Ya no más lágrimas al cortar cebollas
Recetas Fáciles

Ya no más lágrimas al cortar cebollas

Por Kiwilimón - August 2012
Cuando cortamos cebolla, en la mayoría de las ocasiones las lágrimas se hacen presentes. Esto pasa una y otra vez, pero ahora esto ha sido solucionado. Para que tengas una idea más clara de por qué lloramos cuando pelamos cebollas, es básicamente gracias a que la cebolla es una fuente rica en vitaminas (B3, B6, C, E), potasio, calcio, magnesio, proteínas, fécula y otros compuestos esenciales. Las lágrimas aparecen por los aceites volátiles que le confieren su sabor característico y que contienen un tipo de moléculas orgánicas denominadas sulfóxidos de aminoácidos. Al cortar el tejido de una cebolla, se liberan unas enzimas llamadas alinasas que convierten a estas moléculas en ácidos sulfénicos, que a su vez forman el verdadero agente desencadenante de las lágrimas: el syn-propanotial-S-óxido. Las terminaciones nerviosas de la córnea detectan el compuesto y surge el picor de ojos. Las gándulas lacrimales se activan, entonces, para eliminar la irritación. La formación del syn-propanotial-S-óxido alcanza el máximo 30 segundos después de practicar el primer corte a la cebolla y completa su ciclo al cabo de 5 minutos. Solución Ahora para evitar el resultado de cortar cebollas, se puede optar por usar unas gafas diseñadas para tal motivo. La empresa ThinkGeek es la que nos aporta esta alternativa tecnológica y funcional. Además, tienen un diseño completamente aerodinámico y está hecho con materiales resistentes para uso rudo en la cocina. Son una alternativa muy viable para quienes sufren cortando cebollas. Se pueden comprar en diferentes colores. Su costo es de aproximadamente $25 dólares (más gastos de envío a cualquier parte del mundo). Partiendo de dicha explicación, el funcionamiento de estas gafas es sencillo. Lo que hacen es formar un compartimento estanco con tu cara y las gomas que llevan incluidas evitando que esos aceites volátiles entren en tus ojos y provoquen las características lágrimas.

Recetas de cocina

Ahora que ya tienes una solución a tu problema contra las cebollas, aquí te dejamos algunas recetas que incluyen este ingrediente. Toma nota. (recomendamos hacer click en el título de la receta para ver más detalles de la misma) La mejor sopa de cebolla Sopa de cebolla con tomillo gratinada con queso gruyere. Una de las mejores recetas de sopa de cebolla que he probado. Dip de Cebolla Caramelizada Este rico dip le encantará a tus invitados y es muy fácil de hacer. Una rica mezcla de cebolla caramelizada con queso parmesano y queso crema. Aros Souffle de Cebolla Aros de cebolla con un toque de cerveza para las picadas o entradas. Sopa de Cebolla con Queso Gruyere La sopa de cebolla es un platillo clásico francés y realmente un manjar. Siga los pasos exactos y tómese el tiempo de asegurarte de que salga espectacular, vale la pena. Salsa de Cebolla Morada Receta de salsa de cebolla morada en escabeche para acompañar la cochinita pibil, un típico plato mexicano. Sopa de Cebolla Light Una versión ligera de la rica sopa de cebolla francesa. Esta versión lleva un poco de aceite de oliva en vez que mantequilla, pan integral y poco queso, pero aún así es deliciosa. Ensalada Chilena de Jitomate y Cebolla Súper fácil y rica ensalada de jitomate y cebolla amortiguada.
Califica esta receta
Calificaciones (0)
Sé el primero en dar una calificación
PUBLICIDAD
Lo mas leído
Tú, ¿tomas tu café con azúcar, o jarabe de agave, sucralosa, sacarina, hojas de estevia, etc.? Hoy en día, más allá de los tradicionales cubitos de azúcar o el delicioso piloncillo, existen muchas opciones en el mercado para endulzar los alimentos y las bebidas. Si aún no conoces las alternativas para el azúcar, aquí te contamos todo lo que debes saber sobre los edulcorantes. ¿Qué son los edulcorantes?Los edulcorantes son sustancias que dan sabor dulce a los alimentos, pero que tienen menos calorías. Existen endulzantes o edulcorantes no calóricos (ENC) naturales, como las hojas de estevia, y artificiales, que se obtienen a través de procesos químicos, como la sucralosa. La principal función de estos aditivos es añadir dulzor a las preparaciones de alimentos o bebidas sin aportar tantas calorías, como lo haría una cucharadita de azúcar tradicional. La concentración de algunos endulzantes artificiales, como el aspartamo, es tan alta que solo se requiere una pequeña cantidad para endulzar. ¿Cuáles son los edulcorantes más conocidos?Los edulcorantes se pueden dividir en naturales y artificiales. Los primeros son básicamente alimentos que por su composición natural son dulces, y los segundos se generan de manera sintética. Edulcorantes naturales:Jugos y néctares de frutasMiel de abejaMelazaJarabe de arce o de agave  Edulcorantes artificiales: Sacarina: suele emplearse en bebidas instantáneas, refrescos, dulces, repostería, gelatinas, etc. Aspartamo: es 200 veces más dulce que el azúcar y resalta los sabores de los cítricos y algunas frutas. Ciclamato: por lo general se usa junto con la sacarina para potenciar el sabor de ambos aditivos. ¿Qué beneficios tiene el consumir edulcorantes?Mucho se ha hablado sobre el consumo de edulcorantes. Algunas personas consideran que sustituir el azúcar de caña por endulzantes sintéticos es una manera de perder peso, mientras que otros consideran que estos pueden ser nocivos para la salud. La realidad es que el uso de estos aditivos depende de las necesidades de cada persona.De acuerdo con la FDA (Food and Drug Administration), la oficina encargada de supervisar todo lo relacionado con alimentos y medicinas en Estados Unidos, el uso de sustitutos de azúcar es seguro para la población en general, siempre y cuando se haga con moderación. De cualquier manera, es importante que un médico supervise tu alimentación si cuentas con alguna condición médica, como diabetes. ¿Cómo puedo integrar los edulcorantes en mi dieta diaria? Disminuir el consumo de calorías es posible si se sustituye el azúcar normal por algún endulzante no calórico. La manera más sencilla de incluirlos en tu alimentación es dejar de añadir azúcar al café o las bebidas, y endulzarlos con sucralosa o estevia, por ejemplo. En cuanto a la preparación de alimentos, se recomienda usar la sucralosa para cocinar recetas horneadas o calientes, y la estevia para platillos fríos o bebidas. Sustituir el azúcar es muy fácil. En esta infografía te compartimos las equivalencias para que sepas cuánto edulcorante necesitas según las cantidades de azúcar que indica una receta.
Los mariscos son deliciosos, pero también pueden ser peligrosos si no se refrigeran apropiadamente. Evita problemas de salud conociendo cómo debes almacenar los mariscos y los días que pueden durar refrigerados.Primero que nada, ¿en qué debes fijarte para elegir mariscos en buen estado?Si un marisco se encuentra ya en estado de descomposición, no importa si lo guardas en el refrigerador o en el congelador, simplemente ya no sirve y no debes usarlo para cocinar. Estos son los principales aspectos que debes revisar al momento de comprar mariscos:Los caparazones de los mariscos, como las ostras o las almejas, deben estar enteros, es decir, sin grietas. Si te encuentras con un caparazón quebrado, no compres ese marisco.Para comprobar la frescura de los mejillones, ostras y almejas hay un truco muy sencillo. Golpea suavemente el caparazón. Si este se cierra, esto significa que el marisco aún está vivo, en caso contrario, mejor no lo compres.Los cangrejos y las langostas deben comprarse vivos, ya que se echan a perder muy rápidamente. Así que cuando los vayas a comprar asegúrate de que las patas se mueven, el caparazón está firme y la cola se encuentra recogida (no extendida).¿Cuántos días duran los mariscos refrigerados?Es muy importante que prestes atención a la manera en que guardas los mariscos. A diferencia de la carne de res que puede estar en el refrigerador sin problemas por varios días, los mariscos tienen una caducidad mucho menor. Recuerda que el consumir mariscos pasados o en mal estado puede provocar alguna infección o problema de salud, así que mejor ahórrate esos inconvenientes almacenando los mariscos de acuerdo con estas indicaciones.Los camarones, ostiones, langosta y calamares frescos solo pueden refrigerarse dos días (no más). En el congelador tienen un mayor tiempo de caducidad, ya que aguantan entre tres y seis meses.En el caso de los mariscos cocidos, si se cocina el mismo día que se consume, pueden refrigerarse hasta tres días. Si no preparaste tú la comida, checa directamente con el fabricante las indicaciones de consumo para saber cuánto tiempo más puede almacenarse el platillo en el refrigerador.De cualquier manera, es muy importante que antes de consumir mariscos (cocidos o frescos) que han estado refrigerados o congelados, revises su estado general. El olor de estos nunca debe ser agrio o parecido al amoniaco.Aunque no son mariscos, los pescados también deben almacenarse con cuidado para evitar que se descompongan. La recomendación es que los pescados (magros y grasos) pueden estar en el refrigerador como máximo dos días, y en el congelador desde seis hasta ocho meses.Recuerda revisar periódicamente la temperatura de tu refrigerador, la cual debe estar en 4° C, y la del congelador en -18° C.¿Te encantan los mariscos? Entonces no puedes perderte estas recetas fáciles: Tostadas de pulpo adobadoAros de Calamar en caldo de mostaza picositaEsquites de camarón y chile guajillo
Tú, ¿tomas tu café con azúcar, o jarabe de agave, sucralosa, sacarina, hojas de estevia, etc.? Hoy en día, más allá de los tradicionales cubitos de azúcar o el delicioso piloncillo, existen muchas opciones en el mercado para endulzar los alimentos y las bebidas. Si aún no conoces las alternativas para el azúcar, aquí te contamos todo lo que debes saber sobre los edulcorantes. ¿Qué son los edulcorantes?Los edulcorantes son sustancias que dan sabor dulce a los alimentos, pero que tienen menos calorías. Existen endulzantes o edulcorantes no calóricos (ENC) naturales, como las hojas de estevia, y artificiales, que se obtienen a través de procesos químicos, como la sucralosa. La principal función de estos aditivos es añadir dulzor a las preparaciones de alimentos o bebidas sin aportar tantas calorías, como lo haría una cucharadita de azúcar tradicional. La concentración de algunos endulzantes artificiales, como el aspartamo, es tan alta que solo se requiere una pequeña cantidad para endulzar. ¿Cuáles son los edulcorantes más conocidos?Los edulcorantes se pueden dividir en naturales y artificiales. Los primeros son básicamente alimentos que por su composición natural son dulces, y los segundos se generan de manera sintética. Edulcorantes naturales:Jugos y néctares de frutasMiel de abejaMelazaJarabe de arce o de agave  Edulcorantes artificiales: Sacarina: suele emplearse en bebidas instantáneas, refrescos, dulces, repostería, gelatinas, etc. Aspartamo: es 200 veces más dulce que el azúcar y resalta los sabores de los cítricos y algunas frutas. Ciclamato: por lo general se usa junto con la sacarina para potenciar el sabor de ambos aditivos. ¿Qué beneficios tiene el consumir edulcorantes?Mucho se ha hablado sobre el consumo de edulcorantes. Algunas personas consideran que sustituir el azúcar de caña por endulzantes sintéticos es una manera de perder peso, mientras que otros consideran que estos pueden ser nocivos para la salud. La realidad es que el uso de estos aditivos depende de las necesidades de cada persona.De acuerdo con la FDA (Food and Drug Administration), la oficina encargada de supervisar todo lo relacionado con alimentos y medicinas en Estados Unidos, el uso de sustitutos de azúcar es seguro para la población en general, siempre y cuando se haga con moderación. De cualquier manera, es importante que un médico supervise tu alimentación si cuentas con alguna condición médica, como diabetes. ¿Cómo puedo integrar los edulcorantes en mi dieta diaria? Disminuir el consumo de calorías es posible si se sustituye el azúcar normal por algún endulzante no calórico. La manera más sencilla de incluirlos en tu alimentación es dejar de añadir azúcar al café o las bebidas, y endulzarlos con sucralosa o estevia, por ejemplo. En cuanto a la preparación de alimentos, se recomienda usar la sucralosa para cocinar recetas horneadas o calientes, y la estevia para platillos fríos o bebidas. Sustituir el azúcar es muy fácil. En esta infografía te compartimos las equivalencias para que sepas cuánto edulcorante necesitas según las cantidades de azúcar que indica una receta.
Tener hierbas y verduras frescas todo el tiempo es más sencillo de lo que crees. Solo hace falta que cultives unas cuantas cosas en tu hogar. Aquí te explicamos qué verduras y hierbas necesitas para comenzar un huerto en casa.AlbahacaEsta planta requiere de temperaturas cálidas para germinar, por lo que es recomendable sembrarla durante la primavera. Coloca la tierra dentro de la maceta y después pon las semillas en la superficie. Cubre con una capa de tierra muy ligera y finalmente humedécela con un atomizador. La albahaca  necesita luz para crecer, así que lo mejor es ponerla en un lugar de tu casa que esté iluminada por el sol. RomeroEl romero puede sembrarse a partir de otra planta. Lo único que debes hacer es elegir una ramita joven con brotes. Corta más o menos 10 cm de rama usando unas tijeras bien afiladas. Retira las hojitas de los últimos 4-5 cm para que quede la rama sola. Colócala dentro de un vaso con agua en un lugar cálido sin que reciba luz directa del sol. Cambia el agua cada tercer día. Espera unas 6 semanas para que la rama crezca las raíces y después traspasa la plantita a una maceta. MentaLa menta es otra planta que también puede cultivarse con las ramas de otra planta. El proceso es muy similar al del romero. Debes cortar una ramita de unos 8 cm, justo debajo del punto donde surgen las hojas. Coloca las ramas dentro de un vaso con agua en un espacio bien iluminado y con suficiente ventilación. Cuando veas que las raíces han crecido lo suficiente (esto normalmente ocurre en un par de semanas) traspasa la planta a una maceta. LechugaAl igual que las hiernas, la lechuga es un alimento que puede reproducirse infinitamente (con los cuidados necesarios). Corta la lechuga a unos centímetros del corazón y después colócala en un bowl con muy poca agua. Déjala en un lugar soleado y cambia el agua todos los días. Después de unos días comenzarán a salir retoños; ese es el momento justo para plantarla. Espera a que crezca unos 15 cm para cortarla nuevamente.ApioLimpia con agua la base de un apio y ponla dentro de un envase con agua en un lugar soleado. Cambia el agua cada tercer día y usa un atomizador para humedecer la planta. Después de una semana, más o menos, debes pasar la planta a una maceta. Ten cuidado de no cubrir con tierra las hojitas nuevas y de mantener la planta bien regada.Así de fácil ya puedes comenzar tu propio huerto en casa. Como puedes ver no necesitas herramientas especiales o un lugar súper acondicionado para hacerlo. Basta con que consigas algunas semillas, ramitas o restos de verdura para cultivar tus primeras plantitas. Comienza tu huerto y cuéntanos cómo te va.
PUBLICIDAD
NEWSLETTER
Suscribirme al Newsletter
PUBLICIDAD