesto, pues encontrarás mejores precios que en otros establecimientos.MúsicaUna fiesta sin música no es fiesta, sin embargo, no es necesario que gastes de más para poder divertirte. No necesitas contratar un mariachi, puedes armar un gran playlist con música mexicana y también con música, para bailar para que nadie se quede sentado y disfruten como se debe. Ya tienes todo para disfrutar sin salirte del presupuesto, así que lo que tienes que hacer es divertirte y gritar a todo pulmón: ¡Viva México!
Llegó tu mejor amiga con mucho que platicar o tus hijos invitaron compañeritos porque tienen un trabajo de la escuela… No importa la ocasión, siempre hay buenas razones para tener galletas caseras recién hechas, pero no siempre hay tiempo para prepararlas.Por eso tu congelador puede ser un gran aliado para estar listo y llenar en unos minutos tu casa con un dulce aroma.Ya que no todas las masas de galleta se congelan de la misma manera, pues no siempre obtienes resultados ideales, aquí te damos unos tips para que la próxima vez que prepares galletas, hagas el doble de masa y la conserves para una de esas tardes especiales.Qué tipos de masa congelarLas mejores masas para congelar son las que tienen mucha mantequilla y no llevan tanto huevo batido, como madeleines, o mucho polvo para hornear. Tampoco es buena idea congelar galletas con base de merengue.Galletas de mantequillaSon las mejores para reservar en el congelador. Generalmente sus ingredientes son mantequilla, harina, azúcar, vainilla o chocolate en polvo, y a veces, huevo o yema. Para guardar esta masa, forma troncos y envuélvelos cuidadosamente, primero con plástico y después con aluminio. Deben quedar herméticos para que no absorban olores o se afecte su textura. Puedes cubrir los troncos con azúcar y canela. Para prepararlas, corta rebanadas de poco menos de un centímetro de grosor y se verán lindas una vez horneadas. Te recomendamos esta receta de PastisetasMasas para cortadoresSi te encanta usar todos esos cortadores de figuritas que has coleccionado, cuando esté lista la masa, forma un rectángulo de unos 4 cm de espesor y envuélvelo igualmente con plástico y aluminio. Cuando vayas a usar la masa, colócala en el refrigerador antes y cuando esté lista, la puedes extender y cortar. Esto es ideal para los muñequitos de jengibre navideños.BolitasLa mayoría de las recetas de galletas de chispas de chocolate requieren porcionar la masa en bolitas o con una cuchara para helado, al igual que los polvoroncitos de nuez, o las galletas de avena. Forma las galletas como acostumbras y congélalas en charolas una media hora o suficiente tiempo para que se sientan firmes. Esta misma técnica es muy útil para las galletas de duya.Una vez que estén listas, empácalas en bolsas, procurando sacar la mayor cantidad de aire posible. Así será más fácil usar sólo la cantidad justa.Te recomendamos estas Galletas Tipo BrownieLista para hornearColoca las bolitas o rebanadas de masa en una charola antiadherente cubierta con papel siliconado o engrasada y enharinada. El tiempo que toma tu horno en llegar a la temperatura adecuada generalmente es lo que necesitas para que estén listas para cocinarse.Calcula un par de minutos más al tiempo habitual ya que partas la masa parcialmente congelada o muy fría.Si prefieres, puedes congelar galletas horneadasDéjalas enfriar completamente y empácalas en un contenedor hermético con papel encerado entre capas. Esto también funciona muy bien para brownies o barritas de galleta cortadas en piezas individuales.En cualquiera de los casos, no es buena idea tener masa o galletas cocidas congeladas por más de tres a cuatro meses. Disfrútalas lo más pronto posible, siempre puedes preparar más.
Llegó tu mejor amiga con mucho que platicar o tus hijos invitaron compañeritos porque tienen un trabajo de la escuela… No importa la ocasión, siempre hay buenas razones para tener galletas caseras recién hechas, pero no siempre hay tiempo para prepararlas.Por eso tu congelador puede ser un gran aliado para estar listo y llenar en unos minutos tu casa con un dulce aroma.Ya que no todas las masas de galleta se congelan de la misma manera, pues no siempre obtienes resultados ideales, aquí te damos unos tips para que la próxima vez que prepares galletas, hagas el doble de masa y la conserves para una de esas tardes especiales.Qué tipos de masa congelarLas mejores masas para congelar son las que tienen mucha mantequilla y no llevan tanto huevo batido, como madeleines, o mucho polvo para hornear. Tampoco es buena idea congelar galletas con base de merengue.Galletas de mantequillaSon las mejores para reservar en el congelador. Generalmente sus ingredientes son mantequilla, harina, azúcar, vainilla o chocolate en polvo, y a veces, huevo o yema. Para guardar esta masa, forma troncos y envuélvelos cuidadosamente, primero con plástico y después con aluminio. Deben quedar herméticos para que no absorban olores o se afecte su textura. Puedes cubrir los troncos con azúcar y canela. Para prepararlas, corta rebanadas de poco menos de un centímetro de grosor y se verán lindas una vez horneadas. Te recomendamos esta receta de PastisetasMasas para cortadoresSi te encanta usar todos esos cortadores de figuritas que has coleccionado, cuando esté lista la masa, forma un rectángulo de unos 4 cm de espesor y envuélvelo igualmente con plástico y aluminio. Cuando vayas a usar la masa, colócala en el refrigerador antes y cuando esté lista, la puedes extender y cortar. Esto es ideal para los muñequitos de jengibre navideños.BolitasLa mayoría de las recetas de galletas de chispas de chocolate requieren porcionar la masa en bolitas o con una cuchara para helado, al igual que los polvoroncitos de nuez, o las galletas de avena. Forma las galletas como acostumbras y congélalas en charolas una media hora o suficiente tiempo para que se sientan firmes. Esta misma técnica es muy útil para las galletas de duya.Una vez que estén listas, empácalas en bolsas, procurando sacar la mayor cantidad de aire posible. Así será más fácil usar sólo la cantidad justa.Te recomendamos estas Galletas Tipo BrownieLista para hornearColoca las bolitas o rebanadas de masa en una charola antiadherente cubierta con papel siliconado o engrasada y enharinada. El tiempo que toma tu horno en llegar a la temperatura adecuada generalmente es lo que necesitas para que estén listas para cocinarse.Calcula un par de minutos más al tiempo habitual ya que partas la masa parcialmente congelada o muy fría.Si prefieres, puedes congelar galletas horneadasDéjalas enfriar completamente y empácalas en un contenedor hermético con papel encerado entre capas. Esto también funciona muy bien para brownies o barritas de galleta cortadas en piezas individuales.En cualquiera de los casos, no es buena idea tener masa o galletas cocidas congeladas por más de tres a cuatro meses. Disfrútalas lo más pronto posible, siempre puedes preparar más.
A veces, las sopas pueden quedar un poco más ligeras de lo que nos gusta. Pero aquí tenemos la solución. Después de todo, no hay como una sopa espesita para satisfacer el apetito y llenar el corazón.Déjala hervirMuchas veces, lo único que hace falta para que tu sopa tenga más consistencia es un poco de paciencia. Déjala hervir y así se evaporará el exceso de líquido. Muévela de vez en cuando para cuidar que no se pegue, checa que no se concentre demasiado y que no se pase de sal.Un poco de puréSi la sopa tiene como base caldo con verduras picadas, como la sopa minestrone, añade puré de jitomate, o licúa un poco de las mismas verduras con el mismo caldo.Te recomendamos esat rica Sopa de Pasta con VerdurasOtro gran espesante es el arroz cocido, que puedes licuar con una tercera parte de la sopa; de igual manera sirve el puré de papas o las hojuelas de puré de papa. El arroz cocido licuado con un poco del líquido es una buena forma de espesar sopas de mariscos o de verduras como coliflor o brócoli. No añade sabores adicionales, deja una textura y brillo muy diferentes y si no te gusta añadir lácteos, es una buena solución.Si se trata de sopa de tortilla, licúa algunas tortillas con tu base de jitomate para que tenga más cuerpo, también le añadirás sabor.Crema o yogurUn poquito de crema o yogur estilo griego sin endulzar no sólo aportará textura, sino que dará un sabor delicioso. Prueba primero la marca de crema que usas, hay algunas que al hervirlas, en lugar de espesar, diluyen. Si es una sopa de lentejas con curry o sopa de pollo o mariscos con sabores orientales, la crema o leche de coco es una gran opción.Harina o féculasUna solución muy rápida es un poco de maicena o fécula de maíz. Recuerda combinarla con agua fría en un recipiente pequeño e incorporarla después a la sopa. Déjala hervir varios minutos antes de agregar más. Se espesa muy rápido.Prueba con esta Sopa de Pasta con PolloDe la misma manera, puedes agregar harina disuelta con agua, pero ésta necesita hervir más tiempo para que no tenga sabor a crudo, al menos diez minutos. Una manera de evitarlo es cocinar la harina con la misma cantidad de mantequilla en un sartén pequeño hasta que esté pálida y huela como a galleta horneada. Esto se llama un roux. Incorpora el roux usando un batidor de globo, así te asegurarás de que no se formen grumos. Déjalo hervir unos cinco minutos para asegurarte de que esté cocido a fondo.Si es una sopa rústica, especialmente a base de jitomate, puedes agregar también un poco de pan molido.Y si no tienes mucho tiempo, los croutones siempre absorberán el exceso de líquido y a todo mundo le gustan. Prueba tostarlos con aceite y hierbas de olor para agregar otra capa de sabor.
NEWSLETTER
Suscribirme al Newsletter
PUBLICIDAD
PUBLICIDAD