Trucos de cocteles y bebidas: La margarita

Por Kiwilimón - Marzo 2013
Recetas de margarita tradicional Dentro de los cocteles y bebidas que hay en el mundo, la margarita es una bebida tradicional mexicana que ha representado a nuestro país atravesando fronteras. Existen numerosas historias sobre su origen pero todas coinciden en que es un coctel inspirado en una mujer. Lo único que necesitas para una margarita tradicional es:
  • * Tequila reposado
  • * Jugo de limón
  • * Azúcar
  • * Sal
  • * Hielo
Para que puedas preparar esta bebida mexicana preparamos algunos tips que pueden ser de utilidad:
  • - Enfriar el vaso. Para enfriar el vaso puedes meterlo al refrigerador o congelador horas antes de utilizarlo o si esto no es posible, antes de servir la bebida puedes servir hielo frappé para que lo enfríe más rápido y en el momento.
  • - Escarchar el vaso. Enfria un vaso. En un bowl un poco hondo con el diámetro más grande que el vaso, sirve un poco de limón o jugo de la fruta que vas a utilizar en la bebida. Pasa el borde del vaso mojado sobre un plato en el que tengas sal o azúcar, dependiendo del sabor que quieras que tenga.
  • - Servir la bebida. Debes de tener cuidado en no vaciar el líquido sobre el escarchado. Puedes ayudarte sosteniendo un cuchara en el borde y sobre ella el mixer que utilizaste.
¡Listo! A disfrutar una deliciosa bebida.   Recetas de bebidas (es importante que hagas click en el título de la receta para ver más detalles de preparación)   Margarita. Bebida tradicional mexicana con tequila. Margarita para impresionar. La tradicional margarita ideal para impresionar a tus invitados. Margarita tradicional. La bebida tradicional mexicana, el tequila, con jugo de limón y azucar. Receta para preparar una margarita tradicional Margarita de tamarindo. Una deliciosa combinazación de tamarindo y tequila. Margarita de fresa (sin alcohol). Delicioso margarita de fresa sin alcohol. Es un coctel ideal para niños y embarazadas tambien! Margarita de pepino. Margarita de pepino con tequila Receta de margarita de tamarindo

Si quieres conocer todas las recetas de bebidas, haz click aquí

Califica esta receta
Calificaciones (0)
Sé el primero en dar una calificación
PUBLICIDAD
Lo mas leído
Por increíble que parezca, puedes limpiar toda tu casa utilizando ingredientes que ya tienes en tu cocina, pues son grandes opciones que no contienen químicos y que además son muy económicas. Mucho se habla sobre los beneficios de usar bicarbonato y vinagre, pero hay muchos ingredientes que puedes usar para dejar tu casa rechinando de limpia. En esta ocasión, en kiwilimón te decimos todo lo que puedes hacer con sal, un ingrediente básico en todas las cocinas. Te sorprenderás, ya que puedes limpiar todo tipo de manchas de manera fácil, sencilla y económica. También puedes leer: Cómo limpiar tu lavadora usando ingredientes caseros8 formas de emplear sal para limpiar¡Olvídate de las manchas de vino, sangre y grasa para siempre! Te sorprenderá lo efectiva que es la sal a la hora de limpiar.Remueve manchas de vinoSi derramaste vino sobre un mantel o sobre tu ropa, quitar esta mancha es muy sencillo, solo necesitas un poco de sal. Coloca un puño de sal sobre la mancha de vino, pues esto ayudará a absorber el líquido. Posteriormente, remoja la prenda o mantel en agua fría por al menos media hora y después lava como de costumbre.Quita manchas de sangreSi tuviste un accidente y tu ropa se manchó de sangre, no te preocupes, aún hay esperanza. Todo lo que tienes que hacer es remojar la prenda en agua fría con sal. Posteriormente, lava la ropa con agua tibia y jabón y finalmente pon la prenda en una olla con suficiente agua y hierve por alrededor de 10 minutos.Limpia tu horno con salAunque limpiar tu horno puede ser muy difícil, pues las manchas y el cochambre suelen estar muy pegados, esto será muy sencillo si usas sal, sin embargo, lo mejor es limpiar las manchas justo cuando suceden. Si se derrama algo en el horno, espolvorea con sal, deja que se enfríe un poco y luego utiliza un trapo mojado para remover los restos de comida y la sal. Después puede emplear un poco de agua y jabón para limpiar el horno. ¡Quedará como nuevo!Olvídate de los sartenes cochambrososSi utilizaste un sartén para freír y la grasa no se puede quitar fácilmente, pon manos a la obra y límpialo con sal. Usa una cantidad generosa de sal y coloca una capa sobre la grasa del sartén, deja reposar por alrededor de 5 minutos y luego quita la sal. Gracias a que este ingrediente absorberá la mayoría de la grasa, lavarlo será muy fácil y rápido. También puedes leer: ¿Cómo limpiar tu hogar con canela y vinagre blanco?Remueve los malos oloresSi las tablas que empleas para picar carne, pollo, pescado y vegetales está guardando olores, en kiwilimón te decimos cómo eliminarlos en un dos por tres. Espolvorea una buena cantidad de sal sobre la tabla de madera, luego corta un limón y frótalo contra la tabla, deja reposar por 5 minutos y retira la sal. Lava la tabla con abundante agua y deja secar. ¡Olvídate de los malos olores para siempre!Quita manchas de aguaSi alguna visita colocó un vaso de agua o algo caliente sobre uno de tus muebles de madera y dejó una horrible mancha blanca, no te preocupes, esto tiene solución. Mezcla unas gotas de agua con unas cucharaditas de sal hasta obtener una pasta, aplica sobre la mancha blanca y usa un trapo para frotar suavemente. ¡La mancha desaparecerá de inmediato!Dile adiós a las manchas en las tazasSi quieres que tus tazas luzcan como nuevas, aquí te decimos como quitar las manchas de café rápidamente. Para dejarlas como nuevas, solo tienes que mezclar un poco de sal con jabón para traste, aplica sobre la mancha de café y frota con fuerza. Enjuaga y listo, la mancha se habrá ido.Destapa en drenaje con salAunque parezca difícil de creer, la sal también es una gran opción para destapar el drenaje de manera rápida y sencilla. Para este sorprendente remedio casero únicamente tienes que mezclar media taza de vinagre, 1 taza de sal y 1 taza de bicarbonato de sodio. Vierte la mezcla en el drenaje y deja reposar por al menos 15 minutos. Una vez que haya pasado el tiempo, vierte agua caliente y listo.
La pasta es un alimento que no puedes faltar en tu alacena, ya que es económico, versátil y muy rendidor. Puedes usar este ingrediente para preparar deliciosas pastas con salsa boloñesa o pesto, así como para preparar sopas y ensaladas. A pesar de ser un alimento básico en todas las cocinas, aún existen muchos mitos alrededor de la pasta, pues se dice que engorda y que es malo para la salud, sin embargo, esto es tan solo un mito. Un estudio publicado en 2016 comprobó que comer pasta no se relaciona con la obesidad, al contrario, los italianos tienden a ser más delgados. Esto también se debe a que adoptan la dieta mediterránea, la cual es rica en vegetales, frutas, pasta, pescados y mariscos, aceite de oliva y granos. Aunque goza de gran popularidad en todo el mundo, es muy común que la pasta se bata, pues suele cocinarse de más o de manera incorrecta. En kiwilimón sabemos que esto es muy molesto, por esto te decimos cómo cocinar la pasta al dente, para que todos tus platillos queden aún más deliciosos.También puedes leer: Los 10 platillos típicos de italia más populares en el mundo¿Cómo cocinar la pasta para que no se bata?Cocinar la pasta de manera adecuada es muy fácil, solo tienes que seguir los siguientes consejos. En cuanto a la cocción de este ingrediente, el afamado chef Gordon Ramsey señala lo siguiente: Es importante usar la cantidad de agua adecuada, para que la pasta se cocine de manera uniforme.Añadir una buena cantidad de sal es esencial para una buena pasta.Añade un poco de aceite de oliva al agua para la cocción, de esta manera no se pegará.Espera hasta que el agua esté hirviendo para añadir la pasta.La pasta larga, como el espagueti, necesita alrededor de 8 o 10 minutos de cocción. En el caso de la pasta corta, esta necesita entre 10 y 12 minutos de cocción, mientras que la pasta fresca solo necesita de 3 a 5 minutos.Para determinar si tu pasta ya está lista, solo debes tomar un poco, espera unos segundos a que se enfríe y pruébala. Esta deberá tener una consistencia un poco dura, pero comestible.Una vez que la pasta este al dente, deberás colarla, pero recuerda guardar un poco de agua de la cocción, pues esto le dará más sabor a la salsa.El chef Ramsey recomienda añadir un toque de sal, pimienta y aceite de oliva a la pasta una vez que esté cocidaTambién puedes leer: 10 tips para cocinar pasta¿Cuánta agua necesito para cocinar la pasta?Si quieres una pasta al dente y no batida, debes comenzar por añadir la cantidad correcta de agua. Según los expertos, debes añadir 1 litro de agua por cada 100 gramos de pasta.Cosas que debes evitar al cocinar pastaAdemás de considerar la cantidad de agua, añadir aceite de oliva y poner mucha atención en el tiempo de cocción, también debes evitar ciertas cosas a la hora de cocinar pasta.Nunca enjuagues la pasta recién cocida bajo el chorro de agua fría, pues obtendrá una consistencia gomosa que a nadie le gusta.No muevas mucho la pasta, hazlo solamente cada 3 minutos.Añade toda la pasta al mismo tiempo, pues así se cocerá uniformemente.¡No tires el agua de la cocción! Recuerda guardar un poco de este líquido, le dará un sabor delicioso a la salsa.También puedes leer: Top 5 de las mejores pastasLas mejores recetas de pastaPrueba las mejores recetas de pasta que solo kiwilimón tiene para ti, hay una receta para cada gusto.Delicioso Espagueti con AlbóndigasEspagueti a los Tres Quesos con JamónEspagueti PoblanoPasta con Queso Feta HorneadoEspagueti con Salsa de Pimiento MorrónPasta con Camarones al Ajillo CaseraEspagueti a la MilpaPasta Cremosa con Pollo BBQEspagueti rojo en RefractarioPasta con PolloEspagueti con Salsa de ChampiñonesPasta Cremosa en Salsa de JitomateEspagueti de Calabacita a la MexicanaEspagueti Hawaiano con Jamón y PiñaEspagueti Verde con Pollo
Es difícil imaginar una cena de Acción de Gracias sin el clásico puré de papa, el popular puré de camote, la deliciosa salsa de arándanos, el tradicional mac & cheese, el icónico pay de calabaza y, por supuesto, el característico pavo al centro de la mesa. Esta escena se repite múltiples veces en series de televisión, películas y anualmente en millones de hogares a lo largo y ancho de los Estados Unidos el cuarto jueves de noviembre. El Thanksgiving Day es tan importante en los Estados Unidos que está catalogado como la fiesta familiar más grande del país, pues moviliza a un número importante de personas que ansían reunirse con familiares o amigos para disfrutar de la tradicional cena de Acción de Gracias. Si bien, expresar el agradecimiento por las buenas cosechas es una actividad muy común en los distintos festivales que se celebran alrededor del mundo, el concepto de la cena del Día de Acción de Gracias se remonta a un festín entre peregrinos ingleses que fundaron la colonia de Plymouth—actualmente Massachusetts—y los indígenas de la tribu de los Wampanoag. Aunque no se sabe la fecha exacta de ese mítico festín, se considera que la primera cena de Día de Acción de Gracias de la historia tuvo lugar en 1621, pues el cronista peregrino Edward Winslow hizo mención de los preparativos previos en una carta: “Ya que aseguramos nuestra cosecha, nuestro gobernador envió a cuatro hombres a cazar aves para que podamos alegrarnos juntos una vez que hemos reunido los frutos de nuestro trabajo. Los cuatro mataron tantas aves en un día que, con un poco de ayuda, duraron para la compañía casi una semana.” Por si fuera poco, Edward Winslow describe más adelante lo que parece ser la primer cena de Acción de Gracias de la que se tiene registro: “En ese momento, entre otras actividades, usamos nuestras armas, muchos de los nativos vinieron con nosotros, y entre ellos estuvo su gran rey Massasoit, con unas noventa personas, a quienes entretuvimos y celebramos durante tres días, y ellos salieron y cazaron cinco venados, que trajeron a la plantación y los concedieron a nuestro gobernador, al capitán y a algunos otros. Y a pesar de que no siempre será tan abundante, por la gracia de Dios, estamos tan lejos de la necesidad que deseamos compartir con ustedes nuestra abundancia”. De acuerdo con distintos historiadores, es poco probable que el pavo fuera el única ave al centro de la mesa en los festines de fin de la cosecha, pues diferentes productos de la cosecha, venados, cisnes, gansos, patos, y otras aves pequeñas también pudieron haber sido parte del menú como lo indica el recuento de Edward Winslow. Con el paso de los años, la tradición de expresar el agradecimiento por las buenas cosechas con un banquete se convirtió en una actividad habitual en Nueva Inglaterra y su popularidad fue tal que en 1863 que el presidente Abraham Lincoln proclamo el Día de Acción de Gracias como feriado nacional anual que se celebra hasta nuestros días.
Es difícil imaginar una cena de Acción de Gracias sin el clásico puré de papa, el popular puré de camote, la deliciosa salsa de arándanos, el tradicional mac & cheese, el icónico pay de calabaza y, por supuesto, el característico pavo al centro de la mesa. Esta escena se repite múltiples veces en series de televisión, películas y anualmente en millones de hogares a lo largo y ancho de los Estados Unidos el cuarto jueves de noviembre. El Thanksgiving Day es tan importante en los Estados Unidos que está catalogado como la fiesta familiar más grande del país, pues moviliza a un número importante de personas que ansían reunirse con familiares o amigos para disfrutar de la tradicional cena de Acción de Gracias. Si bien, expresar el agradecimiento por las buenas cosechas es una actividad muy común en los distintos festivales que se celebran alrededor del mundo, el concepto de la cena del Día de Acción de Gracias se remonta a un festín entre peregrinos ingleses que fundaron la colonia de Plymouth—actualmente Massachusetts—y los indígenas de la tribu de los Wampanoag. Aunque no se sabe la fecha exacta de ese mítico festín, se considera que la primera cena de Día de Acción de Gracias de la historia tuvo lugar en 1621, pues el cronista peregrino Edward Winslow hizo mención de los preparativos previos en una carta: “Ya que aseguramos nuestra cosecha, nuestro gobernador envió a cuatro hombres a cazar aves para que podamos alegrarnos juntos una vez que hemos reunido los frutos de nuestro trabajo. Los cuatro mataron tantas aves en un día que, con un poco de ayuda, duraron para la compañía casi una semana.” Por si fuera poco, Edward Winslow describe más adelante lo que parece ser la primer cena de Acción de Gracias de la que se tiene registro: “En ese momento, entre otras actividades, usamos nuestras armas, muchos de los nativos vinieron con nosotros, y entre ellos estuvo su gran rey Massasoit, con unas noventa personas, a quienes entretuvimos y celebramos durante tres días, y ellos salieron y cazaron cinco venados, que trajeron a la plantación y los concedieron a nuestro gobernador, al capitán y a algunos otros. Y a pesar de que no siempre será tan abundante, por la gracia de Dios, estamos tan lejos de la necesidad que deseamos compartir con ustedes nuestra abundancia”. De acuerdo con distintos historiadores, es poco probable que el pavo fuera el única ave al centro de la mesa en los festines de fin de la cosecha, pues diferentes productos de la cosecha, venados, cisnes, gansos, patos, y otras aves pequeñas también pudieron haber sido parte del menú como lo indica el recuento de Edward Winslow. Con el paso de los años, la tradición de expresar el agradecimiento por las buenas cosechas con un banquete se convirtió en una actividad habitual en Nueva Inglaterra y su popularidad fue tal que en 1863 que el presidente Abraham Lincoln proclamo el Día de Acción de Gracias como feriado nacional anual que se celebra hasta nuestros días.
NEWSLETTER
Suscribirme al Newsletter
PUBLICIDAD
PUBLICIDAD